El pueblo más comestible del mundo

Cortesía de Shutterstock

Cortesía de Shutterstock

En Todmorden, Inglaterra, a unas tres horas y media en autobús de Londres, todas las verduras, hierbas y árboles frutales que se producen en 70 espacios públicos, se comparte con turistas y locales.

Se comparte lo producido (todo sin ningún coste), pero también el esfuerzo de producirlo entre la gente que vive en Todmorden. Gracias a esta iniciativa, este pueblo de 15.000 habitantes se ha convertido en el más innovador y solidario de Inglaterra.

¿Cómo se logra?

Con la dedicación y sentido solidario de alrededor de 280 voluntarios que hacen posible que tanto turistas como nativos pueden servirse sin costo alguno bajo el lema “Help Yourself!”, “¡Sírvase a usted mismo!”.

Aquí nadie pasa hambre y se aprovechan al máximo los recursos. Al final del año con las sobras de la cosecha se organiza una gran fiesta anual en la que todos están invitados.

La idea de ayudarse unos a otros y aprovechar la tierra, ha traído no solo productos frescos a la mesa, sino también prosperidad a este pueblo que hoy goza de mayor seguridad, menos desempleo y un mayor compromiso comunitario.

Cortesía de Shutterstock
Cortesía de Shutterstock

Estaciones solidarias 

Además de frutas y verduras, las plantas medicinales hacen parte de este amplio menú. Plantas como la caléndula para desintoxicar o el romero para las enfermedades respiratorias son asequibles a todo el mundo en la entrada del hospital del pueblo.

Otros puntos de interés como el teatro del pueblo, la iglesia y algunas huertas son el mercado preferido de los residentes y el lugar donde se congregan voluntarios y turistas. Cada estación ofrece un alimento diferente, pero con un mismo fin: comer lo que otros siembran y sembrar lo que otros comen.

Gestando solidaridad

Hace seis años se siembra más que comida en Todmorden y quienes viven en él y lo visitan, dan fe de ello. Pam Warhurst, confundadora de este movimiento dice: “Lo que hemos logrado ha sido no sólo reverdecer nuestras calles y poner a cultivar a la policía y a los bomberos. Lo más importante ha sido reactivar el poder la comunidad y demostrar que juntos podemos”.

Más allá de ser una idea, el gran logro es la gesta de la solidaridad, el entendimiento de que se puede vivir en armonía si dejamos de ver en la competencia el marcador que dirige nuestras vidas y empezamos a mostrarnos solidarios con los que nos rodean.

¿Y si se pudiese replicar esta idea en muchos más lugares?. ¡Atrévete! Muchas personas alrededor del mundo nos demuestran que un cambio sí es posible y que de la intención a la acción solo hay un paso: la decisión.

Tags: , , , , , ,





Add Your Comment

¿Quieres ver tu foto en los comentarios?Haz clic aquí para actualizar tu foto en Gravatar.