¿No te atreves por el miedo al qué dirán?

¿Vas a dejar que te pare?

El miedo al qué dirán no puede parar una vida que te pertenece.

Hay algo en nuestra cultura y mucho en nuestra psicología que lejos animarnos a avanzar, nos paraliza y nos deja clavados en el mismo lugar donde estamos. No importa lo descontento o frustrado que estés, si crees que tu idea es genial, cuando llega el momento de dar el paso uno de los pensamiento que nos aterran es y si no sale bien, ¿qué van a pensar de mi?’. ¿A cuántos les suena familiar?

Bien, ese miedo al ‘qué dirán’ no es más que una historia en nuestras cabezas que si nos está paralizando tenemos la obligación de darle la vuelta antes de que nos deje estancados para siempre en el conformismo y la resignación.

Convéncete de que ‘el qué dirán’ no puede pararte con estos cinco puntos:

1. Ten presente que tus miedos están condicionados por tu contexto. En sociedades anglosajonas el que “fracasa” no es el que lo intenta y no consigue los resultados esperados, sino el que no lo intenta en absoluto. La próxima vez que imagines a tus amigos o familia cuestionándote, pregúntales qué están haciendo ellos por avanzar para conseguir aquello en lo que creen. Quizás es hora de que empleen la energía que gastan en desanimar o cuestionar a otros, en construir algo en sus propias vidas.

2. Piensa que el que paga el precio de seguir estancado, no son esos que tendrán algo que decir, eres tú. Tu vida es tuya y en la medida que no te encuentres en un contexto que impida la posibilidad de expresión y acción, deberías vivirla de forma que te haga feliz a ti. ¿No crees que tiene sentido?

¡Tú eliges!

¡Tú eliges!

3. Elige con quién te juntas. Todo el mundo tiene una opinión, pero ¿cuántos de verdad saben de lo que hablan y cuántos opinan porque no tienen otra cosa mejor que hacer? Aprende a diferenciar los unos de los otros. Los primeros te ayudarán a avanzar, los otros te sumirán en la desconfianza. Tu eliges con quién te juntas.

4. ‘Pero ¿y si… y si… y si…?’ ¿Es esta la primera pregunta que te viene a la mente cuando tratas de avanzar con una idea pero te importa demasiado lo que piensen los demás?. El ‘y si’ sirve para encontrar excusas para no hacer, cuando lo que necesitas son excusas para avanzar. Cuando te venga el ‘Y si…‘ a la cabeza, piensa que es lo peor de lo peor que podría pasar. Es posible que lo peor no sea de hecho tan malo, y ¿qué posibilidades hay de que acabes en el peor de los casos? Relativiza y piensa en positivo, porque ¿qué podría llegar a perderse el mundo si no lo intentas?

5. Pregúntate… ¿cómo es que necesitas tanto la aceptación de otros? Comienza por aceptarte a ti mismo. Cuando necesitamos que sean otros los que reafirmen quiénes somos o nuestras acciones, no estamos siendo dueños de nuestro potencial. Identifica tus fortalezas, ten claro lo que quieres y ¡adelante!. Si crees en ti, tienes todo lo que necesitas para echar a andar.

En definitiva, dar el paso de transformar nuestras buenas intenciones en acción no siempre es fácil, pero no tiene por qué ser imposible. ¿Por qué crees que nos importa tanto lo que otros piensen? ¿Alguna vez te ha parado el miedo al qué dirán?

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Encuéntranos también en Facebook y Twitter.

Tags: , , , , ,



¿Por qué llora tu perro?

perro triste

¿Cuál es tu clavo? Imagen cortesía de Shutterstock

¿Te gustan los cuentos?… este te hará pensar. Muchas conclusiones se pueden sacar del mismo, así que lo compartimos para que nos cuentes qué te parece.

Érase una vez un señor sentado a la puerta de su casa viendo a la gente pasar. Su perro le acompañaba tumbado junto a él con gesto contrariado y constantes gemidos que delataban que algo le pasaba. Gemía y gemía hasta que una de las personas que paseaban por la calle que lo observó preguntó al dueño:

– ‘¿Por qué está llorando su perro?’

‘Porque se ha tumbado encima de un clavo…’ , contestó él.

‘Y si se tumbó sobre un clavo ¿por qué no se mueve y se tumba en otro lugar?’,  preguntó intrigado el paseante…

‘Sencillo, es porque el clavo no le molesta lo suficiente…’

Escuchando este cuento nos preguntamos en qué medida todos estamos tumbados encima de clavos… cuántas son las cosas que nos molestan, nos hacen ruido, nos frustran, pero seguimos nuestro camino o continuamos observando desde la comodidad de nuestro sofá. Enfadados a veces, pero sin levantarnos y hacer algo más que lamentar las situaciones que nos afectan.

¿Qué clavo te molesta? ¿Cuál es esa causa que te toca la fibra sensible? Nunca es tarde, recuerda que en Idealistas.org hay miles de organizaciones trabajando en las más diversas causas. Usa nuestro buscador para ver quién ya está trabajando en los asuntos que más te importan y contacta directamente con la organización para ver cómo puedes dar una mano.

No dejes que el clavo te pinche hasta el punto en el que el daño se haga demasiado grande. Conecta, actúa, comparte. Cuéntanos qué te pareció la moraleja del cuento.

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Encuéntranos también en Facebook y Twitter.

Tags: , ,



Emprendedores: “Mis miedos no podían ser más grandes que mis sueños”


Hugo Torres tiene un sueño, ayudar a otros a identificar los suyos. Hubo un momento que le cambió la vida y desde ese día, aunque ya ha puesto en marcha proyectos que podrían haberle llevado por el camino fácil, está decidido a perseguir y hacer sostenible aquello en lo que cree. Es por esto que comenzó a hacer videos que inspiren y ayuden a otros a encontrar lo que buscan a través de una productora de animación para generar impacto social, Branta. Hoy anda imaginando cómo un día sería un espacio donde los niños pudiesen empoderarse desde que son chicos, identificar sus metas y definir mejor desde temprano el camino que no solo les ayude a vivir, sino que les haga felices.

Hugo tiene una condición que hizo que en su momento varios doctores le dijeran que él nunca podría hablar bien. Su condición sin embargo no le ha impedido ser invitado a conferencias y seguir adelante construyendo cada día aquello en lo que cree. Porque como él bien dice: “mis miedos no pueden ser más grandes que mis sueños”. Eso se aplica para todos, así que lean un poco más del por qué si tienen un sueño, deberían seguirlo. Aquí va la experiencia de Hugo en nuestras tres preguntas:

Hugo, ¿dónde estaba el problema, qué te hizo ver la necesidad?

Yo iba con mis padres de vacaciones a Cancún cuando escuchamos que había un huracán y que la situación estaba difícil, por lo que decidimos en su lugar ir a conocer Chiapas. De repente en una de las carreteras nos cruzamos con dos chiquitos, como de tres y cinco años, de la mano caminando solitos y desnudos. Y yo dije: ¡esto está horrible!. Me estoy preocupando de cosas materiales, el viaje con los amigos, la computadora… y hay gente en mi país así. Ese día decidí que tenía que dedicarme a generar oportunidades para aquellos que más necesitan. Pensé, ¿cómo lo puedo hacer?. Yo había visto que mi padre tenía empresas productivas que generaban trabajos así que pensé: voy a formar equipos extraordinarios de trabajo que hagan proyectos que generen oportunidades para muchas personas.

En estas yo llegué a la universidad y comencé a entrevistar a medio mundo y les preguntaba, ¿tú qué haces?, ¿para qué eres bueno?, ¿qué quieres hacer en el futuro?, ¿por qué estás estudiando esto?. Quería ver cómo podía formar estos equipos y me di cuenta que muchos estaban desmotivadísimos, apáticos y la mayoría estaban estudiando o por una calificación o por un título que les ayudara a encontrar un trabajo que les pagara bien.

branta_hugo_square

Hugo Torres. Con esa cara de buena gente, no se pueden hacer más que cosas buenas ¿no creen?

Cuando vi eso pensé, esto está horrible porque se supone que deberíamos estar estudiando para la vida.  Me di cuenta que sí había un grupo de personas que estudiaban lo que deseaban, estaban súper apasionadas… lo que esas personas tenían en común es que tenían una pasión o un sueño o un propósito de vida que provocaba que creyeran que lo podían alcanzar. De hecho muchos estaban ya trabajando por alcanzarlo.

Esas personas, aparte de acabar haciendo aquello que las apasionaba, eran las personas que acababan teniendo un mayor impacto en su entorno. Con su trabajo, su empeño su felicidad ellos provocaban que las personas que estaban a su alrededor estuvieran mejor.

Ahí fue que entendí que antes de hacer equipos de trabajo tenía que ver cómo las personas se conectan con lo que les dicta su corazón. Y cómo puedo yo provocar que las personas reconecten con sus sueños y construyan un plan de qué es lo que quieren hacer.

 

¿Qué fue lo qué desencadenó tu paso a la acción?

Llevo cinco años trabajado en proyectos que faciliten que las personas se conecten con sus sueños y estos pueden tener muchas formas.

Antes de salir de la universidad pensé, ¿cómo con lo que tengo puedo empezar a actuar? Mi padre tenía una fábrica de muebles y mi hermana y yo nos pusimos a diseñar muebles que ayuden al los niños a conectar con sus sueños.

De ahí a muchas tiendas de todo el país les interesó nuestra línea de trabajo pero yo les intentaba explicar que la forma de vender el producto era vender el por qué, el valor detrás. Se trataba de dar a los niños un espacio que les ayudase a conectar con sus sueños, a sentirse que viven como en un cuento que les empuje a crear lo que ellos quieren ser.

No me gustó que las tiendas solo querían hacer dinero, no vendían el concepto sino que vendían solo el producto. No entendían

Llegamos al punto que mi hermana se casó y se iba a ir a vivir a Ciudad de México y tuve que plantearme: puedo seguir construyendo una marca y llegar a dirigir una fábrica, pero ¿cómo impacta esto a la vida de las personas?. Y ¿cómo puedo hacer eso?… si no lo hago con muebles lo puedo hacer mediante videos, cortos, animación… Yo soy ingeniero mecánico, nada que ver. Pero me rodeé de gente muy talentosa y muy buena y desde entonces hacer videos para organizaciones es otra vía para llevar a cabo mi misión de conseguir conectar a más gente con sus sueños.

¿Cómo te hace sentir trabajar para un proyecto como este?

El truco es conectarme con mi entorno, hablarles con el corazón y dejar que fluya lo que tenga que fluir.

Cuando dejé de hacer muebles le dije a mi papá, ‘voy a dejar todo y voy a hacer películas’. El me dijo, ‘tú estás loco. Tienes todo, los mejores clientes, el mejor producto… ¡no lo dejes!’. La clave para mi está en una frase que dice: “En el futuro no te arrepientas porque lo diste todo por aquello en lo que creías”. Los estudios han probado que cuando a gente mayor se la pregunta ¿y tú de qué te arrepientes en tu vida? casi la mayoría se arrepienten por cosas que no hicieron, por no haber seguido a su corazón. Cuando yo ya miro para atrás estos cinco años y observo todo lo que estoy queriendo hacer y me vienen a la cabeza las sonrisas o las caras de satisfacción de personas que han encontrado y seguido su camino, me digo… yo también estoy en el camino correcto. Eso me hace muy feliz.

Si te gustó esta entrada, no te pierdas otra delicia: “Quiero gritarle a mis vecinos: ¡Ser feliz es muy fácil!”

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , , , , , ,



Consejos prácticos para convertirte en un líder de impacto social

El pasado mes de septiembre Idealistas tuvo la oportunidad de asistir a la cumbre: Womensphere Summit 2014, Creating the Future: Accelerating advancement en donde mujeres líderes se dieron cita una vez más para intercambiar conocimiento, experiencias y potencializar oportunidades para continuar adelante.

Muchos temas se hablaron, pero nos llamó particular atención el tema de liderazgo, sus componentes y aquello que quizás nos puede estar parando para continuar con nuestros proyectos. Aquí les va un pequeño resumen.

Honestidad. Liderazgo. Lealtad

Honestidad. Liderazgo. Lealtad

Como definición, la palabra liderazgo significa acción. Un líder es aquel que es capaz de generarla pero sobre todo mostrarla en todo lo hace, no puede existir liderazgo si no se hace realmente algo y ese algo debe sin duda, generar un impacto positivo. Un líder debe tener la capacidad de:

  • Comunicar lo que hace pero también ser lo suficientemente humilde para entender que no lo sabe todo y que por ello siempre necesitará de los consejos y apoyo de otros.
  • Desarrollar y seguir un plan de trabajo con tareas y tiempos de culminación, siempre teniendo en cuenta que ello no significa que en el camino no se pueda ajustar.
  • Identificar las destrezas y debilidades de los miembros de su equipo para determinar tareas y acciones a tomar.
  • Preguntarse constantemente, ¿qué tipo de impacto quiero hacer en el mundo? y dirigir todos sus esfuerzos desde los más pequeños hasta los más grandes hacia ese objetivo.

Que no seamos expertos o buenos en todo no significa que no podamos ser los precursores de un mundo mejor.  La mayor parte de las capacidades y competencias del liderazgo pueden ser aprendidas, si existe la voluntad de aprenderlas. Nunca olvidemos que un verdadero líder es aquel que está siempre dispuesto a hacer algo positivo por otros.

“El liderazgo no es la reserva privada de unos pocos hombres y mujeres carismáticos”. Las personas “hacen que sucedan cosas extraordinarias cuando liberan al líder que tienen adentro”. Kouzes & Posner (2005)

¿Cómo puedo desarrollar mi liderazgo?

  • Ayudando a otros, porque mientras lo haces te ayudas a ti mismo. Si lo piensas, un líder tiene confianza en sí mismo y al ayudar demuestras que tienes la capacidad de hacer algo por otros, sin darte cuenta estarás siendo punto de referencia para muchos mientras desarrollas la confianza en ti y en lo que eres capaz.
  • Teniendo valor de sacar tu idea hacia adelante por muy loca que parezca, siempre que de respuesta a un problema social, estarás dos pasos más adelante que el resto.
  • Da lo mejor de ti, recuerda que siempre puedes dar más sin dejar de ser quien eres. Un líder se exige a sí mismo, piensa, planea, y actúa.
  • Entiende que no tienes que ser la persona más inteligente pero lo suficientemente intuitiva como para saber quién tiene el conocimiento, por eso rodéate de personas creativas, dinámicas y disciplinadas.
  • Indaga, averigua e investiga, conviértete en un experto en todo lo relacionado con tu idea.
  • Cuida de ti mismo, si no lo haces, no puedes pretender tener la energía suficiente para realizar tus labores diarias que te llevarán al éxito.
  • Inspira con el ejemplo pues no siempre se hace con las palabras. Un líder motiva, construye comunidad, haz que tus actos hablen por sí solos.
  • Reconoce el valor que cada miembro de tu grupo le agrega al proyecto y déjales saber que todos son parte primordial de él, ya que sin su ayuda, el proyecto no podría ejecutarse.

Así que si tienes una idea en mente y no te sientes capaz de liderarla, primero que nada pregúntate: ¿por qué lo quiero?, ¿qué impacto quiero generar?, si no soy yo, ¿quién?, si no es ahora, ¿cuándo?. Seguramente la respuesta te dará las claves que necesitas para recordarte a ti mismo que tienes la capacidad de decidir qué quieres para tu planeta, tu país y tu comunidad.

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , , ,



Ayuda en lo que te apasiona, para que te apasione ayudar

 

Pasar a la acción depende de ti. Comienza con Real Hero

Pasar a la acción depende de ti. Comienza con Real Hero

Cambiar el mundo no significa tener que hacerlo dando grandes pasos…puedes comenzar por pasos pequeños. Cambiar el mundo no tiene que sentirse como una labor titánica, puede ser divertido… Cambiar el mundo no es algo que es responsabilidad de otros, es algo que tú también puedes hacer aquí y ahora. ¿Cómo? Desde la palma de tu mano, casi jugando. Si pensabas que los héroes siempre son otros, piénsalo dos veces. Con Real Hero, tú serás quien comience a cambiar las cosas. ¿Estás list@?

Real Hero: el juego que hace la diferencia

Nos encanta ver qué es posible cuando mezclamos conceptos, cuanto desafiamos la norma y sobre todo cuando en lugar de ver obstáculos miramos a las posibilidades y generamos acción para cambiar las cosas que no nos gustan.

Una mezcla de todo esto es RealHero, una aplicación que te ayuda a identificar aquellas causas en las que puedes ayudar. Pero no cualquier tipo de causas, ellos dicen “Ayuda en lo que te apasiona para que te apasione ayudar”. Es por eso que comienzas por identificar qué es lo que quieres hacer, para después encontrar una manera de hacerlo. Así funciona:

1. Te descargas la aplicación en tu móvil o navegas a través de la web en tu computador.

2. En función de tus intereses y si decides hacerlo solo o acompañado, se te propondrán misiones que debes completar. En el transcurso compartes con el mundo una foto o testimonio para inspirar y empoderar a otros.

3. Cuando completas acciones ganas monedas que puedes más tarde redimir en premios, como boletos para espectáculos o simplemente un rico café..

La aplicación se ha lanzado y la parte de los premios se está probando solo en Bogotá, de donde son sus creadores. La idea surge cuando Lina Núñez y Daniel Buriticá de la Red Recojo se empeñan en crear un juego que pudiese hacer divertido ayudar.  Carlos López, creador de Conectando Sonrisas, ingeniero, mago y también integrante de Recojo, piensa en la posibilidad de crear ese juego usando la tecnología para hacerlo llegar a cualquier lugar.

Después de dar forma a la idea durante más de un año, Real Hero se acaba de lanzar. Te la puedes bajar a tu celular tanto para iPhone como para Android o bien usarla a través de su versión web.

Si llevas tiempo pensando cómo cambiar el mundo, quizás dar el primer paso es lo que te para,  sin embargo puede ser más fácil de lo que imaginas. Anímate a ver qué es lo que ya están haciendo otros a través de la aplicación y elige tu propio paso a la acción.

¿Conoces aplicaciones similares que empoderen a las personas a transformar sus intenciones en acción? Queremos conocerlas también, compártenoslas.

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , , , , , , ,



¿Están las personas de las que te rodeas impidiéndote avanzar?

escuchando...

Del usuario Flickr “CleftClips” vía Creative Commons

Obstáculo #6 para transformar tus buenas intenciones en acción: La falta de apoyo de los que me rodean

Tienes una idea, un proyecto, quieres cambiar las cosas pero no avanzas. Cuando compartes tus ideas algunos te dicen que eres un idealista, otros que estás loco… Eso te hace dudar, no dar pasos adelante. ¿Te has parado a pensar cómo afectan a tus acciones las conversaciones que tienes con las personas que te rodean?

Una vez escuché decir a alguien, “si tienes una idea, si vas a apostar por perseguir tus sueños no se lo cuentes a tu madre”. Especialmente esto pasa con proyectos que tienen como finalidad generar un impacto social. Existe la creencia de que es muy difícil, que si te dedicas a ayudar a otros de qué vas vivir tú. Te sugieren que mejor busques un trabajo en un banco, en una ‘buena empresa’…  bla, bla, bla. Pero algunos sabemos que eso no es lo que nos hará felices y aún, recibimos las opiniones de los demás como una guía que a menudo en lugar de ayudarnos a avanzar, nos invitan a salir corriendo en dirección contraria.

¿Quiénes son aquellos que pueden poner en peligro tu determinación?

Escucha_tu_corazón

‘Escucha a tu corazón’. Del usuario Flickr “Olivia Alcock” vía Creative Commons

Animarse a dar el paso de transformar tus intenciones en acción cuando los que tienes a tu alrededor ven más los riesgos que las oportunidades, no es fácil. Hay que diferenciar aquí varios tipos de personas:

  • Aquellos que te quieren te desanimarán para protegerte, no quieren verte sufrir si tu idea o proyecto fracasa. A menudo esto sucede con la familia o amigos cercanos.

  • Aquellos que no quieren ver que lo intentas y sales adelante, que estás contento. No quieren tener tener que admitir que si ellos no lo han conseguido, es porque no lo han intentado.

  • Los críticos y negativos por naturaleza. Prefieren ver obstáculos en todo, porque si ven las oportunidades entonces ya no tendrían excusa para no intentarlo.

Lo bueno es que no todo el mundo es así. El mundo está lleno de gente extraordinariamente positiva, llena de energía, que viven en la misma realidad que los demás pero que no se dejan arrastrar por la fuerza de la negatividad. No pierden el foco. Piensan y hacen. Tienen una meta y escuchan lo que la gente tiene que decir, pero no dejan que los comentarios desalentadores les desvíe de su camino.

Recuerda entonces, no dejes de escuchar al que te quiere o al que es crítico, solo pon las palabras en perspectiva y sigue adelante. Algo extremadamente recomendable, pregúntate: ¿dónde está la gente como tú?, ¿quiénes son aquellas personas que después de una conversación te dejan lleno de energía, con ganas de hacer cosas en lugar de hacerte ver el mundo oscuro, oscuro, oscuro? Identifícalos y pasa más tiempo con ellos, verás como tu mundo y tu actitud comienza a cambiar. Lo mejor, es contagioso!

Y acabo con una pregunta,  ¿te has visto alguna vez en esta situación o hay algún otro tipo de persona que te está impidiendo avanzar? Cuéntanoslo!

En la serie “De la intención a la acción” analizaremos cuáles son los obstáculos más comunes que las personas encuentran y que les impiden transformar sus buenas intenciones en acción. Trataremos de encontrar las claves para revertir el obstáculo y ayudarte a seguir adelante.

Tags: , ,



5 hábitos clave de la gente que hace

Crea bueno hábito para transformar en acción tus ideas

Crea bueno hábito para transformar en acción tus ideas

Hay dos tipos de personas, los que piensan y hacen y los que tienen ideas pero no las llevan a cabo.

Entre estos últimos seguro hay muchos de los que nos leen y seguro muchas de esas ideas aún presas de un mundo imaginario, son ideas con impacto, ideas que pueden hacer una diferencia, generar un cambio social. Si ya están ahí, ¿no es una pena que el mundo vaya a perderse tu aportación?.

Aquí van cinco claves que a base de mucho hablar y trabajar con gente que piensa y hace, nos ha llevado a idenficar puntos en común de aquellos que no se quedan en el mundo del pensamiento, pasan a la acción y en muchos casos han iniciado proyectos increíbles que hoy están teniendo un impacto social relevante. Toma nota:

1. Define el qué, y hazlo de manera que puedas compartirlo en una frase. Lo más difícil en muchos casos es llegar a ese punto de claridad, pero si no lo haces, en el proceso perderás muchísimo tiempo tratando de tomar decisiones al no saber si se ajustan totalmente al objetivo final del proyecto. Cuando tienes claro el qué, todo fluye y en el camino, encontrarás mucho más fácil el decir sí o no a las cosas que vayan surgiendo, porque sabrás claramente a donde quieres llegar.

2. Si te paran las dudas, si no sabes si serás capaz…. encuentra en tu ciudad dónde se junta la gente que ya está haciendo, personas con ideas, con proyectos innovadores, con ganas de cambiar las cosas. Más y más sobre todo en ciudades grandes se muntiplican los espacios de co-working, los eventos relacionados con emprendimiento, las charlas empoderantes… Si no estás ya ahí, atrévete a salir de tu círculo de rutina y mezclarte con ellos. Cada día son más y desde aquí tenemos la certeza que si te rodeas de positividad, acción y buenas ideas, será más fácil que pongas las tuyas propias en marcha.

3. Hazte amig@ del ‘y si…’: no te quedes en lo obvio, piensa más allá de lo común, mezcla conceptos y hazte esa pregunta “Y si en lugar de hacer esto así, lo hiciésemos de esta otra forma… cómo sería?”. Esto te ayudará a generar posibilidades, potenciar la creatividad e enriquecer tus ideas para generar ideas incluso mejores.

4. Recibe las opiniones de los demás: siempre cuatro ojos ven más que dos, cuatro cabezas piensan mejor que una. Por experiencia propia, aún no conozco un caso que cuando he compartido cualquier cosa antes de lanzarla, no pueda ser mejorada con la perspectiva y mirada de otros. Siéntete cómodo con la crítica constructiva y a provéchala para mejorar aquello que estás queriendo llevar a cabo.

5. Siempre co-crea: muy importante, el ego y las hipótesis nos llevan a menudo a creer que sabemos lo que sí funcionará y cómo vamos a hacerlo para que funcione. Pero lo cierto es que sin hablar directamente con aquellos que recibirán tu colaboración, tus servicios, lo que sea que estés queriendo ofrecer, lo que haces no es más que asumir, lo que no prueba que estés en lo cierto. Sal ahí fuera, escucha, crea, afina, vuelve a escuchar… Conseguirás no solo más efectividad, sino más compromiso por parte de aquellos con los que estés interactuando.

¿Eres uno de aquellos que tiene un idea y nada le para, se pone manos a la obra de inmediato? Cuéntanos qué otros aspectos según tú son importantes para echar a andar y convertir tus ideas con impacto en realidad.

Si te gustó esta entrada, seguro también te interesará “Considera borrar estas 5 expresiones de tu vocabulario“, u otros temas relacionados con conceptos importantes para dejar de pensar y ponerte en marcha.

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , , ,



Considera borrar estas 5 expresiones de tu vocabulario

Cuida tu lenguaje. Está creando tu realidad.

¡Cuida tu lenguaje!. Está creando tu realidad.

Todos tenemos buenas intenciones para cambiar el mundo. Algunos actúan, otros no. En este proceso muchos son los obstáculos que pueden impedirnos pasar a la acción. Uno de ellos, increíblemente sutil pero poderoso, es nuestro lenguaje. Por que sí, por si no te habías dado cuenta, tu lenguaje estás creando tu realidad. ¿Que cómo es eso?

El poder de hacer algo comienza en tu cabeza, con un pensamiento o intención que luego se puede traducir a palabras.  Tu lenguaje puede ser totalmente empoderante, lo que te ayudará a transformar tus ideas para cambiar el mundo en realidad, o totalmente desempoderante. De alguna forma está revelando aquellas cosas en las que crees o no crees, y en consecuencia generará posibilidades u obstáculos, por que sí  ¿no es bien cierto que a veces no necesitamos quién nos ponga obstáculos, nos los ponemos nosotros mismos?  Aquí van cinco expresiones que si sueles usar a menudo, quizás quieres considerar borrar de tu vocabulario:

1. No tengo fuerza de voluntad: a menudo nos culpamos por no avanzar con algo, porque ‘no tengo fuerza de voluntad’. Esta expresión está implicando una carga, algo que se siente un gran esfuerzo, entonces, ¿por qué no sustituirla por algo más empoderante?. Qué tal: ‘Si cambio ciertos hábitos, seré capaz’.

2. A ver si hay suerte: implica que estamos dejando el resultado de algo al libre albedrío de una fuerza externa que no podemos controlar. Me gusta decir que la suerte no se tiene, se hace. Más bien pregúntate qué puedes hacer tú para generar tu propia suerte en lugar de quedarte sentado esperándola, puede que no llegue nunca.

3. Hay que tener esperanza: igual que el término anterior. Tener esperanza no es malo, pero no es suficiente. Una vez más, implica cierta ‘falta de acción’ por parte del individuo que espera con esperanza, en lugar de crear las condiciones para cambiar las cosas.

4. No hagas… o deberías hacer: si te encuentras diciendo esto a menudo a terceras personas, para por tu propio bien y pregúntate, ¿a quién le gusta que le digan lo que tienen que hacer?. Seguro a ti mism@ tampoco. Que uses esta técnica con las personas a tu alrededor solo va a conseguir ponerlas a la defensiva y generar situaciones que harán las cosas más difíciles.

5. Lo puedo intentar: alguien dijo, “O lo intentas o no lo intentas”. O actúas o no, el hecho de decir “Voy a intentarlo” o “al menos lo intenté”, tienen ciertas implicaciones. Cuando dices “voy a intentarlo”, ¿cuánto de convencid@ estás de que podrás conseguirlo?. Si estás 100% convencido de que lo conseguirás, no dirías mejor: “Voy a hacerlo”. Es más una cuestión de convencimiento que de esfuerzo.

En definitiva, todos desvelamos con nuestro lenguaje nuestros pensamientos. Es bueno ser más consciente de ellos para trabajar en pensar y hablar de una forma que nos ayude a avanzar en lugar de pararnos. Si lo que estamos buscando es precisamente pasar a la acción y cumplir cosas, muchos de estos pensamientos y palabras nos están haciendo un flaco favor. Y tú, ¿qué es eso que dices habitualmente y que te está aportando más negatividad que avance y ganas?

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , , , ,



Cómo cambiar el mundo según Gandhi

Cambiar al mundo

Cambiar al mundo

El grande, el luchador y emprendedor Gandhi cuyo legado traspasó fronteras y cuyas enseñanzas han perdurado y cambiado vidas, nos dejó las claves más sencillas pero poderosas para cambiar al mundo. Aquí te van algunas de ellas:

1. Sé el cambio que quieres ver en el mundo.  Esta frase no requiere mayor explicación. Si de verdad quieres cambiar algo debes empezar por ti.

2. Sin acción no vamos a ningún lado. Es importante tener la intención de cambiar, de ayudar, de aportar pero sí una buena intención no va acompañada de acción no se logra nada. Es como el conocimiento, puedes tener mucho pero si no lo llevas a la práctica es como una hoja en blanco, no hay nada.

3. Persiste. Sin importar lo que pase, los obstáculos que se hayan presentado en tu camino, los verdaderos triunfadores son aquellos que siguen persiguiendo sus sueños en medio de la adversidad.

4. Mira lo bueno de las personas y ayúdalos. El hombre es grande exactamente en el grado en el que trabaja por el bienestar de sus semejantes“. Gandhi nos enseñó que Cuando ves lo bueno de las personas es más fácil motivarse para estar al servicio de ellas. Así que continúa su legado y empieza a repartir toneladas de ayuda.

5. No te conformes. No te limites. Continúa. El hombre es un ser que debe estar en constante aprendizaje, es por ello que no debemos parar de explorar y aprender. Al permitirnos evolucionar estamos dándonos la oportunidad de ser mejores seres humanos.

6. Tus pensamientos crean tu realidad. Cuida tus pensamientos, porque se convertirán en tus palabras. Cuida tus palabras, porque se convertirán en tus actos. Cuida tus actos, porque se convertirán en tus hábitos. Cuida tus hábitos, porque se convertirán en tu destino”. Gandhi.

7. No perdamos la fe. Mahatma Gandhi lo decía, no porque unas cuantas gotas esten sucias sobre el oceano (la humanidad) debemos perder la fe en la humanidad. Los buenos somos más y aunque hay muchas cosas por cambiar, existen muchas otras que debemos resaltar. Un cambio sí es posible.

Luego de conocer su legado, su vida y enseñanzas, Gandhi nos sigue dando claves para cambiar al mundo. Esta en especial lo resume todo y no requiere explicación: La diferencia entre lo que hacemos y  somos capaces de hacer, resolvería la mayoría de problemas“- Gandhi.

_

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

 

Tags: , ,



Receta para convertirte en un agente de cambio

shutterstock_137869184

¡Siente. Analiza y Actúa!

Si quieres cambiar al mundo, hacer que menos oportunidades para pasar a la acción se desaprovechen y que más personas encuentren en ayudar al otro inspiración para cambiar aquello que les molesta, quizás lo tuyo es ¡sentir, analizar y actuar!

Aquí te van los 5 ingredientes que no pueden faltar en tu travesía. Como todo agente de cambio, la cantidad exacta por ingrediente dependerá de tu idea, el lugar en que la pienses ejecutar y tus habilidades sociales e intrapersonales… En definitiva esta es la canasta de ingredientes y tú, eres el chef.

1. Pasión por una causa. Uno de los ingredientes sino, el más importante, es la pasión por aquello que te estremece de corazón y que es la base por la cual quieres cambiar el mundo. Cuando haces algo que te gusta estás más predispuesto a intentarlo una y otra vez y a disfrutar mientras lo haces. La pasión es lo que en realidad mueve hacer que las cosas pasen.

Si aún no sabes qué es aquello que te apasiona al cambio, puedes empezar preguntándote, ¿qué te molesta de tu alrededor?, ¿qué proyecto o propuesta en tu comunidad o ciudad puede ser mejorada para beneficiar a otros?, si pudieras dedicar tu vida a cambiar una sola cosa sobre tu comunidad, ciudad, país o el mundo, ¿cuál sería?.

2. Análisis de la situación. Para cambiar al mundo positivamente no solo se necesita de las ganas de hacerlo sino de la conciencia necesaria para entender que todo problema tiene su raíz. No basta con “suponer” en que debemos focalizarnos para lograr el cambio que queremos, debemos analizar por qué pasa lo que está pasando. Conocer aquello que impide progresar a tu comunidad te puede ahorrar disgustos, tropiezos y ganar más adeptos, (personas que como tú crean en tu idea).

3. Valor para intentarlo hasta el cansancio. Muchas ideas no logran su objetivo hasta después de varios intentos. Ser conscientes de ello y estar dispuestos a tomar riesgos y aprender de los fracasos es parte importante de un agente de cambio. Si eres un agente de cambio, eres quien asume responsabilidades en lugar de crear excusas.

Si aún sientes que debes trabajar en este aspecto intenta pensar ¿qué perderás si lo intentas?, ¿la excusa que doy es realmente relevante o simplemente no quiero seguir adelante?.

4. Acción. Parece ser obvio, pero para ser un agente de cambio tienes que cambiar, es decir actuar. No basta con generar ideas, tienes que ponerlas en marcha con una mente innovadora y positiva.

Para lograr que tus ideas dejen de ser solo eso, debes realizar un plan en el que delimites tiempos precisos, esto te ayudará a llevar un record organizado y actualizado de los pasos que estas realizando para la ejecución de la idea. Los grandes sueñan pero solo los que actúan cambian al mundo.

La receta no puede estar completa sin tu toque personal. Ese ingrediente que te hace único como todo agente de cambio, así que el quinto ingrediente lo pones tú. ¡Cuéntanos cuál es!  y recuerda…

“Sé el cambio que quieres ver en el mundo”, Gandhi

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , , , ,