Este pueblo, donde llegó a pescar Ernst Hemingway y que para muchos “parece un desierto con las mejores olas del Perú” hoy reporta una perspectiva muy afectada. Desde la orilla se puede notar cómo la frenética actividad petrolera ha ido contaminando el mar y alejando a los pobladores de éste. Con esa huida también llegó la del abandono de tradiciones y costumbres históricas de los lobiteños. La pesca industrial y rastrera ha acabado con el ejercicio sano y artesanal de esa práctica. Con un descuido apenas mayor, su mar ya no tendrá peces.

Este panorama ha influido en la pérdida de identidad. La gente del pueblo, hijos, nietos y bisnietos de pescadores, no quiere pescar. Prefieren trabajar para las petroleras o en la Municipalidad. Hoy día los verdaderos pescadores viven como gitanos dentro de sus propias tierras. Por otro lado, al tener buena afluencia en temporadas vacacionales (de 100 a 200 turistas diarios) el pueblo encuentra refugio en copiar los estereotipos de sus visitantes, dejando de lado su identidad propia, como un desecho más en la playa, posterior a la fugaz visita.

Es precisamente con la imagen de una playa abandonada por la irresponsabilidad de algunos turistas, con latas y basura, pero frente a unas olas inquietas y brillantes que nace Lobitos Cinema Project, hace 10 años. La idea inicial fue generar una experiencia audiovisual interactiva y participativa. A través de visitas a las comunidades, empezaron a hacer los primeros talleres audiovisuales con la ONG Waves. En ellos, compartían la instrucción, las enseñanzas técnicas básicas, así como las cámaras y equipos necesarios para grabar, producir y editar documentales cortos.

La sinergia grupal hizo que a través de la creación audiovisual, pudieran re-observar su lugar, “su propio lobitos” más allá de las olas: ver todo lo que estaba pasando, cómo los afectaba la falta de educación y el riesgo de perder su identidad. El mismo camino a casa se torna distinto si lo vemos a través de un lente.

Los ejercicios fotográficos que hicieron con los pescadores pronto se convirtieron en un documental con entrevistas, que fue proyectado con éxito en la comunidad. Ninguna de estas personas había visto un trabajo hecho por ellas mismas, sobre ellas mismas.

Lobitos Cinema Project fue presentado por WAVES como solución para el concurso Jóvenes Dibujando Nuevas Realidades, coordinado por NEXSO y la Fundación Mi Sangre, resultando ganadores del 3er lugar de la premiación. El corazón del proyecto radica en el componente participativo durante la producción audiovisual.

Lo innovador en este caso no es hacer una película, ni un documental, sino el mano a mano con la comunidad. Es durante el proceso (a diferencia del producto) que se habla de identidad, de derechos, de géneros, de medio ambiente y educación. En este momento tienen abierto un sistema de voluntariado audiovisual con enfoque en el desarrollo social, apoyan iniciativas como la creación de talleres de arte y centros culturales, tienen un documental en producción y un equipo de investigación histórico en el campo.

El nuevo proyecto de Lobitos Cinema Project se llama Coast to Coast y busca replicar estas filosofías de trabajo en otros lugares. Quieren generar una plataforma de viajeros sostenibles que además del mero placer, también puedan contribuir a la experiencia local. De hecho, el equipo estuvo recientemente en Mentawuai y Bali, proponiendo con acierto sus prácticas. En la lista siguen México, Colombia y Chile. Todo lugar con olas, pescas y turismo tiene potencial, solo se trata de identificar los aspectos positivos. De que la población se valore a sí misma.

Conoce la ficha técnica de la solución y entra en contacto a través de NEXSO con la organización que la promueve aquí.

___

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Encuéntranos también en Facebook y Twitter.