5 claves para desarrollar un estilo de pensamiento que te ayude a pasar a la acción

“El pensamiento es la semilla de la acción” – Emerson

Hace poco nos topamos con una interesante publicación en la que el Psicólogo español, Tomas Navarro, autor del libro Fortaleza Emocional, expone por qué preocuparnos no solo está mal sino es una manera errónea de pensar, tan contagiosa que más de uno caemos en ella. Entonces, ¿qué significa pensar correctamente y cómo hacerlo puede ayudarnos a pasar a la acción?

Empecemos definiendo qué significa pensar y qué tipos de pensamientos existen:

Pensar es la capacidad de tomar decisiones y anticiparnos al futuro a partir de un análisis sobrio de la situación. Navarro explica 5 tipos de pensamiento:

⇒ Reactivo: respondemos sin pensar ante las situaciones que se nos presentan, provocando en la mayoría de los casos altercados y dificultad para remediar una acción que se ha realizado sin pensar.

⇒ Cíclico: se piensa mucho pero el pensamiento generado no es productivo. Se centra en las preocupaciones, lo que impide canalizar toda esa energía de manera positiva. Mientras se preocupan como dice Navarro, no se ocupan. En otras palabras, no se pasa a la acción. Podemos relacionar este pensamiento con frases como “qué pasa si hago aquello… no, mejor no lo hago, qué pasa si lo hago y entonces…

⇒ Parcial: realiza análisis incompletos, se salta a conclusiones basándose en detalles superficiales. Bajo este marco, se llega incluso a subvalorar sus propias capacidades, lo que lleva a su vez a la inseguridad en la puesta en acción de sus objetivos.

⇒ Precipitado: a diferencia del pensamiento parcial, la persona que ‘piensa’ precipitadamente sobrevalora sus propias capacidades, piensa que puede sacar conclusiones a penas analizando por encima la situación. Con frecuencia justifica errores, atribuyendo la culpa a otras personas, perdiendo así oportunidades de crecimiento.

⇒ Analítico: este es el pensamiento ideal pues analiza adecuadamente cualquier situación, aprende de la experiencia a través de la reflexión y aceptando su responsabilidad en cada situación. Se toma su tiempo para analizar cada pieza de una manera lógica y organizada, siempre buscando encontrar una respuesta.

Claves para pensar adecuadamente 

  1. No creer que tenemos la verdad absoluta – es importante prestar atención a las señales de nuestro entorno, ya que este puede darnos las claves que necesitamos. 
  2. Piensa diferente – comienza pensando flexiblemente, ten en cuenta nuevas opciones, nuevas alternativas de hacer las cosas. 
  3. Busca relaciones causales y consecuentes – cuando analizas que podría ocurrir a partir de lo que haces, ya tienes mucho ganado, te conviertes en una persona empática que tiene en cuenta las implicaciones de sus actos en la vida de otros, y a su vez está pendiente de las causas que originaron ciertos resultados (por qué ha ocurrido lo que ha ocurrido). 
  4. Busca alternativas – sal de tu zona de confort, no siempre hacer lo fácil o sencillo es lo mejor. La alternativa complicada o que a largo plazo no queremos valorar, puede ser la respuesta al problema o proyecto que tanto buscas realizar. 
  5. Analiza constantemente – hazlo parte de tu vida, de tu día a día, empieza por ser más cauteloso con lo que pasa a tu alrededor, analiza lo que haces, pregúntate por qué lo haces y cuales son los resultados que obtienes cuando tomas ciertas decisiones. 

Pensar puede ser una tarea muy agotadora, o todo lo contrario. Todo depende de la manera en que decidas redigirir tus pensamientos y las acciones que surjan de ellos.

___

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Encuéntranos también en FacebookTwitter e Instagram. 

Tags: , , , ,



Síndrome de indefensión aprendida: ¿se aprende a ser pasivo o nos enseñan a serlo?

Deja de pensar que no hay nada que tú puedas hacer

Deja de pensar que no hay nada que tú puedas hacer

La indefensión aprendida es un tecnicismo que se refiere a la condición de un ser humano o animal que ha “aprendido” a comportarse pasivamente, con la sensación subjetiva de no poder hacer nada y que no responde a pesar de que existen oportunidades reales de cambiar la situación adversa.

El referente de esta teoría es el psicólogo Martin E.P. Seligman de la Universidad de Pensilvania. A finales de los 60 principios de los 70 , Seligman descubrió como perros que habían sido sometidos a pequeños electroshocks, no actuaban en subsecuentes situaciones adversas de las que podían escapar, porque habían aprendido que inevitablemente recibirían una descarga. El experimento replicado con personas, esta vez usando altos niveles de ruido, condujeron a similares resultados. Conclusión: el sentir que no hay nada que puedes hacer se aprende, y una vez aprendido, se aplica inclusive en casos en los que sí hay algo que puedes hacer. El resultado: la pasividad.

¿Fascinante no? Entonces más allá de casos asociados a la depresión, soledad o fobias… si miramos al entorno social y cultural, ¿podríamos decir que sufrimos de ‘indefensión aprendida’? No puedo por menos que pensar en mi propio país y preguntarme…¿qué hemos aprendido como sociedad que hoy, a pesar de ser totalmente capaces de superar, nos tiene instalados en la pasividad? ¿Qué precio estamos pagando por esa pasividad y cómo la rompemos?

Recomiendo este artículo de una web que si no conoces aún, deberías: UnitedExplanations. En él no solo se explica de dónde viene el término, sino cuáles son los riesgos y qué podemos hacer para remediarlo. Cita de hecho cómo en lugares y situaciones adversas, sí se puede. Todo una sociedad calla o se resigna mientras que hay quienes levantan la voz y cambian las cosas. Buenos ejemplos de ello han sido personajes como Mahatma Gandhi, Malala o más cerca de nosotros, Rigoberta Menchú.

Y si uno puede, ¿qué no podríamos hacer entre muchos? En definitiva para cambiar una sociedad sin duda debemos comenzar por ser conscientes de nuestro potencial como personas. Identificar dónde están  y de dónde viene nuestra resignación y después elegir. ¿Se puede de verdad hacer algo? ¿Qué precio estoy, estamos pagando por asumir que no habrá resultados positivos?

Sin duda la acción es el enemigo de esta indefensión aprendida. También el enemigo de quien trata de enseñar indefensión, de convencernos que no hay nada que se pueda hacer y que más vale lo malo conocido… Piénsalo, ¿eres de los que se rinden fácilmente? ¿de los que ni tan siquiera lo intenta porque aprendiste y te convenciste un día de que no servirá de nada?, ¿eres víctima o responsable?, ¿desistes o actúas? Piénsalo, es tu elección y quizás sí, actuar sí puede marcar la diferencia. Sobre todo si muchos más así lo creemos y actuamos en consecuencia. ¿Te sumas?

___

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Encuéntranos también en Facebook, Twitter e Instagram.

Tags: , , ,



Cómo pasar del preocuparse al OCUPARSE

upset-534103_640

Ansiedad…miedo…pesimismo… ¿Cómo empezar a dar el primer paso?

Si existiese una poción mágica que nos ayudase a convertir nuestras buenas intenciones en acción, seguramente más de uno la tomaría. Lamentablemente ese no es el caso. Somos nosotros los que debemos empezar a dar el primer paso. En el camino podemos enfrentarnos a algunos obstáculos. ¿Cuáles son?

  • Preocupación anticipada - en lugar de ayudarnos a avanzar nos mantiene inmóviles o en un espiral lenta e ineficiente.
  • Ansiedad – un sentimiento desagradable que nos llena de tensión por un hecho que aún no ha ocurrido, se convierte en una barrera entre aquello que queremos hacer y la forma en cómo podemos lograrlo.
  • Miedo – es una intensa tensión a un hecho en general anticipado que no nos permite seguir adelante con lo que queremos lograr. Está originado por la zozobra, lo desconocido y directamente relacionado con la preocupación.
  • Pesimismo – es una negación a los posibles resultados positivos que pueda originar una situación determinada. Se tiende a ver todo con ojos negativos, lo que dificulta en gran medida la toma de acción, pues se siente que el resultado siempre será el mismo.

Entonces a pesar de lo mucho que una situación nos preocupe, a menudo decidimos no hacer nada por diferentes razones y esperamos a que de algún modo (casi milagroso) las cosas cambien. Aquí es cuando muchas veces surgen las excusas, para dar de cierto modo explicación o confort interno de que el no actuar, no es nuestra culpa (no tengo tiempo, dinero, necesito un compañero, por qué yo y no otro, etc)…

¿Cómo podemos pasar del preocuparnos al OCUPARNOS? Te daremos algunas claves. No son infalibles. Su ingrediente principal eres tú.

* Básate en tus capacidad y habilidades, en lugar de pensar en lo que te falta, no tienes o lo difícil que será lograr lo que quieres.

* En ocasiones es común sentirnos que pequeños actos no contribuirán en nada a cambiar al mundo, pero recuerda que sí pueden cambiar vidas, y si logras cambiar una sola, solo por eso habrá valido la pena.

* La preocupación es un estado mental, como sus más fieles acompañantes: el miedo, la ansiedad y el pesimismo. Nadie puede manejar tu mente o tus sentimientos por ti, solo tú puedes hacerlo. En ti esta decidir el que sea tu mejor aliada o tu enemiga.

*Muchos dicen que es mejor arrepentirse de haber hecho algo que nunca haberlo hecho. Yo diría que nunca sabremos si algo realmente funcionaría o no si no lo intentamos. Podemos estar perdiendo más al no actuar que si decidimos hacerlo.

*No siempre conocemos el camino que debemos seguir con exactitud. Lo importante es saber a dónde queremos llegar.

* Una vez des el primer paso, este te servirá de eslabón para el siguiente, te dará motivación te demostrará que sí eres capaz de vencer tus miedos, ir más allá de tu comodidad y continuar adelante.

La preocupación es un estado mental que puede ser recurrente, una de las formas para combatirlo es enfrentándolo. ¿Qué es lo peor que puede pasar?

La gente se queja mucho, pero se acobardan a la hora de actuar. Quieren que todo cambie, pero se niegan a cambiar” – Paulo Coelho.

___

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Encuéntranos también en Facebook y Twitter.

Tags: , , ,



¿Quieres ponerte en marcha? Así identificas qué te motiva

coctelera_grande

Mezcla, agita… descubre

Hablábamos hace no mucho sobre las dificultades de quienes buscan su pasión y no la encuentran, simplemente porque sus intereses son múltiples y son incapaces de volcarse en una sola PASIÓN con mayúsculas.

Una de las recomendaciones que dábamos en esa entrada es que si no sabes qué paso tomar, des cualquiera. Pero todos sabemos que a veces elegir puede ser complicado. Ahí es donde entra la motivación.

¿Qué te motiva?

Interés: Inclinación del ánimo hacia un objeto, una persona, una narración, etc.

Motivación: Conjunto de factores internos o externos que determinan en parte las acciones de una persona.

Basándonos en estas definiciones de la RAE, vemos que mientras el interés nos inclina hacia algo, la motivación determinará nuestras acciones finales. Es por ello que es tan importante explorar qué nos motiva. Esto nos puede ayudar de formas muy diferentes:

  1.  La motivación puede actuar como faro, como la luz que te centra y guía cuando no estás seguro sobre qué acción tomar.
  2.  Puede ofrecerte conexión. Va a conectarte con la esencia de aquello que acabes haciendo. Quizás no te va a ayudar a definir el cómo vas a hacerlo, pero sabrás por qué lo estás haciendo y ese es el ancla primera para comenzar a dar pasos.

La coctelera

Entonces, si estás tratando de cambiar el mundo en una manera positiva y quieres actuar, pero no eres capaz de definir tu pasión porque tienes muchos diferentes intereses… echa un vistazo a lo que de verdad te motiva más allá de lo que te interesa. Quizás este ejercicio que alguien compartió en una charla a la que asistí el otro día pueda ayudarte:

  1. Dibuja una coctelera imaginaria.
  2. Mete en ella todas las cosas que te interesan y trata de ser específico: por ejemplo, me interesa la escritura creativa que ayude a transmitir valores, (en lugar de solamente ‘escribir’). Este paso te ayudará a ver cómo cosas que te interesan en general pero en las que te cuesta ser más específico, son probablemente cosas que no te motivan tanto.
  3. Ahora saca aquellas que aunque te interesen, sabes que no van a hacer que te muevas del sofá y te pongas en marcha.
  4. Observa qué quedo en la coctelera y de ahí sí, define por dónde vas a lanzarte, cuál es el primer paso que te pondrá en marcha. Te recomendamos que pongas una fecha y de ahí, !a por ello, actúa!.

El mundo necesita gente con intereses, pero más allá de eso, el mundo necesita de personas motivadas. El interés te hace soñar, la motivación te pone en marcha. #IntenciónAcción

___

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Encuéntranos también en Facebook y Twitter.

Tags: , , , ,



A los 14 no se es demasiado joven para cambiar el mundo

¿Hay una edad para empezar a cambiar aquello que nos molesta? Claramente para Lauti, no. A sus 14 años de edad y al enfrentarse a una realidad que lo agobiaba: ver animales en la calle sin protección ni comida, decidió pasar de la intención a la acción.

1469758_1458176971175486_6791316976640049368_n

Tomado de Lauti-Por-Los-Callejeros, Facebook page.

Lauti viven en LaFerrere (Partido de La Matanza) en Buenos Aires y va al colegio como cualquier niño de su edad, pero mientras los adultos se quejan o se ‘sienten mal’ por la suerte de los animales abandonados, Lauti los ayuda. “Decidí hacerlo porque sentí que esa era mi misión y que nadie más iba a ocuparse. Me animó a dar ese paso la capacidad de poder ponerme en su lugar, ver lo desprotegidos y desamparados que estaban… Me dolía mucho ver cómo la gente, en lugar de hacer algo, les pasaba por un costado como si nada“. dice Lauti cuando le preguntamos qué lo movió a dar ese primer paso.

Aunque como el mismo dice, el proyecto aún se está gestando. Por el momento, una vez Lauti recupera los animales necesitados de la calle, publica sus fotos en la cuenta de Facebook que ha sido creada con este propósito, Lauti por los Callejeros, con la intención de que los animales desprotegidos consigan un hogar que los acoja con amor y cuidado.

Pero su labor no para aquí, además de ayudarles a conseguir un hogar, también busca que con este proyecto se genere conciencia, “la gente no toma conciencia y no esteriliza a sus animales. O, en lugar de adoptar, eligen comprar un perro de una determinada raza, mientras otros tantos pasan sus vidas encerrados en refugios o centros de zoonosis. Sobre eso también trato de generar un cambio. En ocasiones es difícil, porque la mayoría busca cachorros; pero los adultos tienen muchas otras ventajas: por ejemplo, que ya han madurado, suelen ser más tranquilos y han adquirido su tamaño definitivo“.

Lautin a su corta edad sabe muy bien que las cosas que se hacen con esfuerzo, amor y en comunidad funcionan mejor, “sin la apoyo de la gente, no podría hacer mucho. Por suerte, mi familia tiene mi misma visión de las cosas; entonces cada vez que agarrábamos el auto, yo salía con una bolsita llena de balanceado para repartir entre los animales callejeros. Mi mamá me ayuda bastante. Me lleva a la casa de los adoptantes, cada vez que entrego un perro, y me deja entrarlos a casa cuando necesitan atención veterinaria“.

Qué podemos aprender de Lauti, sin duda mucho, pero vamos a resumir algunos puntos claves:

  • No existe una edad precisa para empezar a actuar.
  • El apoyo familiar es clave para que los más pequeños de la casa reciban el apoyo que necesitan para ayudar a su comunidad.
  • Las redes sociales pueden servir de conector para crear y facilitar el impacto social que queremos lograr.

¿Quieres ayudar? 

Nunca es tan temprano ni tan tarde para ayudar. Los animales que Lauti ayuda necesitan comida, medicamentos, vacunas y hogares de paso. “Lo que le pido a la gente es que ayude con lo poquito que pueda, porque todo sirve. En este momento estamos buscando carnicerías o frigoríficos que nos donen huesos o menudos ya que el alimento balanceado es muy caro y muchas veces no se da abasto para que todos coman. También sería bueno que compartan sus fotos entre sus conocidos, a ver si alguno está interesado en agrandar su familia“.

Si estás interesad@ en darle una mano, contacta a Lauti a través de su página en Idealistas o en su cuenta de Facebook.

¿Qué es aquello que has querido hacer siempre para ayudar a otros y no has hecho? #IntenciónAcción

___

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Encuéntranos también en Facebook y Twitter.

Tags: , , , , ,



¿Cuál es mi pasión? ¿Y si no tengo una?

pasion

 

Encuentra tu pasión. Ponte en marcha

¿Les suena? Porque últimamente encuentro esta afirmación en todos lados. Es como el antídoto que solucionará todos los problemas de tu vida, tu frustración laboral, colmará tus ganas de aportarle algo positivo al mundo, le dará sentido a todo… Suena divino ¿no?, pero de las dos partes de la ecuación, descubre cuál es 1) tu pasión / 2) ponte en marcha, me parece que hay una que definitivamente no está haciendo que más gente se mueva, sino todo lo contrario.

Siempre me llamaban la atención aquellos que desde pequeños tienen tan claro que quieren ser bomberos, profesores o quién sabe, malabaristas. También soy fan de todos los que descontentos con su vida, deciden un día dar un golpe de timón y comenzar algo radicalmente nuevo porque afirman… “¡eso es lo que realmente me apasiona!”

Entonces te encuentras preguntándote a ti misma, ¿qué es lo que a mi me apasiona tanto tiene sentido dejarlo todo para perseguir ese sueño? Le das mil vueltas pero no llegas a UNA sola conclusión… Entonces:

  • Sientes que eres la única que no tiene las cosas claras. El resto del mundo sabe exactamente lo que quiere y cómo conseguirlo.
  • Sientes que si no sabes cuál es tu pasión, parece que hay algo algo mal contigo. Pasaste por los 20, los 30, los 40! ¿y aún no lo sabes?… Escuchas aquello de “está más perdid@”. Como si estar perdido fuese un estigma, como si estar perdido nunca fuese a conducirte a una vida plena…

A menudo tienes muchas opciones, pero como no sabes cuál es esa UNA, esa PASIÓN que por encima de todas las cosas le da sentido a todo, nunca llegas a dar un paso. Por eso digo que la pregunta me parece que paraliza más que anima a echar a andar.

¿Estamos usando la pregunta incorrecta?

Mucha gente viene a mi con esa historia. Yo he sido presa de ella durante mucho tiempo. Con los años tengo que decir que he aprendido algo: la ecuación está mal por dos razones.

  1. Descubre tu pasión no es la pregunta, la pregunta es ¿cuáles son aquellas cosas que realmente te hacen vibrar, de lo que no te aburres?. Muchos de nosotros más que UNA pasión tenemos mucha curiosidad. Esa es nuestra pasión, ser curiosos y explorar, aprender, escuchar… no es UN interés, no es UNA única pasión, son múltiples pasiones e intereses y no hay nada malo con eso.
  2. Porque des un primer paso para conseguir algo que crees que es lo que quieres hacer, no significa que te comprometas de por vida. Mucha gente no le pone el mínimo esfuerzo porque “¿y si luego descubro que eso no es?”. Pues ya habrás ganado algo más que si te quedas cruzado de brazos ¿no?.

Conclusión:

  • No tienes una pasión específica pero sientes que quieres hacer algo diferente con tu realidad, elige una de tus ideas, intereses y sigue por ahí. Mira hacia adelante no hacia atrás. Siempre puedes volver atrás si eso tampoco era.
  • Dar pasos en cualquier dirección no es un riesgo, es necesario. Solo se encuentra quien se pierde.

Entonces, no es tanto sobre cuál es tu pasión, sino ¿qué es lo que estás haciendo y quieres hacer con aquellas cosas que ya te interesan hoy?. Identifícalas, elige y entonces echa a andar. Si no es lo que buscabas, comienza de nuevo. Recuerda, la meta es el camino. ¿Te has visto atrapado en estas mismas reflexiones? ¿Cuál es o ha sido tu experiencia?

__

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealista.

Tags: , , ,



¿Sufres del síndrome de la felicidad aplazada?

Y si dejases de mirar al futuro, ¿qué sería posible hoy?

Y si dejases de mirar al futuro, ¿qué sería posible hoy?

Todo será mucho mejor cuando finalmente me pueda tomar unas buenas vacaciones… acabe de pagar la casa… los chicos ya se hagan grandes y puedan valerse por si mismos, cuando me jubile y tenga el tiempo…

¿Te has sorprendido a ti mism@ en alguna ocasión fantaseando con estos pensamientos? Si es así puede que sufras del síndrome de la felicidad aplazada. Tranquil@, no estás sol@ según Pilar Jericó, este síndrome afecta al 40% de la gente en países desarrollados. Curiosamente parecen ser los australianos los que más han investigado este tema e incluso han comenzado a poner en práctica maneras de tratarlo, dentro de ciertos departamentos de salud pública.

¿En qué consiste?

Se habla del síndrome de la felicidad aplazada cuando uno trabaja una cantidad ingente de horas, en muchos casos haciendo algo que no le gusta en absoluto y que no le permite disfrutar del presente. Sin embargo, a menudo no cambiamos nada. En su lugar tendemos a justificamos a nosotros mismos aceptándolo como el precio que hay que pagar por un futuro que imaginamos mucho más prometedor que el presente.

Cuáles son los síntomas

  • Sientes que necesitas ahorrar ahora, para contar con cierta tranquilidad el día de mañana, porque nunca se sabe.
  • Trabajas y trabajas porque quieres asegurarte que puedes darle a tus hijos un futuro mejor.
  • No soportas tu trabajo, pero de alguna forma lo controlas, te es conocido y quizás llevas tanto tiempo haciendo lo mismo que la idea de buscar y comenzar de nuevo en otro lugar tampoco te convence (y ahí viene el dicho… “Más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer”)
  • En general, miedo al cambio. Cuanto menos acostumbrados estamos a él, o más tratamos de evitarlo, más miedo nos da lo que pueda traer cualquier variación de costumbres

Consecuencias

Evidentemente no hay que ser un genio para darse cuenta que la vida es impredecible y que si pasamos más tiempo en el futuro que en el presente, no solo no estamos disfrutando de lo que tenemos hoy, sino que realmente nada o nadie puede asegurarnos que el futuro que imaginamos será como queremos.

En definitiva, curiosamente cambiamos el ‘carpe diem’ (el disfrutar aquí y ahora de lo que tenemos hoy), por algo imaginario, el aquí y ahora de un mañana que no podemos definir con certeza.

¿Qué hacemos?… algunas recetas antes de que sea demasiado tarde

  • Actúa ya. Las personas que se dicen más felices a menudo tienen en común que actúan rápido para conseguir aquello que quieren. Aquí encaja totalmente la frase de John Lenon “La vida es lo que te ocurre mientras estás ocupado haciendo otros planes”.
  • Mira tu vida ahora e identifica las cosas de las que puedas decir ‘Quiero más de esto’. Haz lo mismo con ‘Quiero menos de esto’. Decide qué pequeño o pequeños pasos puedes dar hoy para hacer que ambas se cumplan y comienza a generar otros hábitos.
  • Celebra el presente en lugar de esperar a celebrar el futuro.  ¿No es sino el presente con lo que podemos contar hoy? Sé más consciente para revivir la experiencia de lo cotidiano a diario y de aquellas cosas que ya te hacen feliz. Te ayudará a no darlas por sentadas.

¿Será hoy que comiences a dejar de aplazar el ser feliz y comienzas a hacer algo para disfrutar lo que tienes hoy? Quizás el primer paso está en identificar si en verdad, sufres de este síntoma en lugar de pensar que así son las cosas. ¿Listo para tomar el timón?

___

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Encuéntranos también en Facebook y Twitter.

Tags: , , ,



Los niños que cambian el mundo

Todos podemos cambiar el mundo. Haz de estar dispuesto a ello.

Todos podemos cambiar el mundo. Haz de estar dispuesto a ello.

Dicen que los niños son el futuro del mundo, pero con tantas acciones y muestras de estos pequeños, me atrevo a asegurar que no solo son el futuro sino también el presente. Gracias a su inocencia, simpatía y valentía, son capaces de convertir sus buenas intenciones en realidad.

Todos fuimos niños en su momento, y muchos sabemos cómo se ve el mundo cuando lo imaginamos lleno de posibilidades. Sus buenos ejemplos son muestra de ello y gracias en gran parte a la facilidad y rapidez del internet, hoy nos enteramos mucho más fácil de la vida de aquellos que sin importar su edad, han ayudado a cambiar el mundo.

Aprovechemos la tecnología para encontrar inspiración en niños y niñas que desde varios lugares del planeta nos mandan sus ejemplos de valentía, perseverancia, constancia y solidaridad:

  • No todo esta perdido, aún nos queda la esperanza. Sin duda, una de las grandes enseñanzas de la vida de Anne Frank, una niña judía alemana conocida por plasmar en un diario su vida y la de su familia durante el holocausto. Su diario, publicado tras morir, relata la vida de una niña que en medio de peligros y duras condiciones guardaba la esperanza de salir con vida. Anne nunca perdió la fe y siempre vio el lado positivo de su dura situación.
  • ¿Cuántos de nosotros nos rendimos cuando no somos aceptados por otros?. Una muy buena lección para aprender de Ruby Bridgesla niña que desde su tierna edad de 6 años ayudó a terminar con la segregación de los afroamericanos en EEUU, gracias a su perseverancia y valentía y a pesar de la soledad y discriminación a la que fue sometida.
  • Ni las adversidades más grandes, pueden detenerte de defender en lo que crees, esto Malala lo tiene muy claro, una niña que desde los 11 años a defendido públicamente el derecho de las niñas y mujeres a la educación. A pesar de recibir un disparo en el rostro a la edad de 14, continuó su lucha, que la han convertido en uno de los modelos más influyentes y la persona más joven en lograr el premio Nobel de la Paz.
  • Pero también pequeñas acciones pueden cambiar el mundo, como la que realizó Charlie Simpson, de 7 años al tomar su bicicleta para ayudar a recolectar dinero para ayudar a Haiti, desde su país, Inglaterra. Charlie no solo logró ayudar sino que gracias a su gesto logro recaudar cerca de $240.000 dólares para Haiti, tras el terremoto sufrido en el año 2010, el más fuerte registrado en la zona desde 1770.

Es mucho lo que los adultos podemos aprender de nuestros niños y del niño interno que alguna vez fuimos. Tenemos que recordar que para cambiar algo, necesitamos coraje, esperanza y defender nuestros ideales incluso si el entorno es desfavorable. A partir de ahí, podemos comenzar por realizar acciones que aunque pequeñas tengan el potencial de mover corazones y ayudar a construir un mundo mejor para todos.

¿Alguna acción u obra de vida de un niño o niña te ha inspirado? ¡Comparte la historia con nosotros en los comentarios!

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Encuéntranos también en Facebook y Twitter.

Tags: , , , , , ,



Los buenos líderes inspiran a pasar a la acción

10000000

“El liderazgo es la capacidad de traducir la visión en realidad” – Warren Bennis

La historia de la humanidad no sería la misma si no se contase con la vida, obra e inspiración de aquellos líderes sociales que forjaron el camino al cambio.  ¿Qué sería de los afroamericanos sin el movimiento creado por Marten Luther King, de la democracia y el activismo sin el trabajo de Nelson Mandela o de los derechos humanos, la equidad y libertad individual sin el esfuerzo de Gandhi?

Todos ellos tienen algo en común: fueron verdaderos líderes, personas cuyo propósito fue promulgar aquello en lo que creían y que era necesario para la humanidad.

¿Por qué lograron sus propósitos?

  • Fueron personas apasionadas por sus ideales
  • Llegaron a una posición de poder gracias a su transparencia y perseverancia
  • A pesar de su posición, siempre demostraron su humildad, no como parte de una élite sino como parte del pueblo
  • Escucharon, comprendieron y lucharon por problemas sociales comunes
  • Hicieron de su vida un legado que se canalizó en sus discursos y acciones como individuos y líderes

Pero hay algo más que estos líderes sociales también hicieron y que los convierte en verdaderos líderes: inspiraron a otros a pasar a la acción. Según Simon Sinek, escritor y orador motivacional, un verdadero líder cree en sus ideas y sabe comunicarlas al mundo. De acuerdo a Sinek, estos líderes siempre responden tres preguntas básicas a la hora de comunicar: por qué (creo o lo quiero hacer), cómo (lo hago, podemos lograrlo) y qué (aquello que se quiere cambiar o crear), haciendo especial énfasis en el por qué (el propósito).

¿Cómo podemos entonces inspirar a otros con nuestras ideas? 

  • Claridad – no puedes inspirar sino tienes claro qué quieres lograr y sobre todo por qué.
  • Pasión – los grandes líderes no solo creen en sus ideas, las aman y con esa misma entrega, las comunican al mundo.
  • Comunicación – cuando quieras explicar tu idea a alguien, como dice Sinek, siempre empieza por el por qué, (qué es aquello en lo que crees fielmente y te mueve hacer lo que quieres hacer).
  • Conoce a tu comunidad – aprende qué es lo que les motiva y sobre todo qué es lo que les motiva internamente, solo así podrás no solo conocer qué las mueve, sino mantener su motivación a lo largo del tiempo.
  • Acción – nada habla por si solo más que las propias acciones. Conviértete en un promotor de lo que crees no solo con tu trabajo sino en tu vida y demuestra qué acciones ya estás tomando para lograr lo que quieres.

Ya lo decía el filósofo Cicerón, “ningún hombre ha llegado a ser grande sin un toque de inspiración”, si quieres inspirar a otros, debes tener la inspiración suficiente para creer en ti y en tus propias ideas. ¡Motívate y motiva a otros a pasar a la acción!

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Encuéntranos también en Facebook y Twitter.

Tags: , , , ,



Los pasos que no te atreves a dar, también dejan huella

Estamos hartos de escuchar lo de que una acción vale más que mil palabras… Sin embargo el otro día en Facebook me tropiezo como quien se acerca por sorpresa y te da un bofetón, con esta frase:

los_pasos

De repente mi cabeza retorna a ese mundo que me gusta tanto, el de los intangibles, tan invisibles como poderosos. Pensamientos que hablan de quiénes somos y que pueden hundirnos o empujarnos hacia adelante. ¿Y si en lugar de lo que sí te has atrevido a hacer, te parases a evaluar cuáles son aquellas cosas que no te has atrevido a llevar a cabo? ¿Qué diría de ti no lo que haces, si no lo que no haces y qué sería posible si en lugar de seguir abrazando aquello que te para, abrazases la posibilidad de lo que está más allá de lo que te para?.

Tan cierto. Nuestras acciones hablan de quiénes somos, pero también lo hace nuestra falta de acción, quizás no en voz alta, pero ¿a que tienes una vocecita interna que tú sí estás escuchando?. Entonces, la próxima vez que se te pase por la cabeza hacer algo no dejes la puerta abierta para que vuelvan a entrar todos los miedos o las excusas que utilizas para no dar un paso adelante…

Te reto (y lo hago a mi misma también), a que te atrevas a ver qué sucede si eliges dar un paso, por pequeño que sea para transformar tu intención en acción. Porque nada cambia si nada cambia. Lo que sí cambia si no tomas acción es que en efecto y como bien dice la frase, su falta de acción deja huella. Puede que nadie lo sepa, pero tú sabes lo que quieres hacer y no estás haciendo y esa huella que se instala dentro de ti, da casi más miedo que atreverse a superar los obstáculos que te paran ¿no crees?

Entonces, ¿qué pequeño gesto que hasta ahora no te has atrevido a llevar a cabo, te comprometes a intentar la próxima vez que tengas oportunidad? Compártelo aquí. A veces compartirlo en voz alta es el primer paso para que aquello que vive solo en tu cabeza, comience a convertirse en realidad.

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , , ,