La vida es 10% lo que te pasa y 90% como lo tomas

123

¡La actitud lo es todo!

Quizás no tenemos el poder absoluto para controlar cada cosa que nos pasa, pero tenemos la capacidad de decidir cómo reaccionamos frente a cada situación. En otras palabras, que una situación signifique una oportunidad para avanzar y aprender o un obstáculo que nos detenga, depende de nosotros mismos.

¿Has escuchado esa frase que dice la vida es 10% lo que te pasa y 90% como lo tomas?. Puedes lamentarte profundamente si las cosas no salen como lo planeabas, sentirte derrotado y dejar que cada situación te lleve al pesimismo, pero piénsalo ¿en verdad eso te ayuda en algo?. Sin importar si crees que existe un destino ya establecido o no, ser pesimistas no nos lleva a ningún lado.

“Todo lo que somos es el resultado de lo que hemos pensado”Buda

El tener una buena o mala actitud es una habilidad que los seres humanos podemos desarrollar y uno de los pasos más importantes que podemos tomar para lograr nuestro verdadero potencial. Seguro hasta ahora, te estarás preguntando… si eso suena muy bonito, pero ¿cómo lo hago?. Aquí te van 3 elementos muy simples que puedes incorporar a tu vida para mejorar tu actitud frente a ella:

1. Evita palabras negativas. Las palabras que usamos son un reflejo de nuestros sentimientos y creencias. Es increíble lo que podemos cambiar a través de nuestra forma de expresarnos. Según un estudio de Psych Central, “Sostener una palabra positiva y optimista en la mente, estimula la actividad del lóbulo frontal, área que incluye los centros de idiomas específicos que conectan con la corteza motora, responsable de pasar a la acción” por lo que usar palabras negativas en lugar de positivas pueden afectar tu desempeño.

De acuerdo con el doctor Andrew Newberg, M.D y el profesor Mark Robert Waldman, las palabras tienen el poder de cambiar tu mente, tanto así que una simple palabra puede influir en la expresión de los genes que regulan el estrés físico y emocional.

2. Agradece en todo momento. Dar gracias por algo es valorar algo que han hecho por nosotros. Este gesto nos pone en una actitud receptiva frente a la vida pues aceptamos y apreciamos lo que recibimos. Es un ejercicio fantástico para ver la vida desde una perspectiva positiva. De hecho, esto va ligado con la felicidad. Una investigación del doctor Robert A. Emmons entre otros científicos arrojó que el ser agradecidos es una de las formas más fiables para aumentar la felicidad y la actitud positiva.

“Muchas personas que ordenan correctamente sus vidas en todos los demás aspectos siguen siendo pobres debido a su falta de gratitud”Wallace Wattles

3. Ponle amor y entusiasmo a lo que haces. Sin duda, no puedes sentir entusiasmo frente a algo sin una actitud positiva. De allí la importancia de tener la actitud adecuada, lo que te llevará a mantenerte centrado en lo que quieres lograr y los métodos que utilizarás para lograrlo. El entusiasmo lleva a la acción y es esta característica la que genera compromiso por aquello en lo que crees mientras contagias a otros a hacer lo mismo. Recordemos la famosa frase del filósofo Ralph W. Emerson, “ninguna gran empresa se llevó a cabo sin entusiasmo“.

Independientemente de que creas que tu destino esta en tus manos o no. Piensa esto: si una actitud negativa no te lleva a ningún lado, ¿por qué no intentar sacar lo mejor de cada situación, reforzar lo bueno que tenemos y continuar hacia adelante?

Un hombre puede cambiarse a sí mismo… y dominar su propio destino, ésa es la conclusión de toda mente que está completamente abierta al poder del pensamiento correcto” – Christian D. Larson (1866-1954)

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , , ,



La felicidad no tiene nada que ver contigo

No tiene que ver contigo

No esperes a maña para dejar tu ego en casa.

Nos pasamos la vida buscando ser felices, y en la tarea vamos siguiendo aquellas pautas que resuenan con más fuerza ahí fuera y que parecen tener mucho que ver con el ‘eres lo que tienes’… y por ende muchos viven también pensando, ‘eres lo que puedes mostrar’. Y pasan los años. Y cuando ya tenemos la casa, el coche, todos los aparatos electrónicos de última generación… Cuando muchos acumulan lo anterior multiplicado por 10, o por 100 o por 1000… prestigio, reconocimiento, riqueza, mansiones, yates, excentricidades… entonces llega el punto en el que se siguen preguntando, ¿y qué más?. Lo tengo todo para ser feliz pero siento que me sigue faltando algo.

 

Llama la atención que llegado a ese punto de tenerlo ‘todo’ (materialmente hablando quizás), muchos decidan dejar de centrarse en el yo, para pasar a mirar más allá, haciendo generosísimas donaciones a causas sociales inclusive involucrándose personalmente en algunas de ellas. ¿Y si la clave desde el principio estuviera exactamente ahí?, en dejar de ser tan egocéntricos y poner la mirada en el otro. Durante todo el camino, estábamos tan ocupados en construir una vida basada en el yo, yo, yo… que no nos quedaba tiempo para mirar a nadie más y resulta que es ahí, cuando miras al otro, que acabas escuchando cosas como esta:

“Incluso cuando no tengo la receta sobre lo que otros deberían hacer, lo que sí se es que he sido muy afortunado y siempre he sentido la responsabilidad de devolver a la sociedad de una forma significativa”. Bill Gates

“Creo que todos deseamos justicia y equidad, la oportunidad de tener una vida con significado. Todos queremos pensar que si nos encontramos en una mala situación, alguien nos ayudará”. Angelina Jolie.

“Cuando aceptas totalmente que los niños de algún lugar remoto de esta nuestra aldea global tienen el mismo valor que tú tienes, ante los ojos de Dios o incluso ante tus propios ojos, es cuando tu vida cambia por completo, ves algo que no puedes ignorar”. Bono, U2

Y es que lo que parece desde fuera es que cuando llegas a ese punto, es cuando te das cuenta de que en el fondo toda esta película que es la vida, no tiene nada que ver contigo, sino con qué pasa cuando miras a los demás, cuando te das a los demás. En Idealistas creemos que la mayoría de nosotros tenemos buenas intenciones para hacer algo por otros, pero a menudo la vida, los miedos o las excusas nos atrapan. No pases toda una vida buscando o mirándote el ombligo y comienza hoy mismo a practicar pequeños actos de generosidad… será lo mejor que puedas hacer por los otros y por ti mismo, ¿no estás de acuerdo?.

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: ,



¿Una vida feliz es diferente de una vida con sentido?

¿Qué tipo de vida quiero?

¿Qué tipo de vida quiero?

Varios científicos han dedicado parte de sus estudios a investigar el tema de la felicidad. Qué es, cómo llegar hasta ella y recientemente, si el ayudar a otros nos puede hacer felices. Lejos de ser una cuestión meramente científica o tema de “moda”, podríamos estar frente a cómo debemos dirigir nuestros esfuerzos y energía, no solo por nuestro propio bien sino por el bien de los demás.

De acuerdo a una encuesta exhaustiva realizada por la Universidad del Estado de Florida en Estados unidos, existen diferencias entre una vida feliz y una vida con sentido. Los resultados fueron los siguientes:

  1. La felicidad busca satisfacer deseos y necesidades y se atribuye a llevar una vida saludable, mientras una vida con sentido se relaciona más con ayudar a otros.
  2. Las personas felices se centran en el presente. Una vida con sentido integra pasado, presente y futuro.
  3. Recibir te hace más feliz, mientras que dar le da sentido a tu vida.
  4. Los vínculos sociales están relacionados con los dos, tanto el ser feliz como el tener una vida con sentido. Sin embargo, en el caso de la felicidad están más orientados a qué recibes o cómo te sientes cuando compartes con otras personas.
  5. El estrés y los desafíos se encuentran presentes en un amplio porcentaje, según el estudio, de quienes llevan una vida con sentido, frente a quieres aseguran ser felices.
  6. La libre expresión hace parte de una vida con sentido pero no está relacionada con la felicidad.

La contraparte 

  • Un estudio de la Universidad de Carolina del Norte en Estados Unidos, sugiere que la generosidad mejora el sistema inmunológico, es decir contribuye a nuestra salud y por ende a nuestra felicidad. Puntos que se contradicen en el estudio realizado en la Universidad de Florida, el cual afirma que la salud está relacionada con la felicidad pero no con el dar a otros. (ver punto #1 y 3)

  • Dar a otros (por ejemplo dinero), sí nos hace más felices de acuerdo a un estudio conducido en la Universidad de Harvard. Acorde a las diferencias anteriormente establecidas, el dar a otros es un gesto propio de una vida con sentido pero no de una vida feliz.

  • Según varios estudios, el altruismo activa las regiones cerebrales que provocan placer y reducen la depresión. El Centro de Investigación sobre la Compasión y el Altruismo de la Universidad de Stanford pudo determinar que la felicidad está orientada a dar. Cuanto más lo haces más feliz te sientes.

En tu opinión, ¿una vida feliz y una vida con sentido son lo mismo?. Si eres parte de quienes piensan que son diferentes, ¿cuál prefieres y por qué?

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , , , , , ,



Los 5 hábitos de la gente feliz

¡Nadie quiere ser infeliz pero vaya que muchos actuamos como si deseáramos sufrir!“…. Quizás ya hayas escuchado esta expresión o quizás no, pero en lo personal, cada vez que escucho a alguien decir que la felicidad depende de uno mismo quiero saber con más detenimiento qué estoy haciendo bien y mal y cómo puedo cambiar para lograr esa felicidad “tan anhelada”.

Hoy, en el Día Internacional de la Felicidad he querido darle hincapié al tema y por ello, quiero compartirles algunos de los hábitos principales que según varios estudiosos, escritores y sobre todo personas que se consideran felices, constituyen la base de la felicidad:

¡Sé feliz!

¡Sé feliz!

1. Creen firmemente que la felicidad no depende del exterior. Son conscientes que ninguna persona o evento determina lo que son y cómo se sienten. Su felicidad depende solo de ellos mismos.

2. Gastan más dinero en experiencias que en cosas. Las personas felices saben que la interacción con otros y con el mundo es más importante que lo material.

3. No se quejan. Actúan. En lugar de quejarse de aquellas situaciones con las que no se sienten cómodos, hacen su mayor esfuerzo por cambiarlas o mejorarlas.

4. Agradecen cada pequeña cosa. Un experimento reciente de la organización SoulPancake, sugirió que el hábito de la gratitud puede elevar los niveles de felicidad del 2 al 19 por ciento. 

5. Tienen una conexión más cercana con la naturaleza. Respetan su entorno de la misma forma en que se respetan como individuos generando un compromiso por el bienestar no solo de ellos sino de su planeta.

¿Eres feliz? Compártenos tus propios hábitos para la felicidad y así, construir entre todos un mundo mucho más empático y feliz.

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , , ,



Gimnasia para la compasión y la felicidad

Cortesía de shutterstock

Cortesía de shutterstock

Del mismo modo que hacemos ejercicio para mejorar nuestro estado físico o vamos a la universidad a aprender una disciplina en particular, la compasión y la felicidad pueden ser desarrolladas a través del entrenamiento mental.

Matthieu Ricard biólogo y budista francés ve la compasión al igual que a la felicidad como un sentimiento el cual mediante el ejercicio mental constante puede convertirse en nuestra naturaleza pura; es decir, llegar a ser parte intangible de nuestro ser.

Estos son algunos puntos a resaltar de varias de sus presentaciones respecto al tema:

  • A través de la meditación aprendemos a centralizar nuestros pensamientos y sentimientos logrando una conexión más profunda con nuestro ser y respondiendo mejor a nuestro entorno.
  • Podemos empezar a desarrollar la compasión entendiendo que ser compasivo no significa aprobar el buen o mal comportamiento del otro, se trata de cómo podemos entender el sufrimiento de otros.
  • La transformación personal es posible si se le dedica el tiempo necesario, así como dedicamos tiempo a hacer ejercicio, aprender una disciplina o a tocar algún instrumento.
  • No debemos subestimar nuestra capacidad de cultivar la compasión por otros porque estaríamos limitando el poder lograr una sociedad mejor.
  • La felicidad no es una sucesión de placeres sino una forma de ser. Desde pequeños podemos aprender a ser felices y buenos si se inculca que la felicidad nace y depende de nosotros mismos y no del entorno.
  • La compasión y el altruismo deben ser entendidos e interiorizados como situaciones ganadoras tanto para quien los manifiesta como para quien los recibe.
  • La felicidad egoísta esta destinada a fallar porque no somos seres independientes, todos estamos conectados con la naturaleza.
  • El verdadero altruismo, que es ayudar a otros sin recibir nada a cambio sí existe y podemos desarrollarlo a través de la meditación.

Tras analizar por largos años el cerebro de Matthieu Ricard se ha podido determinar que la meditación, (que es la base de su teoría),  podría ser no solo la base para ser mejores seres humanos sino el antídoto perfecto contra la depresión, la ira y el miedo. Los resultados fueron tan sorprendentes que en Abril de 2007 Ricard fue nombrado como el hombre más feliz del mundo. 

Muchas teorías han surgido en los últimos años que asimilan sentimientos como la felicidad, el altruismo y la solidaridad como lecciones aprendidas y no biológicas. ¿Crees entonces que en nuestra mente se encuentre el potencial para ser más compasivos y felices?

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , , , , , , , ,



Los trabajadores del tercer sector, ¿entre los más infelices?

¿Existe el trabajo perfecto?

Para muchos poder trabajar en una ONG, hacer algo que genera un impacto positivo en los demás y que te paguen por ello, parece un sueño y sin embargo, hoy nos llamó la atención como en países como Estados Unidos, donde el Tercer Sector genera una importante cantidad de puestos de trabajo, la percepción sobre trabajar en organizaciones sin fines de lucro dista mucho de lo que podríamos pensar.

Un estudio de la Revista Forbes nos revela las industrias donde la gente se siente más y menos feliz en su trabajo. El estudio se basa en un análisis del sitio web CareerBliss.com donde se analizaron las percepciones de 43.000 empleados por cuenta propia de todo el país. Se les pidió que evaluaran nueve factores que afectan al grado de felicidad en el centro de trabajo: relación con sus jefes y compañeros, ambiente de trabajo, recursos, compensación, oportunidades de crecimiento, cultura de trabajo, tareas diarias y control sobre el trabajo realizado a diario. Tras puntuar cada factor, estos fueron los resultados:

Industrias donde las personas están más contentas (siendo 1 los más felices):

  • 1 – Gobierno
  • 2 – Educación
  • 3 – Venta al por mayor y distribución
  • 4 – Inmobiliaria y construcción
  • 5 – Telecomunicaciones

Industrias donde las personas están más descontentas (siendo el 1 los más infelices):

  • 1 – Comercio
  • 2 – Medios de Comunicación
  • 3 – Software e internet
  • 4 – Organizaciones sin fines de lucro
  • 5 – Agricultura y minería
Decepción

Cuidado con generar falsas expectativas

Nos llama la atención que precisamente trabajar ayudando a otros genere insatisfacción. ¿Cuáles pueden ser las razones?

En este interesante blog (en inglés), se muestran ejemplo de las falsas creencias que se pueden tener sobre el trabajo en el tercer sector. A pesar de trabajar para el tercer sector y estar feliz de hacerlo, la autora propone una fantástica reflexión de por qué puede llegar a ser un trabajo no tan gratificante como algunos creen y como las falsas percepciones pueden llevar a la decepción. Aquí van 5 falsas creencias sobre trabajar en el Tercer Sector:

  • Tendrás más equilibrio entre tu vida personal y profesional: no necesariamente, los recursos normalmente son escasos, las necesidades crecientes y los niveles de implicación pueden ser tanto o más exigentes que en la empresa privada.
  • No tendrás que tratar con cretinos nunca más. Todo el mundo será bueno, comprensivo y agradable. Como en todo grupo formado de forma semi-aleatoria… puedes llegar a encontrar de todo y tener que lidiar también con conflictos internos dentro del equipo.
  • Todas las ONGs son centros de caridad. Error, muchas no trabajan directamente con los más desfavorecidos y no es fácil ver el impacto en primera persona. Se trabaja desde un escalón más arriba y es entonces donde la burocracia o las tareas administrativas se multiplican hasta el punto que puede que te encuentres en tu nuevo trabajo con el mismo tedio que estás tratando de dejar atrás.
  • En el tercer sector es es más fácil encontrar un trabajo: depende del país, en los nuestros no se genera tanto empleo, pero ciertamente en países más avanzados en el desarrollo del sector, poder entrar a formar parte de él puede llegar a ser realmente difícil. Con mucha gente con alto grado de preparación específica incluso en este campo, la competición por un puesto de trabajo puede ser tan feroz como en le sector privado. Las buenas intenciones no son suficiente. Más y más se demanda un alto grado de profesionalización.
  • Quieres devolver al mundo parte de lo que sientes que el mundo te ha dado. Estupendo, pero mejor que asumas que lo que el tercer sector puede ofrecerte para vivir, nunca será tan lucrativo como trabajos en el sector privado. En definitiva, idealiza pero siendo realista. No podrás ayudar al mundo si no puedes mantenerte a ti mismo.

En definitiva, buenas reflexiones sobre la felicidad y también las posibles decepciones o expectativas frustradas de trabajar en un sector a veces ¿”idealizado”?. ¿Trabajas para alguna organización sin fines de lucro? ¿En qué manera crees que puede hacer a alguien más feliz trabajar en este sector y a qué retos te enfrentas o has enfrentado en el pasado?

—-

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , , ,



El dinero “sí” da la felicidad pero…

Dinero

Del usuario Flickr “Eneas De Troya” vía Creative Commons

Todos conocemos el refrán que dice “el dinero no da la felicidad, pero ayuda a conseguirla”. Hoy leemos como de hecho se ha probado que el dinero sí puede ayudarnos a ser más felices, pero solo si compramos experiencias.

Nos lo cuentan dos investigadores, Elizabeth Dunn y Michael Norton,  quienes durante años midieron de manera cuantitativa y cualitativa la relación entre gastar dinero y la satisfacción personal que esto nos provoca.

En su libro  “Happy Money: The Science of Smarter Spending” (Dinero feliz: la ciencia de gastar de manera inteligente) describen las cinco claves para gastar de una manera más positiva sin incurrir en culpa o angustia, sino más bien incrementando nuestros niveles de satisfacción. He aquí las claves:

  • Compra experiencias. Al parecer las compras materiales producen mucha menos satisfacción que irse de vacaciones, salir a cenar con tu pareja o ir al cine.

  • Mímate de vez en cuando. Cuando decides gastar en algo, hazlo en algo de lo que no te das el capricho a menudo. Limitar el acceso a cosas de las que realmente disfrutas, hará que las aprecies aún más cuando puedas tenerlas.

  • Compra tiempo. El autor afirma en otro artículo de la revista Forbes como: “Comprar un regalo para tu nieto o tu sobrino está muy bien, pero es incluso mejor si combinas el regalo con tiempo. Si vas a comprar un balón a tu sobrino de ocho años, ves y juega con él en el parque en lugar de comprarlo y luego dejar que juegue por su cuenta”.

  • Paga ahora y consume luego… en lugar de lo contrario. Parece que retrasar el consumo de los productos comprados, conduce a un mayor disfrute de los mismos.

  • Invierte en otros. Se ha probado que gastar dinero en otras personas nos hace más felices que gastarlo en nosotros mismos.

Felicidad

Del usuario Flickr “Camdiluv” vía Creative Commons

Enlazando con este último punto, me atrevo a rescatar el concepto de “Felidaridad”. Si no tuvieron la ocasión, les invito a revisar las conclusiones reveladas en el estudio que realizamos con Netquest y TwoMuch a finales de 2010. En la misma dirección del estudio anterior, este prueba que las personas que se involucran en labores solidarias trabajando con otros, son más felices.

En definitiva, felicidad y dinero desde el prisma del que lo gasta en experiencias y comparte con los demás, y felicidad de aquellos que se involucran con su entorno y son más solidarios en general. Parece sin duda que la clave una vez más está en el nosotros, más que en el yo, el ese UBUNTU del que hemos hablado en alguna ocasión.

Según tu experiencia, ¿te sientes más feliz cuando gastas en ti o en otros?, ¿gastas en objetos o en experiencias?. Cuéntanos tu experiencia.

Tags: , , , , ,



No tienes que ser un superhéroe para cambiar al mundo

Del usuario ' Sam Howzit' vía Creative Commons.

Del usuario ‘ Sam Howzit’ vía Creative Commons.

A menudo es fácil sentirnos abrumados o impotentes, especialmente cuando vemos como otros están cambiando al mundo con lo que parecen ser ‘superponeres’. Pero la verdad, es que nadie que ayuda a otra persona o comunidad tiene algo más especial que la disposición de un corazón humilde para lograr lo inimaginable.

Todos podemos ayudar, sin importar el género, la edad o si somos altos, bajitos, flaquitos, gorditos, o de dónde vengamos. No necesitamos de superpoderes, ni de una máscara o trajes extravagantes, solo necesitamos de las ganas de colaborar desde donde podamos y con lo mucho o poco que tengamos.

La generosidad y el compromiso ciudadano, como cada músculo de nuestro cuerpo se pueden desarrollar.

Si quieres ayudar a cambiar el mundo, empieza local. Muy pocos saben que al cambiar la vida de una sola persona estarán cambiando el destino de muchas. Con pasos muy sencillos puedes llegar a ser el precursor de cambios más grandes e inspirar a muchos que como tú, quieren ayudar a construir un mundo más equitativo y solidario. Empecemos con 8 simples pasos:

  • Pregunta constantemente. Cada vez que tengas la oportunidad, pregunta a las personas que te rodean cómo puedes colaborar. De esta forma te pones a su disposición y empezarás a ser percibido(a) como una persona solidaria, dispuesta a ayudar cuando se necesite.

  • Ayuda espontáneamente. Para lograr ejercitar la solidaridad debes tratar de incorporar hábitos solidarios. Pueden ser tan simples como ayudar a alguien a cruzar la calle como colaborar como voluntario.

  • Sé consciente de tus límites. Para ayudar y ayudar bien, debes ser consciente de tus habilidades y disposición de tiempo. Comprométete solo con aquello que sabes puedes cumplir. De otra forma, tu disposición de ayuda será tomada negativamente.

  • Irradia felicidad y positivismo. Algunas veces la mejor manera de ayudar es regalando una sonrisa sincera o una palabra de aliento. A menudo, solo una palabra es suficiente para que alguien decida tomar el primer paso y pasar a la acción.

  • Dona tu tiempo libre. Si tienes la disponibilidad puedes donar tu tiempo a un causa social, ¡ incluso puedes ayudar haciendo lo que más te gusta!, por ejemplo si te gusta el desarrollo de webs o escribir, hay muchas organizaciones que no pueden pagar por estos servicios pero que necesitan de ellos para comunicar lo que hacen y así generar un impacto mucho más grande dentro de sus comunidades. Conoce algunas opciones ingresando a idealistas.org. 
  • No botes basura a la calle. Constantemente nos quejamos del calentamiento global, el famoso ‘efecto invernadero’, pero con tareas sencillas como no botar desperdicios o papeles a la calle podemos hacer la diferencia. ¿Te imaginas si más y más personas fueran conscientes de ello?
  • Siembra un árbol. ¿Sabías que si cada familia sembrase un árbol 500.000 millones de kilos de gases tóxicos se eliminarían de la atmósfera cada año? si no, ya lo sabes. Propónte sembrar un árbol este mes.
  • Sé un buen ejemplo. Si haces de la solidaridad un hábito, predicarás con tus acciones. Muchas personas querrán ser como tú y ayudar a sus comunidades. Esta comprobado, una de las mejores maneras de enseñar algo a alguien es a través del ejemplo y si más personas se unen, más y mejores cambios se podrán implantar en el mundo.

Solo el tiempo, la constancia y el empeño que le pongas a tus actividades solidarias determinarán el impacto que tendrás en tu comunidad y esta a su vez en el mundo. Si comienzas incluyendo pasos tan sencillos como los anteriores, estarás listo para empezar con pasos mucho más grandes. ¡El límite te lo trazas tú!

Esta entrada fue inspirada en ‘You don’t have to be a hero to be a helper’ en idealist.org, nuestro sitio en inglés.

Tags: , , , , , , ,



¿Qué tienen en común las personas felices?

Del usuario ' Sidnei Silva' vía Creative Commons.

Del usuario ‘ Sidnei Silva’ vía Creative Commons.

Tengamos o no claro qué es la felicidad, todos sabemos diferenciar entre momentos agradables que asociamos con la felicidad y momentos de tensión y dolor que asociamos con la tristeza. Pero, ¿qué tienen en común quienes dicen ser felices?

Existen varios estudios a nivel mundial que han analizado el ‘nivel de felicidad’. Y mejor aún, aquellos aspectos que comparten las personas que son felices.

  • Según The World Happiness Report,  la felicidad no está en el desarrollo económico que el mundo ha adoptado como factor principal de progreso, sino que por el contrario se encuentra en el buen estado emocional de las personas.
  • El estudio Very Happy People, ‘Gente muy feliz’ de dos universidades estadounidenses, reflejó que la vitalidad de los vínculos sociales es un factor influyente entre quienes se consideran ser personas felices.
  • Según Paula Davis-Laack, escritora internacional y especialista en psicología positiva, en su artículo ‘What Do All Happy People Have in Common’, las personas que experimentan felicidad son personas agradecidas y optimistas. Además, según ella, las personas felices gozan de una vida social óptima en la que sus familias y amigos más cercanos están presentes. ¿Casualidad? 

No yendo tan lejos, dos estudios, uno desde Latinoamérica (Chile) publicado por la revista El Mercurio-Sábado y otro del Instituto de la Felicidad Coca-Cola desde Europa (España), reflejan ciertos elementos en común entre personas que se proclaman a sí mismas, como personas felices.

Tanto los chilenos como los españoles felices dicen que:

  • Gozan de una buena salud emocional.

  • Demuestran afecto de manera natural y comparten su felicidad con otros.

  • Comparten con otras personas y se reúnen con amigos frecuentemente.

  • Celebran las festividades como cumpleaños, aniversarios, etc.

  • Están satisfechos con su trabajo y su tiempo libre.

  • Están satisfechos con su aspecto físico y su salud.

  • Son menos sedentarios y hacen más deportes en grupo.

¿Te consideras una persona feliz?, y si es así, ¿qué aspectos compartes con los estudios anteriores?. Sabemos que la felicidad se contruye cada día, con las decisiones que tomamos y las acciones que ejercemos; es por ello, que finalizamos esta entrada con unos breves consejos para disfrutar la vida a plenitud y compartir la felicidad. Recuerda que un rasgo importante del ser un idealista, es también pasar a la acción, ¿cómo estás contribuyendo con el bienestar y la felicidad de tu comunidad? ¡La felicidad es contagiosa, compártela! 

Tags: , , , , , , , , , , , ,



Bután, el país de la felicidad 100% ecológica

(Nativos) Del usuario *christopher* via Creative Commons

¿Se puede medir la riqueza de un país por la felicidad de sus habitantes? Bután, un país pequeño localizado en el sur de Asia, entre India y China ha demostrado que sí es posible; para ello ha implementado la felicidad como factor principal en sus decisiones políticas y económicas.

Con una población un poco mayor a los 700.000 habitantes este país asiático hace historia una vez más convirtiéndose en el primer país 100% ecológico del mundo. Ya se había dado a conocer unos años atrás por ser uno de los países más felices según el Happy Planet Index (Índice del Planeta Feliz), un registro alternativo de desarrollo, bienestar humano y ambiental.

No es casualidad, son muchas las razones que lo han llevado a ser el ejemplo que hoy en día es para el mundo. Te contamos algunos de sus logros y contribuciones:

  • Sostenibilidad social:  la felicidad de sus habitantes es el motor económico que mueve a este pequeño país que pasó de  utilizar el PIB (Producto Interno Bruto) al FIB (Felicidad Interna Bruta) como un esfuerzo en el desarrollo socioeconómico sostenible del país, preservando la cultura, cuidando el medio ambiente y el bienestar psicológico de sus habitantes.

  • ‘Día de los Peatones’: por un día se prohibe en los centros urbanos el uso de automóviles como una medida amigable con el medio ambiente.

  • Salud y entorno: fue el primer país en prohibir el consumo público de cigarrillos por ser considerado dañino para el ser humano y el medio ambiente, reduciendo los índices de cáncer de pulmón entre sus habitantes.

  • Igualdad: todos los funcionarios del gobierno y los líderes de la oposición deben vivir en el mismo barrio, donde todas las casas son iguales, generando condiciones mutuas y abriendo la oportunidad al diálogo. También está prohibido hacer propaganda política por radio y televisión cuando hay elecciones democráticas.

  • Turismo sostenible: poseen un riguroso sistema para controlar quienes entran a su país, el máximo tiempo de estadía son ocho días, cumpliendo con el deseo de sus habitantes y del gobierno de proteger la cultura y el medio ambiente.

  • Infraestructura: Bután construye carreteras con las ganancias que lleva la exportación de energía hidroeléctrica a la India. La mano de obra es Hindú. Un ejemplo de ayuda mutua entre vecinos.

¿Qué pasaría si cuidáramos un poco más nuestro planeta, nuestras costumbres, nuestra tierra, nuestros habitantes?.  Seguro viviríamos en un mundo más preocupado por lograr mejores estándares de felicidad.  ¿Qué le cambiarias a tu país para que fuese un ejemplo para todos? ó ¿De qué te sientes orgulloso y te gustaría que el mundo conociera sobre tu país ?. Recuerda que con ejemplos se contruyen grandes cambios.

Tags: , , , , ,