¿Qué tan exitoso eres?

¿Es el éxito el detonante de la felicidad o la ecuación esta invertida?

¿Es el éxito el detonante de la felicidad? A todas estas…. ¿Qué entiendes por éxito?

Para muchos una casa, un carro, un muy buen sueldo, un matrimonio e hijos es sinónimo de éxito. Aunque ninguna de estas cosas esta mal, la seguridad con la que creemos que existe un camino marcado al éxito, me hace personalmente pensar que quizás no existen blancos y negros, sino grises, y que aún sin ser ni lo uno o lo otro, son perfectos.

Vivimos en un mundo en donde el dinero, el estatus y las apariencias engañan nuestro razonamiento, juzgando en ocasiones a otros y a nosotros mismos según lo que sería “apropiado” tener o ser de acuerdo a la edad, género, cultura, etc. En el proceso, muy pocas veces nos detenemos a pensar que el éxito debería ser algo muy personal, como la ropa que escogemos o la religión que decidimos profesar.

La sociedad de hoy nos ha enseñado no solo la ecuación invertida [éxito = felicidad], sino también su significado:

Éxito: (reconocimiento, estatus, dinero, poder, etc)

Es así como en nuestro camino a la tan anhelada felicidad, luchamos por lograr ese éxito estipulado, y terminamos no haciendo otra cosa más que cargándole años a la vida en lugar de vida a los años.

¿Qué es el éxito?

Según la Real Academia de la lengua es el “resultado feliz de algo“, comúnmente un negocio pero en el plano personal puede considerarse, el sentimiento de alegría por el logro de algo por lo que estabas trabajando o esperando. Entonces, “tu resultado feliz” puede ser o no ser lo que el mundo estipula. Para ponerlo en perspectiva, podemos hablar de dos clases de éxito:

Éxito convencional: todos lo podemos reconocer, usualmente por que es el éxito “evidente” que todos ven, ej: un ascenso en el trabajo, abrir tu propio negocio, tener casa propia, etc… En otras palabras logros materiales o que sugieren un aumento de estatus.

Éxito personal: es aquel diseñado por ti. Tu propio significado de éxito puede ser tener un trabajo regular pero que te gusta, tener una familia o simplemente vivir solo, tener libertad de decidir qué hacer en tu tiempo libre, etc… No está predispuesto por la sociedad, el éxito lo defines según tus gustos, tu comodidad y tranquilidad.

Tú decides, a cuál tipo de éxito apostarle, aunque solo tenemos una vida para decidirlo.

¿Qué hacen las personas que se consideran felices? 

Tras haber leído varios artículos sobre el tema he querido dar anotación a algunas pautas que aunque no son la verdad absoluta, pueden darnos una idea de qué hacen aquellas personas que se consideran felices y qué relación tienen estos hábitos con el éxito. Recuerda que la felicidad es un estado emocional, las emociones son transitorias y lo importante es encontrar el balance.

  • Se dedican tiempo a sí mismos – saben que para poder ayudar a otros, es necesario estar bien emocionalmente. Esto lo podemos ver en ejemplos tan sencillos como los que recibimos en los aviones, (ponerse la mascarilla primero antes de ayudar a otros). No tiene nada que ver con el egoísmo, todo lo contrario.
  • Se considerar personas exitosas – sin importar lo que la sociedad diga, se sienten exitosas porque han logrado aquello que los hace felices.
  • Creen en sí mismos – ponen su energía a trabajar positivamente, tienen pasiones y gustos por muchas cosas y trabajan con ánimo para lograr sus metas.
  • Ayudan a otros – aunque parezca raro, la felicidad no tiene nada que ver con el dinero o el poder. Las personas que se proclaman más felices son aquellas que ayudan constantemente a otras personas. ¿Razón o humanidad?
  • Ríen a menudo – no por algo se dice que las personas felices tienen buena memoria, reír aumenta la memoria hasta en un 25%.

No dejes que el éxito convencional determine tu vida, tu felicidad y tu futuro. La vida solo se vive una vez, pero como lo dijo Mae West, si lo haces bien, una vez es suficiente.

___

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , , , ,



¿Sufres del síndrome de la felicidad aplazada?

Y si dejases de mirar al futuro, ¿qué sería posible hoy?

Y si dejases de mirar al futuro, ¿qué sería posible hoy?

Todo será mucho mejor cuando finalmente me pueda tomar unas buenas vacaciones… acabe de pagar la casa… los chicos ya se hagan grandes y puedan valerse por si mismos, cuando me jubile y tenga el tiempo…

¿Te has sorprendido a ti mism@ en alguna ocasión fantaseando con estos pensamientos? Si es así puede que sufras del síndrome de la felicidad aplazada. Tranquil@, no estás sol@ según Pilar Jericó, este síndrome afecta al 40% de la gente en países desarrollados. Curiosamente parecen ser los australianos los que más han investigado este tema e incluso han comenzado a poner en práctica maneras de tratarlo, dentro de ciertos departamentos de salud pública.

¿En qué consiste?

Se habla del síndrome de la felicidad aplazada cuando uno trabaja una cantidad ingente de horas, en muchos casos haciendo algo que no le gusta en absoluto y que no le permite disfrutar del presente. Sin embargo, a menudo no cambiamos nada. En su lugar tendemos a justificamos a nosotros mismos aceptándolo como el precio que hay que pagar por un futuro que imaginamos mucho más prometedor que el presente.

Cuáles son los síntomas

  • Sientes que necesitas ahorrar ahora, para contar con cierta tranquilidad el día de mañana, porque nunca se sabe.
  • Trabajas y trabajas porque quieres asegurarte que puedes darle a tus hijos un futuro mejor.
  • No soportas tu trabajo, pero de alguna forma lo controlas, te es conocido y quizás llevas tanto tiempo haciendo lo mismo que la idea de buscar y comenzar de nuevo en otro lugar tampoco te convence (y ahí viene el dicho… “Más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer”)
  • En general, miedo al cambio. Cuanto menos acostumbrados estamos a él, o más tratamos de evitarlo, más miedo nos da lo que pueda traer cualquier variación de costumbres

Consecuencias

Evidentemente no hay que ser un genio para darse cuenta que la vida es impredecible y que si pasamos más tiempo en el futuro que en el presente, no solo no estamos disfrutando de lo que tenemos hoy, sino que realmente nada o nadie puede asegurarnos que el futuro que imaginamos será como queremos.

En definitiva, curiosamente cambiamos el ‘carpe diem’ (el disfrutar aquí y ahora de lo que tenemos hoy), por algo imaginario, el aquí y ahora de un mañana que no podemos definir con certeza.

¿Qué hacemos?… algunas recetas antes de que sea demasiado tarde

  • Actúa ya. Las personas que se dicen más felices a menudo tienen en común que actúan rápido para conseguir aquello que quieren. Aquí encaja totalmente la frase de John Lenon “La vida es lo que te ocurre mientras estás ocupado haciendo otros planes”.
  • Mira tu vida ahora e identifica las cosas de las que puedas decir ‘Quiero más de esto’. Haz lo mismo con ‘Quiero menos de esto’. Decide qué pequeño o pequeños pasos puedes dar hoy para hacer que ambas se cumplan y comienza a generar otros hábitos.
  • Celebra el presente en lugar de esperar a celebrar el futuro.  ¿No es sino el presente con lo que podemos contar hoy? Sé más consciente para revivir la experiencia de lo cotidiano a diario y de aquellas cosas que ya te hacen feliz. Te ayudará a no darlas por sentadas.

¿Será hoy que comiences a dejar de aplazar el ser feliz y comienzas a hacer algo para disfrutar lo que tienes hoy? Quizás el primer paso está en identificar si en verdad, sufres de este síntoma en lugar de pensar que así son las cosas. ¿Listo para tomar el timón?

___

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Encuéntranos también en Facebook y Twitter.

Tags: , , ,



¿Puedes aumentar tu nivel de felicidad siendo más agradecido?

agradecido

¿Te sientes agradecido o enfadado con el mundo?

Siempre escuché a mi padre decir: ‘Es de bien nacido, ser agradecido’, pero lo cierto es que el significado de este dicho va más allá de la buena costumbre de ser educado. Se ha comprobado que ser agradecido, no solo con los demás sino con tu propia vida y las cosas buenas que te pasan, puede ser determinante en tu bienestar personal, en el grado de satisfacción de las relaciones que cultivas y en definitiva, en lo feliz que te sientes.

Lo que en su día fue una percepción, se convierte en prueba irrefutable cuando alguien estudia metódicamente el impacto de ciertos comportamientos. Los resultados a menudo nos ayudan a avanzar en el entendimiento de nuestra propia condición como seres humanos.

Este es el caso de Robert Emmons, un profesor de psicología de la universidad de California que quiso descubrir qué beneficios generaba la gratitud en las personas. Sus estudios reportan como aquellos que adoptan como actitud vital continua el ser y estar agradecidos, experimentan numerosos beneficios para su salud. Resalta cuatro puntos que nos resultaron bastante interesantes y queremos compartirles.

Ser y estar agradecidos…

  • Nos permite celebrar el presente una y otra vez. Nuestras emociones positivas demandan constante cambio. Algo nuevo y que nos emociona, por ejemplo poder comprarnos un nuevo coche, pronto se vuelve algo ‘normal’. Estar agradecidos muestra el valor de algo y lo renueva. Nos hace interactuar más con los valores positivos de las cosas más a menudo, magnificando las experiencias positivas.
  • Bloquea las emociones negativas. Especialmente la envida, el resentimiento, el arrepentimiento y la depresión. Es muy sencillo, no puedes tener envida si estás agradecido por lo que tienes. No puedes estar resentido con lo que otros poseen y tú no, si te sientes agradecido por lo que tú tienes.
  • Reduce el efecto de situaciones traumáticas. Ante situaciones de sufrimiento, dolor, trauma, adversidad… las personas que practican la gratitud, se recuperan antes.
  • Fortalece los lazos sociales y mejora tu autoestima. Cuando estás agradecido a otros, es porque otros miran por ti, están ahí si los necesitas. Cuando eres más consciente de que cuentas con estar red de personas en las que tienes un apoyo en lugar de dar por sentado que tengan que estar ahí, comienzas a darte cuenta de que cuentas con lazos sociales fuertes y que eres alguien que merece la pena, dado que otros están ahí para ti.

Estas no son más que algunos de los efectos positivos. En sus estudios Lisa Aspinwall, también profesora de psicología de la universidad de Utah, añade algunas más como que se ha comprobado que la gente agradecida, cuenta con sistemas inmunológicos más fuertes, tiene una visión más optimista del futuro, se alimenta mejor y suele hacer más ejercicio, se compromete más en generar hábitos que protegen su salud… con los consiguientes resultados positivos en su bienestar general.

Pero me pregunto, ¿cómo llegan a cambiar el punto de vista las personas que parecen vivir en permanente estado de amargura e insatisfacción?

Aquí algunas sugerencias:

  • Utiliza un diario: un ejercicio simple pero que da muy buenos resultados es tomarte el tiempo para escribir al final del día las cosas por las que te sientes agradecid@.
  • Elige dónde mirar. Sé consciente que tu manera de ser no es así porque sí, y no hay nada que puedas hacer. Tú eliges donde mirar. La actitud es una elección y un hábito que puede practicarse.
  • Pregúntate qué puedes aprender de ciertas situaciones. Cuando no veas más que cosas malas en el camino, a veces es imposible no lamentarse, no sufrir… Sin embargo es posible que aunque te parezca que todo es negro, puedas sacar algo bueno si te preguntas qué es lo que de esa situación puedes aprender. A menudo si nos preguntamos esto, sacamos conclusiones que nos ayudan tomar fuerza para seguir adelante por difícil que parezca.
  • Recuerda que los pensamientos crean tu realidad. Si crees que algo es terrible, tu cabeza va a tratar de buscar razones que reafirmen tus creencias. Si eres consciente de que esto es así, quizás una vez más puedas elegir y modificar un poco lo que crees que es la realidad, tratando de integrar en tu día a día pensamientos más positivos y buscar razones para fortalecer estos, en lugar de lo contrario.

¿Quizás estás dando por sentadas muchas cosas y deberías agradecer más aquello que tienes? Ponlo en práctica y comprueba si es verdad que ser y estar agradecido, mejora tu bienestar personal. ¿Lo crees así o incluso es una práctica que ya has incorporado a tu día a día?

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , , , ,



El dinero “sí” da la felicidad pero…

Dinero

Del usuario Flickr “Eneas De Troya” vía Creative Commons

Todos conocemos el refrán que dice “el dinero no da la felicidad, pero ayuda a conseguirla”. Hoy leemos como de hecho se ha probado que el dinero sí puede ayudarnos a ser más felices, pero solo si compramos experiencias.

Nos lo cuentan dos investigadores, Elizabeth Dunn y Michael Norton,  quienes durante años midieron de manera cuantitativa y cualitativa la relación entre gastar dinero y la satisfacción personal que esto nos provoca.

En su libro  “Happy Money: The Science of Smarter Spending” (Dinero feliz: la ciencia de gastar de manera inteligente) describen las cinco claves para gastar de una manera más positiva sin incurrir en culpa o angustia, sino más bien incrementando nuestros niveles de satisfacción. He aquí las claves:

  • Compra experiencias. Al parecer las compras materiales producen mucha menos satisfacción que irse de vacaciones, salir a cenar con tu pareja o ir al cine.

  • Mímate de vez en cuando. Cuando decides gastar en algo, hazlo en algo de lo que no te das el capricho a menudo. Limitar el acceso a cosas de las que realmente disfrutas, hará que las aprecies aún más cuando puedas tenerlas.

  • Compra tiempo. El autor afirma en otro artículo de la revista Forbes como: “Comprar un regalo para tu nieto o tu sobrino está muy bien, pero es incluso mejor si combinas el regalo con tiempo. Si vas a comprar un balón a tu sobrino de ocho años, ves y juega con él en el parque en lugar de comprarlo y luego dejar que juegue por su cuenta”.

  • Paga ahora y consume luego… en lugar de lo contrario. Parece que retrasar el consumo de los productos comprados, conduce a un mayor disfrute de los mismos.

  • Invierte en otros. Se ha probado que gastar dinero en otras personas nos hace más felices que gastarlo en nosotros mismos.

Felicidad

Del usuario Flickr “Camdiluv” vía Creative Commons

Enlazando con este último punto, me atrevo a rescatar el concepto de “Felidaridad”. Si no tuvieron la ocasión, les invito a revisar las conclusiones reveladas en el estudio que realizamos con Netquest y TwoMuch a finales de 2010. En la misma dirección del estudio anterior, este prueba que las personas que se involucran en labores solidarias trabajando con otros, son más felices.

En definitiva, felicidad y dinero desde el prisma del que lo gasta en experiencias y comparte con los demás, y felicidad de aquellos que se involucran con su entorno y son más solidarios en general. Parece sin duda que la clave una vez más está en el nosotros, más que en el yo, el ese UBUNTU del que hemos hablado en alguna ocasión.

Según tu experiencia, ¿te sientes más feliz cuando gastas en ti o en otros?, ¿gastas en objetos o en experiencias?. Cuéntanos tu experiencia.

Tags: , , , , ,



Demostrado: la solidaridad nos hace más felices

El secreto de la felicidad

El secreto de la felicidad

Buscamos la felicidad como si fuese un tesoro escondido o un mapa de navegación confuso pero prometedor, cuando puede que la felicidad tenga que ver más con lo que damos que con lo que recibimos. Varios estudios desde diferentes partes del mundo dan fe de ello.

Ya lo decía Mahatma Gandhi, “La mejor manera de encontrarte a ti mismo es perdiéndote en el servicio de los demás” o Aristóteles cuando afirmó que “La felicidad consiste en hacer el bien“. En otras palabras, la felicidad tiene mucho que ver con nuestros actos altruistas y nuestra capacidad para comprender que al ayudar a otros, sin esperarlo, nos ayudamos a nosotros mismos.

Aquí te van algunos ejemplos de estudios realizados:

  • Practicar la generosidad en nuestro sitio de trabajo nos hace más felices, esto es lo que dice un estudio de la Universidad de California Riverside. Según el estudio las personas más generosas se muestran menos irritables, tienen mejor apetito, mejor calidad de sueño, reducen sus síntomas depresivos y se sienten más comprometidas con su trabajo.
  • Un estudio reciente de la Universidad Simon Frasser en Canadá concluyó que cuando la gente da generosamente, la hormona del ‘estrés’ se desvanece más rápidamente en la sangre.
  • Otro estudio, esta vez por parte de la Universidad de Harvard nos habla de que las cosas materiales solo hacen que nuestra satisfacción a corto plazo aumente y no necesariamente nuestra felicidad a futuro. La psicóloga Emma Seppala de la Universidad de Stanford afirma que la felicidad “no reside tanto en el tener o en mejorar el estatus social y laboral, sino en dar“.
  • En relación con la afirmación anterior, otro estudio por parte de el Journal of Happiness Studies, afirma que la gente que se preocupa más por dar a otros, por ejemplo comprar cosas para otros, experimentan una felicidad mucho mayor que aquellas personas que prefieren gastar dinero en ellos mismos.
  • En una encuesta realizada a más de 4.500 voluntarios en Estados Unidos, el 84% de los encuestados afirmó que su experiencia de voluntariado les ayudó a mejorar su salud física frente a un 95% que aseguró haberles ayudado a mejorar su salud emocional. Además de ello, un 96% resalto que los hizo más felices.
  • Hace algunos años en Idealistas.org realizamos una encuesta sobre la solidaridad en Argentina. Una de las conclusiones del estudio muestra como la ‘Felidaridad‘, la conexión entre felicidad y solidaridad, es más estrecha de lo que pensamos. Cuánto más felices nos consideramos, mayor es nuestro deseo de actuar solidariamente.

¿Qué opinas?, ¿crees que la solidaridad es la fuente de la felicidad? Comparte tu opinión con nosotros en los comentarios.

Si te gustó esta entrada, quizás te interese leer: ‘La felicidad no tiene nada que ver contigo‘ y ‘Gimnasia para la compasión y la felicidad.

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Encuéntranos también en Facebook y Twitter.

Tags: , , , ,



10 artículos para comenzar el año siendo más sabio

Recuperamos lo que más interés despertó en nuestros lectores.

Recuperamos lo que más interés despertó en nuestros lectores.

 

Amig@s idealistas. El 2014 nos dejó, pero antes de darle el adiós definitivo, queremos rescatar aquello que a juzgar por el interés despertado en nuestros lectores, fue lo más destacado del año.

Los números nos dicen que sin duda gustan mucho las listas y, cómo no, todo aquello que nos acerque a ser un poquito más felices. Nos damos cuenta que todos tienen un componente común: nos ayudan a ser más conscientes de ciertas cosas y ojalá, nos hacen un poquito más sabios.

Demos entonces una última oportunidad a estas diez entradas:

  • 7 hábitos de los mejores líderes sociales. ¿Qué diferencia a un jefe de un líder?. En realidad cosas que todos podemos trabajar. Descubre cuáles son. Estamos seguros que practicarlas hará la diferencia para ti y para los que tienes a tu alrededor.
  • Foto-blog: Ideas para decorar reciclando. Reciclar no puede ser una moda, es una necesidad, lo que no quiere decir que no podamos hacerlo divertido. Estas geniales y simples ideas nos invitan a comenzar el año de manera sustentable y creativa.
  • Quiero gritarle a mis vecinos: “Ser feliz es muy fácil”. No, la felicidad no es todo eso que nos han contado: mujer, casa, coche, hijos, buen trabajo… Luis llegó hasta ahí para darse cuenta que tenía que tomar ciertas decisiones para encontrar la verdadera felicidad. La encontró, y hoy quiere contárselo a todos.
  • 10 libros para reflexionar en 2014. Por supuesto, los libros son eternos y podemos disfrutarlos y crecer con ellos en cualquier momento del año. Re-visitamos la lista.

¿Te gusta nuestro blog? Cuéntanos por qué y cuáles son los temas que más te interesan para que podamos seguir compartiendo la inspiración y las historias que más te motivan.

___

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , , , ,



La vida es 10% lo que te pasa y 90% como lo tomas

123

¡La actitud lo es todo!

Quizás no tenemos el poder absoluto para controlar cada cosa que nos pasa, pero tenemos la capacidad de decidir cómo reaccionamos frente a cada situación. En otras palabras, que una situación signifique una oportunidad para avanzar y aprender o un obstáculo que nos detenga, depende de nosotros mismos.

¿Has escuchado esa frase que dice la vida es 10% lo que te pasa y 90% como lo tomas?. Puedes lamentarte profundamente si las cosas no salen como lo planeabas, sentirte derrotado y dejar que cada situación te lleve al pesimismo, pero piénsalo ¿en verdad eso te ayuda en algo?. Sin importar si crees que existe un destino ya establecido o no, ser pesimistas no nos lleva a ningún lado.

“Todo lo que somos es el resultado de lo que hemos pensado”Buda

El tener una buena o mala actitud es una habilidad que los seres humanos podemos desarrollar y uno de los pasos más importantes que podemos tomar para lograr nuestro verdadero potencial. Seguro hasta ahora, te estarás preguntando… si eso suena muy bonito, pero ¿cómo lo hago?. Aquí te van 3 elementos muy simples que puedes incorporar a tu vida para mejorar tu actitud frente a ella:

1. Evita palabras negativas. Las palabras que usamos son un reflejo de nuestros sentimientos y creencias. Es increíble lo que podemos cambiar a través de nuestra forma de expresarnos. Según un estudio de Psych Central, “Sostener una palabra positiva y optimista en la mente, estimula la actividad del lóbulo frontal, área que incluye los centros de idiomas específicos que conectan con la corteza motora, responsable de pasar a la acción” por lo que usar palabras negativas en lugar de positivas pueden afectar tu desempeño.

De acuerdo con el doctor Andrew Newberg, M.D y el profesor Mark Robert Waldman, las palabras tienen el poder de cambiar tu mente, tanto así que una simple palabra puede influir en la expresión de los genes que regulan el estrés físico y emocional.

2. Agradece en todo momento. Dar gracias por algo es valorar algo que han hecho por nosotros. Este gesto nos pone en una actitud receptiva frente a la vida pues aceptamos y apreciamos lo que recibimos. Es un ejercicio fantástico para ver la vida desde una perspectiva positiva. De hecho, esto va ligado con la felicidad. Una investigación del doctor Robert A. Emmons entre otros científicos arrojó que el ser agradecidos es una de las formas más fiables para aumentar la felicidad y la actitud positiva.

“Muchas personas que ordenan correctamente sus vidas en todos los demás aspectos siguen siendo pobres debido a su falta de gratitud”Wallace Wattles

3. Ponle amor y entusiasmo a lo que haces. Sin duda, no puedes sentir entusiasmo frente a algo sin una actitud positiva. De allí la importancia de tener la actitud adecuada, lo que te llevará a mantenerte centrado en lo que quieres lograr y los métodos que utilizarás para lograrlo. El entusiasmo lleva a la acción y es esta característica la que genera compromiso por aquello en lo que crees mientras contagias a otros a hacer lo mismo. Recordemos la famosa frase del filósofo Ralph W. Emerson, “ninguna gran empresa se llevó a cabo sin entusiasmo“.

Independientemente de que creas que tu destino esta en tus manos o no. Piensa esto: si una actitud negativa no te lleva a ningún lado, ¿por qué no intentar sacar lo mejor de cada situación, reforzar lo bueno que tenemos y continuar hacia adelante?

Un hombre puede cambiarse a sí mismo… y dominar su propio destino, ésa es la conclusión de toda mente que está completamente abierta al poder del pensamiento correcto” – Christian D. Larson (1866-1954)

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , , ,



La felicidad no tiene nada que ver contigo

No tiene que ver contigo

No esperes a maña para dejar tu ego en casa.

Nos pasamos la vida buscando ser felices, y en la tarea vamos siguiendo aquellas pautas que resuenan con más fuerza ahí fuera y que parecen tener mucho que ver con el ‘eres lo que tienes’… y por ende muchos viven también pensando, ‘eres lo que puedes mostrar’. Y pasan los años. Y cuando ya tenemos la casa, el coche, todos los aparatos electrónicos de última generación… Cuando muchos acumulan lo anterior multiplicado por 10, o por 100 o por 1000… prestigio, reconocimiento, riqueza, mansiones, yates, excentricidades… entonces llega el punto en el que se siguen preguntando, ¿y qué más?. Lo tengo todo para ser feliz pero siento que me sigue faltando algo.

 

Llama la atención que llegado a ese punto de tenerlo ‘todo’ (materialmente hablando quizás), muchos decidan dejar de centrarse en el yo, para pasar a mirar más allá, haciendo generosísimas donaciones a causas sociales inclusive involucrándose personalmente en algunas de ellas. ¿Y si la clave desde el principio estuviera exactamente ahí?, en dejar de ser tan egocéntricos y poner la mirada en el otro. Durante todo el camino, estábamos tan ocupados en construir una vida basada en el yo, yo, yo… que no nos quedaba tiempo para mirar a nadie más y resulta que es ahí, cuando miras al otro, que acabas escuchando cosas como esta:

“Incluso cuando no tengo la receta sobre lo que otros deberían hacer, lo que sí se es que he sido muy afortunado y siempre he sentido la responsabilidad de devolver a la sociedad de una forma significativa”. Bill Gates

“Creo que todos deseamos justicia y equidad, la oportunidad de tener una vida con significado. Todos queremos pensar que si nos encontramos en una mala situación, alguien nos ayudará”. Angelina Jolie.

“Cuando aceptas totalmente que los niños de algún lugar remoto de esta nuestra aldea global tienen el mismo valor que tú tienes, ante los ojos de Dios o incluso ante tus propios ojos, es cuando tu vida cambia por completo, ves algo que no puedes ignorar”. Bono, U2

Y es que lo que parece desde fuera es que cuando llegas a ese punto, es cuando te das cuenta de que en el fondo toda esta película que es la vida, no tiene nada que ver contigo, sino con qué pasa cuando miras a los demás, cuando te das a los demás. En Idealistas creemos que la mayoría de nosotros tenemos buenas intenciones para hacer algo por otros, pero a menudo la vida, los miedos o las excusas nos atrapan. No pases toda una vida buscando o mirándote el ombligo y comienza hoy mismo a practicar pequeños actos de generosidad… será lo mejor que puedas hacer por los otros y por ti mismo, ¿no estás de acuerdo?.

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: ,



¿Una vida feliz es diferente de una vida con sentido?

¿Qué tipo de vida quiero?

¿Qué tipo de vida quiero?

Varios científicos han dedicado parte de sus estudios a investigar el tema de la felicidad. Qué es, cómo llegar hasta ella y recientemente, si el ayudar a otros nos puede hacer felices. Lejos de ser una cuestión meramente científica o tema de “moda”, podríamos estar frente a cómo debemos dirigir nuestros esfuerzos y energía, no solo por nuestro propio bien sino por el bien de los demás.

De acuerdo a una encuesta exhaustiva realizada por la Universidad del Estado de Florida en Estados unidos, existen diferencias entre una vida feliz y una vida con sentido. Los resultados fueron los siguientes:

  1. La felicidad busca satisfacer deseos y necesidades y se atribuye a llevar una vida saludable, mientras una vida con sentido se relaciona más con ayudar a otros.
  2. Las personas felices se centran en el presente. Una vida con sentido integra pasado, presente y futuro.
  3. Recibir te hace más feliz, mientras que dar le da sentido a tu vida.
  4. Los vínculos sociales están relacionados con los dos, tanto el ser feliz como el tener una vida con sentido. Sin embargo, en el caso de la felicidad están más orientados a qué recibes o cómo te sientes cuando compartes con otras personas.
  5. El estrés y los desafíos se encuentran presentes en un amplio porcentaje, según el estudio, de quienes llevan una vida con sentido, frente a quieres aseguran ser felices.
  6. La libre expresión hace parte de una vida con sentido pero no está relacionada con la felicidad.

La contraparte 

  • Un estudio de la Universidad de Carolina del Norte en Estados Unidos, sugiere que la generosidad mejora el sistema inmunológico, es decir contribuye a nuestra salud y por ende a nuestra felicidad. Puntos que se contradicen en el estudio realizado en la Universidad de Florida, el cual afirma que la salud está relacionada con la felicidad pero no con el dar a otros. (ver punto #1 y 3)

  • Dar a otros (por ejemplo dinero), sí nos hace más felices de acuerdo a un estudio conducido en la Universidad de Harvard. Acorde a las diferencias anteriormente establecidas, el dar a otros es un gesto propio de una vida con sentido pero no de una vida feliz.

  • Según varios estudios, el altruismo activa las regiones cerebrales que provocan placer y reducen la depresión. El Centro de Investigación sobre la Compasión y el Altruismo de la Universidad de Stanford pudo determinar que la felicidad está orientada a dar. Cuanto más lo haces más feliz te sientes.

En tu opinión, ¿una vida feliz y una vida con sentido son lo mismo?. Si eres parte de quienes piensan que son diferentes, ¿cuál prefieres y por qué?

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , , , , , ,



Los 5 hábitos de la gente feliz

¡Nadie quiere ser infeliz pero vaya que muchos actuamos como si deseáramos sufrir!“…. Quizás ya hayas escuchado esta expresión o quizás no, pero en lo personal, cada vez que escucho a alguien decir que la felicidad depende de uno mismo quiero saber con más detenimiento qué estoy haciendo bien y mal y cómo puedo cambiar para lograr esa felicidad “tan anhelada”.

Hoy, en el Día Internacional de la Felicidad he querido darle hincapié al tema y por ello, quiero compartirles algunos de los hábitos principales que según varios estudiosos, escritores y sobre todo personas que se consideran felices, constituyen la base de la felicidad:

¡Sé feliz!

¡Sé feliz!

1. Creen firmemente que la felicidad no depende del exterior. Son conscientes que ninguna persona o evento determina lo que son y cómo se sienten. Su felicidad depende solo de ellos mismos.

2. Gastan más dinero en experiencias que en cosas. Las personas felices saben que la interacción con otros y con el mundo es más importante que lo material.

3. No se quejan. Actúan. En lugar de quejarse de aquellas situaciones con las que no se sienten cómodos, hacen su mayor esfuerzo por cambiarlas o mejorarlas.

4. Agradecen cada pequeña cosa. Un experimento reciente de la organización SoulPancake, sugirió que el hábito de la gratitud puede elevar los niveles de felicidad del 2 al 19 por ciento. 

5. Tienen una conexión más cercana con la naturaleza. Respetan su entorno de la misma forma en que se respetan como individuos generando un compromiso por el bienestar no solo de ellos sino de su planeta.

¿Eres feliz? Compártenos tus propios hábitos para la felicidad y así, construir entre todos un mundo mucho más empático y feliz.

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , , ,