Por qué no existen las buenas o malas decisiones

¿Buenas o malas decisiones? Y si no existiese tal cosa....

¿Buenas o malas decisiones? Y si no existiese tal cosa….

Déjenme contarles la historia de alguien a quien conocí fregando platos en la cocina de un restaurante, donde trabajé de mesera por un tiempo. Comenzamos a hablar cuando él me preguntó cómo me llamaba y de dónde era. Cuando le dije que era de España, él exclamó: “¡España! ¡El Tratado de Tordesillas!, ¡los Reyes Católicos!”. De ahí siguieron un montón de preguntas sobre la historia de mi propio país que parecía que él podía contesta mejor que yo.  ‘¿De dónde ha salido este tipo?’, me preguntaba yo…  ‘¿Qué hace alguien de un país al otro lado del mundo fregando platos en un restaurante y haciéndome esas preguntas?’.

Me dijo que le gustaba la historia y le gustaba leer. ¿Fascinante no? Al menos a mi me lo pareció. El resto de su historia no lo es menos. El viene originalmente de Indonesia y tras trabajar en Bali en cruceros para turistas, acabo en uno lejos de su país, en Florida. Cuando el barco iba a partir, se tiró al agua con 700 dólares en el bolsillo. De esto hace más de 15 años. Tras pasar por todo tipo de aventuras y desventuras, hoy ha vuelto a Indonesia y es el fundador de su propia empresa…

Hay personas que pasan desapercibidas porque lo que hacen pueda parecer que tiene poco valor a ojos de lo que significa éxito, particularmente en buena parte de nuestra sociedad occidental. No vienen de familias acomodadas, sino de contextos difíciles, de familias humildes, de países donde las cosas no son necesariamente fáciles, especialmente si no has nacido con ciertos privilegios. Sin embargo, tómate el tiempo de escucharles un poco y te darás cuenta que son aquellos cuyas vidas no han sido fáciles pero que tienen auténtica determinación, los que hacen que las cosas pasen. De ellos puedes aprender tanto o más que de aquellos que estudiaron en las mejores universidades del mundo. El otro día me escribió esto en un email que intercambiamos y quiero compartirlo con ustedes:

“Si echo la vista atrás, tengo que decir que he aprendido una cosa de la vida, no existe eso de tomar buenas o malas decisiones, existe el tomar decisiones. Es igual que la vida, no existe eso que se llama llevar una vida normal o una vida no tan normal. Existe simplemente la vida. Lo que lo hace correcta o incorrecta, depende de si estás actuando, si estás viviendo. Me siento feliz de que yo actué y seguí adelante. No me arrepiento. Si tuviera que volver a hacerlo, volvería a hacerlo de nuevo!”

Conclusión, hay talento en todas partes, aunque no siempre hay oportunidad y sin embargo, no hay nada más cierto que esas palabras: las decisiones no son correctas o incorrectas, las decisiones se toman y una vez tomadas, se actúa en consecuencia, se sigue adelante.

#Intención y #Acción necesitan ir de la mano. Es solo así que gente aparentemente ‘normal’, se convierte en ‘extraordinaria’. Tú eres quizás uno de ellos. ¿Cuál es su sueño? ¿Qué es lo que siempre has querido hacer y no has hecho? Recuerda, no hay buenas o malas decisiones, solo existe el acto de decidir y por supuesto, el de actuar.

__

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Encuéntranos también en Facebook y Twitter.

Tags: , , ,





Comentarios (2)



  1. Buenas o malas decisiones… | El trastero de mi mente escribió:
    19 May, 2016 a las 4:47 am

    […] Leer artículo completo aquí […]


Add Your Comment

¿Quieres ver tu foto en los comentarios?Haz clic aquí para actualizar tu foto en Gravatar.