Red de Mujeres: Juntas podemos más que solas

Red de Mujeres: Un gran ejemplo de trabajo colaborativo y con fines sociales.

Red de Mujeres: Un gran ejemplo de trabajo colaborativo con fines sociales.

Un grupo de mujeres en en norte de Costa Rica, puede tener la clave que necesita otro grupo de mujeres en el Chaco argentino para llevar su proyecto adelante. Pueden tener la llave que abre la puerta del progreso, que transforma intenciones en acción efectiva para sus comunidades, pero necesitan estar conectadas. ¿Cómo hacemos esto posible? Desde 1998 la Red de Mujeres viene dando respuestas en base a la creencia de que a menudo sí, se necesita dinero, pero compartir el conocimiento de los recursos que existen, puede ser tanto sino incluso más valioso.

Un red Latinoamericana que comienza muy lejos de Latinoamérica

En los años 80, Nancy Boye, misionera de la iglesia metodista y originaria de Texas, (Estados Unidos), vivió en primera persona el conflicto armado en El Salvador. Durante años apoyó a organizaciones civiles en este país encontrándose una y otra vez con una realidad. Se daba cuenta de que muchas de las ideas, recursos, convocatorias… era información que solo llegaba a los de arriba. Toda la base ignoraba esta amplitud de recursos (especialmente en un tiempo donde internet no era tan accesible como lo es hoy).

De vuelta a Estados Unidos, en Nueva York vivió muy de cerca otra realidad, la de la generación de redes. Es así que mirando lo que había dejado atrás, imaginó cómo creando redes, en particular redes de mujeres que pudieran compartir información, se podía empoderar y ayudar a estos grupos no solo en El Salvador, sino en toda la región.

En 1998 nace la Red de Mujeres como un espacio para facilitar información valiosa a grupos de mujeres de comunidades de base que trabajasen en proyectos en el marco de la economía social y solidaria.

Fascinantes historias…

¿Qué ha pasado desde entonces? Red de Mujeres tiene presencia hoy en 36 países, donde se han conformado a día de hoy 214 grupos que han alcanzado a más de 4.500 de estas mujeres en la región.

Pero más allá de los números, no cabe duda de que para estas mujeres estar conectadas es poderoso. Para formar parte de la red, las mujeres llegan normalmente porque encuentran la página en internet y se acercan exponiendo su caso. Muy simple. Se les hacen dos preguntas: “¿Ustedes qué es lo que hacen?”, y “¿Qué es lo que necesitan?”

Una vez que eso está claro, esta información se hace extensiva a toda la red. Olga, que trabaja en Costa Rica con otras dos personas manejando toda la red, nos cuenta cómo “la plataforma sirve de conector. Una vez que se visibiliza lo que cada grupo hace y lo que necesitan, ellas son las que conectan entre sí y se pasan información útil que puede ir desde cómo hacer queso de cabra con sabores hasta cómo fabricar champú totalmente ecológico”.

boletines

Cada tres meses un boletín electrónico que en el pasado se editaba en papel, es enviado a todas las mujeres miembros de la red. En él se muestran:

  • Dos casos de éxito o fracaso (del fracaso aprendemos también), para servir de inspiración y aprendizaje al resto.
  • Un espacio de información y otro de colaboración, donde se muestra quiénes y dónde están necesitando qué.
  • Una separata con autocapacitación.
  • Nuevos recursos o materiales compartidos por la red. A estos pueden tener acceso solo las afiliadas y los temas son de lo más variopinto. Entre las categorías con material de interés se encuentran palabras clave que van desde ‘cabras’, ‘envasado y empaque’ o ‘champú’, hasta temas de ‘diseño de productos’, ‘administración de negocios’ o ‘autoestima’.

Hoy, no sin una primera reticencia de qué pasaría con todas las mujeres sin acceso a internet, con este cambio el boletín electrónico llega incluso a más mujeres. En aquellos lugares remotos entre montañas o en la selva, donde el acceso a internet se hace casi imposible, quien recibe esta información en muchos casos la guarda en una memoria USB portátil y la lleva con un computador a donde están las mujeres. Como nos cuenta Olga, “A menudo la proyectan en una pared y todas se reúnen en un lugar para leerla y estar al día de lo que otras mujeres hacen en otros lugares, aprenden sobre nuevos recursos a los que pueden acceder y discuten como todas, desde su propia realidad y conocimientos, pueden contribuir”.

Un ejemplo bello que ilustra el lema de la organización: “Juntas, podemos más que solas”. Y una excelente ejemplo que prueba varias cosas muy en sintonía con lo que también creemos aquí: los recursos existen, pero no se difunden lo suficiente. Si continuamos conectando personas, ideas y recursos, podemos sin duda cambiar el mundo.

Si quieres conocer más o unirte a la red, visita http://redmujeres.org.

___

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Encuéntranos también en Facebook y Twitter.

Tags: , , , , ,





Comentarios (1)


  1. OLGA RODRIGUEZ escribió:
    2 June, 2015 a las 2:42 pm

    ME EMOCIONO AL LEER YA QUE ESTOY EN LA MISMA LUCHA CON MUJERES EN ACCION SE QUE LA UNIÓN HACE LA FUERZA Y LA COMUNICACIÓN ES NO ESTAR SOLA .–BENDICIONES.—-


Add Your Comment

¿Quieres ver tu foto en los comentarios?Haz clic aquí para actualizar tu foto en Gravatar.