El martes 2 de diciembre el mundo se une para dar

No dejes de participar en #UnDíaParaDar
Ya va quedando menos para que organizaciones de todo el mundo y gracias a dar visibilidad a sus causas, pueden conseguir más y mejores donaciones. Hablamos de #UnDíaParaDar. Una jornada que se viene celebrando ya durante un par de años y a través de la cual se busca incentivar y multiplicar las acciones positivas de las personas.

Desde la organización de este movimiento nos comparten una serie de consejos para que si eres una organización sin fin de lucro, aproveches todo el potencial de este día. Aquí van:

1. Viste tu sitio y redes sociales de #UnDíaParaDar. Para hacer esto puedes ingresar aquí y utilizar los recursos que te facilita la página. No dejes de aprovechar las imágenes.

2. Pídele a tus amigos y seguidores que se sumen a este día con una simple acción, que tomen una foto a sus manos, y en una pongan #UnDiaParaDar y en la otra el nombre de la organización que apoyan. Esta es una buena táctica para que compartiendo en las redes motiven a otros a hacer lo mismo. Ah! que no olviden utilizar el hashtag #UnDíaParaDar al compartir.

3. Contacta a la prensa para que te ayuden a difundir este día. Muchos medios van a estar hablando sobre esto, por lo que tu organización puede aprovechar este momento para lograr apariciones en prensa. Aquí puedes descargar un modelo, donde deberás agregar los datos e información de tu organización.

4. Envía un email a todos tus contactos, contándoles la importancia de donar y/o difundir en este día. Puedes hacer un envío segmentado, a quienes son tus actuales donantes pedirles que te ayuden a difundir (con la idea de la foto de las manos por ejemplo!). A quienes aún no son tus donantes, contándoles la importancia de dar en este día.

5. Aprovecha la oportunidad para estrechar lazos con tus aliados y patrocinadores. Puedes contactar a las empresas que apoyan tu misión y pedirles que pongan un banner en su web o envíos de email durante ese día para llegar a más personas. Aquí encontrarán banners diseñados para web, pueden dirigirlos a sus webs o formularios de donación.

6. Pídele a los miembros de la organización, voluntarios, comisión directiva, que pongan en su firma una imagen de #UnDíaParaDar. Les recomendamos que la misma éste enlazada a su formulario de recaudación del evento o a sus redes sociales.

7. Facilita algunos mensajes para los que se quieran sumar pero tengan poco tiempo. De este modo sólo tendrán que copiar y pegar. Un ejemplo: Yo me sumo a #UnDiaParaDar donando a @nombredetuorganización.

Hasta ahora hay casi 1.000 organizaciones registradas. Si la tuya aún no lo está, no pierdas la oportunidad.

Ah! y si no eres organización, pero eres una persona o una empresa y quieres saber de qué modo puedes participar, no dejes de visitar la página web donde encontrarás pistas para que si quieres hacer tu parte, por supuesto no te quedes con las ganas.

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , , ,



¿Te para el miedo al fracaso o al éxito?

Indecisión

Del usuario Flickr ‘DeeAshley’ vía Creative Commons

Obstáculo #5 para transformar tus buenas intenciones en acción: ¿Y si fracaso?…

Entre los obstáculos que impiden a las personas pasar de la intención a la acción, encontramos a menudo el miedo al fracaso. La otra cara de la moneda y quizás no tan común, es no tanto el miedo al fracaso, sino el miedo al éxito. Vayamos por partes:

Miedo al fracaso: la imagen social

Arrastrando en muchos casos lastres culturales o hábitos y creencias ampliamente extendidas, existen culturas en las que el fracaso está estigmatizado. Muchos son los que querrían intentarlo pero piensan cosas como estas:

  • “Y si lo intento y me sale mal, ¿qué van a pensar de mi?”

  • “¿Y si la gente piensa que esta idea es absurda?”

  • Los hay que lo intentan, fracasan y se dicen: “Ves, ya sabía yo que esto no iba a salir bien”, reafirmándose en su propia incapacidad en lugar de valorar lo aprendido.

  • La ‘capacidad de sacrificio’ juega también una parte importante: “Uff, empezar de cero es mucho trabajo… ¿y si luego no funciona?”. 

 

Miedo al fracaso: mundo de oportunidades

Otras culturas sin embargo, miran el fracaso como una herramienta para poder lograr la excelencia, una oportunidad para aprender y seguir adelante. Son capaces de transformar algo potencialmente ‘negativo’ como el fracaso, en una herramienta a su favor.

Esta forma de mirar el fracaso, entiende que sin equivocarte no podrás entender ciertas cosas y sin entender ciertas cosas, no podrás intentarlo otra vez, mejorarlo y hacer realidad tu idea. Es más, en estas culturas hay inversores que cuando tienen que apostar por una idea, afirman que solo lo hacen por proyectos que ya han experimentado el fracaso previo. Entienden que solo intentando y entendiendo qué falló, la persona será capaz de hacer funcionar aquello que se propone.

En definitiva, en este tipo de culturas fundamentalmente anglosajonas, está mejor visto tener una intención, intentarlo y fracasar, que no intentarlo en absoluto.

 

Miedo al éxito: responsabilidad y compromiso

pulgares arriba

Del usuario “Shelly T.” vía Creative Commons

Un tercer tipo de miedo a intentarlo, es el de aquellos que no dan el paso no por miedo a fracasar, sino por miedo a triunfar. ¿Nunca has tenido la sensación de que si comenzaras algo y trabajases a conciencia en ello, funcionaría?. Entonces ¿por qué no lo intentaste? Quizás pueda ser debido a alguno de estos pensamientos:

  • “Si sale bien, ¿estoy dispuesto a asumir el trabajo y responsabilidad que esto puede suponer?”

  • “¿Y si comienzo a desarrollar esto, funciona y me doy cuenta que tampoco es realmente lo que quiero?”.

  • “En realidad mi vida no está tan mal así”. Te autoconvences de que es mejor lo que tienes que lo que pueda venir.

Como ven, nuestros pensamientos a menudo condicionan lo que nos atrevemos o no a hacer en función de nuestros miedos. Si cambiamos nuestros pensamientos, podemos cambiar el mundo.

Es por eso que te invitamos a preguntarte qué te está parando para pasar a la acción. Idéntificalo y pregúntate ¿y cuál es el coste de no intentarlo?, ¿es mejor seguir imaginando lo que pasaría y no hacer nada?. Acabo la entrada con esta frase de Thomas Edison, el cual probó hasta 10.000 bombillas para finalmente conseguir que la primera luciese.

“No he fracasado, he encontrado 10.000 formas de generar electricidad que no funcionan”.

¿Qué te sugiere?. En qué lado estás, ¿tienes miedo al fracaso, al éxito o quizás desde hoy pondrás más atención a lo que quieres que a los pensamientos que te paran?

En la serie “De la intención a la acción” analizaremos cuáles son los obstáculos más comunes que las personas encuentran y que les impiden transformar sus buenas intenciones en acción. Trataremos de encontrar las claves para revertir el obstáculo y ayudarte a seguir adelante.

Tags: , ,



¿Está el ‘trabajo’ gratuito matando el voluntariado?

voluntarios

¿Estamos dando al voluntariado la atención y el reconocimiento que merece?

Muchas organizaciones dependen del trabajo voluntario para avanzar, pero sin embargo también en muchos casos las organizaciones no destinan suficientes recursos a identificar, formar, empoderar, acompañar y generar lealtad en los voluntarios.

Por un lado muchas organizaciones necesitan desesperadamente el talento profesional pero se encuentran con dos barreras: la necesidad de retener talento así como buenos líderes.

Un dato interesante: entre 2005 y 2006, el porcentaje de voluntarios en Estados Unidos que no continuaron con sus labores de voluntariado se incrementó del 32 al 36%.

Por otra parte en 2007 un estudio de Young Nonprofit Professionals Network determinó como el 45% de los trabajadores del tercer sector, predecían que su siguiente trabajo no sería dentro de organizaciones sin fines de lucro.

Estos son números extraídas de una realidad, la norteamericana, que en muchas maneras es diferente a la nuestra. No hemos podido identificar cifras representativas de nuestros países o en global para la región, pero eso nos da una idea de por donde podamos estar también nosotros avanzando.

¿Hay algo que podamos hacer para de alguna forma resolver estos? Este artículo de Stanford Social Innovation Review nos da algunas pistas interesantes. Les compartimos algunas de las raz0nes por las que los voluntarios acaban desistiendo:

  • vol_profesional

    Hay un gran potencial de talento ahí fuera queriendo aportar

    Usa las habilidades profesionales, no solo la mano de obra: a menudo usamos voluntarios para cosas puntuales, en lugar de aprovechar sus conocimientos y talentos a largo plazo. Igual que puedes pensar en una necesidad inmediata como pintar la fachada de tu asociación, proyecta una manera de usar habilidades profesionales de voluntarios no puntualmente si no a lo largo del tiempo. Esto puede marcar una gran diferencia y el voluntario no se queda pensando después de un día de trabajo. Muy bien, y ahora qué…

  • Reconoce la labor de los voluntarios: las organizaciones necesitamos de verdad generar una cultura en la que el voluntario sea una pieza esencial de nuestra cultura organizacional. El artículo menciona como a menudo en los informes anuales las organizaciones muestran las donaciones recibidas, incluso nombran a los donantes pero pocas de ellas hacen lo mismo con los voluntarios.
  • El trabajo voluntario no es gratis, mídelo, valóralo: este punto es importante. Si en lugar de recibir el tiempo del voluntario gratis, tuviésemos que pagar, ¿de cuánto dinero estaríamos hablando al final del año?. ¿Quién piensa en eso? A menudo pocas organizaciones hacen esta conversión, lo que muestra de alguna forma cuánto de en serio toman a sus voluntarios. Cuando se tienen datos del valor monetario de estos voluntarios, se tiende a ver más su valor y a invertir en su talento, retención y reconocimiento.
  • Forma e invierte en tus voluntarios: es común ver como las organizaciones no apuesten por invertir recursos económicos y humanos para formar voluntarios, planificar sus tareas o interactuar con la gente de dentro de la organización. De igual forma, a menudo no existe quién de forma regular tenga como labor dentro de la organización trabajar estos puntos.
  • Proveer liderazgo para y con los voluntarios. El estudio señala como incluso cuando la organización se sostiene casi básicamente con trabajo voluntario, a menudo el foco no está puesto en ellos y cita algo que un director de una organización compartió: “El 90% de nuestro trabajo lo llevan a cabo voluntarios y aún así, nuestro plan estratégico no hace mención de ellos”.

La conclusión es bien interesante. El autor se pregunta ¿por qué es que el voluntariado no se respeta más? ¿Por qué no se invierte más en los voluntarios? Y volvemos al lenguaje, tan poderoso a veces. Menciona cómo un problema pueda ser la misma palabra en sí. “Voluntario” no dice nada sobre la naturaleza del servicio que se ofrece o su valor, lo único que implica es que es gratis y que por ello, quizás sería una buena idea comenzar a usar diferente terminología llamando a cada uno por lo que realmente le define, en lugar de voluntario, que a una persona se la identifique como por ejemplo “planificador de proyectos” o “consejero legal”…

Por otra parte también se menciona como a veces se piensa en el voluntariado para tareas comunes, no para tareas esenciales. Por ejemplo si los voluntarios no hubiesen pintado esa fachada, la organización ¿hubiese pagado a alguien por hacerlo? Afirman que cuando quienes dirigen las organizaciones sean capaces de ver, atraer y valorar que los voluntarios pueden desempeñar trabajo altamente cualificado por el que sí, las organizaciones en caso de necesitarlo hubiesen pagado por ello, el voluntariado comenzará a ganar más del respeto que merece.

¿Qué te parecen estos puntos de vista? Cómo organización o voluntario, ¿crees que el voluntariado es suficientemente valorado? Si no es así, ¿cuáles crees que son los motivos?. Compártenos tu experiencia para enriquecer la discursión.

Si te gustó esta entrada, también te interesará: “¿Está bien visto ganarse la vida haciendo el bien?

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , , , , , ,



Comunidad Wingu responde tus dudas sobre tecnología

imagen2

Comunidad Wingu, la primera plataforma online colaborativa que permite compartir y generar conocimiento sobre tecnología para Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) de América Latina ha sido rediseñada para ser más funcional. ¡Ahora hacer preguntas y encontrar respuestas es mucho más fácil!

Como ONG puedes:

  • Realizar consultas o plantear dudas respecto a tecnología en OSC;
  • Compartir conocimiento, responder o dar consejos a otros miembros de la Comunidad;
  • Conocer a otras personas con problemas tecnológicos similares;
  • Compartir ideas o encontrar nuevas formas de utilizar la tecnología.

¿Cómo hago uso de esta herramienta?

  • Preguntalas organizaciones de la sociedad civil pueden formular preguntas relacionadas con temas de tecnología utilizando cualquiera de las nueve categorías existentes:
  1. Base de datos
  2. Donaciones online
  3. Gestión contable
  4. Herramientas colaborativas
  5. Otras Herramientas
  6. Publicidad Online
  7. Recursos
  8. Redes sociales
  9. Sitios web
  • Responde:  si conoces la respuesta, comparte tu conocimiento, este es el propósito de esta maravillosa idea: hacer que más y más organizaciones aprovechen los recursos tecnológicos disponibles. Para empezar puedes hacer clic en ‘Responde‘, en el centro de la pantalla. Te aparecerán todas las preguntas que aún no han recibido respuesta.
  • Descubre: quizás tu pregunta ya haya sido respondida por otros. Delimita tu búsqueda usando palabras y/o frases clave por medio del buscador o seleccionando la categoría pertinente. Para mayor información sobre cómo usar el sitio, haz clic aquí.

Organizaciones, ¡anímense y hagan uso de esta herramienta que les permitirá adquirir nuevo conocimiento sobre tecnología para difundir su misión y así poder ayudar a muchos más! En Idealistas, siempre apoyamos iniciativas que fomenten la solidaridad y que incentiven a individuos y organizaciones a pasar a la acción. Y recuerda que…

Screen shot 2013-09-10 at 1.37.00 PM

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , , , ,



¿Cuando las ONG pierden su foco?

¿Hacia dónde voy?

¿Hacia dónde voy?

Ya sea por el desasosiego de no saber qué hacer, las crisis del momento o por el constante reinventar de la sociedad, muchas organizaciones sociales en algún momento pierden su foco o su razón de ser. Pero sin importar la causa y ni siquiera por cuánto tiempo hemos estado recorriendo el camino equivocado, todas las organizaciones sociales deberíamos de forma regular evaluar en qué punto nos encontramos.

¿Qué situaciones nos hacen perder nuestro centro?

  • Cuando empezamos a pelear por fondos con otras organizaciones – Perdemos el foco cuando en lugar de centrarnos en nuestra misión que es precisamente el ayudar a una comunidad, peleamos por quién se queda con los fondos. Los fondos son un medio para lograr el impacto social deseado, no la finalidad.
  • Cuando nos adueñamos de nuestra misión y dejamos de ser medio para convertirnos en fin – El impacto lo alcanzamos cuando logramos articularnos entre nosotros, ayudarnos mutuamente para sumar energía, restar esfuerzos innecesarios y generar un impacto social mucho más grande. El egoísmo o quién hace qué y para quién no es el fin. Intentemos generar lazos de colaboración por causas comunes y veámonos no como el fin sino el medio para alcanzar un mundo mejor.
  • Cuando dejamos de apoyar causas para apoyar organizaciones – Trabajar juntos no significa dejar las causas sociales de lado y centrarnos en las relaciones con las organizaciones. Significa unirnos por un mismo fin, centrarnos en la comunidad por la que trabajamos y en los resultados de nuestros esfuerzos, los cuales deben estar dirigidos por organizaciones cuya misión sea exclusivamente el fin social.
  • Cuando empezamos a preocuparnos más por nuestra imagen y lo que hablan de nosotros que en nuestra misión social. Como nos ven afuera es importante, pero no es lo más importante. Cuando la foto ayudando a quien lo necesita importa más que la acción que estás realizando, sabrás que vas por el camino equivocado. Empecemos por mirarnos de dentro hacia afuera.
  • Cuando queremos lograr resultados diferentes pero seguimos haciendo lo mismo. Bien dicen por ahí, si queremos resultados diferentes, debemos hacer algo diferente, no podemos pretender tener el alcance que queremos sin esforzarnos por ajustarnos a las demandas de nuestro entorno. Como organizaciones tenemos el deber de cambiar positivamente en favor de nuestra comunidad. Recuerda, no todos los cambios son negativos, muchos son necesarios.

¿Te parecen familiares algunas de estas situaciones?. Lo importante no es perdernos, sino encontrarnos de nuevo,  ¿no crees?.

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , ,



6 pasos para innovar socialmente

Creando ideas que cambien el mundo...

Creando ideas que cambien el mundo…

Esperar ha dejado de ser la opción si se quieren cambiar las cosas. La solución si actuamos como ciudadanos activos está en encontrar soluciones que cambien positivamente realidades. Muchas personas alrededor del mundo ya están innovando socialmente y muchas otras quieren empezar, pero no saben cómo…

Aprendamos algunos consejos prácticos para comenzar a alimentar la semilla de la innovación social:

  • Identifica una problemática. Para actuar y cambiar algo debemos conocer qué. Identificar aquello que nos hace falta, qué no esta funcionando o qué podría funcionar mejor no es tan complicado. Basta con salir a la calle, observar nuestro alrededor, preguntar a la gente qué necesitan, y qué haría que su comunidad fuera mejor.
  • Comparte tus ideas mientras estás trabajando en ellas, no después de lanzarlas. Con la prontitud con la que compartas tus ideas encontrarás la solución que funcione mejor a la problemática en la que quieres trabajar. Sal a la calle, visita la comunidad que quieres ayudar, pregúntales si funcionaría o no lo que piensas, qué ideas tienen…etc. No asumas lo que otros necesitan ni dejes de compartir con aquellos que pueden enriquecer tu idea.
  • Tu idea debe impactar positivamente a un gran número de personas. Tu proyecto o idea social debe ser escalable, esto quiere decir, que pueda ser fácilmente replicable o ajustable a diferentes contextos, no solo a los de tu re región. No te confundas, puede ser algo ‘simple’ pero con la creatividad suficiente para seguir cambiando vidas incluso a miles de kilómetros desde donde se genero en un principio la idea.
  • La innovación no se detiene. El mundo esta en constante cambio y la idea innovadora que diseñes hoy, quizás no funcione mañana… Por ello, tu idea debe ser ajustable a lo largo del tiempo. Piensa en tu idea como la base de cosas maravillosas aún por crear…
  • Involucra a la comunidad. Para cambiar realmente una comunidad y una realidad, debes involucrar a los beneficiarios directos, ellos deben ser quienes implementen tu idea, pues a la final, serán ellos quienes continúen con ella, la mejoren y la hagan parte de ellos. Con esto no solo estarás innovando sino permitiendo que esto se convierta en un efecto dominó, en donde otras personas se convierten en los gestores de su propio cambio.
  • Intenta, implementa y vuelve a intentar. Muchas veces aquello innovador no funciona a la primera, pero como gestor de cambio no debes desfallecer, intentar una y otra vez hace parte del proceso, y solo así, sabrás qué funciona mejor y qué no. Tu idea puede evolucionar en el camino, cambiar por completo e incluso llevarte por nuevas direcciones, pero mientras tengas en claro tu objetivo. Todo será para bien. ¿Lo intentamos?

Inspírate a través de diferentes historias de personas que ya están haciendo algo por sus comunidades, de forma proactiva, innovadora y creativa.

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , , ,



¿Qué funciona y qué no para las ONG redes sociales?

Trucos para hacer un uso más eficiente de tus redes sociales

Trucos para hacer un uso más eficiente de tus redes sociales

Ya estás usando o tienes pensado usar las redes sociales como organización para conectar más con tu gente (voluntarios, donantes, público en general…). ¿Te preguntas cuáles son las cosas que deberías saber? Este estudio no tiene como centro nuestra región, pero nos pareció que podemos aprender cosas de él.

Se trata del resultado de una encuesta realizada a organizaciones sin fines de lucro en Estados Unidos por la ‘Case Foundation‘ en colaboración con ‘Social Media for Nonprofits‘. Para la próxima les pediremos su colaboración y lanzaremos una encuesta propia en español, así podremos hablar con total propiedad. A la encuesta contestaron 500 organizaciones y básicamente se trataba de averiguar qué está funcionando y por qué para  ellas en las redes. Estas son las principales conclusiones a las que se llegaron. Buenos consejos que todas podemos aplicar:

  • Genera conversación: ve más allá del recurso fácil para generar ‘Me gusta’, como publicar citas o videos. Según John Haydon, al parecer un experto en la materia afirma que “cuando nuestras publicaciones acaban en preguntas, frente a aquellas que finalizan con un punto y final, reciben el doble de ‘Me gusta’, comentarios y gente que comparte”.
  • Lo visual gana: según la encuesta, las ONGs adjuntar una imagen o un video a su publicación es una fórmula segura para elevar la conexión y que la gente se involucre en las formas que les estás proponiendo.
  • Comparte la carga y vencerás: al parecer la mitad de las ONGs encuestadas afirmaron contar con varias personas encargadas de mantener las redes. Es una buena práctica si no hay recursos para mantener a una persona solo para comunicación y redes sociales. Además es una buena forma de ver desde la perspectiva de cada uno de ellos y lo que publiquen, qué aceptación tiene. La clave: contar con un calendario editorial donde esté claramente señalado quién se responsabiliza de qué en cada momento.
  • El futuro es móvil: un porcentaje cada vez más elevado de personas consultan webs, emails y redes sociales en su celular, por lo que asegúrate de que tu web está diseñada para verse bien en teléfonos. Aplicaciones como por ejemplo WIX, te permiten crear una web adaptada a diferentes aparatos electrónicos de forma gratuita, por lo que si no eres un experto no te preocupes, la herramienta lo adapta por ti.
  • No todo tiene que ver contigo: en la encuesta se vio como un 74% de las organizaciones usaban las redes sociales como megáfono para anunciar eventos, actividades… básicamente compartir información centrada en la organización. Esto es importante, las buenas prácticas nos recuerdan como lo mejor es publicar contenidos centrados en la causa o el tema en el que trabajamos y no en la organización para de esta manera posicionarnos como conocedores de ésa área en cuestión, lo que nos dará legitimidad. Entonces, olvídense de publicar hablando solo de ustedes mismos y compartan también contenidos interesantes relativos a la causa por la que trabajan.

¿Hay alguna otra buena práctica que alguien ha comprobado que funciona cuando se trata de conectar más con las personas a través de las redes? Aunque parezca obvia, compártela. Es posible que para muchos más que obvia sea muy útil.

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , ,



¿Está bien visto ganarse la vida haciendo el bien?

¿Ganar dinero o hacer algo bueno por el mundo... por qué no los dos?

¿Ganar dinero o hacer algo bueno por el mundo… por qué no los dos?

Entre empresas privadas frente a organizaciones sin fines de lucro se siguen levantando una serie de barreras que nos separan. Lo interesante es que a menudo y según la visión de Dan Pallotta, somos nosotros mismos, la gente que formamos parte del tercer sector o los simples ciudadanos de a pie con nuestras creencias, los que hacemos la división más profunda y en nuestra contra.

Pallota propone en el video que sigue varias interesantes reflexiones. El video desafortunadamente no tienen subtítulos en español (aunque sí en inglés), pero les queremos compartir al menos uno de sus interesantísimos puntos de vista ya que nos dejó sin duda pensativos.

“En el sector privado, cuanto más valor produces, más dinero puedes ganar… sin embargo no nos gusta que las organizaciones usen el dinero para incentivar a las personas a producir mayor impacto social. Tenemos una reacción visceral ante la idea de que alguien puede ganar ese mismo dinero ayudando a otros. Es interesante como al mismo tiempo, no tenemos una reacción visceral ante el hecho de la que hay gente que gana mucho dinero sin ayudar a otros en absoluto. ¿Quieres ganar 50 millones de dólares vendiendo videojuegos violentos para niños? ¡Estupendo! te sacamos en la portada de alguna revista importante, pero si quieres ganar medio millón de dólares tratando de erradicar la malaria en el mundo, te consideran un parásito”

Según él, esta aproximación es considerada parte de nuestro sistema ético, pero no nos damos cuenta que esta ética genera graves efectos secundarios y que te pone en la tesitura de elegir entre dos opciones que se excluyen mutuamente: o te ganas bien la vida generando seguridad para ti o para tu familia, o haces algo bueno por el mundo. De esta forma, hay muchísima gente con increíble talento que querría poder ofrecer sus conocimientos al servicio del tercer sector, pero debe hacerlo en total detrimento de poder llevar una vida con una mediana estabilidad financiera o poder crear una familia.

En el contexto de este dilema, surgen también últimamente las empresas sociales, que son las que buscan un impacto social sin renunciar a encontrar una forma sostenible de llevar adelante su proyecto y vivir de él.

En tu opinión, ¿cómo ves que alguien que consigue resolver un problema social, lo haga ganando dinero por ejemplo, al ofrecer un bien o servicio a un precio? o, ¿qué opinas sobre que las ONGs comiencen a pensar que tienen que invertir en talento, además de en sacar adelante sus programas, para multiplicar el impacto y ayudar más gente?. ¿Te parece que hacer el bien y que se te compense por ello está bien o mal?

Te dejamos cuestionándote estas preguntas y por supuesto, nos encantaría poder seguir la conversación con cualquiera de los pensamientos que tengas en mente.

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , , ,



No veo resultados, ¿qué hago?

Algunas veces las cosas no pasan tan rápido como quisiéramos, a pesar de nuestro gran esfuerzo, consistencia y responsabilidad. Y es allí, cuando empezamos a preguntarnos: en realidad lo que estoy haciendo, ¿vale la pena?.

"Es el momento de seguir"

“Es el momento de seguir”

Pues aquí estamos, una vez más para decirte que . Que las cosas buenas toman tiempo y también los grandes resultados. Como personas apasionadas por ayudar a los demás, por crear, cambiar y mejorar nuestra sociedad, pero sobre todo, como seres humanos, debemos entender que la falta de motivación hace parte del viaje y que muchas veces es necesaria para recargar energías, analizar nuestro trabajo y continuar aprendiendo.

Entonces… ¿cómo podemos seguir adelante si no estamos motivados?

  • Roma no se hizo en un día – Debemos dejar la idea de que los resultados se deben ver inmediatamente. Las cosas buenas toman tiempo y es eso, es normal.
  • Prémiate a ti mismo – Cada vez que logres algo, por muy pequeño que parezca, asegúrate de darte algo a cambio.¡Usa tu imaginación para premiar tu trabajo!
  • Recuerda por qué haces lo que haces – No existe un motivador más grande que tu meta o sueño. Recuérdate a ti mismo cuál es la razón por la que te levantas cada día y por la que continúas trabajando en tu proyecto.
  • Deja ir los pensamientos negativos – Es común que nos entre el pánico cuando las cosas no salen como lo esperamos. Pero todos sabemos que pensamientos de ese tipo no nos agregar nada bueno, al contrario nos paran para continuar haciendo lo que debemos hacer.
  • Controla tus emociones – Si dejamos que nuestras emociones controlen cada segundo de nuestra vida, posiblemente pareceremos un carrusel de altas y bajas. Es normal que como seres humanos cambien nuestras emociones constantemente. Por ello, concéntrate en aquello que estás haciendo bien y de lo malo solo deja aquello que te permitirá ser mejor en lo que sea que estés haciendo.
  • Contempla tu progreso - Quizás no estés todavía en la meta, pero ya bastante recorrido llevas. Focalizate en lo que has logrado hasta el momento. Piensa dónde estabas hace 2 años o 4 meses antes, te ayudará a entender, que a paso a paso has logrado cambios que al final se sumarán a tu meta.
  • Dedica tiempo para ti mismo - Es cierto, tu idea o tu proyecto social es parte de tu vida, tu razón de ser, pero también tienes otros componentes igual de importantes, asegúrate de pasar tiempo haciendo otras cosas, visitando a tu familia y amigos, etc.
  • Rodéate de gente perseverante y feliz – Somos un reflejo de las personas con las que pasamos gran parte de nuestro tiempo. Por ello, procura rodarte de personas que como tu quieran cambiar al mundo, pero que mejor aún, ya lo estén haciendo, personas cuyas obstáculos no los hayan detenido para lograr sus sueños.

Tú eres tu principal motor y el combustible es esa buena intención de querer que las cosas sean mejor, pero como toda buena intención la acción es quien la mantiene viva y la que le da forma. No dejes que tu llama se apague, porque HOY estás más lejos que ayer, es el momento de seguir adelante.

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , , ,



3 maneras de invertir en ti mismo mientras cambias el mundo

Esta entrada es una traducción/adaptación de 3 powerful ways to invest in yourself when you’re trying to change the world, escrita por Linda Kay Klein – Echoing Green para Idealist Careers.

Los agentes de cambio más influyentes y felices tienen una lección valiosa que enseñarnos: preocuparse por sí mismos es tan esencial como su deseo de ayudar a otros.

3 maneras de invertir en ti mismo

3 maneras de invertir en ti mismo

Durante el último cuarto de siglo, en Echoing Green han aprendido lo que distingue a las personas que buscan soluciones frente aquellas que simplemente se preocupan por un problema social. Los que buscan soluciones poseen un fuerte compromiso tanto por mejorar el mundo como por mejorarse así mismos.

En el programa de emprendimiento de Echoing Green’s se han identificado tres maneras en las que los emprendedores sociales han aprovechan su interés por estar bien ellos mismos, para ser mejores defensores de los demás. Cualquier persona que quiera crear un impacto social puede seguir sus ejemplos:

  • Céntrate en aquello que te importa. Investigaciones han demostrado que es más probable que las personas que trabajan en aquello que les apasiona continúen haciéndolo incluso en los momentos más difíciles. Además de ello, se ha demostrado que son mucho más innovadores que el resto. Un ejemplo es el caso de Serita Cox, participante del programa y quien tras su experiencia personal de haber vivido en hogares de paso, ha desarrollado programas innovadores que buscan apoyar a más de cuatro millones de niños adoptivos. Ella les ofrece recursos para que puedan convertirse en individuos exitosos e independientes tal como ella hubiera querido que la ayudaran cuando era pequeña. Este es un ejemplo de cómo podemos usar nuestra pasión como una forma de curarnos a nosotros mismos al tiempo que ayudamos a otros.
  • Utiliza tus talentos. Si utilizamos nuestros talentos propios generamos un compromiso mucho más grande por nuestra causa. Esto es precisamente lo que se impulsa en el programa.  Por ejemplo, Clive Stafford Smith, un abogado de éxito está utilizando sus habilidades para efectuar un cambio en la Bahía de Guantánamo. Su energía, compromiso y habilidades están generando muy buenos resultados.
  • Pon atención a tus propias necesidades. Se puede ayudar y aún así cuidar de ti mismo, si no lo haces, muy difícilmente tendrás la energía para cuidar de otros. Así que en tus labores altruistas, asegúrate de tomar tiempo para ti, esto incluye hacer aquellas cosas que te satisfacen también como persona. Por ejemplo, Amaha Kassa, participante del programa, creó una organización que tiene como objetivo mejorar las vidas de los africanos en Estados Unidos y en África. Su trabajo está muy centrado en dar a los demás pero al mismo tiempo se da la flexibilidad de tomar tiempo para sí mismo. Por ejemplo, ha comenzado a dar prioridad a sus actividades favoritas. Amaha lo pone de esta manera: “compara tu trabajo con crear música, y piensa en ti mismo como el instrumento. Si está dañado y no cuidas de el, vas a limitar la calidad del sonido y el impacto que puede tener en los demás “.

Piensa en grande: No tienes que ser un emprendedor social para invertir en ti mismo y en los demás al mismo tiempo. Piensa en las veces en las que has sentido que te preocupas por otros así como por ti y en lo que puedes hacer en el futuro para convertirte en la mejor versión de ti mismo. Si lo haces, estarás yendo por el camino adecuado.

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , , ,