Voluntariado:


3 pasos para crear una campaña de captación online de voluntarios

¡Atrae voluntarios!

¡Atrae voluntarios!

Si necesitas muchas manos generosas para un evento o un proyecto en específico, crear una campaña creativa, organizada y orientada a tu objetivo puede traerte la ayuda que necesitas. ¿Preparado?, ¡adelante!

Te contamos 3 importantes pasos para crear una campaña de captación online de voluntarios:

1. Definir la campaña. Antes de pedir ayuda debemos definir qué tipo de voluntarios buscamos y por cuánto tiempo los necesitamos. Tras esto es fundamental un nombre de campaña capaz de llamar la atención del grupo que necesitamos convocar. Trata de utilizar palabras fuera de lo común relacionadas con el proyecto o tarea que tus voluntarios deben realizar.

Algunos ejemplos:

  • #300 Héroes – ¿Quieres ser un héroe?. Con esta campaña para atraer voluntarios de la Fundación Compartir y el Centro Cultural Hibueras en Honduras, lograron llamar la atención de 300 voluntarios que necesitaban para brindarle felicidad a niños hondureños en la navidad. Un nombre de campaña sencillo, pero relacionado de manera creativa al propósito del proyecto.
  • Del efecto mariposa al efecto voluntario. Esta campaña de la Cruz Roja española fue creada para favorecer y potenciar la incorporación de personas al voluntariado en la organización, y enfrentar varias problemáticas sociales. Un nombre creativo ya que la idea del efecto mariposa es que un pequeño cambio puede generar grandes resultados.

2. Define el tipo de contenido a difundir. Una vez tengas en claro qué tipo de voluntarios quieres conseguir con tu campaña y las bases de la misma, deberás definir el tipo de contenido y lenguaje a utilizar para empezar a difundirla, por ejemplo: imagenes, videos, artículos, correos, etc así como su continuidad: diaria, semanal, quincenal, mensual, etc.

Aquí te van algunas herramientas gratuitas en caso de que no poseas suficiente presupuesto:

  • Pixlr.com.Te permite modificar tamaño de texto e imagenes en línea con más de 600 efectos y plantillas para personalizar.
  • MailChimp. Puedes manejar contactos, enviar correos y dar un seguimiento a tus esfuerzos. Su versión gratuita te dejará enviar hasta a un máximo de 2.000 suscriptores y 12.000 envíos al mes. Haz clic aquí para acceder al tutorial en español.
  • Windows Movie Maker. Es una herramienta de edición de video gratuita para Windows, con la que los usuarios pueden crear videos con sonido de una forma sencilla.

3.  Define los medios de difusión. Una vez determinado el tipo de contenido a utilizar, queda definir los medios que utilizarás para difundir tu campaña y los canales de soporte para reclutar tus voluntarios. Puesto que se trata de una campaña online, podemos utilizar las redes sociales y página web para difundir la campaña. Recuerda que aunque utllices varios medios de difusión, debes contar con un solo sitio (página/correo) donde todos los interesados puedan contactarte, de esta forma te será más fácil contabilizar y luego contactar a los postulantes.

Algunas herramientas adicionales para reclutar voluntarios son:

  • Idealistas.org. Al ser una de las plataformas más grandes para reclutar voluntarios en Latinoamérica, no puedes dejarla pasar desapercibida para tu propósito. Puedes crear una cuenta gratuita para tu organización y crear listados de voluntariado según tus necesidades. Actualmente más de 7.000 organizaciones hacen parte del sitio en español.
  • Hacesfalta.org. Ofrece listados de oportunidades de voluntariado publicadas por organizaciones. Actualmente cuentan con más de 6.000 en el sitio.
  • ONGInfo[*]com. Directorio de organizaciones sin fines de lucro en Latinoamérica y España. Ofrece un listado de ofertas de voluntariado disponibles por categoría y por país. Además, noticias actualizadas sobre organizaciones no gubernamentales.
  • Páginas locales de voluntariado. Dependiendo del país en el que te encuentres, puedes enlistar tus oportunidades. En el caso de España visita: Portal de Voluntariado de la Comunidad de Madrid o Colombia: Voluntariado Colombia, entre otros.

A partir de este momento ya tienes todo listo para echar a andar tu proyecto para reclutar voluntarios. Recuerda que con una mente abierta y creativa son muchas cosas las cosas que puedes lograr.

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , , ,



¿Voluntariado = ciudadanía activa?

Voluntarios = Ciudadanos activos

Voluntarios = Ciudadanos activos

A veces surge una palabra que de repente escuchas por todos lados y el uso de esa palabra encuadra las cosas en un contexto de modernidad, solidaridad, etc. También hay veces, que de tanto repetirse las palabras se acaban desgastando del uso y se vacían de significado.

No creo que el término voluntariado morirá pronto por ser excesivamente usado. Desafortunadamente en muchos países aún el voluntariado no se ve como una responsabilidad del ciudadano, no es algo masivo y dependiendo de dónde nos encontremos el voluntario puede ser juzgado como idealista o ingenuo, o se tiende a pensar que el voluntario solo es la ayuda que viene de fuera o la que proveen los ricos que son los que tienen tiempo y dinero. Mucho más allá, hay países en los que es literalmente imposible aún registrar una organización como ONG, el concepto simplemente no existe a nivel local.

En cualquier caso, el voluntariado sigue estando ahí, y siento que últimamente está tomando otra dimensión. Uno de los juegos de palabras que resuenan con fuerza últimamente fue el que me compartía el otro día Leonardo de TECHO, que presentándome el trabajo que hacen identificaba el término voluntariado (con una buena historia sobre sus espaldas pero que sigue sin resonar con la fuerza necesaria), con el concepto ‘Ciudadanía Activa‘. Me encantó la analogía pero me quedé pensando en que media son o no iguales o cómo pueden ayudarse mutuamente.

Comencemos por definir:

Voluntario: interesante…  ni la RAE (Real Academia de la Lengua) lo define refiriéndose a la persona que colabora explícitamente con una organización sin fin de lucro. Así para la RAE, lo más cercano en este contexto y referido no al acto sino a la persona sería: “Persona que, entre varias obligadas por turno o designación a ejecutar algún trabajo o servicio, se presta a hacerlo por propia voluntad, sin esperar a que le toque su vez. Se habla incluso de soldado voluntario, pero no de voluntario tal y como lo entendemos”. 

Ciudadano activo: en este artículo, Jorge Castañeda nos define el concepto de ciudadanía activa: “La ciudadanía activa hace referencia a la participación de los individuos en la vida y los asuntos públicos. Esto puede tener lugar a nivel local, nacional o internacional. Se refiere a los ciudadanos y ciudadanas que son conscientes de su pertenencia a una comunidad local y global y se involucran activamente en la vida comunitaria debatiendo sobre sus problemas, promoviendo y apoyando cambios y mejoras o confrontando cambios no deseados”.

Ciertamente y aunque existan matices en común, parece que el ciudadano activo eleva el nivel del ciudadano voluntario. Más allá del compromiso con una causa, el ciudadano activo está generando una sensación de pertenencia más amplio, es responsable del destino no de lo tiene a su alrededor, sino que puede influir en común con otros muchos como él, en los destinos de un país, de toda una región.

La semilla es la misma, alguien hace algo de forma voluntaria, pero el impacto o la percepción se siente mucho más extensa. Entonces sí, sigamos siendo voluntarios e identifiquemos nuestra participación con el concepto de ciudadanía activa. Somos piezas de algo grande, sigamos trabajando pero más importante, sigamos articulando para generar una conciencia grande que pueda llevar a cambios significativos.

Voluntarios, ciudadanos responsables, ciudadanos activos. Es tiempo de seguir encontrando vías de pasar a la acción y sin duda, de conectarnos cada vez más. ¿Qué te parece la analogía? ¿Crees que el concepto de ciudadanía activa conecta bien y puede ayudar a que la gente esté más receptiva a participar en temas de voluntariado? Si estás buscando una oportunidad para ser uno de esos ciudadanos activos y responsables, usa nuestro buscador para encontrar tu oportunidad.

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , ,



Emprendedores: 8 bibliotecas rescatando libros de la basura

featured

José Alberto en una de las bibliotecas

José Alberto Gutiérrez me habla con la misma calma y convicción que durante los últimos 15 años le han hecho rescatar miles de libros de la basura. Este hombre comprometido, sencillo, visionario… conduce cada noche un camión de basura por las calles de Bogotá. Un día descubrió que los desperdicios escondían tesoros en forma de libros. Decidió rescatarlos e incorporarlos a las estanterías de su casa, que con el tiempo, se convirtió en la primera biblioteca del Barrio de la Nueva Gloria donde vive con su familia, toda ella volcada con un proyecto que lleva por nombre “La Fuerza de las Palabras”.

Esta es la nueva realidad de un emprendedor que ha cambiado a través de los libros, la vida de muchos niños y adultos de barrios humildes de la capital colombiana. Su historia, contada una vez más, a través de tres simples preguntas…

¿Qué circunstancias originaron la idea de montar una primera biblioteca?

“Hace aproximadamente 14 años la casa era frecuentada por las señoras del barrio que venían a que mi esposa le realizara trabajos de modistería. Ellas notaban que había un estante lleno de libros en la sala y nos comentaban que se les dificultaba conseguir material para el desarrollo de las tareas y trabajos del colegio de sus hijos. Desde ese entonces los niños del barrio visitaban la casa que más libros tenia en el barrio para hacer sus tareas. Luego de esto yo comencé a encontrar libros en la basura que llevé a mi casa para seguir construyendo mi biblioteca personal. Cuando nos dimos cuenta la tuvimos hacer uso al completo del primer piso de nuestra casa que convertimos ya en biblioteca. Gracias al apoyo de personal voluntariado y de vecinos realizamos círculos de lectura y actividades que comenzaron a hacer más popular y concurrido de niños el lugar. Además de eso, los medios de comunicación han ido contribuyendo a la labor de difundir acerca de la biblioteca. A partir de ese momento, más personas en Bogotá que tienen libros en su casa llaman para donarlos, y así hoy tenemos alrededor de 8 bibliotecas”.

¿Qué fue lo qué desencadenó su paso a la acción?

“Vivimos en un barrio humilde al sur oriente de la ciudad de Bogotá y la biblioteca más cercana se encuentra muy distante, lo cual hace que no sea un lugar accesible para los niños que habitan en nuestro barrio y aledaños. Los hogares son compuestos en su mayoría por madres solteras y debido a las condiciones económicas, los padres deben salir a trabajar para conseguir el sustento de sus familias. Esto implica que los niños no están acompañados por lo menos de uno de sus padres y que permanezcan solos durante el día. Aquí es donde nace la necesidad de crear un espacio a los niños donde se ofrezca la guía necesaria para desarrollar sus labores escolares y además un lugar donde puedan hacer buen uso de su tiempo libre”.

¿Qué hace que el tiempo dedicado a este proyecto merezca la pena?

“Las personas conocían el proyecto y nos donaban libros. Al ver que ya el primer piso de nuestra casa estaba lleno, nos hizo pensar que con tantos podríamos comenzar a multiplicar nuestro sueño. De esta forma, no habría material amontonando desperdiciándose si no que al contrario, podría ser de mucha utilidad llevándolo a lugares con similares problemáticas sociales.

Realmente nos llena de satisfacción saber que le estamos compartiendo a la sociedad un poco de lo mucho que podemos dar como seres humanos, para la construcción de una nueva generación llena de valores, analítica y con un sentido de pertenencia por lo que tenemos como Colombianos”.

Si algo no te gusta, puedes quejarte o puedes intentar hacer algo. Para nuestra serie ‘Emprendedores’ buscamos gente que vio en un problema o en una necesidad, su oportunidad de pasar a la acción. ¿Tienes o conoces a alguien con un emprendimiento social que desee compartir?. Contarlo puedes servir no solo de inspiración para otros, sino de réplica. Escríbenos: es_blog@idealistas.org

Si te gustó esta entrada, quizás también te interese : “Emprendedores: construyendo ‘Un Techo para mi País” u otras historias de nuestra serie “Emprendedores



Cambiando el mundo en familia

Voluntariado en familia

Voluntariado en familia

Si te parece una idea fascinante combinar voluntariado con la compañía de las personas que amas, no dejes de hacer parte del voluntariado en familia, una modalidad de voluntariado que te permite participar de actividades solidarias en las que cada miembro de tu familia contribuye a cambiar el mundo mientras todos juntos comparten momentos agradables de ayuda mutua.

Estas son algunos de los principales beneficios de participar en este tipo de voluntariado:

  • Te acerca más a los tuyos de una forma especial
  • Aprendes a conocer nuevas facetas positivas de tus seres queridos
  • Ayuda a las familias a aprender sobre los problemas sociales y ofrece una nueva forma de ver el mundo
  • Adultos y niños adquieren nuevas habilidades
  • El voluntariado a tus hijos les ayuda a construir su carácter y les enseña cómo sus buenas acciones pueden tener consecuencias maravillosas en la vida de otros.
  • Es una excelente oportunidad para transmitir los valores que queremos inculcarle a nuestros hijos 
  • Pasas tiempo de calidad con los tuyos en el que se desarrollan lazos importantes como la confianza, la comunicación interpersonal y una nueva manera de afrontar y resolver los problemas en familia

Algunas formas de involucrarte son:

  • Programas de medio ambiente: este tipo de iniciativas brindan la oportunidad de cuidar de la naturaleza, formar una conciencia sobre la importancia de nuestro papel en el cuidado del mundo y la responsabilidad que tenemos como seres humanos. Algunas actividades pueden ser la limpieza de bosques y playas, plantar árboles o cuidar animales.
  • Vacaciones solidarias: qué mejor que viajar en familia y ayudar en el camino a aquellos que más lo necesitan. De esto se trata las vacaciones solidarias en familia; un espacio de tu tiempo libre destinado a apoyar una causa en el lugar de tu visita.
  • Programas comunitarios: formar parte activa de tu comunidad es sin duda el camino hacia el desarrollo de ciudadanos comprometidos con sus comunidades. Así que si en tu barrio/localidad ofrecen formas de involucrar a tus pequeños en actividades solidarias,  ¡no dudes en intentarlo juntos! Te sorprenderán los beneficios.
  • Voluntariado defensor: como familia, una forma de generar lazos importantes y desarrollar la solidaridad y compasión en tus pequeños es mediante el voluntariado de liderazgo o defensor, el cual propone que las familias y sobre todos los niños alcen la voz sobre algún tema social. Para ello, algunas organizaciones sirven de facilitadores en el proceso de contacto con los gobiernos locales. También puedes hacer parte de charlas y discusiones online o a pie de calle en donde tus pequeños aprendan el valor de ayudar a otros a través de la palabra.

Si te interesa colaborar en familia, piensa qué tipo de acciones sociales les gustaría participar a los tuyos y visita nuestra web www.idealistas.org para contactar con organizaciones de tu interés sobre las oportunidades que tienes tú y tu familia de hacer un cambio positivo en el mundo.

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , , ,



4 lecciones que aprendí como voluntaria fuera de mi país

Esta entrada es una traducción/adaptación de 4 career lessons I learned while volunteering abroad, escrita por Shannon Yarbrough para Idealist Careers.

Voluntariado en el extranjero

Voluntariado en el extranjero

He pasado los últimos cinco meses como voluntaria en Camboya y aunque hace poco que llegué a casa y no tengo un trabajo de tiempo completo, eso no quiere decir que no haya ganado nada valioso en mi carrera profesional. La verdad, es exactamente lo contrario: el activo más valioso que estoy trayendo a mi búsqueda de empleo es que ahora tengo una idea mucho más clara de mi misma que antes de irme.

1. Aprendí a (re) definir mis necesidades

Las “necesidades” son multifacéticas y lo comprobé mientras viajaba con lo básico para vivir. Ahora que he regresado a casa después de vivir con una mochila, he aprendido lo poco que en realidad necesito en cuanto a cosas materiales se refiere. He logrado quitarme un peso de encima en mi búsqueda de trabajo ya que vivo mucho más feliz con menos.

Más allá de las necesidades materiales están  mis necesidades emocionales. Ahora, responder preguntas como: ¿estoy haciendo algo significativo?, ¿mi vida tiene sentido?, son más fáciles de responder que cuando estaba en casa. Durante el viaje, a menudo, la respuesta fue un sí rotundo! Pero en casa, satisfacer estas necesidades requiere más deliberación y constante monitoreo. Es demasiado fácil adoptar viejos hábitos y ser presa del viejo estrés (incluyendo con esto la típica y vieja descripción de trabajo).

Estoy permitiendo que las lecciones que aprendí transformen la forma en que vivo ahora, como vivir con menos, generar nuevas conexiones, y expresar entusiasmo y gratitud frente a cada oportunidad.

2. Aprendí más sobre mis fortalezas, debilidades e intereses

He perfeccionado mis fortalezas y me he dado cuenta de mis debilidades como nunca antes gracias a que constantemente me vi involucrada en experiencias nuevas como explorar nuevos lugares, aprender Khmer (la lengua oficial de Camboya), enseñar nutrición y ayudar en una granja orgánica.  Impartir clases me ayudó a desarrollar mi habilidad para hablar improvisadamente y practicar algunas técnicas en grupo que había aprendido en anteriores experiencias. Detecté cantidad de temas complejos debido a la traumática historia de mi país de acogida, Camboya, incluyendo la seguridad de las mujeres, la pobreza y el genocidio. Hacerle frente a estas problemáticas con mis estudiantes me puso en contacto profundo con la compasión, (mucho más que antes), y me ayudó a darme cuenta de mi gran capacidad y deseo de hacer algo al respecto.

Mis intereses se expandieron también. Además de mi interés sobre la juventud y el empoderamiento de las mujeres, estoy interesada en la promoción del eco-turismo y el derecho de los animales, así como poner fin a la trata de personas. Todos estos temas son los que me encontré durante el viaje y que no había tenido el tiempo de explorar antes.

Ayudar en casa

Ayudar en casa

3. Redescubrí mi hogar

Aunque ayuda el hecho de que mi ciudad natal es Atlanta, (una ciudad en constante cambio), en realidad no importa de dónde eres, al regresar de una experiencia de voluntariado en el extranjero empiezas a ver tu casa de una manera diferente.

Habían algunas actividades que mientras vivía en Atlanta quería hacer pero siempre ya sea por la falta de tiempo o la distancia, jamás hice. Ahora que he regresado desde el otro lado del mundo, no desaprovecho ninguna oportunidades de participar en aquello que me gusta, (después de todo, ¿qué son 45 mins en carro para colaborar como voluntaria haciendo algo que me gusta después de horas en buses durante varios meses?. He descubierto nuevas formas de continuar con los hábitos que desarrollé mientras viajaba, (escribir un diario, tomar fotografías y realizar excursiones), y con la página de Idealist, es más fácil que nunca encontrar diferentes maneras de involucrarse en casa.

4. Estoy (todavía) en transición 

Después de completar mi período voluntario de tres meses y viajar durante dos meses de forma independiente, he ganado un sentido de flexibilidad que me ayuda ajustarme de nuevo a mi regreso a casa. En ambas experiencias, mis planes cambiaron (a menudo) debido al lenguaje, los malentendidos culturales y falta de señalización (literalmente). He aprendido a lidiar con los golpes y seguir adelante sin importar el clima.

Al principio pensé que ser voluntaria en el extranjero era una interrupción en mi carrera, pero he regresado dándome cuenta de que no era así. En realidad, era otra forma de explorar mis intereses, entender mis debilidades y desarrollar mis fortalezas, todo como parte de una vida plena. Ser voluntaria fuera de mi país no me llevó directamente a una nueva carrera, ni me ha dado respuestas totalmente claras sobre lo que estoy buscando en mi trabajo. Pero cuanto más reflexiono sobre la experiencia, más me doy cuenta de que el impacto de este viaje será de por vida. ¡Me emociona pensar en lo que está por venir!

¿Tu voluntariado ha cambiado tu perspectiva sobre la vida? Comparte con nosotros tu experiencia comentando esta entrada.

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: ,



6 maneras de fomentar el liderazgo en tus voluntarios

¿Fomentas el liderazgo en tu organización?

¿Fomentas el liderazgo en tu organización?

Si bien los voluntarios son la fuerza más importante en nuestras organizaciones, lo es también su potencial de liderazgo. Es por ello, que como organización debemos apoyar e incentivar sus habilidades para crear líderes sociales no solo para el bien de nuestra organización sino también para el de toda la comunidad.

Recuerda que el hecho que una persona quiera prestar parte de su tiempo para ayudar a tu organización es un signo de liderazgo. Han decidido tomar parte activa de un cambio. ¡Y que bien que lo hayan querido hacer en tu organización! Ahora es tu papel ayudarles a continuar desarrollando esta forma de emprendimiento.

Aquí te van 6 maneras en las que puedes ayudar a tus voluntarios mientras ayudas a tu organización:

1. Ofrece espacios para liderar. No debes olvidar que un líder es quien hace que las cosas sucedan, es quien influye y toma la iniciativa, propone, organiza, resuelve y hace que todos los elementos de un proyecto agreguen valor. Por ello, dales la oportunidad a tus voluntarios de crear, aportar ideas nuevas que puedan beneficiar tus proyectos actuales y/o crear nuevos.

2. Conoce sus intereses y hazlos parte de tareas similares. Identificar qué mueve a tu voluntario a ayudarte y qué tareas disfruta más, es clave de éxito. Con ello no solo aprenderás a delegar las tareas adecuadas sino que harás parte del proceso de formación de un líder social. Por ejemplo, si tienes voluntarios interesados en estar en contacto con la comunidad por la que trabajas, hazlos participes de proyectos en los que puedan relacionarse con ellos.

3. Capacitaciones de liderazgo. Sin importar si tu organización es grande o pequeña puedes ofrecer actividades en las que tus voluntarios identifiquen sus capacidades y debilidades y desarrollen nuevas habilidades sociales. Las actividades no tienen que ser complicadas ni acarrear grandes gastos, puedes inspirarte con estos ejemplos: 8 dinámicas para fomentar el liderazgo.

4. Crea un grupo de liderazgo en tu organización. Si no cuentas con el tiempo suficiente para desarrollar planes de liderazgo, hazlo parte de los proyectos que delegas a tus voluntarios. Sin duda, habrá quien quiera liderar un proyecto como este. Esta es una forma estupenda de integrar a tus voluntarios, darle valor a este tipo de actividades y habilidades y por supuesto, de compartir conocimiento.

5. Crea roles claros. Dependiendo del proyecto en el que estés trabajando asigna roles específicos y claros para cada uno de tus voluntarios, esto les ayudará a ser responsables y cumplir metas claras. Una de las características más importantes de un líder es su conciencia sobre la importancia de su trabajo en el resultado de todo un equipo. Intenta cambiar roles dependiendo del proyecto.

6. Recompensa a tus voluntarios por su progreso. Existen varias teorias que afirman que los líderes nacen y otras tantas que se hacen. Lo cierto es que como seres humanos en constante aprendizaje, podemos lograr convertirnos en lo que queramos y esto incluye en líderes. Por ello, incentivar el progreso en tus voluntarios afirmará lazos y los alentará a continuar aprendiendo y desarrollando habilidades importantes de liderazgo. Por ejemplo felicita a un voluntario que haya logrado vencer su timidez para hablar en público o que haya realizado una tarea que en un momento dado le costaba mucho trabajo.

Organizaciones: ¿qué habilidades creen que son más importantes para incentivar el liderazgo y cómo alientan a sus voluntarios a ser líderes sociales?

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , ,



“Convéncete a ti mismo para convencer a los demás”

daniela1

Daniela en uno de sus talleres de dinamización de lectura

Daniela Rosito tenía solo 18 años cuando detectó una necesidad que tenía que ver con algo que ella adora: los libros. Una biblioteca llena de ellos a la que no se le saca partido era casi como cometer un crimen contra el potencial enorme que los libros pueden tener sobre las personas. Sobre qué la movió a transformar su idea en algo tangible y que ha aprendido por el camino hablamos con ella. Si te ronda una idea por la cabeza pero te está costando lanzarte, el punto de vista de Daniela te dará el empujón que necesitas seguro!

Daniela,  ¿qué te movió a comenzar Leamos un Libro?

Visitando una escuela pública para hacer un trabajo de clase pude notar como el colegio tenía una biblioteca repleta de libros (cosa que mi colegio nunca tuvo), pero también una bibliotecaria desesperada por motivar a los chicos y a los padres a desarrollar el gusto por la lectura en un contexto en el que no había apoyo del colegio o inicitivas orientadas a desarrollar la conexión entre personas y libros. Empecé a preguntar y me di cuenta que había un desconocimiento de los padres y chicos que la escuela que tenían esos libros.  Como visibilizar, cómo llevar eso que ya existe tanto a los padres como a los chicos, cómo motivarlos, ahí estaba la labor. Me movió el saber que yo podía hacer algo para mediar entre la necesidad de conectar una cosa con la otra y el reto, ¿cómo hago para captar su interés, para hacer de esto un proyecto exitoso y replicable?

El resultado es Leamos un Libro (también en tmblr aquí), , una organización que trabaja desde 2007 por la dinamización de la lectura principalmente en escuelas pero también en otro tipo de centros comunitarios.

A menudo la idea prende y después nos atacan los miedos, las excusas. ¿Cuáles fueron tus miedos iniciales?

No tuve miedo al principio, me puse inmediatamente a tocar puertas. El problema vino cuando me empecé a encontrar con los primeros rechazos.

Me di cuenta que aunque yo tenía la pasión, no todo el mundo se sentía igual. Me topé con la falta de apertura, las trabas, los cuestionamientos. Notaba como en muchos casos la gente se sitúa en un espacio de conformidad. Si les traías algo nuevo, lo veían como una cierta complejidad, como que les estabas tratando de sacar de la comodidad del momento.

Yo seguí tratando. Me dio muchas herramientas hablar con los demás. Me ayudó a entender lo que estaban haciendo y determinar qué puedo hacer yo para que la respuesta sea sí. En realidad la decepción y el obstáculo me hicieron más fuerte.

Paciencia y perseverancia: claves para avanzar.

Paciencia y perseverancia: claves para avanzar.

Una vez que echaste a andar, ¿qué pasó?

Usé las críticas para armar algo mejor, algo que llegó a la gente y comencé a tener resultados positivos. Me pareció que ahí había oportunidad.

Algo además muy importante de lo que me di cuenta es que a veces uno quiere abarcar mucho pero hay que conformarse con lo poco y que también las otras personas entiendan que es un paso a paso. El resultado es a menudo una cuestión de paciencia y perseverancia.

¿Qué lecciones has aprendido que puedas regalar a los demás para que se animen a pasar a la acción?

Primero, que usen los obstáculos a su favor. Son cartas que hay que usar. Se ponen en la mesa cuando uno quiere hacer algo y se miran de forma que puedas sacar lo mejor de esa experiencia.

Por otra parte si alguien quiere hacer algo, lo que simplemente necesita es esas ganas de hacerlo y entender la importancia de la perseverancia y paciencia.. Hay que estar preparado y uno tiene que tener la convicción. También es importante decírselo a uno mismo, “yo quiero y puedo hacer esto” porque solo cuando uno está convencido para uno mismo, está en disposición de convencer a los demás.

Tags: , , , , ,



5 maneras de enseñarle a tus hijos el valor de la solidaridad

¡Eduquemos un mundo mejor!

¡Eduquemos un mundo mejor!

Inculcarle a nuestros pequeños la importancia de servir a nuestra comunidad de muchas formas entre ellas a través del voluntariado puede ayudarles a formarse como personas solidarias dispuestas a hacer una gran diferencia en el mundo.

Existen varias formas, todas son gratificantes y fáciles de implementar. Aquí te dejamos algunas:

1. Yo diseño el cambio. Es un movimiento internacional que promueve la acción social de niños y jóvenes en sus comunidades a través de la implementación de sus propias ideas. Las actividades voluntarias cuentan con la supervisión de adultos y de la organización, la cual presenta el trabajo desempeñado en la conferencia Be the Change, donde niños de todos el mundo presentan sus iniciativas sociales.

2. Voluntariado con animales. Esta es una excelente forma de desarrollar en nuestros niños la participación activa en la sociedad y el sentido de responsabilidad. Para empezar, puedes acercarte a los centros de cuidado de mascotas de tu localidad para averiguar si tu hijo(a) puede participar como voluntario. Aunque parezca una tarea complicada, muchas veces no lo es.

3. Donar JuguetesParece simple pero si se les enseña desde pequeños la importancia de compartir, incluso aquellos juguetes que se utilizan pero que pueden regalarle alegría a un niño o niña que carece de la oportunidad de adquirir uno, es un excelente inicio para inculcar el valor de la solidaridad.

4. Voluntariado Comunitario. Nuestros pequeños pueden inspirarse a ayudar a otros aportando a la comunidad en la que viven en diferentes escenarios como en los hospitals locales, iglesias, comedores públicos, ancianatos o proyectos particulares del lugar en el que viven. Para estar al día con lo que está pasando en tu comunidad, puedes visitar directamente a las intituciones anteriormente nombradas.

5. Voluntariado en Familia. Aunque varias organizaciones tienen como protocolo no aceptar menores de edad, siempre hay excepciones y más cuando son los padres los que acompañan a los pequeños. Algunos ejemplos son: “Make a Difference Day” (“El día para marcar la diferencia”), es un movimiento de servicio comunitario que ofrece oportunidades de voluntariado a personas de cualquier edad, voluntariado individual y en grupo. El Desierto de los Niños, organiza viajes a Marruecos desde España para inculcar la solidaridad entre niños.

Nuestros niños y niñas necesitan ver que aún las pequeñas acciones pueden marcar la diferencia, y ayudar a los demás como voluntarios es una buena forma de que no solo entiendan el mundo sino de contribuir a la contrucción de un uno mejor.

_

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

 

Tags: , , , ,



5 Razones por las que los voluntarios se van de tu ONG

Eres una organización sin fines de lucro, tu objetivo primordial es servir a tu comunidad y unas manos extra no te caen nada mal. Sin embargo, ves que muchos o algunos de tus voluntarios dejan tu organización, ¿por qué?. Estas son las 5 razones más comunes:

¿Por qué los voluntarios se van?

¿Por qué los voluntarios se van?

1. Ambiente tenso: sentirse en un lugar en el que puedas pertenecer, sentirte libre, apreciado, respetado y con la posibilidad de intercambiar ideas no es solo un aspecto importante en un trabajo regular, lo es y debe ser parte de cualquier tipo de voluntariado. Es por ello que para colaborar e impulsar a que otros lo hagan debes brindar un ambiente amigable y cómodo.

2. Confusión: los voluntarios quieren hacer la diferencia, pero si no saben ciertamente qué deben hacer o cuáles son sus tareas primordiales, no podrán priorizar y mucho menos saber hacia dónde van.

3. No valoran mi tiempo y aportación: los voluntarios quieren saber qué están haciendo bien para sentir no solo que su trabajo y tiempo es valorado sino que están aportando a un cambio real. Genera espacios en los que puedas otorgar retroalimentación siempre destacando su aporte a la organización.

4. No hay desafío: algunos voluntarios necesitan sentir que van a obtener algo a cambio de su trabajo, y no es necesariamente dinero, bonos, regalos o descuentos. Su pasión por ayudar los lleva a querer probar nuevas cosas, a intentar y aprender nuevas formas de hacer la diferencia.

5. Demasiado trabajo: También esta el otro extremo, aquellos a los que se les exige mucho y no tienen el tiempo o las habilidades necesarias para desempeñar lo que se les pide. Si se exige demasiado, deja de ser un trabajo voluntario para ser un trabajo forzoso, que muchos lo harán hasta cierto grado pero que tarde o temprano conducirá a que tomen la decisión de irse.

¿Tienes alguna otra razón que quieras compartir?, ¡déjanos un comentario!

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

 

Tags: , ,



24 pequeños gestos y más, para hacer la diferencia

Por Micaela Urdinez  | Para LA NACION

“No pretendo cambiar el mundo,
pero en el pedacito que me tocó vivir
quiero hacer la diferencia”

No es la primera vez que leo esta frase, pero hoy me tocó desde un lugar particular. Porque creo que el secreto está justamente en esto de HACER LA DIFERENCIA y en vivir con la MIRADA PUESTA EN EL OTRO.

Porque a todos nosotros nos tocó vivir en este momento histórico, rodeado de todas estas personas, teniendo que enfrentar todas estas dificultades pero con las herramientas para que TODOS JUNTOS podamos salir adelante. Solo ejerciendo la EMPATIA podemos estar al lado del que sufre y aliviarlo.

Este es LEJOS, el mejor video que vi sobre la EMPATIA. Se lo comparto y rescato esta frase:

“Empatía es sentir con la gente. Es una elección vulnerable porque para conectar contigo tengo que contactarme con algo dentro de mí que conoce ese sentimiento”

 

Justamente con este espíritu es que armamos esta infografía que salió publicada en el suplemento Comunidad que incluye 24 gestos que podés hacer en cada hora del día. Cosas tan simples como ceder el asiento en un medio de transporte, leerle un libro a un enfermo, ayudar a cruzar la calle a alguien o inscribirte como donante de órganos o médula ósea.

infografia-diciembre-gestos-24hs-300x300

 

Porque no hace falta ser ni líderes sociales, ni héroes imposibles ni ir a ayudar a un lugar desfavorecido para HACER LA DIFERENCIA. Con sólo mirar a tu alrededor y ver cuáles son las necesidades de las personas más cercanas, se te van a abrir cientos de posiblidades de servicio. Puede ser con tu círculo cercano, con la escuela del barrio, con la ONG más cercana, con las personas que te cruzás en tu día a día.

Porque la felicidad de uno también está alimentada por la felicidad de los demás. Y en este arduo camino que se llama vida, no estamos solos. Por eso me gustó esta reflexión de COMO SON LAS PERSONAS FELICES y me parece que aporta a lo anterior.

mensaje-225x300 (1)

 

¿En qué cosas sentís que hacés la diferencia? ¿Qué gestos te hacen sentir feliz?

Este artículo se ha reproducido con el permiso de La Nación. Extraído del suplemento El Vaso Medio Lleno

Tags: , , , , ,