Posts by Elena Martin


Retornar para cumplir el sueño Guatemalteco

migrantes_anonimos

Por Sofía Ortega (México)

“Lograremos en conjunto dignificar la vida humana de los guatemaltecos para que estos no tengan que migrar y así puedan cumplir sus sueños en su país de origen” – Willy Barreno, Cofundador de DESGUA

Los países latinoamericanos no tienen fronteras, éstas se desdibujan entre los sueños de una mejor vida. Los límites solo existen en la geografía, en los mapas que hay que aprenderse para saber cómo llegar a los Estados Unidos.

Guatemala tiene alrededor de 300 mil personas viviendo en Estados Unidos. La gran mayoría de ellos de forma ilegal. El llamado Sueño Americano ha obligado a miles de guatemaltecos a cruzar esas fronteras y buscar una nueva oportunidad, lejos de casa, de su familia, de su tierra y de sus raíces.

Si irse es complicado, regresar lo es más

En 2008 en la ciudad de Nueva York, un grupo de guatemaltecos buscó la forma de que el retorno a Guatemala, vía la deportación, girara hacia otro lado, hacia el Sueño Guatemalteco, para que miles de paisanos allá en aquel país de Centroamérica pudieran realizar sus sueños de prosperidad y hacer cumplir el derecho a una vida digna. Organizados desde la base y con una red de grupos de trabajo en ambos países (Estados Unidos y Guatemala) para  generar desarrollo económico y educativo, DESGUA fue logrando el cambio. Una economía solidaria y justa, una educación alternativa e incluyente, un buen vivir y los derechos humanos respetados.

DESGUA comenzó sus primeros proyectos teniendo como eje la identidad cultural y la memoria histórica como parte integral de un proceso de desarrollo sostenible. Sabe que la organización comunitaria es su base y que ese forma de vivir que enseñaron los abuelos es el que los mantiene unidos y trabajando. Cuando DESGUA comenzó a trabajar de manera personal con algunos retornados, se dio cuenta que no era un proceso de uno por uno, sino que era necesario hacerlo de manera colectiva.

Así nació Migrantes Anónimos, el proyecto de DESGUA con un modelo de 13 pasos para la reintegración social de los retornados guatemaltecos enfocado en el trabajo emocional, espiritual y material de la persona valiéndose de los conocimientos y sobre todo de las capacidades desarrolladas por ellos durante el tiempo de vida en Estados Unidos y con jóvenes vulnerables a migrar. Este proyecto incluye el trabajo con comunidades promoviendo el comercio justo a través de la franquicia social Café Red: centro sociocultural y económico que aporta la sostenibilidad financiera y además sirve como espacio de encuentro y diálogo para los retornados.

Potenciando las posibilidades, no los problemas

Migrantes Anónimos busca ser una respuesta integral a la deportación de miles de guatemaltecos obligados a retornar desde 2006, año en que se recrudecieron las leyes migratorias en los Estados Unidos. Con la misma suerte corren migrantes de países como México, Nicaragua, El Salvador y Honduras y es por eso que este modelo puede ser replicado en estos territorios abandonados por sus propios gobiernos en el retorno.

“Hay que asegurar que la gente no migre, pero si ya lo han hecho y han tenido que regresar, es importante brindar una posibilidad de vida más digna de respeto a los derechos humanos”, dice Willy Barreno, co-fundador. DESGUA sabe que tiene que trabajar, a través de este proyecto, en construir la idea de que el migrante debe ser potenciado por sus capacidades aprendidas en la experiencia migratoria. Los migrantes no son un problema, sino una posibilidad para la comunidad.

En esta comunidad se aprende a trabajar por y desde las raíces mayas, guatemaltecas. A través del encuentro, el diálogo y la colaboración entre las personas que se acercan a DESGUA se abre camino como los espacios del método de Alcohólicos Anónimos, por eso los Migrantes se suman a estas formas de reintegración.

El objetivo de DESGUA con Migrantes Anónimos en los próximos meses es generar esta comunidad que pueda vivir el Sueño Guatemalteco y a partir de ahí vivir dignamente. Trabajan con 50 migrantes para aprender aciertos y replicar el modelos a otras ciudades, primero de Guatemala, con la franquicia de Cafe Red, después a otros países de Latinoamérica.

Migrantes Anónimos logra darle otra forma al retorno migrante. Regresar nunca fue tan alentador, tan lleno de esperanza y futuro. Un nuevo camino para trabajar por los derechos humanos en Latinoamérica.

___

En esta serie “Ashoka Changemakers & Idealistas” queremos visibilizar proyectos de emprendedores sociales en Latinoamérica que están cambiando para bien la cara de nuestra región. En colaboración con Ashoka Changemakers, les mostramos las historias de los nueve finalistas de su último desafío: ‘Derechos Humanos’ (aquí un extraordinario mapeo sobre derechos Humanos en la región). Los ganadores fueron premiados en Noviembre de 2016 en la Ciudad de México.

ashoka_100Ashoka Changemakers convoca y conecta a agentes de cambio de alto potencial, sus ideas y sus recursos, mediante el poder de los desafíos en colaboración y redes de socios. Juntos, se trabaja para acelerar exponencialmente el cambio social, transformar sistemas, inclinar las actitudes y el comportamiento de individuos e instituciones.

Tags: , , ,



La cara oscura de premiar a emprendedores sociales

emprendedor_social

 

En un mundo donde el culto a tener que mostrar lo que eres, lo que sientes, lo que piensas, dónde estás… está comenzando a afectar quiénes somos (si es que sabemos siquiera ya quiénes somos), me encuentro leyendo varios artículos que me hace reflexionar. Se trata de mirar nuestro papel como transformadores de la sociedad y la su relevancia en un tiempo en el que los circuitos del marketing y las redes sociales nos están pudiendo hacer más mal que bien.

Donde ayer idolatrábamos la última estrella del pop, hoy más y más aunque quizás no aún a la misma escala, los emprendedores sociales comienzan a ganar peso como ‘nuevas estrellas’. ¿Es así? y si es… ¿cuánto de bien hace al sector que los emprendedores sociales se conviertan en ‘famosos de lo social’?.

Quiero ser un “heropreneur”

Sobre todo en países como Estados Unidos, Europa Occidental o Australia, hemos podido ver como en los últimos 20 años la figura del emprendedor social ha pasado de ser algo que nadie entendía muy bien, a una aspiración de muchos jóvenes que ya no se ven atraídos por ser banqueros o abogados, sino que ahora quieren ser ‘changemakers’, aquellos que cambien las reglas del juego generando un impacto social y haciendo de esto su modo de vida. En las universidades surgen más y más programas relativos al emprendimiento social, y a pie de calle, talleres, charlas, summits… hacen lo propio.

Hasta ahí todo bien. El problema surge cuando más y más se suman a este ecosistema tratando de apoyarlo con fondos, premios, mentorías… Del lado del que invierte se hace imperiosa la necesidad de visibilizar y amortizar el aporte a modo de acciones muchas veces de responsabilidad social corporativa o parte de programas. Cuando esto pasa, y en un mundo donde las plataformas para multiplicar la visibilidad son la regla y no la excepción, los emprendedores acaban convirtiéndose en ‘CNN Heros’ o ‘Rewarded Community Leaders’, o todos esos nombres tan americanizados que pueblan los blogs, revistas, videos en YouTube, redes sociales…

Como comunicadora social soy una firme defensora de mostrar lo que se hace cuando tiene impacto. Es inspirador, sirve para empujar a otros a pasar a la acción pero no a cualquier precio o de cualquier manera.

Si queremos un mundo más colaborador, comencemos a premiar precisamente eso

Vivimos en un mundo donde al tiempo que hablamos de colaboración y participación, no dejamos de crear premios orientados a la persona, con estructuras que potencian la individualidad y ensombrecen la labor de la colectividad.

Esto, a pesar de las buenas intenciones de muchas marcas corporativas, incubadoras o programas de gobierno, puede estar causando más daño que bien. Muchos de estos emprendedores, estos líderes comunitarios están tratando de construir movimientos que involucren y empoderen a la gente. A veces pasa que llegan estos sistemas occidentales con financiación, pero también con las luces y las cámaras alterando las bases construidas en la comunidad. La labor de estos líderes se basa en la confianza y la construcción de lazos donde lo colectivo es la esencia del avance. Premiando y poblando las redes sociales de imágenes que muchos de ellos ni siquiera quieren o con las que se sienten cómodos, no estamos ayudando. Los que forman parte de estos movimientos o proyectos, pueden llegar a sentir que todos construyen, pero es uno el que se lleva los méritos. Esto no ayuda al trabajo previo del emprendedor.

En definitiva, premiemos el trabajo, visibilicemos el esfuerzo, pero revisemos los patrones particularmente culturales, que hacen que muchos de estos premios que provienen de maneras de entender el mundo (ni mejor ni peor) pero más individualistas, ayuden de un lado y hagan daño del otro.

A veces, nuestras mejores intenciones pueden estar siendo tóxicas sin saberlo y es bueno hablar de esto para que de una vez por todas, el discurso ahí fuera, más allá de ‘yo, me, mi conmigo’ que tanto impulsan las redes sociales, se convierta en una invitación a visibilizar el nosotros.

____

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Encuéntranos también en Facebook, Twitter e Instagram.

Tags: , , , , ,



Hoy no toca comprar, toca dar: #GivingTuesday

giving_tuesday

#GivingTuesday es un movimiento global que quiere incentivar y multiplicar las buenas acciones de las personas. El objetivo es dedicar un día en todo el mundo a celebrar la acción de dar, ya sean alimentos, dinero, tiempo (voluntariado), objetos de segunda mano, etc.

Este movimiento surge en Estados Unidos como respuesta al Black Friday y el Ciber Monday, dos días básicamente enfocados a potenciar el consumo ante la llegada de las navidades. Se celebra desde 2012 y en cuatro años sin duda se ha vuelto mayormente global.

No solo puedes dar, puedes ayudar a pasar la voz con el hashtag #GivingTuesday difundiendo por redes sociales para contribuir a movilizar a ciudadanos, familias, organizaciones y empresas en este día mundial de la donación que este año se celebra el 29 de Noviembre.

¿Te quedaste en blanco?, ¿quieres colaborar pero no sabes cómo? Puedes encontrar iniciativas y proyectos con los que puedes colaborar si estás en España, República Dominicana, México o ArgentinaPara otros países puedes consultar los enlaces aquí, además de ideas para difundir el #GivingTuesday a través de las redes sociales (Twitter, Facebook y Instagram) y en tu entorno familiar o de trabajo. Si estás en cualquier otro lugar, no olvides que en Idealistas encontrarás una base de datos extensa de ONG a lo largo y ancho de nuestra región con las que puedes conectar para colaborar.

¡Contamos contigo! Celebremos este día en el que la invitación es a ser creativos en el dar y pensar en el otro, en lugar de hacerlo solo en nosotros mismos.

___

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , , , , ,



10 consejos para decirle a alguien que no está haciendo algo bien

10_consejos

Recuerda: se trata de corregir, no de castigar

Pasa en las parejas, en los trabajos, con los amigos… cuando algo no funciona porque el otro no está haciendo algo bien, a veces nos cuesta hablar, nos cuesta dar ‘retroalimentación negativa’.  No haciéndolo no estamos resolviendo la situación, la hacemos peor, como una bola de nieve se hace cada vez más grande y para cuando queremos abordarlo, el tema no hay por dónde pillarlo.

¿Por qué pasa esto, cómo enfrentarnos a este tipo de conversaciones y qué consecuencias puede tener el no hacerlo?

En caso de nuestra pareja, amigos o familia, tenemos miedo de herir al otro, que no entiendan que lo hacemos por su bien… en entornos de trabajo, no queremos a un empleado a la defensiva, que genere más problemas, no queremos que se sienta ofendido…

Sin embargo, especialmente nosotras las ONG, no podemos permitirnos el lujo de desperdiciar recursos escasos, porque alguien no está haciendo las cosas como debería y no sabemos cómo abordar la conversación así que la evitamos hasta que es insostenible. Si eres una persona que tienes personas o voluntarios al cargo en una organización, es tu responsabilidad. No dejes que la bola de nieve se haga grande, párala lo antes posible y busca no solo la transparencia, si no la manera de utilizar estas conversaciones para aprovechar mejor los recursos humanos de nuestra organización al servicio de los aquellos a los que estamos tratando de servir.

¿Cómo lo hacemos?

Hay muchos consejos sobre cómo ofrecer feedback o retroalimentación negativa a las personas de tal forma que consigamos no solo que la persona rectifique su comportamiento, sino sacar lo mejor de ella para su propio beneficio, para el beneficio de la organización y para el de los propios beneficiarios. ¿Cómo? Aquí van algunos:

  1. Ofrece retroalimentación en el momento: es más efectivo cuando se menciona algo que acaba de suceder, de esa forma estás dando la oportunidad desde ese momento de corregir el comportamiento.
  2. Básate en comportamientos: no generalices, cuando algo pase es precisamente esa acción la que te da la excusa para abordar la conversación basada en esos hechos concretos.
  3. No conviertas llamar la atención en una norma: si siempre estás ofreciendo retroalimentación negativa, la gente comenzará a pensar que no importa lo que hagan van a recibir una ‘reprimenda’, por lo que les dejará de importar la calidad y el compromiso con el trabajo bien hecho. Aplica la norma (7/1), ofrece 7 cumplidos por cada llamada de atención.
  4. Escucha antes de hablar: hay algunas personas que no aprenden o no son receptivas a menos que primero se sientan escuchadas. Ten esto en cuenta.
  5. Ves directo(a) al grano, no des rodeos: de otra manera estás perdiendo la razón de ser de tus comentarios con cosas que no vienen a cuento, llenando de detalles que van a distraer la mente de quien escucha con datos que no son los hechos a los que queremos llegar.
  6. Haz ver cómo sus comportamientos tienen relación directa con los resultados: “Si la próxima vez puedes hacer esto de forma diferente, este será el resultado…”
  7. Involucra a la personas en la solución: será más fácil que se comprometan si la solución viene de su lado. “Dada esta situación… ¿qué te parece que deberías hacer para que no se repita algo así?”
  8. Utiliza estas situaciones para generar un cambio positivo. Esto lo conseguirás corrigiendo, no castigando.
  9. No afrontes una conversación así por email para evitar el cara a cara. Puede llevar a malentendidos. Sin embargo, cuando quede claro qué es lo que se espera y el compromiso, puede recapitularse la conversación en un email para que quede por escrito lo dicho, con ambas partes de acuerdo.
  10. Practica. Solo dándote la oportunidad de hacer algo que te resulta incómodo, acabarás sabiendo como manejar mejor la situación sintiéndote cómodo, y consiguiendo resultados más productivos y satisfactorios para todos.

¿Normalmente hablas con las personas cuando algo no va bien para hacérselo notar? ¿Alguna lección que has aprendido que nos puedas compartir?

___

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Encuéntranos también en Facebook, Twitter e Instagram.

Tags: , , , ,



¿Y si un día tú fueses el encadenado?

Finalistas del desafío y mentores en una jornada de trabajo en Ciudad de México - Imagen cedida por Ashoka Changemakers

Finalistas del desafío y mentores en una jornada de trabajo en Ciudad de México – Imagen cedida por Ashoka Changemakers

Si todos somos humanos, ¿en qué nos convertimos cuando vulneramos los derechos del otro? ¿En qué se convierte el padre que abusa sexualmente de sus hijas, la mujer que es capaz de literalmente encadenar y despojar de hasta su voluntad a personas a las que esclaviza laboralmente, en qué se convierten aquellos que niegan derechos y oportunidades a mujeres refugiadas por el hecho de ser diferentes, a quienes vuelven la cara una y otra vez a personas con capacidades diferentes?. Pensarlo es devastador, luchar por combatir los atropellos, a menudo elevados a la categoría de las atrocidades que somos capaces de hacernos los unos a los otros, una virtud más allá que ejemplar.

La semana pasada tuve el tremendo honor de compartir mi día con nueve personas, nueve héroes que los son por muchas razones, entre otras porque nunca se pondrían a sí mismos este calificativo y esa humildad ya les hace grandes.

Su corazón, su cabeza, su alma, está puesta en proyectos a los que la mayoría de la sociedad vuelve la vista. Ellos fueron los nueve finalistas del desafío de Ashoka Changemakers,  Derechos Humanos en Latinoamérica’, organizado por Ashoka de México y Centroamérica con la colaboración de la Ford Foundation.

Para ellos, la lucha en defensa de los derechos humanos en diferentes dimensiones es su razón de ser y para nosotros, debería ser un ejemplo de tesón, cordura o locura, según se mire… pero particularmente en estos tiempos que corren, no se me ocurre otro mejor lugar al que mirar que a estas personas. Ellos representan la esperanza en un mundo enfermo que no solo ellos, sino todos tenemos la responsabilidad de sanar. Ellos ya lo están haciendo, pero no son suficientes los que lo saben, ni los que lo reconocen, ni los que les apoyan. Siendo el gran ejemplo de humanidad y lucha que son, la sociedad les debe una visiblidad y un reconocimiento que no siempre llega.

Nosotros comenzamos con esta, una serie que les otorgue el espacio que merecen. Durante las próximas nueve semanas y en colaboración con Ashoka Changemakers para Latinoamérica, les iremos compartiendo los perfiles, trabajo, motivaciones y esencias, de estos nueve emprendedores sociales. Ellos fueron los finalistas de un total de 346 proyectos que aplicaron en toda la region. De Brasil a Argentina, pasando por Guatemala, Costa Rica o Paraguay. (Para conocer los proyectos y quiénes fueron finalmente los ganadores puedes acceder aquí).

¡Bravo chicos y chicas! Me llenaron el corazón de esperanza y espero que sus historias no solo conmuevan o inspiren, sino que hagan participar en ese cambio que tanto necesitamos a muchos más. Porque todos somos humanos, y a todos nos gustaría que si un día nos encadenan o nos abusan, fueran muchos los que denunciaran, visibilizaran y actuaran para elevar la conciencia y mejorar situaciones, que nadie, nadie, debería nunca tener que padecer.

___

Esta entrada es la primera de una serie en la que queremos visibilizar aquellos proyectos de emprendedores sociales en Latinoamérica en colaboración con Ashoka Changemakers. Comenzamos por la serie ‘Derechos Humanos’ cuyos ganadores fueron premiados en Noviembre de 2016 en la Ciudad de México.

ashoka_100Ashoka Changemakers convoca y conecta a agentes de cambio de alto potencial, sus ideas y sus recursos, mediante el poder de los desafíos en colaboración y redes de socios. Juntos, se trabaja para acelerar exponencialmente el cambio social, transformar sistemas, inclinar las actitudes y el comportamiento de individuos e instituciones.

Tags: , , ,



Voluntarios: ¿tienen el reconocimiento que merecen?

El mundo necesita muchos más de ellos ¿no lo creen?

El mundo necesita muchos más de ellos ¿no lo creen?

¿Cuántas de sus organizaciones cuentan con un importante apoyo de la labor voluntaria para llevar a cabo sus causas? Si les preguntamos, cuál es la misión de su organización ¿incluirían en la descripción el hecho más que relevante, de que para llevar a cabo dicha labor, el trabajo de los voluntarios es en muchos casos fundamental?

Cierto es, un gran porcentaje de las organizaciones de nuestra región se mueven gracias a la labor voluntaria. Ahora piensen, es también bastante común no incluir en nuestra narrativa con el potencial donante, con quienes nos proveen de fondos, con el público ahí fuera la relevancia de la figura del voluntario como pieza clave para que las cosas se sigan moviendo y de todo lo que hasta el momento se ha conseguido.

Esto puede parecer banal, pero no lo es por varias razones:

  • El que el voluntario no sea el centro del discurso tanto como lo es la causa o el beneficiario, hace que su labor de cara a la sociedad tampoco sea justamente reconocida.
  • Si una labor no es justamente reconocida y legitimada por la sociedad en su conjunto, ¿cómo va esto a inspirar a más gente a hacer lo propio?. Como humanos todos necesitamos motivaciones, y ciertamente cuando algo tiene una legitimidad y es motivo de admiración, es más fácil que atraiga a más colaboradores que si simplemente se les ve como una minoría ‘idealista’.
  • El día del voluntario no es un día del año, es todos los días. La labor voluntaria no debería seguir siendo vista como la buena intención de unos pocos que quieren salvar el mundo, un voluntario es un ciudadano activo y ciudadanos activos deberían ser no solo unos pocos, si no cada uno de nosotros. ¿No les parece?

Sirva esta nota con esta reflexión para invitar a todas las organizaciones a modificar un poquito sus discursos dando un mayor protagonismo al voluntario. Es meritorio si pueden llevar adelante causas y pueden hacerlo motivando a personas que no reciben una remuneración a cambio. Siéntanse orgullosos y hagan que quienes les colaboran se sientan también. Es un logro épico, muéstrenlo más, en todas sus comunicaciones, en más agradecimientos personales o colectivos… esto puede sonar de nuevo banal, pero todos podemos hacer que para la sociedad ser voluntario sea algo ‘sexi’ como dicen algunos, o pónganle el calificativo que quieran.

En momentos revueltos, donde el mundo necesita de liderazgos puros e incorruptibles, de la acción en positivo de cuanta más gente mejor, no se me ocurre mejor fuerza motora que la labor de esos voluntarios/ciudadanos activos que en todo el planeta, me hacen tener esperanza que entre todos podemos y debemos seguir construyendo un mundo mejor.

¿Eres voluntario u organización? Compártenos tu reacción al respecto de elevar la labor voluntaria a otro nivel para multiplicar los reconocimientos y de verdad mover a muchos, muchos más. ¿Sientes que los voluntarios cuentan con el suficiente reconocimiento de la sociedad? ¿Cómo podemos conseguir que esto sea más así?

___

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , , , , ,



¿Quieres ayudar a los ‘más desfavorecidos’?, comienza por escucharlos

poverty“La razón por la que no habrá cambios es porque aquellos que pueden perder con los cambios, tienen todo el poder y la gente que puede ganar de los cambios, no tiene ningún poder”. Nicolás Maquiavelo

“Para conseguir que hombres y mujeres escapen de la extrema pobreza, debemos permitir que puedan convertirse en agentes de su propio destino”. Papa Francisco

Empiezo con estas dos citas que llegaron a mi por diferentes vías, pero que están profundamente conectadas. La primera corresponde a un documental, Poverty Inc. que cuestiona el sistema de ayuda internacional de los países ‘ricos’ hacia los países ‘pobres’. Está claro, la mayoría de los que ayudan lo hacen con la mejor intención, pero pone sobre la mesa cómo por ejemplo llevar paneles solares o ropa de segunda mano a determinados países, en lugar de beneficiar, está impidiendo el avance de la economía local. ¿Quién va a pagar por ropa hecha con algodón de Kenia, si puede acceder a ropa del ‘primer mundo’ por nada o casi nada?. ¿Qué ha pasado entonces con la industria del algodón en este país?: que ha muerto, igual que en muchos países otras muchas industrias o pequeños productores. Cuando la ayuda llega, el productor local tiene que cerrar su negocio. Nadie pregunta a la gente local si están de acuerdo en que lleguen de repente camiones con determinados alimentos u otros productos, pero el señor que está vendiendo ya esos productos no puede competir y tiene que cerrar su negocio.

¿Qué está pasando…?

Pues que quien tiene, tiene, pero sigue siendo ciego o queriendo ser ciego. Se hace para el otro, pero no se le tiene en cuenta. Se supone lo que el otro necesita, pero no se le hace partícipe de las decisiones. A eso se refiere el Papa con sus sabias palabras: si de verdad queremos resolver el tema de la pobreza, tenemos que empoderar a quien la vive a ser gestor de este cambio, hacerle partícipe. Cuantas veces hemos escuchado lo de enseñarles a pescar y sin embargo, líderes comunitarios mayormente en África en este documental, apuntaban a lo mismo: “la gente en Africa no es estúpida, pero necesitan ser tomados en cuenta y que se les de el poder de cambiar las cosas”.

¿Queremos realmente entonces acabar con la pobreza o seguir perpetuando las reglas del juego? La verdad quiero pensar que las cosas están cambiando, y veo avances en organizaciones como TECHO en toda Latinoamérica, que desde hace tiempo entendió que pueden construir casas, pero han dado un giro a su misión con una intención de identificar y empoderar líderes comunitarios que sean los que empoderen a su vez a sus propias comunidades decidiendo los cambios que necesitan. Esto está pasando también con Hábitat para la Humanidad. Otras como Fundación Mi Parque en Chile, recuperan el espacio público con la comunidad que lo habita. Son ellos, los vecinos con sus niños y sus mayores los que dicen lo que quieren y cómo lo quieren, después todos lo construyen.

Entonces…

Construyamos con ellos no para ellos, prestemos atención a lo que tienen que decir, ¿quién si no sabe mejor el por qué las cosas son como son y qué es lo que de verdad necesitan?

¿Parece totalmente lógico verdad? Entonces ¿cuánto de efectivo es encontrar propuestas como esta?, un encuentro en Cancún para líderes de organizaciones que luchan contra la pobreza. Por unos cuantos miles de dólares, puedes juntarte e intercambiar experiencias y soluciones para aquellos que una vez más no están presentes. No se si esto es muy disrruptivo, lo que para mi lo sería es que se extendiese la invitación para que esos ‘pobres’ a los que quieren salvar de su condición, pudiesen también ir a Cancun, elevar su voz y participar en este tipo de eventos, con sus testimonios, con su realidad, la que ni yo, ni probablemente ninguno de los que pagan esas cantidades de dinero conocen… porque como menciona Nicolás Morales, fundador de Pegas con Sentido, “el corazón está donde los pies pisan”. Traigamos más corazones al terreno donde nuestros pies pisan, o llevemos nuestros pies al terreno que pisan aquellos que no tienen voz si realmente queremos entenderlos, queremos escucharlos y co-crear soluciones con ellos en lugar de imponerlas.

¿Alguna otra sugerencia?

___

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , , , , , ,



¿Cuánto de bueno(a) eres escuchando? Compruébalo con este test

Del usuario Rick&Brenda Beerhorst via Flickr, http://bit.ly/2cqnNEc

Del usuario Rick&Brenda Beerhorst via Flickr

A todos nos gusta que nos escuchen, pero cuando se trata de escuchar ¿somos tan buenos con otros como nos gustaría que ellos fuesen con nosotros?

La escucha activa es una cualidad crítica para la vida en general, pero miremos a nuestras organizaciones. ¿Por qué es tan importante escuchar?

  • Primero, con nuestros empleados: si quieres sacar lo mejor de las personas, y sin duda hay mucho que ganar de sacar lo mejor de la gente con la que trabajas, empieza por escucharlos. No se sentirán leales a tu proyecto a menos que sientan que forman parte de él y que su opinión también importa.
  • Segundo, con los voluntarios: alguien que se siente escuchado, se siente valorado y si además de escuchar demostramos que tomamos en consideración lo que la otra persona está diciendo, tendremos ganada su lealtad. Esto, en el caso de los voluntarios es incluso más importante. El hecho de que no formen parte de la plantilla remunerada, no quiere decir que no puedan aportar y ellos necesitan sentir que aportan.
  • Tercero, con los beneficiarios: casi los más importantes de todos y nuestra razón de ser. No nos cansamos de repetir todo lo que nos estamos perdiendo por no escuchar, y es que si alguien conoce de primera mano el problema que estamos tratando de paliar, son ellos ¿no?

Entonces, está claro. La escucha activa es una de esas cualidades que dentro de las organizaciones todos deberíamos potenciar y practicar más. Pero, ¿quieres saber en qué punto te encuentras antes de comenzar? Te compartimos este test de Toastmaster.org, una ONG internacional que trabaja para ayudar a las personas a desarrollar sus habilidades comunicativas y de liderazgo. A través de ella te harás mejor una idea de dónde estás y qué aspectos puedes mejorar.

screen-shot-2016-09-12-at-5-19-54-pm

Pero… si necesito mejorar, ¿cómo mejoro? Fácil. Obviamente puntúas más cuanto más haces cada una de las cosas mencionadas arriba. Entonces, pon atención a aquellas en las que puedes mejorar y trata de potenciar el buen hábito de la escucha activa.

Recuerda, cuando la gente cree que de verdad les escuchas, se sienten importantes y respetados. Eso provocará la construcción de la confianza y el respeto que todos deseamos cuando nos relacionamos con otros.

___

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , , , , ,



Si no encuentras la solución, es porque te estás haciendo la pregunta equivocada

¿Te estás haciendo la pregunta adecuada?

Hazte las preguntas adecuadas…

¿Cuál es ese problema que no te deja dormir por la noche? Si llevas tiempo sin encontrar la solución es posible que el problema no sea el problema, el problema es que te estás haciendo la pregunta equivocada. Quédate conmigo y vamos a ver si encontramos la solución.

El profesor Bernard Roth, es el fundador y director de d.school en la universidad de Stanford en Estados Unidos. Hace tiempo que comenzó a preguntarse por qué en muchos casos, personas con alto grado de formación e inteligencia, no conseguían encontrar la respuesta a los problemas más cotidianos. Su conclusión, la arriba expuesta: si llevas tiempo dándote de cabezazos contra la pared para, porque el que crees que es el problema no lo es. ¿Y entonces qué? Sígueme con este ejemplo y hagamos el ejercicio juntos.

Si te pregunto qué es eso que no te deja dormir por la noche podrías decirme: “El problema es que no hay manera de conseguir más donantes regulares para mi organización”. Un problema totalmente legítimo. Has probado a mandar emails, a ofrecer algún tipo de regalo/reconocimiento a los que contribuyan, has acudido a la radio local y después de hablar de los programas que tiene en marcha tu organización has hecho un llamamiento para que la gente done. Has salido a la calle con voluntarios para buscar donantes en la vía pública… Los resultados no son satisfactorios que digamos, pero tú sigues empeñado en conseguir donantes regulares porque piensas que esa es la solución.

Según la teoría del profesor Roth, si pasa el tiempo y no encuentras la solución la pregunta no sería: “¿cómo consigo donantes regulares?”

¿Qué pregunta hay que hacerse entonces?

Bernard Roth afirma que en su lugar nos preguntemos: “Si consigo solucionar el problema, ¿qué obtengo?” y en este caso podrías decirme: “Si consigo donantes regulares, tendré suficiente presupuesto para mantener los programas de mi organización en marcha”. Roth en este punto diría: “Ves, el problema no es que no consigues donantes regulares, el problema es que necesitas dinero para mantener funcionando los programas de tu organización, por lo que la pregunta sería ¿cómo puedo conseguir dinero para no tener que eliminar programas?”. Si lo planteamos así, quizás dejamos de obsesionarnos en tener que conseguir donantes y pensamos en otras opciones. Algunas:

  • Buscar una vía de colaborar con un programa de responsabilidad corporativa de una empresa
  • Buscar aliados que trabajen en temas similares y montar un festival con actividades para concienciar a la gente, pudiendo cobrar una entrada para acceder
  • ¿Hay algún tipo de producto o servicio que puedo ofrecer para financiar los programas?
  • Puedo montar una campaña de crowdfunding
  • Puedo…

En definitiva, quizás aún la solución sigue sin ser fácil y directa, pero lo que esto nos permite es darnos cuenta de cuándo debemos parar de empeñarnos en hacer lo mismo para conseguir resultados si no los estamos consiguiendo, y pensar más allá de lo que parece obvio pero no funciona.

¿Qué pregunta te estás haciendo mal y no te deja avanzar?

___

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , , , ,



7 lecciones que no aprendí en la universidad

Del usuario Vyckal vía Wikimedia Commons http://bit.ly/2d1nBfU

Del usuario Vyckal vía Wikimedia Commons http://bit.ly/2d1nBfU

¿Cuántos de los que han ido a la universidad reconocen que aprendieron, pero que la verdadera escuela comenzó cuando tuvieron que enfrentarse a la realidad ahí fuera? Hay cosas que ni las clases, ni el mejor libro, ni el profesor más experto en la materia te enseña. Supongo entonces que no tengo que arrepentirme de no haber estudiado en Standford University como el protagonista de estos consejos, una de las universidades más prestigiosas de Estados Unidos. Bobby Lee, un brillante estudiante chino sí cursó allí sus estudios, pero tras pasar por varios trabajos se animó a ser como él dice, un emprendedor tardío. Él solo intentó desarrollar su proyecto cuando volvió a su país, China. Una realidad muy diferente de la de nuestros países casi seguro, y sin embargo, escuchando un podcast sobre su experiencia como emprendedor y las cosas que no le enseñó la universidad, creo que pueden ser universales. Se las comparto.

Para Bobby Lee, fundador de BTCC, estas son las 7 cosas más importantes que como emprendedor la vida le enseñó.

El éxito no tiene que ver contigo:

Sino en cómo contribuyes al éxito de aquellos que trabajan contigo. Solo si ellos consiguen ser y sentir que han cumplido sus expectativas, tu proyecto conseguirá triunfar y tú triunfarás igualmente.

Aprende a dar y más importante, pedir y aceptar feedback de aquellos que te rodean:

¿Pero cuántos piden feedback? Para conseguir salir adelante y que las cosas vayan bien para nuestro proyecto, necesitamos tener la habilidad y el coraje de pedir y recibir feedback. Ahí reside una de las claves entre un jefe y un líder.

No te quejes:

La realidad es que todos podemos encontrar siempre mil razones para quejarnos incluso si el vaso está medio lleno. Al final, la gente que hace esto está transmitiendo la sensación de que ellos no pueden hacer la diferencia, cuando lo cierto es que sí pueden y por eso que están donde están. Si te quejas y esperas que sean otros los que actúen, te estás desempoderado, y ahí sí que no tendrás ninguna capacidad. En lugar de quejarte, ofrece feedback constructivo. Quejarte no cambiará la situación y no cambiará el pasado. Además todo es relativo. Algo que es malo desde una perspectiva, puede no serlo desde otra. Tú eliges cómo miras.

No hay excusas:

¿Cómo sabes si aquello que estás poniendo como impedimento es una excusa?: si cuando tratas de explicar o justificar algo la respuesta tiene que ver con algo externo, según Lee esto es una excusa. Lo único que no es excusa es cuando asumimos nuestra propia responsabilidad. Tienes que creer que puedes afectar el resultado de las situaciones y esto no puedes hacerlo si la responsabilidad la pones en el otro o en las circunstancias.

No dejes que el fracaso de otros afecte a los resultados que quieres conseguir:

A veces cuando las cosas no suceden, es porque estabas esperando que alguien hiciera algo antes de que tú pudieses continuar. Si quieres conseguir lo que te propones, no dejes que lo que otros hacen afecte los resultados que quieres conseguir. Tendrás éxito si no dejas que otros se interpongan en tu camino.

La gente que consigue lo que se propone, desarrolla buenos hábitos:

Tú puedes conseguir lo que te propones emulando esos buenos hábitos. Parte de nuestra falta de éxito depende de nuestros malos hábitos. Pero ¿cuánto tiempo pasamos reflexionando sobre ellos y tratando de mejorarlos?

Saber no es lo mismo que hacer:

Cierto, hay personas que saben mucho. Pero saber mucho según Lee, a veces limita a las personas a la hora de salir ahí fuera y hacer el proyecto realidad. Nos creemos tan listos que pensamos que podemos hacerlo, pero no lo hacemos. Por otra parte lo peor que te puede pasar es encontrar un trabajo cómodo y bien pagado. Te hará volverte cómodo y nunca lo intentarás. Si quieres hacer algo, lánzate e inténtalo. Es la mejor manera de demostrar que puedes hacerlo.

Interesantes lecciones, ¿cómo les suenan? ¿Creen que el entorno, o la cultura pueden afectar a que algunos de estos puntos no sean necesariamente así en todos los lugares?

___

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , , , ,