Dos elementos guiaron la iniciativa desde el principio. Por un lado, la preocupación de ver desvanecerse el esfuerzo para generar cambios de algunas organizaciones cuando éstas abandonaban la comunidad. El equipo notó que se trataba de cambios estructurales, que atendían necesidades físicas, de embellecimiento, pero no implicaban un cambio sobre los detonantes de violencia. El segundo componente, fue la incorporación simbiótica de las artes visuales y el juego, como herramientas para el aprendizaje.

A pesar de que muchos pedagogos dicen que ese sistema no es didáctico y muchos artistas, que no es arte, la verdad es que esta unión tiene magníficos antecedentes. Desde la recuperación de Harlem, a los programas que adelantan el Museo de Guggenheim y el MoMA, pasando por el Programa de Desarrollo Infantil United Way del Miami Dade College.

La propuesta de Fundación TAAP fue desarrollar una metodología para disminuir la violencia en las comunidades, atacando los elementos que la provocan. Por eso la primera fase de todos los proyectos ha sido de investigación, sin repetir modelos sino buscando generarlos con la comunidad. La segunda fase, de ejecución, consiste en la creación de una obra de arte colectiva. La tercera, se lleva a cabo con la participación de todos los miembros de la comunidad incluyendo autoridades y empresas que hagan vida en la zona.

Las cosas cambian, cuando un niño tiene la oportunidad de mostrar en un dibujo, lo que siente que son violaciones a sus derechos. Si toma fotos a los espacios de la comunidad que lo agreden y éstas son compartidas, se genera un impacto en la gente involucrada. Fue a través de este tipo de actividades que muchas madres repararon en el maltrato que infringían a sus hijos. Al ver reflejadas sus acciones en los dibujos, tomaron conciencia.

Así los programas, que empezaron con niños, llegaron a las madres, luego a los líderes comunitarios y después a los maestros. La idea es generar políticas públicas para hacer que la formación de los docentes en esta metodología sea transversal. A los maestros se les pide que medien, pero además que enseñen a los niños a ser menos violentos, cuando a ellos mismos, nadie les enseñó cómo hacer eso.

TAAP_2

Parte del programa orientado a las madres

Actualmente Fundación TAAP desarrolla varios programas entre los que destacan: ArteTecas para la paz, un programa de formación en convivencia pacífica para maestros, que hasta la fecha ha atendido más de 975 docentes quienes a su vez, han trabajado con más de 25.000 niños; el programa de Arte y Convivencia para la Paz, con 3600 madres participantes, Arte y Convivencia para Niños en Situaciones de Riesgo con más de 12.000 niños y Arte Convivencia y Oficios para la Paz que ha impulsado a más de 600 jóvenes con un programa a largo plazo, que concluye con su formación profesional en carreras relacionadas con arte y comunicación.

Taller de Aprendizaje para las Artes y el Pensamiento (TAAP) presentó la solución ArteTecas para la paz durante la convocatoria online Jóvenes Dibujando Nuevas Realidades, hecho en conjunto con Fundación Mi Sangre en el año 2014.

En el crecimiento de esta iniciativa, las alianzas son clave. Hoy en día cuentan con programas en Venezuela, Colombia y Centroamérica gracias a la cooperación con gobiernos locales, empresas privadas e instituciones varias. Adicionalmente, han establecido diversos proyectos de investigación y cooperación para el desarrollo con la Universidad de Lethbridge en Canadá, Externado de Colombia y la Universidad Católica Andrés Bello en Venezuela; además de tener proyectos por venir con la Universidad Fluminense de Brasil.

Desde Uruguay y Chile vislumbran nuevas alianzas, y en este momento son parte de la Red de Re-Imaging Learning, iniciativa de Ashoka y Lego Foundation. El objetivo fundamental es hacer que en Latinoamérica se entienda la importancia que tiene para la paz, una cultura de aprendizaje diferente.

___

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Encuéntranos también en Facebook y Twitter.