ONG: Planifica antes de actuar y evita lamentar

Prioriza antes de actuar

Del usuario Flickr JaulaDeArdilla, vía Creative Commons

La necesidad es a veces tan urgente y tantas las ganas de abarcar, que como organizaciones en ocasiones perdemos el foco. Damos el 200% y de repente estamos exhaustos y sin un plan para seguir porque agotamos los recursos o no dosificamos bien.

El otro día hablaba con alguien acostumbrada a trabajar con organizaciones del tercer sector en Guatemala. Le pregunté: “¿Cuál crees que es uno de los principales obstáculos que encuentran las organizaciones para avanzar en sus respectivas misiones?”. Me sorprendió su rotundidad: “Falta de planificación” afirmó sin dudar. “Las organizaciones en su afán de hacer, hacer… pierden el foco de atención y a menudo les cuesta avanzar”.

Entonces, ¿qué podemos hacer para no dispersarnos con el coste de energía y recursos que eso supone? Esencialmente no debemos subestimar la importancia de pararnos a pensar y planificar antes de abordar ninguna acción. Algunas claves sobre la importancia de la reflexión previa y posterior al proceso de planificación serían los siguientes:

plan

El tiempo planificando es tiempo ganado

  1. Pregúntate, por qué estás haciendo lo que estás haciendo y sobre todo, ¿cómo es que esta acción va a ayudarnos a avanzar con la misión de nuestra organización?. Si el problema es que no tienes claro aún cuál es tu misión, no dejes de leer este post.
  2. ¿Estamos improvisando? Si la respuesta a esta pregunta está bastante cercana al sí, párate y prioriza. La pregunta anterior sobre la alineación con la misión, puede ayudarte a determinar el orden de las cosas que quieres abarcar.
  3. Una vez definido qué es prioritario mira al pasado: ¿Qué hicimos en relación a esta problemática en el pasado?. ¿Que funcionó que podemos implementar de nuevo y qué no funcionó?
  4. A partir de ahí, mira al futuro, pregúntate ¿cómo puedo definir un proyecto para actuar? A un nivel muy básico, deberías ser capaz de responder a lo siguiente.
    • ¿Cuál es el objetivo?

    • ¿A quién me dirijo?

    • ¿Con qué recursos cuento?

    • ¿Cuáles son los riesgos y hasta dónde estamos dispuestos a asumir esos riesgos?

  5. Diseña un plan de acción
    • Define pasos para conseguir el objetivo. Pon fechas límites para cada paso

    • Estudia cómo vas a llevarlo a cabo

    • Valora cuáles son los recursos con los que cuentas y cuáles necesitas, etc.

    • Comienza a actuar y dar seguimiento al plan

La idea con esta entrada es plantar la semilla de la necesidad de pensar y planificar antes de hacer. Hacer está bien, pero tenemos que saber por qué lo hacemos y cómo vamos a hacerlo. Es por eso que tiempo empleado en planificar, es tiempo bien empleado. Nos ahorrará errores y sorpresas por el camino.

Estas solo son unas breves directrices. Para profundizar en el mundo de la planificación de proyectos especialmente para ONG y si tus pretensiones son iniciativas complejas, puedes consultar los siguientes materiales:

Tienes algún consejo o recurso que añadir, por favor, compártelo.

Tags: , ,





Add Your Comment

¿Quieres ver tu foto en los comentarios?Haz clic aquí para actualizar tu foto en Gravatar.