ReWork: 5 buenos consejos para una nueva manera de trabajar

rework

Olvida lo que has aprendido hasta ahora… atrévete a algo nuevo!

La tecnología está cambiando nuestras vidas, en parte porque ha sido capaz de modificar sistemas que cambian la manera en la que pensábamos y actuábamos antes. Por ejemplo, yo estoy en la oficina pero podría estar trabajando desde cualquier lugar del mundo sin perderme nada, algo impensable 20 años atrás.

En el libro “Making Good Finding Meaning, Money and Community”, “Generar impacto encontrando significado, sostenibilidad y comunidad” nos hablan de como “Hoy, cada sistema puede ser reconstruido de forma que tenga sentido para la gente, para generar un beneficio y para el mundo. Este reconstruir las piezas a las cuales tenemos acceso hoy, es la respuesta a poder ganarnos la vida y cambiar el mundo. Cada una de estas áreas es suficientemente amplia (sistemas educativos, de salud, etc.) de forma que el reconstruir estos sistemas y mantenerlos puede representar la creación de millones de puestos de trabajo en todo el mundo”.

Por otra parte, acabamos de leer ReWork, un libro no apto para aquellos que quieren conseguir resultados diferentes sin cambiar nada. El libro, escrito por Jason Fried y David Heinemeier, dos emprendedores que han creado una empresa que incumple muchas de aquellas suposiciones que se tienen sobre lo que debe ser una empresa, han demostrado que desafiando la manera tradicional de pensar, pueden conseguirse también resultados extraordinarios. Vemos un paralelismo en la idea de cuestionar para construir estructuras diferentes que nos lleven a resultados diferentes.

Por supuesto están invitados a leer el libro donde se ponen de manifiesto muchos interesantes puntos de vista. Hasta aquí hemos traído 5 puntos que encontramos particularmente interesantes y que creemos que sirven para cualquiera con una idea, un proyecto bien sea pensando en crear una empresa privada, como si la idea es crear una ONG o empresa social. Aquí van. Tan transgresores como reveladores:

1) No confundir entusiasmo con prioridad: a veces una idea va acompañada de tanto entusiasmo que lo dejamos todo y nos lanzamos. ¡Piénsatelo dos veces!. Según los autores, algo que hoy es la gran idea hoy, la semana que viene puede transformarse en algo que ‘estaría bien’… pero de ahí a que vayas a dejarlo todo… Deja reposar tus ideas, entusiásmate, pero no actúes hasta que no tengas claro lo que es prioritario.

2) Toma decisiones pequeñas: las grandes decisiones son difíciles de tomar y difíciles de cambiar. Una vez que tomas una gran decisión la tendencia es a creer que la decisión era la correcta, incluso cuando sabes que no lo era. Dejas de ser objetivo. Para que esto no pase, toma decisiones pequeñas que son efectivas para seguir avanzando.

3) Rodéate de buenos escritores: cuando estés tratando de rodearte de gente que pueda darte una mano con tu proyecto o idea, no lo dudes, decídete por aquellos que escriban bien. No importa si esa persona es experto en marketing, un ingeniero o un psicólogo. Escribir bien va mucho más allá de escribir. Quien es capaz de escribir y comunicar con claridad, es capaz de pensar con claridad.

4) Construye tu audiencia: ¿Qué puedes ofrecer que es del interés de la gente a la que quieres llegar? Ofrécelo en un blog, con eventos, con recursos gratuitos y hazlo de forma consistente. Construye una comunidad de tal forma que cuando necesiten su atención, no tendrás tú que ir a ellos o usar los modos tradicionales de publicidad que quizás no te puedas permitir. “Cuando construyes una audiencia, no tienes que comprar la atención de la gente, ellos vienen a ti”.

5) No intentes ser un héroe: estimar no es una ciencia exacta y a menudo, cuando no sabemos estimamos el tiempo o esfuerzo que algo nos va a llevar. Digamos que creemos que algo nos va a llevar dos horas y cuando ya llevamos cuatro y vamos por la mitad pensamos… “Cómo lo voy a dejar ahora”. Entonces tu mente, que quiere convencerse te hace creer que sí, que puedes y estás empeñado en hacerlo funcionar, pero a menudo lo que pasa es que solo te estás cargando de trabajo. La tarea merecía la pena cuando pensabas que ibas a tardar dos horas, no 20. Además con tanto tiempo invertido ya no tienes tiempo para invitar a otro a echar un vistazo y darte su opinión. Te empeñas tanto que posiblemente no estés viendo algo evidente. Clave: si algo te está llevando más de lo que realmente esperabas, inmediatamente trae a alguien con la mente fresca que pueda ver quizás algo evidente y te guíe por donde seguir, en lugar de seguir invirtiendo innecesario tiempo y esfuerzo en algo, solo porque no quieres dar marcha atrás.

Y como estos muchas otras sugerencias que para algunos tendrán sentido y para otros no, pero sin duda este libro apuesta por cuestionarse la realidad conocida. Solo porque algo se lleva haciendo de una formar toda la vida, no quiere decir que no hay una forma mejor de hacerlo. Apostemos por cuestionar y ser mejores, independientemente de las expectativas que se tengan de nosotros o de nuestro proyecto. ¿Estás de acuerdo?

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , , , ,





Comentarios (1)


  1. Alfredo Sotomayor escribió:
    6 November, 2014 a las 5:42 pm

    Excelente publicación


Add Your Comment

¿Quieres ver tu foto en los comentarios?Haz clic aquí para actualizar tu foto en Gravatar.