Lo que hemos aprendido sobre cómo crear encuestas efectivas

encuesta

No preguntes por preguntar… ¿qué quieres saber y para qué?. Se específico

Te gustaría saber más sobre la experiencia de tus voluntarios en el paso por tu organización, cuáles son los resultados que tus donantes querrían ver y que les mantendrían motivados para seguir contribuyendo o quizás, te gustaría como organización, conocer qué percepción se tiene del trabajo que haces, si la gente a la que sirves espera más, está o no satisfecha, espera algo diferente…

A veces nos gustaría como el genio de la lámpara, frotar y obtener las respuestas… en su lugar, tenemos las encuestas, que nos pueden dar un panorama más o menos preciso de lo que está sucediendo. Y las encuestas están bien, pero hay que saber dónde están los límites y las cosas a tener en cuenta para obtener no solo un buen ratio de respuesta sino resultados que realmente nos sirvan.

Estos días nos andamos planteando algunas cosas que nos gustaría conocer sobre las necesidades de las organizaciones y antes de ponernos a diseñar la encuesta, hemos estados tratando de encontrar fórmulas que nos ayuden a obtener los mejores resultados. Esto es lo que hemos aprendido en cuatro claves bien sencillas. Tomen nota por si ustedes también quieren ponerlo en práctica.

1. No te pases haciendo preguntas. Cuanto más larga es una encuesta, menos probabilidad de que alguien la acabe. Máximo 20 preguntas y la razón es sencilla: no importa lo importante que sea el trabajo que realiza tu organización, seguro que mientras que la persona contesta una encuesta, hay un montón de cosas al alcance en las que gastar el tiempo, desde un video de animalitos adorables a los último que están haciendo sus amigos en Facebook. Ten esto en cuenta.

2. Genera confianza. Quien completa la encuesta querrá saber por qué representa un valor que se tome el tiempo de contestar. Además querrá sentir que puede contestar de una manera segura, anónima si lo desea y sin que sus respuestas se usan públicamente sin su consentimiento. Haz por generar ese grado de legitimidad y profesionalidad.

3. Cumple con tu parte. Genera un compromiso serio sobre qué vas a hacer con las respuestas. A quien rellena una encuesta, le gustará ver que si se le ha pedido opinión o sugerencias, estas de alguna forma son tomadas en cuenta. Obviamente no siempre tenemos la capacidad de complacer, pero sin duda a cualquiera le gusta ver que su opinión fue tenida en cuenta.

4. Planifica. Ten muy claro antes de lanzar la encuesta qué es lo que quieres conseguir y que harás con los datos conseguidos. Esto te ayudará a eliminar preguntas innecesarias.

En definitiva, una buena encuestas debe basarse en conseguir resultados.  Tener más información siempre viene bien, pero dado que el ratio de respuesta es normalmente más limitado de lo que nos gustaría, es bueno centrarse en obtener aquella información realmente útil.

¿Alguna vez has llevado a cabo encuestas en tu organización? ¿Algún truco que aprendiste y que puedas compartir? Déjanos un comentario.

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , , ,





Add Your Comment

¿Quieres ver tu foto en los comentarios?Haz clic aquí para actualizar tu foto en Gravatar.