Posts by Elena Martin


Inversión de impacto, ¿una opción para las ONG? Lecciones aprendidas en el FLII

FLII Quinto Aniversario

FLII Quinto Aniversario, sesión general.

¿Hay inversión disponible ahí fuera para proyectos que generen un impacto? ¿Somos las ONGs el lugar al que los inversionistas están mirando cuando buscan invertir en impacto social y ambiental? ¿Cuál es nuestro papel en este nuevo ecosistema de impacto social con muchos más actores en el campo de juego?

La semana pasada tuvimos el privilegio de asistir a la quinta edición del Foro Latinoamericano de Inversión de Impacto en Mérida, en la península del Yucatán mexicano. 400 personas, un buen número de inversores, emprendedores sociales, ONGs y programas de responsabilidad corporativa de empresas privadas… se dieron cita por quinto año consecutivo para seguir alimentando un ecosistema, el de la inversión de impacto, que avanza sin pausa en nuestra región. Estas son conclusiones muy generales pero esperamos que sirvan para dibujar un panorama más o menos acertado de lo que se está cocinando en temas de inversión de impacto en Latinoamérica.

  • Ciudadanos / Emprendedores sociales. Vivimos en un mundo en el que somos cada vez más cuidadosos con lo que compramos, donde más gente busca trabajar en puestos alineados con sus valores, donde la interconectividad hace al individuo en maneras más poderoso. Con más información, más capacidad de tomar decisiones alineadas con aquello en lo que se cree y más capacidad para incidir en acciones más allá de las suyas propias, se está generando un caldo de cultivo idóneo para que el resto de los actores continúen construyendo un camino donde los viejos paradigmas comienzan a no servir. El ciudadano tiene poder no solo de decisión, sino de co-creacción del mundo que quiere, y como tal cualquiera puede ser convertirse en un ‘Change-maker’, un generador de cambio, un emprendedor social, e intentar resolver problemas a los que aún nadie consigue dar una respuesta efectiva y esto, sin duda, está también incidiendo en la construcción del mundo que queremos ver en un mañana que ya es hoy.
  • El sector privado. En este nuevo mundo, bien sea por convicción propia o porque no va a quedar otra, las empresas comienzan a hablar también de su intención de cumplir una misión social, interactúan y se interesan por lo que el cliente tiene que decir. Saben que hacer esto no solo es lo correcto, es lo necesario si quieren sobrevivir. Encontramos mayormente empresas grandes, internacionales y locales con programas de responsabilidad social corporativa, financiando proyectos, firmando acuerdos con emprendedores sociales y con ONGs para transformar parte de su responsabilidad para y con la sociedad en la que viven y de la que se nutren, en acción y resultados. Para ello en muchas ocasiones necesitan del ese otro lado, de aquellos que ya trabajan con comunidades, con poblaciones desfavorecidas y que saben cómo navegar en las aguas de lo que no es pura empresa. He aquí un gran potencial de hacer más con mayores recursos, si las organizaciones hacen su parte de adaptación a los cambios.

    flii_2

    FLII, 24, 25, 26 Febrero. Mérida, Yucatán. México

  • Inversionistas de impacto. Los inversores también de una forma bastante reciente comienzan a hablar de impacto más allá del retorno de la inversión. El camino para proyectos que quieran encontrar fondos o inversores que buscan proyectos está plagado de obstáculos y aprendizajes que más y más las propias fuerzas del ‘mercado’ están definiendo. Aquí ya estamos hablando de palabras mayores. Encontramos la pescadilla que se muerde la cola, muchas iniciativas que lamentan que no hay suficiente capital ahí fuera, y muchos inversores que claman no encontrar proyectos suficientemente maduros y con la estructura, planificación y proyección de crecimiento adecuada para asumir el riesgo de invertir en su creación, implementación y capacidad de escala. Un buen espacio para que ambos sigan creciendo, entendiéndose y generando más cambio juntos.
  • Incubadoras & aceleradoras. Al calor de todo esto surgen en toda LATAM, aunque el reparto es desigual según los países, más y más incubadoras y aceleradoras de emprendimientos que más y más tienen un componente social o medioambiental. Para aquellos que estén comenzando con un proyecto y se encuentren perdidos, encontrar este tipo de espacios en sus respectivos países es un buen punto de partida para orientarse.
  • Organizaciones sociales. En este ecosistema rico en intenciones de generación de impacto social positivo, las ONGs necesitan con urgencia definir el rol que quieren jugar. Hay sin duda espacio para ellas, pero se siente necesario que sean capaces de hacer el esfuerzo de entender qué está pasando para poder saber quién son y redefinirse en maneras donde todos ganemos. Tenemos mucho camino recorrido, una gran experiencia en saber lo que necesita el otro y cómo manejarnos con pocos recursos, pero es hora de apostar por más profesionalización, consistencia, visión, planificación y capacidad de generar resultados. Si somos capaces de llevar todo esto al siguiente nivel, hay sin duda espacio para generar nuevas posibilidades de captar recursos tanto económicos como de conocimiento, que contribuyan a un impulso más profundo de nuestras respectivas misiones.

Sabemos que este no es un reporte excesivamente minucioso sobre pasos concretos, tipos de inversionistas o cómo hacer para conseguir financiación. El abanico es amplio y cambiante y cada caso concreto tiene sus particularidades, pero es necesario entender que todo esto está pasando para decidir cómo, en particular nosotras las ONGs, queremos jugar o no a algo que podría incluso interpretarse como una ‘capitalización’ del tercer sector, lo que puede no gustar. Sin embargo por otro lado, añade posibilidades a un panorama cambiante, donde las ayudas internacionales o locales encogen cada vez más y donde otros actores como hemos repetido en anteriores ocasiones, están ocupando un espacio, el del impacto social, que antes era exclusivo de las ONGs y atrayendo capital privado.

¿Eres ONG? ¿Crees que estamos las ONGs listas para jugar en esta nueva liga? ¿Cuáles son tus principales dudas o temores con respecto al futuro que viene? Déjanos un comentario. Será útil conocer cuáles son sus principales obstáculos para intentar dar respuestas.

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Encuéntranos también en Facebook y Twitter.

Tags: , , , , , ,



¿No te atreves por el miedo al qué dirán?

¿Vas a dejar que te pare?

El miedo al qué dirán no puede parar una vida que te pertenece.

Hay algo en nuestra cultura y mucho en nuestra psicología que lejos animarnos a avanzar, nos paraliza y nos deja clavados en el mismo lugar donde estamos. No importa lo descontento o frustrado que estés, si crees que tu idea es genial, cuando llega el momento de dar el paso uno de los pensamiento que nos aterran es y si no sale bien, ¿qué van a pensar de mi?’. ¿A cuántos les suena familiar?

Bien, ese miedo al ‘qué dirán’ no es más que una historia en nuestras cabezas que si nos está paralizando tenemos la obligación de darle la vuelta antes de que nos deje estancados para siempre en el conformismo y la resignación.

Convéncete de que ‘el qué dirán’ no puede pararte con estos cinco puntos:

1. Ten presente que tus miedos están condicionados por tu contexto. En sociedades anglosajonas el que “fracasa” no es el que lo intenta y no consigue los resultados esperados, sino el que no lo intenta en absoluto. La próxima vez que imagines a tus amigos o familia cuestionándote, pregúntales qué están haciendo ellos por avanzar para conseguir aquello en lo que creen. Quizás es hora de que empleen la energía que gastan en desanimar o cuestionar a otros, en construir algo en sus propias vidas.

2. Piensa que el que paga el precio de seguir estancado, no son esos que tendrán algo que decir, eres tú. Tu vida es tuya y en la medida que no te encuentres en un contexto que impida la posibilidad de expresión y acción, deberías vivirla de forma que te haga feliz a ti. ¿No crees que tiene sentido?

¡Tú eliges!

¡Tú eliges!

3. Elige con quién te juntas. Todo el mundo tiene una opinión, pero ¿cuántos de verdad saben de lo que hablan y cuántos opinan porque no tienen otra cosa mejor que hacer? Aprende a diferenciar los unos de los otros. Los primeros te ayudarán a avanzar, los otros te sumirán en la desconfianza. Tu eliges con quién te juntas.

4. ‘Pero ¿y si… y si… y si…?’ ¿Es esta la primera pregunta que te viene a la mente cuando tratas de avanzar con una idea pero te importa demasiado lo que piensen los demás?. El ‘y si’ sirve para encontrar excusas para no hacer, cuando lo que necesitas son excusas para avanzar. Cuando te venga el ‘Y si…‘ a la cabeza, piensa que es lo peor de lo peor que podría pasar. Es posible que lo peor no sea de hecho tan malo, y ¿qué posibilidades hay de que acabes en el peor de los casos? Relativiza y piensa en positivo, porque ¿qué podría llegar a perderse el mundo si no lo intentas?

5. Pregúntate… ¿cómo es que necesitas tanto la aceptación de otros? Comienza por aceptarte a ti mismo. Cuando necesitamos que sean otros los que reafirmen quiénes somos o nuestras acciones, no estamos siendo dueños de nuestro potencial. Identifica tus fortalezas, ten claro lo que quieres y ¡adelante!. Si crees en ti, tienes todo lo que necesitas para echar a andar.

En definitiva, dar el paso de transformar nuestras buenas intenciones en acción no siempre es fácil, pero no tiene por qué ser imposible. ¿Por qué crees que nos importa tanto lo que otros piensen? ¿Alguna vez te ha parado el miedo al qué dirán?

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Encuéntranos también en Facebook y Twitter.

Tags: , , , , ,



¿Quieres trabajar con voluntarios internacionales?: AIESEC te ayuda

voluntarios

¿Quieres trabajar con voluntarios internacionales? AIESEC te ayuda

AIESEC tiene presencia en 125 países y es la mayor plataforma internacional para que los jóvenes exploren y desarrollen su potencial de liderazgo y las organizaciones puedan enriquecerse con la experiencia, perspectiva y conocimiento de voluntarios internacionales, y por supuesto estos voluntarios puedan enriquecerse y aprender igualmente de la experiencia, perspectiva y conocimiento de las organizaciones y comunidades con las que colaboran.

Aunque conocíamos su trabajo, el otro día charlamos con una de sus representantes en Argentina y tuvimos la ocasión de conocer más a fondo los programas que ofrecen y cómo si eres una organización sin fin de lucro, puedes conseguir jóvenes capacitados para trabajar en proyectos sociales y educativos que logren mayor impacto en la sociedad.

Básicamente los pasantes o voluntarios internacionales pasan seis semanas en tu organización por un mínimo de 20 horas semanales. Estos pasantes han demostrado una serie de habilidades y manejan proyectos específicos a corto plazo o de trabajo en equipo en estrategias a largo plazo. Los estudiantes son recién graduados universitarios de más de 2.100 universidades en todo el mundo, proactivos, responsables y con mentalidad global.

¿Por qué considerarlo si eres una organización sin fin de lucro? Beneficios directos:

  • Vivir la experiencia de tener personas de distintas nacionalidades compartiendo y trabajando promueve la diversidad y la tolerancia.
  • Apuntar al desarrollo de un ser humano integral a través de la gestión de proyectos.
  • Aliviar la carga laboral de los integrantes de la institución.
  • Mejorar la comunicación en organizaciones del tercer sector a través del talento internacional.
  • Desarrollar una visión emprendedora y generadora de nuevas oportunidades.
  • Promover las expectativas de crecimiento personal y profesional de la comunidad y de la institución.

AIESEC trabaja con diferentes programas a través de los cuales los voluntarios pueden aportar valor. Es cuestión de que decidas cuál se ajusta más a las necesidades de tu organización.

¿De qué se hace cargo AIESEC?

AIESEC se hace cargo de la gestión del proyecto, selecciona a los pasantes, los atiende durante su estadía en Argentina (presupuesto tentativo de gastos, seminario de choque cultural, cena de bienvenida, acompañamiento a su primer día de trabajo, seguimiento durante su práctica, inserción en actividades culturales, encuestas de  calidad tanto a los pasantes como entidades involucradas).

¿Cuál es tu compromiso como organización? 

Es tu responsabilidad proveer supervisión a los practicantes en el cumplimiento de sus tareas, integrar al pasante en un ambiente cálido y multicultural de trabajo y cumplir con los objetivos propuesto por AIESEC.

Y finalmente… ¿cuánto me cuesta?

La entidad es responsable de pagar el coste administrativo y proporcionar al pasante los siguientes beneficios: alojamiento, comida y transporte. Los costos adicionales serán cubiertos por el pasante.

¿Te interesa?

Puedes ponerte en contacto con AIESEC Argentina aquí si eres una organización de este país. En caso de que tu organización no estén en Argentina, contacta con la oficina de AIESEC de tu país.

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Encuéntranos también en Facebook y Twitter.

Tags: , , ,



¿Qué decir a una persona en situación de calle?

Las personas en situación de calles no son invisibles. ¿Qué decir la hablarlas?

Las personas en situación de calles no son invisibles. ¿Qué decir la hablarlas?

Tanto si en tu mundo tropezar con personas en situación de calle es una constante como si por el contrario no lo es, es probable que ante la presencia de una persona sin hogar no solo te haya surgido la duda de si dar o no dar dinero… Es posible que te hayas preguntado por un segundo cómo es que esa persona acabó así, incluso quisiste acercarte y hablarla pero diferentes pensamientos te vinieron a la cabeza. No sabes qué decir, no tienes dinero que ofrecer, acabas mirando para otro lado… sigues adelante.

Lo cierto es que en ocasiones, es posible que acercarte e intercambiar un gesto o unas palabras, pueda ayudar tanto como una aportación económica a personas en situación de calle. Aquí van maneras de aproximarte a una persona sin hogar diciendo o haciendo lo correcto, según este artículo:

1. No tengo dinero pero, ¿puedo ayudarte de alguna otra forma?. Indudablemente, dinero es algo que una persona sin hogar necesita, pero a veces puede haber algo concreto con lo que puedas ayudar, bien sea ropa, comida, etc.

2. Asegúrate que la persona es una persona sin hogar. Puedes decir, “te veo a menudo sentado en el mismo lugar y me pregunto, ¿dónde pasas la noche?”. A veces la persona no es que no tenga un hogar. Quizás no necesita un sitio para dormir, pero puede estar desesperadamente necesitada de otras cosas.

3. Da los buenos días… pero hazlo mirando a los ojos. Esto lo retrata bien el testimonio de una de estas personas en el mencionado artículo cuando afirma “Una de las muchas cosas difíciles de no tener un hogar, es que te sientes menos humano. Es como ser invisible. Aquellos que sí tienen un hogar, casi nunca miran a los que no lo tenemos a los ojos. Mirar a una personas a los ojos y hacer un leve gesto de cabeza, es una de las cosas más respetuosas que puedes hacer”.

4. ¿Cómo lo llevas? ¿Te apetece charlar? Hacer una pregunta cerrada da la opción a la persona de directamente decirte que no quiere, o bien abiertamente comenzar a hablar sin sentir que van a juzgarlo. Lo que algunos de ellos afirman es que no te sorprendas si la persona no quiere entablar conversación. En realidad como todos, puede que no se sientan cómodos compartiendo detalles personales con un extraño. De una forma u otra, estarás satisfaciendo un necesidad: el contactos social. Muchos de los que viven en las calles sienten una vez más que son inadecuados o que no existen.

5. Ofrecer un gesto de buena voluntad puede ser muy importante para algunos. En el caso de por ejemplo de personas con sólidas creencias religiosas, el que escuchen un ‘Que Dios te bendiga’ o ‘Rezaré por ti’, puede ser algo que les haga sentir mejor.

¿Te has visto alguna vez en la situación de hablarle a una persona en situación de calle? ¿Qué pasó?

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Encuéntranos también en Facebook y Twitter.

Tags: , ,



“Nunca imaginé qué tanto impactaría mi vida”

¿Es posible hacerse rico dando? Voluntarios de aquí y de allá nos comparten sus reflexiones acerca de una pregunta: ¿En qué manera el voluntariado te enriqueció cómo persona, qué te enseñó?

Cada una de sus experiencias les tocaron en una forma especial. Les pedimos que nos las compartan para que más sean los que se animen a ‘enriquecer’ y a ‘enriquecerse’.

Por Florencia Eraña, (Uruguay)

“Jamás imaginé que esta experiencia pudiera ser tan conmovedora. Desde que entré en contacto con las personas en “Jardim Do Cerrado”, mi perspectiva de la vida ha comenzado a cambiar. Lo que creía que era necesario para tener una vida feliz y confortable, ahora parece innecesario. Lo que creía que era “normal”, ya no lo parece tanto. De a poco me doy cuenta que el mundo es inmensamente más complejo de lo que había imaginado, tanto más increíble y a la vez más aterrador de lo que pensé. Lo más maravilloso es darme cuenta que no solamente estoy aprendiendo acerca de otros, también aprendo más acerca de mi misma. Es tan simple y tan complejo a la vez.”  

jardins_do_cerrado

Florencia con otros voluntarios y personas de la comunidad en Goiania, Brasil

El 7 de enero de 2014, escribí esto en mi diario de viaje. Me encontraba viviendo en una comunidad en las afueras de la ciudad de Goiania, en Brasil; dando clases en una escuela junto con otros ocho jóvenes de distintas partes del mundo. Esa fue mi primera experiencia de voluntariado, y me marcó para siempre. Me puso en contacto con una realidad completamente distinta a la mía, me hizo salir de mi zona de confort, me llevó a cuestionar cosas que hasta el momento daba por obvias. Durante ese tiempo aprendí dos grandes cosas que llevo conmigo hasta el día de hoy: 1) a ver el mundo a través de los ojos de otros, a ponerme en su lugar y 2) a no subestimar el impacto de las pequeñas acciones.

Hoy, sigo siendo voluntaria desde un ángulo distinto: soy parte de AIESEC, la organización de jóvenes más grande del mundo. Trabajo en equipo gestionando experiencias de intercambio voluntario para que otros jóvenes tengan la oportunidad de vivir lo que yo viví. Esta forma de voluntariado me ha permitido seguir en contacto con personas que tienen distintas maneras de ver el mundo, aprender a trabajar con otros, conocerme aún más, y por sobre todas las cosas, actuar y ser protagonista del cambio que quiero ver en el mundo.

Desde siempre supe que mi lugar era ayudando a otros. Fue con ese propósito que tomé las dos grandes decisiones que me marcaron: ser docente y ser voluntaria. Empecé porque quería impactar positivamente la vida de otros, pero nunca imaginé qué tanto impactaría también mi vida. 

 

Si te gustó este testimonio no te pierdas “Es inevitable volver cada martes aunque hayas tenido un mal día

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , , , , , ,



¿Por qué llora tu perro?

perro triste

¿Cuál es tu clavo? Imagen cortesía de Shutterstock

¿Te gustan los cuentos?… este te hará pensar. Muchas conclusiones se pueden sacar del mismo, así que lo compartimos para que nos cuentes qué te parece.

Érase una vez un señor sentado a la puerta de su casa viendo a la gente pasar. Su perro le acompañaba tumbado junto a él con gesto contrariado y constantes gemidos que delataban que algo le pasaba. Gemía y gemía hasta que una de las personas que paseaban por la calle que lo observó preguntó al dueño:

– ‘¿Por qué está llorando su perro?’

‘Porque se ha tumbado encima de un clavo…’ , contestó él.

‘Y si se tumbó sobre un clavo ¿por qué no se mueve y se tumba en otro lugar?’,  preguntó intrigado el paseante…

‘Sencillo, es porque el clavo no le molesta lo suficiente…’

Escuchando este cuento nos preguntamos en qué medida todos estamos tumbados encima de clavos… cuántas son las cosas que nos molestan, nos hacen ruido, nos frustran, pero seguimos nuestro camino o continuamos observando desde la comodidad de nuestro sofá. Enfadados a veces, pero sin levantarnos y hacer algo más que lamentar las situaciones que nos afectan.

¿Qué clavo te molesta? ¿Cuál es esa causa que te toca la fibra sensible? Nunca es tarde, recuerda que en Idealistas.org hay miles de organizaciones trabajando en las más diversas causas. Usa nuestro buscador para ver quién ya está trabajando en los asuntos que más te importan y contacta directamente con la organización para ver cómo puedes dar una mano.

No dejes que el clavo te pinche hasta el punto en el que el daño se haga demasiado grande. Conecta, actúa, comparte. Cuéntanos qué te pareció la moraleja del cuento.

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Encuéntranos también en Facebook y Twitter.

Tags: , ,



4 preguntas para saber si eres o no un agente de cambio

El cambio comienza por ti

El cambio comienza por ti

Vivimos un momento en el que existe una acuciante necesidad de cambio aún cuando por lo general existe una gran resistencia al mismo. Sin embargo, es en el cambio donde viven las oportunidades. Ante esta gran oportunidad la pregunta es, ¿qué tipo de mundo queremos construir y cómo podemos ser cada uno de nosotros ser agentes de ese cambio? Bill Drayton (fundador de Ashoka), nos da algunas respuestas en este artículo.

Otras definiciones sobre qué es un Agente de Cambio

Bill Drayton por supuesto no es el único aunque sí fue el primero que comenzó a sistematizar este tipo de discursos. Agentes de Cambio son según AIESEC Venezuela aquellas personas que propician deliberadamente, o mediante su comportamiento, cambios en lo social, en lo cultural o en el comportamiento de los individuos.

Se caracterizan porque tienen el valor de asumir un riesgo y de abrirse a nuevas ideas, están insatisfechos con la realidad actual, asumen la responsabilidad donde otros crean excusas, logran ver las posibilidades en una situación donde otros ven las limitaciones, pueden crear en otros la capacidad de soñar, inspiran a otros con la visión de lo que pueden aportar, poseen la habilidad de dejar el ego en aras de lo que es mejor para todos, poseen valentía, tienen una mente y alma abiertas y logran ver sus sueños hechos realidad.

¿Tienes lo que hay que tener para ser un agente de cambio?

En “Rippling: How Social Entrepreneurs Spread Innovation Throughout the World”, su autora Beverly Schwartz tras haber estudiado agentes de cambio alrededor del mundo que han puesto en marcha sus ideas para tratar de resolver los problemas más acuciantes a los que se enfrenta la sociedad, encontró 5 puntos en común que tienen todos estos emprendedores. ¿Te cuestionas si tú también puedes ser un agente de cambio social? Comienza por hacerte estas cuatro preguntas:

1. ¿Hay algo en particular que te gustaría mejorar?

El libro habla de cómo todo gran cambio ha comenzado por un primer paso, un cambio pequeño que generalmente viene motivado por una experiencia propia y el deseo de cambiar algo como acto de empatía hacia alguien que tiene o ha tenido una necesidad. Sienten que tienen que hacer algo para evitar que más pasen por lo mismo. Si has sentido eso, estás en el buen camino.

2. ¿Estás dispuesto a dejar el camino cómodo de lo conocido para pasar a la acción?

Y ahí está la clave. Como dijo Buddha: “Cualquier idea que se desarrolla y se pone en marcha, es más importante que una idea que existe solo como tal”. Es más fácil contener tus emociones y continuar por un camino de normalidad que moverse por el camino de lo que no es considerado ‘normal’. Tienes que actuar diferente si quieres transformar la realidad establecida. Es la única manera de cambiarte a ti mismo y a los que tienes a tu alrededor. Requiere mucho coraje. ¿Crees que tienes lo que hay que tener para lanzarte a ese optimismo desconocido? Si es así, enhorabuena. Podrás sin duda cambiar el mundo.

3.¿Puedes ver a aquellos que te rodean también como agentes de cambio?

Los agentes de cambio tratan a la gente a su alrededor como potenciales agentes de cambio. En lugar de diferenciarse de aquellos para los que trabajan, ven “el potencial de cada persona y les apoyan en el descubrimiento de sus propias posibilidades”. Si puedes ver un mundo así… sigues ganando puntos.

4. Cuando empieces a tener éxito, ¿serás capaz de dejarlo pasar?: Si tu idea comienza a funcionar, ¿eres capaz de no tratar de tenerlo todo bajo control? Se trata de ser capaz de institucionalizar la idea para que el impacto de tu trabajo permanezca funcionando gracias al sistema creado. Tienes que ser capaz de sentir que tienes el control sin tener que controlarlo todo. Inspira, comparte y deja que otros participen y te ayuden con el avance. No quieras hacerlo todo o controlarlo todo.

Si tras hacerte estas preguntas crees que están en la buena dirección, adelante. Ya sabes, para empezar el camino necesitas simplemente comenzar con un primer paso. Te dejamos para el resto del avance esta Guía para Jóvenes Agentes de Cambio del Banco Interamericano de Desarrollo. ¡Buen viaje y mejor impacto!

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Encuéntranos también en Facebook y Twitter.

Tags: , , , ,



¿Cuánto nos cuesta la desconfianza?

desconfianza

¿Qué sería posible si comenzamos a construir desde la confianza?

Por Raúl Contreras y Núria González (España)

El mundo en un cajón. Sus paredes monocromas. Pasillos que nos quieren llevar aquí y allá siempre, a un sitio que otro decidió para nosotros. Y funciona, les funciona porque lo construyen sobre el miedo. Miedo a lo desconocido, miedo a lo que harán, a salir de la rutina, a conocer… miedo a pensar.

Cuando el miedo se instala en la sociedad se extiende como una de esas terribles manchas de petróleo que matan nuestros mares y océanos. Todo lo que toca lo destroza, lo contamina o desaparece. Así es como se construye un mundo desde la desconfianza. Con la pérdida de valores, muchas personas contaminadas aceptan el juego y lo repiten sin pensar, sin recordar quiénes son y para qué están donde están.

Entramos en la caja, su nombre: desconfianza. Una vez estás dentro, ves que deja espacio para unos pocos y miseria para muchos. Se construyen complejos laberintos de palabras estériles que sólo buscan confundir. Miles de obstáculos que la mayoría no atraviesan quedando aislados en la caja gris. Mi vecino, mi primo o mi hermano ¿Ellos también? Así perderemos la batalla.

La desconfianza se articula desde la valoración del riesgo en la confianza. Al final es el miedo a la pérdida el que cierra otras puertas.

Me pregunto, ¿cuál es la pérdida cuando optamos por la desconfianza?

Es tan grande que no la vemos. El modelo económico actual es quien más apuesta hace por mantener la desconfianza y convence a muchos, diciendo que ahorraremos problemas y dinero. Eso nos enseñan.

La desconfianza, en cambio, nos trae:

  • Fedatarios públicos que nos dicen lo que es o no es cierto
  • Ejércitos de abogados defendiendo al que le paga
  • Millones y millones en seguros de lo que sea
  • Sociedades de garantía recíproca
  • Fondos de garantía
  • Márgenes altos para cubrir posibles riesgos de in-cumplimiento
  • Gastos en seguridad: guardas, cámaras, …., (ni hablar de los ejércitos y sus guerras)
  • ….

¿Y todo esto para que nadie sea engañado, estafado o robado?

No hace falta que te roben después de todo lo que has gastado para evitarlo ¿No crees?

La realidad, tozuda ella, nos dice que todo esto se ha construido para que sólo unos pocos puedan engañar sin consecuencias y el resto, sean disuadidos. ¿Estamos tranquilos, seguros, con quiénes dicen estar ahí velando por nuestro bien común?

Realmente nos engañaron otra vez. Nuevamente en lugar de rechazar aquello que no nos es propio ni natural lo aceptamos e incluso, lo hacemos nuestro. Es tiempo de parar, pensar y resolver. Una sociedad construida desde la confianza no sólo sería mucho menos costosa para las personas, aún teniendo que sufrir algún que otro engaño, sino que nos permitiría a todos ser más persona y convivir como iguales en un espacio de construcción personal y colectivo.

Si estamos dispuestos a cambiar este sistema, empecemos nosotros mismos. Construyamos nuestra alternativa desde la confianza.

Raúl Contreras y Núria González, se han vinculado desde el año 1998 al campo de las empresas de inserción, la formación e intermediación sociolaboral de personas en riesgo de exclusión y la economía solidaria.

Son parte de la plataforma para el cambio social Nittúa, donde no trabajan solos,  participan conjunta y activamente con diversas redes del estado, así como con otras personas en la búsqueda, generación e implantación de alternativas comunes e innovadoras.

Tags: , , , , , ,



“Es inevitable volver cada martes aunque hayas tenido un día fatal”

¿Es posible hacerse rico dando? Voluntarios de aquí y de allá nos comparten sus reflexiones acerca de una pregunta: ¿En qué manera el voluntariado te enriqueció cómo persona, qué te enseñó?

Cada una de sus experiencias les tocaron en una forma especial. Les pedimos que nos las compartan para que más sean los que se animen a ‘enriquecer’ y a ‘enriquecerse’.

Por Candelaria Pagella, Buenos Aires, (Argentina)

“Mi nombre es Candelaria y junto con un grupo de compañeros (que ya considero queridos amigos) asistimos a gente en situación de calle, desde la agrupación Caminos Solidarios Argentina. Hace casi dos años me sumé a las recorridas nocturnas que se realizan en el barrio de Caballito (Ciudad de Buenos Aires) y cada martes, nos encontramos con nuestros amigos de la calle para entregarles alimentos, ropa y abrigo (especialmente durante el invierno).

Recorrida nocturna

Candelaria y otros voluntarios en una de las recorridas nocturnas

Esta experiencia para mi significa muchas cosas, pero si tuviera que definirla con una sola palabra, sería con la palabra “transformación”. Cada encuentro, cada contacto genuino y sincero con ese otro (portador de un nombre, dueño de una historia); te modifica. Y, sin duda, también es generador. Impulsa la unión, habilita la escucha, da lugar a la mediación de la palabra, de los gestos, de la mirada y del propio silencio. Permite el ejercicio de ser menos prejuiciosos. Da lugar a las historias personales, a las anécdotas, a la risa y también a la dureza de la realidad que habita en esos relatos en primera persona.

Pero como la transformación es eje, enseguida llega un abrazo o un apretón de manos contenedor, que recompone. Todo es enseñanza y aprendizaje. Por eso, todo lo que ocurre en ese espacio de la noche es transformador. Uno no vuelve a ser quien era hasta hace un instante. Uno no vuelve a mirar la vida, a su entorno, a la rutina de la misma manera. Es inevitable aplicar estos filtros. Del mismo modo en que es inevitable volver cada martes aunque hayas tenido un día fatal. De algún modo la energía se renueva y ahí nos vuelve a encontrar. A pesar de ser conscientes de que la acción ciudadana no es suficiente y saber que los problemas de fondo siguen estando. Sin embargo, algo maravilloso nos concentra en ese espacio que nos atrae como un imán: el amor sincero y la posibilidad de transformarnos.”

¿Sientes que tu experiencia de voluntariado también te enriqueció? Compártela para que sean más los que se animen a aportar su granito de arena. Puedes escribirnos a: comunicacion@idealistas.org.

Si te gustó este testimonio no te pierdas “Ser voluntario es uno de los servicios mejor remunerados

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , , , ,



¿Diriges o lideras?: 5 claves para sacar lo mejor de tu gente

liderazgo

¿Diriges o lideras?

Muchos dirigen, pocos lideran. La diferencia entre lo uno y lo otro sencilla: liderando sacas lo mejor de las personas en beneficio propio, en su propio beneficio, en de la organización en general y en favor de aquellos a los que se está tratando de llegar.

Esto que es así en el mundo corporativo, se aplica igualmente al entorno de las organizaciones. No importa lo pequeña o grande que sea tu organización tener en cuentas estas claves te ayudará como cabeza de la misma, o responsable de cualquier grupo de trabajo, a sacar lo mejor de los recursos y las personas por y para aquellos a los que estamos tratando de servir.

En este artículo, se plantea una aproximación interesante. Según la autora en lugar de trabajar con tu gente juntándolos en una sala y tratando de resolver un problema, la idea es que el equipo es la suma de todas sus partes así que trabajar con cada una de estas partes fuera de la rutina de reuniones y desde otros ángulos ayudará a construir equipos más eficientes y comprometidos con la misión.

Estas son sus 5 sugerencias para construir y liderar equipos de alto rendimiento en organizaciones sin fines de lucro:

  • Rodéate de un BUEN equipo. Con mayúsculas. Cuando elijas a la gente con la que vas a trabajar, o incluso si son voluntarios, no te conformes con menos que con aquellos que de verdad creas que pueden aportar su pasión y habilidades a tu organización. Es tremendamente frustrante tener que dirigir en base a las deficiencias de las personas. Una cosa es poder aprender, otra es simplemente no querer mejorar y cargar tu falta de conocimientos o compromiso a los demás.
  • Construye relaciones personales: hazte accesible. Programa reuniones periódicas con los miembros de tu equipo y conviértelas en un diálogo más allá de las tareas o las rutinas. ¿qué es lo que les frustra?, ¿qué les hace vibrar?, ¿tienen ideas que pueden ser implementadas?. Se necesita desarrollar confianza y respeto mutuo. Las conversaciones más allá de lo establecido, son una buena oportunidad para ello.
  • Crea metas comunes que requieran colaboración. Diseñar metas comunes y que requieran colaboración quiere decir que “yo no puedo completar mi meta a menos que tú completes la tuya”. Cuando la meta ha sido co-construída, el compromiso y la capacidad de ponerse en el lugar del otro, es más alto. Como líder, trata de facilitar este tipo de co-creacción.
  • Trabaja entre reuniones, no esperes a las reuniones. Si fuera de un proceso de toma de decisiones, el líder ha trabajado el día a día en entender la situación de cada una de las personas involucradas, es más fácil que al presentar el problema, describir varias opciones y puntos de vista y una posible solución común, como líder tengas en mente todos los intereses y puntos de vista de la gente y sea más fácil conseguir el acuerdo y compromiso de todos.
  • Fomenta el respeto como una norma sin excepción. Si hay que quedarse con una sola clave que hará que el trabajo avance por el buen camino, esa es el respeto. Cuando cada persona mire a los otros, debe hacerlo pensando “Él/ella es fantástic@ y aporta un valor realmente importante a la organización”. ¡Sin discursión! No importa si a nivel personal la gente se adora o se odia, a nivel de trabajo todo el mundo debe dar lo mejor de sí para cumplir la misión y respetar al otro por saber que el sentimiento es mutuo.

¿Hay algún punto que como líder o persona que trabaja con personas, te funciona para conseguir un mayor grado de compromiso de tu equipo o voluntarios? Compártelo en los comentarios.

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , ,