Bruno Días, “El voluntariado se entiende cada vez más como un rol ciudadano”

Bruno Días, Director de Formación y Voluntariado de TECHO Latinoamérica

Bruno Días, Director de Formación y Voluntariado de TECHO Latinoamérica

A Bruno Días el mundo de la consultoría le hizo tropezarse un día con TECHO, una organización donde voluntarios y comunidades trabajan para la superación de la pobreza en asentamientos. Tras su relación con la organización y de participar en 2010 en su primera construcción de viviendas, no pudo escapar. Hoy es Director de Formación y Voluntariado de TECHO en Latinoamérica.

Desde su Brasil natal, Bruno nos comparte su experiencia sobre cómo el voluntariado está evolucionando y cómo desde TECHO trabajan para impulsar una ciudadanía activa que involucre a mucho más que un grupo de personas en una acción puntual. La visión que tiene una lógica aplastante, no es muchas veces lo que estamos acostumbrados a ver ahí fuera, por lo que les invito a que se tomen unos minutos en leer las claves no solo de lo que TECHO está haciendo ya hoy, sino cómo su visión representa en muchas maneras aquello en lo que creemos que se convertirá el voluntariado del futuro.

Bruno, comenzaste a trabajar para TECHO de manera externa pero algo te atrapó ¿cual es la magia de TECHO?

Cuando colaboras con TECHO, las relaciones con la comunidad son tan estrechas y se establecen relaciones de amistad, confianza, empatía… Te sientes acogido y esta relación de trabajo en conjunto es muy bonita y muy poderosa. Yo diría que ahí está la magia.

Cómo director de voluntariado de TECHO en Latinoamérica, ¿cuál es tu sueño?

Siento que mi sueño y el de toda la organización es seguir fortaleciendo el rol que tienen los voluntarios como ciudadanos conscientes de la realidad. El desafío es seguir fortaleciendo, hacerlo de manera constante y que cada vez vaya a más. Es una búsqueda incansable.

¿Y qué impide que se pueda hacer de esa manera constante? ¿Cuáles son las resistencias?

La gran resistencia es como históricamente se ha entendido el voluntariado. La gente miraba el voluntariado de una manera muy puntual y asistencialista y en maneras aún lo hace.  El voluntario en realidad no es eso, el voluntario es una forma de ciudadanía. Cambiar este entendimiento es complejo.

La propia comunidad haciendo realidad sus propios sueños.

La propia comunidad haciendo realidad sus propios sueños.

El panorama de generación de impacto social está cambiando rápido con muchos otros actores tratando de definir su rol (empresas sociales, voluntariado corporativo, programas de gobierno…) ¿cómo está afectando esto al voluntariado?

El rol del voluntario se está entendiendo cada vez más como un rol ciudadano en la sociedad. El compromiso no es puntual o de caridad, pasa a ser un compromiso para la sociedad directamente y eso es lo que genera la empatía y convencimiento de lo que se está haciendo.

Más allá de ser un simple actor, es una parte de un todo, un actor trabajando por su propia sociedad, reflexionando y actuando por las problemáticas que encuentra.

El voluntariado es también esta persona que consigue las redes y hace que estas redes puedan aportar positivamente para su sociedad o para un determinado asentamiento.

¿Cómo ha cambiado el modelo de voluntariado en TECHO a lo largo de los años y qué lo ha hecho cambiar?

Nosotros hemos aprendido mucho de la experiencia con la comunidad y de lo que la propia comunidad nos exigía. Pasamos de los inicios donde el voluntario era mucho más puntual con actividades específicas de fin de semana, a trabajar hoy con un voluntario mucho más permanente que es consciente, está empoderado, participa de los procesos de decisión de la organización y toma decisiones estratégicas dentro de la organización.

Pasamos de un voluntario pasivo con respecto a la organización a un voluntario con un papel activo dentro de la misma. Siento que este cambio es muy significativo.

Con esta evolución, ¿qué es TECHO hoy y qué aspira ser en el futuro?

TECHO lo forman voluntarios más comunidades trabajando para la superación de la pobreza en asentamientos. Esta es la columna vertebral de lo que hacemos, pero en conjunto hacemos muchas otras cosas. Entre otras muchas estudios y reportes sobre asentamientos en diferentes países.

A futuro pero también a presente, TECHO es un gran articulador y aspira a poder potenciar cada vez más ese sentido de articulador para potenciar la capacidad de comunicar información que nosotros generamos con nuestro trabajo diario. Esa es la gran potencia que tiene TECHO y que puede hacer cada vez más. Esta aspiración que ya se realiza, puede tener un gran impacto en incidencia en política.

Depende de nosotros decidir qué vamos a hacer con esa información. Información por información no vale mucho, la misma tiene que ser trabajada y utilizada para la creación de políticas, incidencia, articulación con el gobierno para posicionar nuestras propuestas.

A tu modo de ver, ¿cuál es el futuro del voluntariado?

Ahora se está empezando a entender más como este ciudadano que actúa y que tiene una posición frente a los problemas de la sociedad. El en futuro los conceptos de voluntario y ciudadano estén muy integrados y tal vez quizás se confundan.

Esperamos que esto va a estar en la conciencia de toda la sociedad y es ahí que vamos a tener un compromiso real con los principales desafíos que tenemos todas las personas como ciudadanos comprometidos con la sociedad y las comunidades.

LOGOTECHO_120TECHO es una organización que trabaja en #asentamientos informales de 19 países de América Latina de la mano de jóvenes voluntarios y pobladores de estos espacios. Juntos, trabajan para superar la #pobreza a través de un trabajo continuo con perspectiva de desarrollo comunitario; promoviendo la conciencia y acción social e incidiendo en espacios de toma de decisión. TECHO apunta a alcanzar una sociedad justa y sin pobreza.

Tags: , , , , , ,



¿Por qué nos cuesta tanto donar plata?

Por La Nación  | Para LA NACION – Publicado en edición impresa

1894454w300¿Existe un camino efectivo para que cada uno de nosotros, como individuos, podamos aportar a lograr cambios profundos en la vida de muchas personas que necesitan de nuestra ayuda?¡Sí! El camino es que las personas asuman cada vez más un compromiso económico sostenido y permanente con una ONG que esté trabajando de manera eficiente en alguna temática social.

Siempre se dice que los argentinos somos solidarios, pero en general nos movemos por impulsos y reaccionamos cuando hay una catástrofe natural o social de gran magnitud. Todos hemos visto cómo somos capaces de lograr un estadio de fútbol lleno de colchones y cómo se colman los camiones con alimentos o ropa para una zona inundada. ¡Pero estas acciones son sólo paliativas y no alcanzan para cambiar profundamente la realidad!

Si nos animamos a pensar en las donaciones como una verdadera inversión social, buscamos una ONG que trabaje bien dando respuesta a la temática que más nos preocupe y nos comprometemos con una donación mensual regular estaremos contribuyendo a una labor estratégica que transforme nuestra sociedad. Y así podremos cambiar la vida de las personas que tienen menos oportunidades, colaborar con la investigación de alguna enfermedad o aportar a la cultura, entre muchos otros temas que abordan las organizaciones de la sociedad civil en nuestro país.

Con una contribución sostenida, por menor que nos parezca, podemos elegir hacer un aporte más efectivo y más duradero, que contribuya con el desarrollo futuro de la comunidad y no sólo responder de forma asistencialista a una necesidad inmediata. La donación es básicamente un acto de confianza y para que las ONG se ganen esa confianza es fundamental que el donante tenga la tranquilidad de que usarán su dinero de la mejor manera posible, y la certeza de que, gracias a su donación, se producirán cambios positivos en la comunidad.

Las organizaciones tienen, entonces, el enorme desafío de comunicarse más y mejor con la sociedad, dando a conocer su misión y la forma en la que trabajan. además tienen la obligación de agradecer las donaciones que reciben, de usar cada aporte para el propósito prometido y de ser transparentes en el uso de los fondos (no sólo de emitir un recibo por cada donación que obtienen, sino también de rendir cuentas de manera profesional y periódicamente, informando a los donantes sobre cómo se invirtió su dinero y qué impacto se obtuvo).

Los aportes individuales son muy importantes para las organizaciones sociales por más de un motivo.

Por un lado, les permiten tener previsibilidad, ser sustentables. Cuando el financiamiento de una ONG depende básicamente de unos pocos donantes ya sean personas con alto poder contributivo, empresas o el Estado, esta organización está en un constante riesgo, ya que si alguno deja de apoyarla sus finanzas se verán complicadas. Si, en cambio, la organización se financia a través del apoyo de muchos pequeños donantes será mucho más saludable, ya que no sufrirá un gran impacto si uno de sus donantes debe dejar de hacer su aporte y siempre podrá seguir sumando nuevos pequeños donantes.

Por otro lado, el apoyo de muchas personas le brinda a las organizaciones la capacidad de recuperar su base social, legitimiza su misión al mostrar que es un trabajo que muchas personas consideran valioso y apoyan con su esfuerzo económico, aunque este sea pequeño.

Por eso muchas ONG en la argentina, así como han ido profesionalizando todo su accionar, también han mejorado las técnicas para solicitar fondos, incluyendo cada vez más pedidos de pequeños montos a individuos. En este campo, como en otros sectores, el boom de las redes sociales posibilitó nuevas fórmulas para llegar a públicos insospechados a la hora de pedir dinero.

¿Pero por qué nos cuesta más este hábito de donar? Tal vez por tener en nuestros orígenes una impronta más latina, los argentinos solemos ponerle garra y corazón a las cosas, y en el caso de la solidaridad muchas veces ponemos incluso el cuerpo a través del voluntariado, lo que tiene resultados alentadores y emocionantes, pero muchas veces sólo esporádicos. Lo que más nos cuesta es el compromiso sostenido en el tiempo, sobre todo si involucra el bolsillo. Pero debemos saber que no hay ninguna organización, por más valiosa que sea su misión, que pueda tener éxito sin los fondos necesarios para llevarla adelante.

Sin embargo, creo que hoy las circunstancias son óptimas para el cambio cultural con el que soñamos: cada vez existen más ONG que están trabajando muy bien y por otro lado, los argentinos estamos encaminándonos hacia una mayor madurez como ciudadanos y empezando a participar más, haciéndonos cargo de lo público como una responsabilidad de todos. Estoy convencida de que nadie dejaría de donar si entendiera el enorme impacto positivo que su acción individual puede tener sobre la vida de los otros, cuando se suma a muchas otras acciones pequeñas y sostenidas.

Este artículo se ha reproducido con el permiso de La Nación. Extraído del suplemento Comunidad

Tags: , , ,



24 pequeños gestos y más, para hacer la diferencia

Por Micaela Urdinez  | Para LA NACION

“No pretendo cambiar el mundo,
pero en el pedacito que me tocó vivir
quiero hacer la diferencia”

No es la primera vez que leo esta frase, pero hoy me tocó desde un lugar particular. Porque creo que el secreto está justamente en esto de HACER LA DIFERENCIA y en vivir con la MIRADA PUESTA EN EL OTRO.

Porque a todos nosotros nos tocó vivir en este momento histórico, rodeado de todas estas personas, teniendo que enfrentar todas estas dificultades pero con las herramientas para que TODOS JUNTOS podamos salir adelante. Solo ejerciendo la EMPATIA podemos estar al lado del que sufre y aliviarlo.

Este es LEJOS, el mejor video que vi sobre la EMPATIA. Se lo comparto y rescato esta frase:

“Empatía es sentir con la gente. Es una elección vulnerable porque para conectar contigo tengo que contactarme con algo dentro de mí que conoce ese sentimiento”

 

Justamente con este espíritu es que armamos esta infografía que salió publicada en el suplemento Comunidad que incluye 24 gestos que podés hacer en cada hora del día. Cosas tan simples como ceder el asiento en un medio de transporte, leerle un libro a un enfermo, ayudar a cruzar la calle a alguien o inscribirte como donante de órganos o médula ósea.

infografia-diciembre-gestos-24hs-300x300

 

Porque no hace falta ser ni líderes sociales, ni héroes imposibles ni ir a ayudar a un lugar desfavorecido para HACER LA DIFERENCIA. Con sólo mirar a tu alrededor y ver cuáles son las necesidades de las personas más cercanas, se te van a abrir cientos de posiblidades de servicio. Puede ser con tu círculo cercano, con la escuela del barrio, con la ONG más cercana, con las personas que te cruzás en tu día a día.

Porque la felicidad de uno también está alimentada por la felicidad de los demás. Y en este arduo camino que se llama vida, no estamos solos. Por eso me gustó esta reflexión de COMO SON LAS PERSONAS FELICES y me parece que aporta a lo anterior.

mensaje-225x300 (1)

 

¿En qué cosas sentís que hacés la diferencia? ¿Qué gestos te hacen sentir feliz?

Este artículo se ha reproducido con el permiso de La Nación. Extraído del suplemento El Vaso Medio Lleno

Tags: , , , , ,



Construye un TECHO, construye dignidad

TECHO Países

Países donde la organización TECHO está presente

De cómo juntos somos capaces de generar valor, lazos, crear más allá de intereses propios y construir nunca mejor dicho impacto social en nuestra comunidad, sabe mucho la organización TECHO.

TECHO está presente en Latinoamérica, El Caribe y Estados Unidos y busca superar la situación de pobreza que viven miles de personas en los asentamientos precarios, a través de la acción conjunta de sus pobladores y jóvenes voluntarios construyendo viviendas.

En este momento Buenos Aires se encuentra reclutando voluntarios para la primera construcción del año. La idea es que en un fin de semana entre muchos construyamos dignidad en forma de viviendas y aprendamos sin duda un montón de cosas de la experiencia, además de ofrecer un techo digno a 40 familias. ¿Te sumas?

Involucra a tu familia o anima a un grupo de amigos y participa de un movimiento a muchos ya les ha cambiado la perspectiva.

  • Cuándo: sábado 24 y domingo 25 de Mayo
  • Hasta cuándo puedo confirmar mi asistencia: fecha límite 9 de Abril
  • Construiremos: 40 viviendas
  • Dónde me inscribofamilias.buenosaires@techo.org

¿Estás dudando si esto es para ti? Descubre lo que gente que ha vivido la experiencia extrajo de la misma. Suena totalmente inspirador:

Si no estás en Argentina pero esta causa te ha tocado y quieres participar, aquí puedes explorar en la web de TECHO los países donde tienen presencia y enterarte de la siguiente convocatoria.

¿Alguno de ustedes que nos leen han participado en una de estas construcciones? Nos encantaría poder leer cómo llegaron al lugar y cómo les transformó la experiencia. Compártanla aquí para animar a otros o pasen la voz para que un buen número de manos puedan construir el próximo 24 y 25 de Mayo.

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , , , ,



¡Hey tú! ¿Y si somos más amables?

Comunidades en red como Facebook, LinkedIn y Twitter están acortando la distancia entre miles de personas de todo el mundo. Si eres como yo, trabajas mucho en tu computadora y te mantienes al día en diferentes redes sociales, entonces estás interactuando a diario con personas de todo el mundo.

Hay muchas probabilidades de que estés relacionándote incluso más a menudo con tus conexiones de Internet que con las personas que viven a tu alrededor. Una razón es porque las redes sociales están diseñadas para conectar individuos basándose en su afinidad en lugar de su ubicación geográfica. Por primera vez, podemos hacer amistades basadas exclusivamente en los intereses y aspectos en común sin la proximidad como un requisito previo. ¡Espectacular! ¿No les parece?

Cortesía de shutterstock

Cortesía de shutterstock

Pero aquí hay una idea aún más interesante sobre este cambio: a medida que nuestra interacción con diferentes personas se expande, nuestras definiciones de “vecino” y “comunidad” se expanden también.

Sabemos que las personas que viven en pequeñas ciudades son conocidas por su hospitalidad. Podemos pensar que gran parte de su amabilidad se deriva del saber que inevitablemente se encontrarán con las mismas personas una y otra vez. Por otro lado, ciudades más grandes la alta densidad de población garantizan hasta cierto punto el interactuar con nuevas personas diariamente. Es por ello que muchos son propensos a tomar mayores riesgos sociales y a ser groseros, quizás porque creemos que no habrá consecuencias. Sin embargo, esto está cambiando.

En el mundo actual, es muy probable que hayas interactuado en las redes sociales con muchos de los “extraños” que ves en la calle. Y es aún más probable que vayas a interactuar con más de ellos en este tipo de plataformas en el futuro.

Entonces, ¿cuál es el curso de acción apropiado a seguir? Se llama amabilidad.

Sé más amable de lo necesario con todos los que conoces en el supermercado, el café, el parque o la parada de autobús. Está claro que la amabilidad es la mejor actitud para socializar, no importa dónde te encuentres, (a pesar de que estemos condicionados en cierto modo a no serlo), recuerda que quizás no te tropieces con la misma persona en el mismo espacio físico dos veces, pero es muy probable que vuelvas a conectar con ella en la esfera digital.

Esta entrada es una traducción y adaptación del texto original en inglés escrito por Jennifer Prod y publicado en nuestro blog en inglés Idealists in Action. Para leer el artículo original haz clic aquí.

—-

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , , , , , , , , , , ,



¿Qué es para ti la comunidad perfecta?

featured

Del usuario Flickr Keneth Cruz vía Creative Commons

El otro día me quedé embelesada con un video en Internet donde se preguntaba a diferentes personas por lo que significaba para ellos vivir en la ‘Comunidad perfecta’ o el ‘Barrio perfecto’. Aquí van algunas respuestas. La comunidad perfecta es aquel lugar donde:

  • La gente trabaja junta. Se da y se recibe apoyo mutuo.
  • Las personas son conscientes de cómo sus actos afectan al medio ambiente.
  • Las personas son conscientes de su rol como modelos de conducta para los niños y niñas que viven en ese barrio o comunidad.
  • Es un lugar donde puedes sentarte en cualquier sitio y comenzar una conversación con alguien, ya que aunque todos somos diferentes, hay muchas cosas que nos unen.
  • Es un lugar tranquilo donde conoces a tus vecinos.
  • Un barrio donde sientes a la gente como una segunda familia.
  • El lugar donde todavía puedes llamar sin temor a la puerta de tu vecino para pedirle un poco de sal.

Sin contexto de dónde se estaban llevando a cabo estas breves entrevistas, lo que percibí es que las personas que habían sido preguntadas vivían sin duda en alguna mediana-gran ciudad. La mayoría de ellos mencionaban la necesidad de un espacio tranquilo, donde poder escapar, estar en contacto con la naturaleza. También era obvio que existía mucho desconocimiento entre ellos y las personas que vivían cerca, quizás pared con pared…

¿Tienen entonces un sentido de comunidad más profunda las personas que viven en ciudades más pequeñas, en pueblos en el campo lejos de entornos urbanos? ¿Es posible mantener ese sentido de cercanía y confianza en las grandes urbes? ¿Comunidad significa algo diferente para alguien que vive en la ciudad frente a quienes viene en el campo o pequeñas poblaciones?

Cuéntanos cómo sería para ti la comunidad ideal, el barrio ideal y dinos desde dónde nos escribes (una ciudad o una población más o menos pequeña). Será interesante ver si suficientes de nosotros compartimos, si existen grandes diferencias entre lo que para unos y otros significa vivir en comunidad. ¿Me equivoco si digo que las ciudades son extraordinarias, pero a quienes vivimos en ellas nos falta un componente esencial de la vida en conjunto con otros seres humanos?. Esperamos tu participación.

Tags: ,



7 pasos para hacerte voluntario

Cortesía de Shutterstock

Cortesía de Shutterstock

Si te gusta ayudar a quienes más lo necesitan y ves en el voluntariado una oportunidad para apoyar los esfuerzos de quienes están trabajando por un mundo mejor, te interesará conocer los 7 pasos más importantes para empezar tu camino solidario como voluntario:

1. Busca tu causa. Piensa en las razones para hacerte voluntario, observa las necesidades que hay a tu alrededor e indaga sobre la causa en la que te gustaría colaborar.

2. Analiza. Tomate tiempo para pensar en tu disponibilidad de tiempo, tus habilidades y destrezas pertinentes para la función en la que te quieras comprometer.

3. Averigua organizaciones. Busca diferentes alternativas que se ajusten a tus intereses y que te permitan desempeñar tu función de voluntario.

4. Averigua requisitos. Hazlo una vez hayas delimitado tu búsqueda y tengas claro la o las organizaciones a las que quieres ayudar. Examina detalladamente los requisitos. Si es un voluntariado fuera de tu país ten en cuenta tu presupuesto, visados y demás documentación que puedas necesitar.

5. Elige tu(s) oportunidades de voluntariado. Examina detalladamente cada una de las oportunidades de voluntariado que te interesen. Ten en cuenta los horarios, tareas asignadas, experiencia requerida (si alguna).

6. Compromete. Una vez hayas elegido la oportunidad que se ajuste a tus intereses y los recursos que dispones, entrega lo mejor de ti. Así asegurarás en gran medida que tu labor tenga el impacto deseado tanto para la comunidad a la que quieras ayudar como para ti mismo.

7. Disfruta. Lo mejor del voluntariado es que es una acción libre y por ello, el disfrutarla durante el proceso es clave. Puede ser una experiencia maravillosa en la construirás relaciones con los miembros de tu comunidad que pueden durar toda la vida. Además, de la huella que puedes crear en las muchas personas que ayudarás.

 ¿Te ánimas a seguir estos pasos? si ya los has hecho, nos encantaría saber de ti y de tu experiencia como voluntario o anfitrión.

———

Si te gusto esta entrada, te recomendamos leer ‘Encuentra una oportunidad de voluntariado y avanza en tu carrera profesional‘, ‘5 preguntas a considerar antes de hacerte voluntario y ‘5 razones que nos mueven a ser voluntarios‘.

Tags: , , , , , ,



¿Me voy lejos o ayudo al que tengo cerca?

Del usuario ' United Way of Greater St. Louis' vía Creative Commons

Del usuario ‘ United Way of Greater St. Louis’ vía Creative Commons

¿Qué dirías si te ofrecieran un viaje a Europa o África para servir como voluntario? Probablemente, muchos de nosotros diríamos que sí, sin siquiera pensarlo. Aunque muchos lo neguemos, cuando se dice viajar a otro país somos los primeros en hacer la fila. Pero, ¿somos conscientes de las necesidades de nuestro entorno?, o tan siquiera ¿nos preocupamos por conocer las necesidades de nuestra propia comunidad?.

En Idealistas, nos asombra la gran cantidad de personas interesadas en el voluntariado internacional, lo cual nos llena de alegría; sin embargo, vemos con sorpresa que no pasa lo mismo con el voluntariado local. ¿Por qué?

Quizás, como lo dice un artículo que hace poco leí llamado ‘Why travelers should volunteer in their home countries’ en español, (Por qué los viajeros deberían ser voluntarios en sus países de origen), el mayor obstáculo del voluntariado local es el darnos cuenta que hay un problema. La verdad, es que para muchos de nosotros puede resultar más fácil ver las necesidades de afuera que aquellas que están a la vuelta de la esquina. Pero como con cada tipo de voluntariado, el voluntariado local también trae sus propios beneficios.

Al servir como voluntario en tu comunidad o ciudad:

  • Ayudas a tu gente: esta es la principal función de cualquier tipo de voluntariado: ayudar. Y es también una de las mejores maneras de dejar huella y que mejor que empezar este camino solidario ayudando a los tuyos, ¿no crees?
  • Generas compromiso: el voluntariado local facilita el desarrollo de tu compromiso con tu comunidad, fomentando la cultura solidaria desde sus raíces y generando lazos que pueden durarte toda la vida.

  • Estableces una nueva red de contactos: a medida que trabajas por tu comunidad generas más y mejores conexiones que no solo te servirán para seguir ayudando, sino que te ayudarán personal y/o profesionalmente.

  • Sirves como ejemplo: al invertir parte de tu tiempo para ayudar a tu propia localidad abres caminos a que nuevas personas quieran ayudar. ¿Te imaginas si más y más personas se unen para trabajar por tu comunidad?

¿Cómo puedo encontrar oportunidades de voluntariado local?

  • Observa: observar es una de las vías más faciles para darnos cuenta de lo que está sucediendo a nuestro alrededor. Sin embargo, muchos solemos confundir ver con observar. Cuando observas analizas el por qué de las cosas y las consecuencias de las mismas. Para empezar, toma unos minutos de tu tiempo cada día en tu camino a la escuela o al trabajo para analizar lo que ves. Quizás empezarás a conocer muchas más cosas sobre tu comunidad que antes desconocías.
  • Pregunta: toma un par de minutos y pregúntale a tus vecinos si conocen alguna organización en tu localidad que necesite ayuda. Puede que en la parroquia de tu barrio o quizás en la escuela pública esten necesitando una mano. Existen muchos lugares que siempre están en búsqueda de voluntarios pero desafortunadamente no siempre lo comunican.
  • Busca: existen muchas páginas web que publican oportunidades de voluntariado, muchas de ellas en tu país o ciudad. Idealistas es una de ellas. Es fácil de utilizar y sin costo alguno, solo tienes que ingresar a nuestra página www.idealistas.org y empezar a buscar oportunidades en tu ciudad.

¿Qué pasa si no hay oportunidades publicadas en mi ciudad? ¡Genéralas! tras conocer las necesidades de tu entorno, podrás darte cuenta lo mucho que hay por hacer, arma un grupo, contacta con otras organizaciones y finalmente comienza mejorando tu entorno. ¿Qué esperas?

Tags: , , , , , ,



Latinoamérica: cultura sobre ruedas

Del usuario ‘M. Martin Vicente’ vía Creative Commons

Se nos ha hablado mucho sobre los beneficios físicos, ambientales y de movilidad que podemos obtener con el uso regular de la bicicleta pero… ¿sabías que esos mismos beneficios son aplicables a nivel comunitario y psicológico?

Ya son muchas las personas alrededor del mundo que han incorporado el uso de la bicicleta a su vida para generar un cambio no solo individual sino también comunitario. Te contamos cómo y qué beneficios se pueden obtener:

  • Las personas que usan la bicicleta regularmente tienden a relacionarse con más personas, a interactuar con quienes viven a su alrededor. Basta con detenerse unos pocos minutos para hablar con alguna persona en tu camino al trabajo o al parque para conocer qué oportunidades y necesidades se encuentran en tu comunidad

  • Es más rápido y divertido que caminar, por lo que puedas usar tiempo extra para interactuar con los miembros de tu comunidad así podrás hacer contactos importantes para tu vida personal, emocional e incluso profesional.

  • Se crea y estimula una conciencia sobre el cuidado de nuestro medio ambiente local, ya que tenemos la oportunidad de disfrutar lo que el planeta nos ofrece y generar pertenencia con nuestro entorno.

  • No consume combustible por lo que colaboramos con nuestro medio interno (nuestra comunidad), ejerciendo un impacto positivo a nivel local que servirá como ejemplo para muchos. ¡Buena manera de pensar en el otro y sus beneficios!

  • No solo es un buen ejercicio, psicológicamente te da la sensación de libertad, lo que te predispone a estar más conforme contigo mismo e irradiar felicidad. ¡La felicidad es contagiosa!

  • El uso de la bicicleta también es nuestra aliada para combatir el estrés, permitiendo que tu relación con los demás sea más amena, productiva y tranquila.

¿Se imaginan si más personas hicieran el cambio? viviríamos en un mundo donde las personas se preocuparan más por conocer al otro, sus necesidades y por cuidar el medio ambiente que nos rodea. Y si no tienes una bicicleta, ya son muchas las alternativas que ciudades en Latinoamérica ofrecen para incentivar el uso de ella. Aquí te van algunas:

  • Buenos Aires: ‘Mejor en Bici’ es uno de los programas que la ciudad promociona para incentivar el uso de la bicicleta  ofreciendo la posibilidad de rentarlas a un bajo costo. En la página de internet se puede ver las paradas específicas de bicicletas.
  • Ciudad de México: Ganadora del premio al transporte sostenible 2012 por el Instituto de Políticas de Transporte y Desarrollo, 2013 gracias a sus proyectos ambientales dentro de los que se destaca, ‘Ecobici’, una iniciativa que promueve el uso de las bicicletas por parte de los ciudadanos.
  • Bogotá: Reconocida mundialmente por ser la tercera mejor ciudad en el mundo para recorrer en bicicleta, la capital colombiana una vez a la semana usa la Ciclovía Bogotana’ para cerrar alrededor de 70 millas de calle destinadas para el uso de vehículos solo para que las personas puedan hacer uso de sus bicicletas y patines.
  • Medellín: ‘EnCicla’ es un sistema público que facilita el uso de la bicicleta de manera gratuita, gracias a este y muchos otros proyectos Medellín fue agreedora del premio al transporte sostenible 2012 por el Instituto de Políticas de Transporte y Desarrollo (Sustainable Transport Award 2012)

Si vives en una ciudad que te ofrece alternativas para usar la bicicleta, ¿qué te detiene?. Y si todavía tu ciudad no ha empezado a  desarrollar proyectos como este, ¿estarías dispuest@ a promulgar un cambio de esta magnitud?. Ahora tienes muchas más razones para empezar a usar la bicicleta, lo mejor es que sí es viable y posible, basta con unas horas a la semana para sentir la diferencia.

Tags: , , , , , , , , , , , , ,



¿Quiénes somos los Idealistas en Español?

featured

Idealistas.org

A veces cuando pides, recibes. Y es justo que quien recibe esté también dispuesto a dar. Hace unos días pedíamos a nuestros usuarios que nos diesen una mano para poder comprender mejor quiénes nos siguen, qué buscan, qué necesitan… Más de 4.000 personas en toda Lationamérica, Caribe y España se tomaron el tiempo de ayudarnos a comprender mejor quiénes conformamos la comunidad Idealistas, para así seguir mejorando. ¡GRACIAS a tod@s!

Es nuestro turno de dar… y comenzamos por compartir lo que aprendimos. Aquí van algunos puntos destacados de lo que ustedes amablemente nos ayudaron a descubrir:

  • Audiencia leal - Más de la mitad de nuestros usuarios nos conocen y siguen por un periodo de entre 2 y 5 años. Creemos que es un buen índice de lealtad, y más siguen sumándose cada día. Una vez más, ¡gracias!
  • Idealistas en sus propias palabras - Parece clara la idea de que Idealistas es una página web que va más allá de un simple directorio. Somos además de un listado de ONGs y usuarios, una red, un espacio donde compartir, conectar y construir… Esta persona lo expresó maravillosamente: “Idealistas es un espacio para que las personas se conecten. Allí podrás encontrar un trabajo, un lugar donde puedas ofrecer tu ayuda como voluntario o enterarte de eventos y proyectos, siempre una visión más humanitaria y social”.
  • Alertas por email - ¿Saben que cada noche pueden recibir nuevos avisos publicados relativos a los temas que les interesan? Solo hay que activar las alertas por email. 36% de quienes nos siguen no saben que este servicio existe. Estamos estudiando cómo hacerlo más visible. Mientras aprende cómo usarlo aquí.
  • Temas de interés - Parece haber un gran interés en temas relativos a emprendimientos sociales, así como financiación, becas y cursos relativos al tercer sector. Tomaremos estas pistas en cuenta para generar más contenidos en esta dirección.
  • Rango de edad – entre 25-35 años es la edad del 42,8% de los usuarios que nos respondieron, 28,1% tienen entre 35-50 años. Los menores de 25 suponen un 13,7% mientras que los que superan los 50, son un 14.4%. Como ven, espacio para todos.
  • Localización – Los países desde los que recibimos mayor número de visitas y hemos recibido mayor número de respuestas han sido Argentina, Colombia, España, México, Chile, Ecuador… aunque contamos con seguidores en cada país de habla hispana, y hemos recibido respuestas desde Nueva Zelanda, Francia, Italia o Canadá. ¡Gracias!

En definitiva, creemos que conectando personas, organizaciones, ideas y recursos hay mucho más que podemos hacer. Idealistas.org ofrece este espacio que no es nuestro, es de todos. Somos mucho más que un directorio, somos un espacio donde generar comunidad, conexión e inspiración y tú puedes formar parte de ese reto. ¿Cómo?

  • Completa tu perfil como usuario u organización para que más personas puedan saber quiénes son y qué hacen los miembros de Idealistas y sea más fácil encontrar la persona u organización con la que puedes contactar para pasar de la intención a la acción.
  • Recuerda que puedes publicar avisos con oportunidades, eventos, recursos que estés necesitando. Más contenido significa, más gente pudiendo descubrir, participando, conectando y formando parte del cambio social.

Si tienes algún comentario que hacernos, por favor no dejes de reflejarlo aquí o escríbenos a través del apartado contactar de Idealistas.org.

Tags: , , ,