“La sensación solo es comparable al momento en el que fui madre”

¿Es posible hacerse rico dando? Voluntarios de aquí y de allá nos comparten sus reflexiones acerca de una pregunta: ¿En qué manera el voluntariado te enriqueció cómo persona, qué te enseñó?

Cada una de sus experiencias les tocaron en una forma especial. Les pedimos que nos las compartan para que más sean los que se animen a ‘enriquecer’ y a ‘enriquecerse’.

Voluntarios de Cruz Roja en España - Del usuario jlmaral vía Flickr http://bit.ly/1GoCaRP

Voluntarios de Cruz Roja en España – Del usuario jlmaral vía Flickr http://bit.ly/1GoCaRP

Mari Luz Villanueva, (España)

Mi voluntariado fue en Cruz Roja española durante tres años aproximadamente. Realizaba todo tipo de servicios, desde ir en ambulancia a accidentes hasta cubrir sanitariamente conciertos, partidos de fútbol y eventos varios. Pero uno de los servicios que más me gustaba era el de ir a la cárcel a recoger a los niños de las presas y llevarlos al colegio. Yo hasta ese momento jamás había sabido que los niños desde bebés hasta los dos ó tres años, podían vivir con sus madres en la cárcel. Nosotros íbamos, los llevábamos al cole y después los recogíamos de nuevo para devolverlos a la cárcel. No te puedes imaginar lo que me enternecía y entristecía verlos tan pequeños entrar y salir a través de aquellas enormes puertas de hierro, sólo porque sus mamás habían incumplido la ley. Se veía la tristeza en sus ojitos aunque creo que se alegraban cuándo nos veían.

Como voluntaria aprendí mucho de la entrega y el cariño desinteresado, además de adquirir conocimientos médicos ya que allí saqué aparte del título de primeros auxilios que es lo básico para entrar junto con un test y unas pruebas físicas. También obtuve el diploma de Ayudante Técnico Sanitario en Ambulancias. Pero lo más importante de todo fue la sensación de ayudar y hacerlo viendo cómo te lo agradecen, cómo confían en ti y cómo satisface el sentir que has hecho algo para que la vida de otra persona sea un poquito mejor. A mí me daba un subidón en el corazón que jamás he sentido con nada más. Solo es comparable al momento en el que fui madre.

Entonces tenía alrededor de los 25 o 26 años y han pasado otros 20 años. Hoy me siento frustrada por no poder hacer más. Padezco varios problemas de salud pero aún así colaboro con una Iglesia de mi barrio ayudando s niños con pocos recursos, sobre todo de raza gitana. Les damos clases de manualidades, dibujo, cocina, canciones, baile …etc . además de colaborar con lo que podemos, ropa, alimentos, juguetes, material escolar y demás cosas que nos sea posible.

___

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , , , ,





Add Your Comment

¿Quieres ver tu foto en los comentarios?Haz clic aquí para actualizar tu foto en Gravatar.