¿Me voy lejos o ayudo al que tengo cerca?

Del usuario ' United Way of Greater St. Louis' vía Creative Commons

Del usuario ‘ United Way of Greater St. Louis’ vía Creative Commons

¿Qué dirías si te ofrecieran un viaje a Europa o África para servir como voluntario? Probablemente, muchos de nosotros diríamos que sí, sin siquiera pensarlo. Aunque muchos lo neguemos, cuando se dice viajar a otro país somos los primeros en hacer la fila. Pero, ¿somos conscientes de las necesidades de nuestro entorno?, o tan siquiera ¿nos preocupamos por conocer las necesidades de nuestra propia comunidad?.

En Idealistas, nos asombra la gran cantidad de personas interesadas en el voluntariado internacional, lo cual nos llena de alegría; sin embargo, vemos con sorpresa que no pasa lo mismo con el voluntariado local. ¿Por qué?

Quizás, como lo dice un artículo que hace poco leí llamado ‘Why travelers should volunteer in their home countries’ en español, (Por qué los viajeros deberían ser voluntarios en sus países de origen), el mayor obstáculo del voluntariado local es el darnos cuenta que hay un problema. La verdad, es que para muchos de nosotros puede resultar más fácil ver las necesidades de afuera que aquellas que están a la vuelta de la esquina. Pero como con cada tipo de voluntariado, el voluntariado local también trae sus propios beneficios.

Al servir como voluntario en tu comunidad o ciudad:

  • Ayudas a tu gente: esta es la principal función de cualquier tipo de voluntariado: ayudar. Y es también una de las mejores maneras de dejar huella y que mejor que empezar este camino solidario ayudando a los tuyos, ¿no crees?
  • Generas compromiso: el voluntariado local facilita el desarrollo de tu compromiso con tu comunidad, fomentando la cultura solidaria desde sus raíces y generando lazos que pueden durarte toda la vida.

  • Estableces una nueva red de contactos: a medida que trabajas por tu comunidad generas más y mejores conexiones que no solo te servirán para seguir ayudando, sino que te ayudarán personal y/o profesionalmente.

  • Sirves como ejemplo: al invertir parte de tu tiempo para ayudar a tu propia localidad abres caminos a que nuevas personas quieran ayudar. ¿Te imaginas si más y más personas se unen para trabajar por tu comunidad?

¿Cómo puedo encontrar oportunidades de voluntariado local?

  • Observa: observar es una de las vías más faciles para darnos cuenta de lo que está sucediendo a nuestro alrededor. Sin embargo, muchos solemos confundir ver con observar. Cuando observas analizas el por qué de las cosas y las consecuencias de las mismas. Para empezar, toma unos minutos de tu tiempo cada día en tu camino a la escuela o al trabajo para analizar lo que ves. Quizás empezarás a conocer muchas más cosas sobre tu comunidad que antes desconocías.
  • Pregunta: toma un par de minutos y pregúntale a tus vecinos si conocen alguna organización en tu localidad que necesite ayuda. Puede que en la parroquia de tu barrio o quizás en la escuela pública esten necesitando una mano. Existen muchos lugares que siempre están en búsqueda de voluntarios pero desafortunadamente no siempre lo comunican.
  • Busca: existen muchas páginas web que publican oportunidades de voluntariado, muchas de ellas en tu país o ciudad. Idealistas es una de ellas. Es fácil de utilizar y sin costo alguno, solo tienes que ingresar a nuestra página www.idealistas.org y empezar a buscar oportunidades en tu ciudad.

¿Qué pasa si no hay oportunidades publicadas en mi ciudad? ¡Genéralas! tras conocer las necesidades de tu entorno, podrás darte cuenta lo mucho que hay por hacer, arma un grupo, contacta con otras organizaciones y finalmente comienza mejorando tu entorno. ¿Qué esperas?

Tags: , , , , , ,





Comentarios (2)


  1. Teresa Gonzalez Manso escribió:
    2 October, 2013 a las 5:25 pm

    Me gustaria se Voluntario


  2. Mechi escribió:
    2 October, 2013 a las 6:16 pm

    Creo que ser voluntario es lo más completo en cuanto a dar una mano a otro, podés hacerlo a nivel profesional (voluntariado profesional) o simplemente prestando tus conocimientos y tus ganas a una ONG o a quién lo necesite en tu comunidad o fuera de ésta. Si la realidad que vivimos no te gusta, si ves gente y observas gente que tiene frío o sin un techo, y no sos indiferente al sufrimiento que hay alrededor nuestro, tenés dos opciones, o quedarte en el molde y hacer como si no vieras o hacer algo para generar un cambio. Muchos se quedan en la queja misma, pocos hacen algo para cambiarlo… eso es ser voluntario. Yo veo al mundo como un todo y asi mismo a los paises, creo que todos podemos ayudar en nuestra comunidad y fuera de ésta, creo que ambos voluntariados crean lazos, generan cambios, contactos y el viajar a otro lugar y ayudar, implica también una apertura mental, de querer arriesgarte a conocer otra cultura distinta a la nuestra y por qué no, conocer otras formas de ayudar para después hacerlo en forma local. Yo soy voluntaria fija en una ONG desde el año pasado y fui dos años voluntaria fija de otra ONG, pero siempre me gustó ayudar, sea quién fuera, de mi comunidad o de otra. En la argentina hay muchas personas que necesitan de nuestra ayuda, pero en todos lados siempre hace falta un voluntario. Ser voluntario y ayudar al otro, es lo más gratificante que existe, al menos para mí. Creo que cada uno ayuda desde y como puede, sea donando tiempo, dinero o conocimientos.


Add Your Comment

¿Quieres ver tu foto en los comentarios?Haz clic aquí para actualizar tu foto en Gravatar.