Soñando un país donde todos se sientan orgullosos de sus barrios

antes_despues

El sorprendente antes y el después de una construcción participativa

“Mi hijo no se junta con los del parque”… esta frase de una madre viviendo en una de las comunas o barrios menos favorecidos de Santiago de Chile, encierra todo un contexto donde Fundación Mi Parque en Chile encontró su razón de ser.

¿Cómo puede ser que un parque, construido como zona de encuentro de la comunidad, de entretenimiento, de esparcimiento, de zonas verdes… se convierta en el último lugar donde quieras encontrar a tu hijo?. Trágico pero tan real como la vida misma. Mientras que la Organización Mundial de la Salud indica que habría que contar con 9m2 de zonas verdes por habitante, en comunas como Vitacura en Santiago de Chile encontramos 20.3m2, mientras que en Puente Alto solo hay 2.3m2. ¿Qué hacer?

Construyendo para las personas y con las personas

Eso mismo se preguntaron allá por el 2007 un grupo de estudiantes de arquitectura, los cuales comenzaron a imaginar si había una manera de recuperar estos espacios para las personas y con las propias personas. También comenzaron a cuestionar ante los poderes públicos que a muchos de estos espacios se los denominara ‘verdes’. Lo cierto es que muchas de estas plazas y parques, eran de todo menos verdes. Desde tráfico de drogas, hasta lugares donde se acumulaba la basura…

Hoy buscan crear sentido de comunidad en los barrios, a través de la recuperación participativa de áreas verdes y lo hacen con los vecinos. Son a su vez un nodo que construye relaciones necesarias con el sector público (que ha cedido terreno en favor de las comunidades) y sector privado (que aporta capital y también voluntariado para hacer posible la recuperación y transformación en espacios de utilidad y orgullo).

El resultado en ocho años en los que se han extendido por todo Chile, nos deja datos que reflejan por ejemplo que el 78% de las personas que participan en una construcción, dicen sentirse después más orgullosas de su barrio. Hasta un 63% dice confiar más en sus vecinos… Todos estos números hacen que Fundación Mi Parque se encuentre cada día más cerca de cumplir su misión:

 

“Soñamos con un país donde todos se sientan orgullosos de sus barrios”.

 

El modelo: lógico y claramente estructurado

 

pasos_mi_parque

 

Antes de trabajar en el espacio elegido, Fundación Mi Parque lleva a cabo todo un proceso donde va haciendo encajar todas las piezas del puzle (ver imagen superior). Tras la construcción hay una labor de seguimiento por parte de voluntarios varias veces al año y sin embargo, parece obvio que cuando involucras a la comunidad en la construcción de su entorno, la pertenencia, la responsabilidad y el orgullo surgen de manera natural.

En definitiva, una organización que nos sorprendió gratamente haciéndonos ver no solo el valor de una causa, sino la cantidad de ramificaciones que ciertas acciones pueden tener con el entorno, las personas incluso más allá, los poderes públicos. Un gran trabajo fruto de las buenas creencias “seguimos convencidos de que el trabajar de manera participativa con las comunidades en la recuperación de sus espacios públicos, ayuda a fortaleces o recomponer los lazos de confianza y colaboración al interior de los barrios, promoviendo sentimientos de pertenencia y orgullo con respecto del lugar donde se vive y de la comunidad de la cual se es parte”.

¡Pues a seguir trabajando, empoderando y cambiando realidades desde dentro!

___

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Encuéntranos también en Facebook y Twitter.

 

Tags: , , , , , ,





Comentarios (2)


  1. Antonio Garcia escribió:
    26 August, 2015 a las 5:36 pm

    En Tijuana a través del Proyecto Experiencia Scout, Listos para la vida, tambien hicimos una intervención de un espacio púlico en una colonia con indices delicitivos. A través del método Scout, logramos generar un grupo de jóvenes y adultos que cada semana realizan actividades en el espacio. Hoy dia el lugar es respetado para las actividades pero debido aun existe población que reincide en coductas de vandalismo, esto es un reto actualmente pues por lo regular son jóvenes que lo hacen durante la noche o la madrugada, pero creemos que se logrará el respeto completo del espacio.


  2. Elena Martin escribió:
    26 August, 2015 a las 8:25 pm

    Hola Antonio,

    Mil gracias por compartir su experiencia. Increíblemente interesante lo que hace su organización y el enfoque desde el que trabajan. Supongo que es porque seguimos teniendo retos como los que nos cuentas, que tiene tanto sentido el trabajo que hacen. Buen aliciente para seguir adelante! Nos encantaría conocer más de su proyecto. El componente infancia cambia de hecho la perspectiva de estas experiencias. Escríbannos, quizás podamos conversar (comunicacion@idealistas.org). Gracias por participar.


Add Your Comment

¿Quieres ver tu foto en los comentarios?Haz clic aquí para actualizar tu foto en Gravatar.