¿Puede el ‘storymaking’ reemplazar el ‘storytelling’?

Screen Shot 2016-08-03 at 11.34.58 AM

¿Será el fin del Storytelling?

¿A quién no le gustan las historias? Dar a conocer un producto, incentivar la toma de conciencia frente a una problemática y recaudar fondos contando historias es mucho mejor que comunicar textos o retóricas repetitivas, así lo demuestran las estadísticas y el creciente éxito del storytelling; una de las herramientas más usadas por empresas y organizaciones para acercarse a su público.

Pero en un mundo en constate cambio y crecimiento, los conceptos también evolucionan. Ahora se empieza hablar del: storymaking, una herramienta de comunicación en donde el protagonista de la historia es la comunidad, en el caso del tercer sector, esto involucra a parte de la población por la que trabajan, sus voluntarios y donantes. En otras palabras, en el storymaking se deja de centrarse en la organización (el problema que trata de solucionar) y pasa a centrarse en las personas, siendo ellos los que construyen las historias.

¿En qué se diferencian los dos conceptos?

Los dos exigen creatividad, sin embargo, en el storymaking se necesita prestar atención más detallada a los comentarios, sugerencias, testimonios, ideas, etc que comparte tu público cuando interactúa de algún modo con tu organización, ya que es con esa información con la que se construirá las historias. De este modo, el papel de la organización es el de escuchar y consolidar en forma de historia la información que comparte tu audiencia.

Las ONG a diferencia de las empresas, han utilizado storytelling más hacia esta lógica, en especial cuando comparten historias de personas que reciben su asistencia. Sin embargo, ahora el reto es integrar historias de voluntarios y donantes también y hacer de sus historias, retóricas originales, partiendo de las realidades que el mismo público comparte.

Clave: Descubrir qué mueve a tu público y cómo interactúan con tu organización, programas y servicios.

Ya sea que estés recolectando información en tus redes sociales, encuestas o en el día día de tu organización, no olvides tener en en cuenta preguntas básicas que responderán qué tanto tus donantes, voluntarios y el beneficiario final ha logrado conectarse positivamente con tu labor.

  • ¿Por qué le importa tu causa o debería importarle?
  • ¿Cómo tu producto o servicio realmente beneficia a la comunidad?
  • ¿Cómo se siente cuando interactúa con tu organización?
  • ¿Cuál ha sido su experiencia con tu organización?
  • ¿Qué cambios experimentó (personal y/o profesional) luego de unirse, participar o ayudar a tu organización?

A partir de ahí puedes construir la historia. Recuerda que puedes agregar tantas preguntas como necesites, esto dependerá de tu historia y tu audiencia objetivo. Algo importante que no debes olvidar es contar con la aprobación de tu público para publicar sus historias, más si estás se realizan en primera persona. Tu público es el que te ofrece la información y tu trabajo es juntar todas las piezas para comunicar historias reales con mensajes capaces de conectar emociones.

Algunos afirman que este puede ser el fin de la era del Storytelling, mientras otros aseguran que el Storymaking es un complemento del Storytelling, dos conceptos que se relacionan entre sí. ¿Cuál crees es el futuro del Storytelling?

___

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , , , , , ,



10 datos interesantes sobre las ONG a nivel mundial

Sigue tu

Tercer sector a nivel mundial

A continuación te compartimos algunos datos interesantes sobre el tercer sector a nivel mundial, cifras que nos hacen reflexionar sobre la magnitud y potencial del tercer sector en el mundo:

  1. Si las ONG fueran un país, serían la quinta economía más grande del mundo
  2. Tres de cuatro colaboradores internos de las ONG son mujeres, pero la mayoría de las posiciones de liderazgo en las organizaciones sin fines de lucro las ocupa un hombre.
  3. En el 2010, se contabilizaron 93 millones de europeos y europeas comprometidos con actividades de voluntariado dentro del estudio sobre ‘El Voluntariado en la Unión Europea’.
  4. Se estima que más del 80% del personal de las organizaciones sociales en Argentina está compuesto por voluntarios, según el Indice CIVICUS de la Sociedad Civil Argentina publicado en 2011.
  5. La mayoría de los empleados de ONG que reciben un salario en Brasil son mujeres (62%) pero ellas solo ganan el 75% de los salarios que reciben sus compañeros del género opuesto.
  6. India tiene 3.3 millones de organizaciones sin fines de lucro, cerca de una ONG por cada 400 personas.
  7. 40% de la población en Francia ofrece su tiempo como voluntarios en organizaciones sociales y 22% dona dinero de manera regular.
  8. El valor monetario de un voluntario por hora en Estados Unidos es de $23 dólares.
  9. En el 2015, el total de donaciones hacia organizaciones benéficas fue de $373.25 billones según Charity Navegador.
  10. Hay 3,2 millones de voluntarios y 165.000 organizaciones benéficas registradas en Inglaterra y Gales.

Puedes encontrar otros datos interesantes sobre el tercer sector en el mundo utilizando el hashtag #NGOfacts o visitando la página de OnGood.

___

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , , , , , ,



¿Y si el círculo de la violencia lo pudieses detener tú?

Exposición de la Fundación Plan Perdón

Exposición de la Fundación Plan Perdón

Nos hemos acostumbrado a ‘sobrevivir’ utilizando el refrán ‘ojo por ojo, diente por diente‘, sin prestarle mayor atención a nuestra lógica básica que nos dice que para discutir solo se necesitan dos y que la violencia como respuesta, solo genera más violencia. Una lógica que nos cuesta aceptar y que nos ha llevado a construir sociedades egoístas, en donde la venganza se convierte en la única vía de escape.

El futuro puede ser distinto, si decidimos perdonar en lugar de escoger la venganza como respuesta. Esta es la apuesta de la Fundación Plan Perdón, una organización colombiana sin fines de lucro, quien en cabeza de su fundador David Giraldo, cree fielmente que el perdón es una de las mejores vías para construir sociedades mejores.

A través de conferencias, talleres y la exposición “Los Rostros del Perdón“, la organización recupera, visibiliza y mantiene vivos los ejemplos de personas que han optado por el camino del perdón para sanar sus heridas y resolver conflictos. Aunque la fundación nace como ejemplo para impulsar una paz duradera dentro del marco colombiano, busca ser referente en toda la región, “el perdón es algo universal, todas las sociedades se pueden implicar… existen ejemplos muy importantes como el de Irlanda del Norte o Uganda en África“, asegura David Giraldo.

La sociedad del sálvese quien pueda 

Las cifras sorpresivamente demuestran que la venganza genera más homicidios que la misma violencia común o socio-política, recalca Giraldo. En el caso particular de Colombia, solo en el 2015 “más del 45% de los homicidios registrados se produjeron por actos de venganza en comparación al 16% que se originó a causa de la guerra, en otras palabras el odio y el resentimiento nos está matando“, así lo expresa David Giraldo.

¿Qué implica el perdón? 

Perdonar no es olvidar ni tampoco es igual a impunidad. El perdón permite a quien sufrió una ofensa, herida o daño, recordar lo sucedido sin dolor, lo que en nada se opone a la búsqueda de justicia o al derecho a saber la verdad de lo que pasó…

Perdonar rompe los ciclos de violencia, cierra ciclos de venganza, crea nuevas realidades en la vida de quien por él opta y de brindar paz a las personas y sus entornos. Lamentablemente confundimos justicia con venganza, no perdonamos porque siempre esperamos que al otro le pase algo“, asegura Giraldo.

No hay nada más fuerte que el perdón para detener la deshumanización. Es por eso que el perdón es algo que se da sin necesidad de que sea solicitado… Es, si se quiere, una estrategia individual de sobrevivencia, para deshacerse de las cadenas del odio, y descargarse del peso de la venganza“, Ingrid Betancourtex-secuestrada franco-colombiana, privada de su libertad por casi 7 años.

La Pedagogía del Perdón 

Como lo explica en nuestra conversación, David Giraldo, el perdón es algo muy personal, no se puede imponer, es por ello que el trabajo de la organización se centra en la visibilización de quienes ya han pasado por este proceso para ayudar a quienes han decidido empezar.

Perdonar no es sólo decir “yo perdono”; es recordar sin odio ni rabia. Logré perdonar al ponerme en los zapatos de la otra persona y, cuando entendí que el pasado es pasado, perdonar me permitió liberarme del dolor y del resentimiento, para no transmitirlo a otros’.  Yadira Perdomo, 22 años. Estudiante de música. Víctima de matoneo/bullying escolar.

En su trabajo, la fundación maneja el concepto de la Pedagogía del Perdón: la necesidad de perdonar para el beneficio de la sociedad. Para ello, la organización realiza:

  • Trabajo de concientización (y yo ¿que haría?)
  • Educación en torno a la temática del perdón como un proceso, y que cada quien tiene derecho a su duelo
  • Exposición “Los Rostros del Perdón”, abierta al público
  • Talleres donde ayudan a la gente a perdonar con la ayuda de terapeutas especializados
  • Charlas de personas contando historias.

En otras palabras, lograr la justicia, la paz y la reconciliación va más allá de la justicia ordinaria, a lo que David, también abogado de profesión, llama justicia retributiva, “nos hemos acostumbrado a ver a la gente en la cárcel, culturalmente eso es lo que esperamos, eso es lo que en derecho llamamos Justicia retributiva, ahora hablamos de justicia restaurativa, que es tener en cuenta a la víctima, quizás lo que ella quiere como método de justicia es que le pidan perdón, que hagan tareas comunitarias, etc…

Él, como muchos, es consciente que es un proceso largo, en el que se necesita involucrar aspectos pedagógicos en torno a lo que significa el perdón en la sociedad y lo que en realidad es, “en nuestra sociedad latinoamericana se ha relacionado el perdón a la espiritualidad, la religión, sobre todo desde el contexto católico, es por ello que se necesita primero de educación, para entender que el perdón va más allá de la religión“, Giraldo.

Bajo esta línea podemos concluir que en la práctica todos llevamos a cabo procesos de perdón, desde situaciones pequeñas como alguien que te empujó en el transporte público a situaciones mucho más complejas como el asesinato de un ser querido…. La pregunta que debemos plantearnos es: ¿soy de los que están llamando a la violencia o soy el que ayuda a sanar?, nuestra respuesta a las situaciones más simples de nuestro día a día podrían darnos la respuesta.

Si te interesaría asistir a una de las exhibiciones de “Los Rostros del Perdón” o mejor aún llevarla a tu colegio, consulado, sitio de trabajo, etc, contacta a la fundación aquíEl próximo encuentro se realizará  en el consulado de Colombia en Bruselas,  del 4 de julio hasta el 4 de septiembre. Es una invitación abierta al público.

___

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , , , , , , , ,



3 consejos para desarrollar una atención plena [mindfullness] en tu trabajo diario

Esta entrada es una traducción de ‘Mindfulness and the Case for Monotasking, escrita por Caroline Contillo para Idealist Careers.

maxresdefault

Haciendo una cosa a la vez…

Para la mayoría de nosotros, es casi imposible dejar de hacer varias cosas al mismo tiempo. La capacidad de manejar prioridades y realizar multitareas es un requisito clave en muchos puestos de trabajo, especialmente en el sector sin fines de lucro donde una misma persona acaba desempeñando diferentes roles. 

Como Community Manager en Idealist, realizo diferentes tareas durante el día. Cuando leo artículos que hablan sobre como realizar varias cosas a la vez afecta nuestro cerebro y reduce nuestra eficiencia, no sé si reírme o meterme debajo de la mesa y echarme a llorar (o ambas cosas, si estoy haciendo varias cosas a la vez).

Desde la perspectiva de la atención plena, en inglés ‘mindfulness‘, la cual hemos explorado en este artículo y en este otro, lo ideal es hacer una sola cosa a la vez. Esto te permite estar “in the zone”, aunque esta expresión se usa usualmente para describir el rendimiento de un atleta, también puede usarse para describir la sensación de sentirse conectado con esa tarea específica.

Centrarnos en una sola cosa

Permitirnos prestar atención a una sola en lugar de a múltiples a la vez, puede ayudarnos también a sentirnos más comprometidos y apreciados. Estudios han demostrado que cuando no nos damos el tiempo ni el espacio para concentrarnos en una sola tarea, somos más propensos a cometer errores, a que nuestra memoria falle y a tender tendencia a sentirnos en estado de alerta, experimentando estrés como resultado.

Si bien puede ser ideal concentrarse en una sola tarea hasta su culminación, lo cierto es que la mayoría de nosotros tenemos que lidiar con muchas cosas urgentes durante el día. Ya que buscar un trabajo que solo te requiera realizar una sola tarea puede que no sea muy práctico, ¿cómo podemos realizar todas las tareas que necesitamos sin perder nuestra atención?

En la práctica de la atención plena o mindfulness prestamos atención a un solo objeto por un periodo largo de tiempo. Así, entrenamos nuestra concentración para que sin vacilar logre prestar atención a una sola cosa. Esta práctica también nos ayuda a ser menos reactivos cuando surgen cosas que podrían exigir nuestra atención, logrando discernir mejor sobre cómo reaccionar ante esas cosas que surgen a última hora. 

Mindfulness en el trabajo 

A continuación presento algunas sugerencias para cambiar la manera en como reaccionas frente a las cosas que necesitas hacer.

1. Entrena tu mente para centrarse en el presente 

Varios estudios han demostrado que las personas multitarea son menos propensas a retener información en el trabajo. Cuando esto sucede, es posible que resolver problemas o realizar alguna tarea creativa resulte más difícil. Si tu trabajo requiere que realices varias cosas a la vez, considera pasar algunos momentos durante el día concentrándote en una sola cosa.

Respirar siendo consientes de ello es una manera de hacer esto, ya que permite que tu mente se enfoque nada más en la sensación de la respiración. Otra forma, es concentrarte cuando comes, si estás comiendo, solo come, no mires tu teléfono, no leas el computador ni tampoco tengas una conversación relacionada con el trabajo. Quizás esto no sea práctico todos los días, pero puedes empezar con algo pequeño. Concentrarte en los sabores y textura de la comida que estás comiendo puede ayudarte a apreciar lo que está pasando en el momento presente.

2. Date un respiro

Tómate un momento para hacer una pausa entre tareas, incluso si cambias rápidamente entre ellas. De esta manera, puedes ser consciente de lo que haces en esos momentos que cambias de una tarea a otra en lugar de tratar de hacer todo a la vez. Los psicólogos lo llaman conjunto variable y se refiere a la capacidad de moverse de manera flexible entre tareas y prioridades en función de los objetivos. Para ello, debes poner atención a una tarea a la vez para luego cambiar a otra.

Tomar una pausa te permite ser consciente de lo que estás haciendo. No tiene que ser un descanso largo, incluso ponerle atención a tu respiración puede permitirte cultivar agilidad mental y flexibilidad cognitiva, lo que te permitirá cambiar tareas sin cometer errores.

3. Concéntrate en tu trabajo 

¿Trabajas en diferentes cosas a la vez porque tienes demasiado trabajo y poco tiempo? o ¿cambias de tareas porque alguna de ellas no te resulta muy interesante?. Si alguna tarea te parece aburrida, es mejor buscar otras maneras en las que te pueda llegar a interesar que tratar de dividir tu atención.  Puedes intentar reformular la tarea teniendo en cuenta su contexto, algo de lo que hablamos aquí.

También puedes intentar ver esa función o tarea que has realizado un millón de veces de una manera distinta. Quizás pienses que puedes, por ejemplo, llenar una hoja de cálculo al tiempo que hablas con un colega sobre otra cosa, pero ten en cuenta que esto solo podría distraerte y llevarte a perder detalles importantes. Priorizar de manera intencional puede asegurarte que estás actuando de acuerdo a lo que está pasando en el momento presente, en lugar de quedarte atrapado en demasiados pensamientos.

Estas son algunas ideas que pueden ayudarte a cambiar tu percepción sobre ser multitareas. Es interesante saber que los científicos han estado investigando el por qué queremos hacer más de una cosa a la vez y han encontrado que realizar varias tareas al tiempo nos hace sentir mejor, incluso si el resultado no es el mejor, asegura el investigador Zheng Wang. Al final, decidir cómo afrontar las cosas que tenemos que hacer, tiene que ver con ser conscientes de cómo y dónde poner nuestra atención.

___

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Encuéntranos también en Facebook y Twitter.

Tags: , , , , , ,



10 preguntas que debes hacerte para sacar lo mejor de tu experiencia como voluntario

Siempre está bien para y hacerse buenas preguntas...

Siempre está bien para y hacerse buenas preguntas…

Esta entrada es una traducción/adaptación de: 10 Questions to Maximize Your Volunteer Experience, escrita por Jhia Jackson para Idealist Careers.

Son numerosas las razones por las que las personas deciden practicar el voluntariado. Apoyar una causa, practicar la empatía o ganar experiencia profesional, pueden ser algunas de ellas.

Emplear tu tiempo, conocimientos y energía colaborando con una organización, puede resultar una buena experiencia, pero puede también acabar siendo agotador si tanto tú como la organización no están totalmente listos para establecer un compromiso. Aquí van 10 preguntas que puedes hacerte antes y durante tu voluntariado para asegurarte que estás preparado para sacar lo máximo de esta experiencia.

Antes de comenzar tu voluntariado…

1.¿Por qué quiero ser voluntario y por qué elegir esta oportunidad?

Ten claro por qué estás eligiendo un voluntariado, qué es lo que vas a ser capaz de aportar y qué quieres ganar de la experiencia. Busca y compara oportunidades hasta que des con aquello con lo que más te interesa involucrarte. Cuando elijas una, identifica el por qué estás eligiendo esa oportunidad en particular. Tener todo esto claro se convertirá en tu guía para tomar decisiones durante tu voluntariado y entender el valor en conjunto de toda la experiencia.

2.¿Qué sé de esta organización?

Familiarízate con aquello a lo que te comprometes con la organización en su conjunto, no solo te fijes en la misión o en cuál es tu interés particular. Aprender todo lo que puedas sobre la organización, sus metas, quienes trabajan o colaboran allí, te ayudará a apreciar mejor tus valores como voluntario e identificar posibilidades para continuar colaborando en el futuro.

3. ¿Qué sé de los programas de voluntariado de esta organización?

Si la organización cuenta con un programa de voluntariado, intenta conseguir toda la información que puedas. Esto te ayudará a identificar oportunidades de las que no eras consciente y crear una relación duradera con la organización. Si no tienen un programa de voluntariado establecido como tal, intenta conocer más cómo trabajan con los voluntarios.

4. ¿A qué me estoy comprometiendo exactamente?

Incluso si tu organización no tiene una descripción formal sobre el trabajo que vas a realizar, trata de tener una conversación con quien vaya a coordinar las labores de voluntariado para clarificar qué es lo que se espera de ti. Cuanto más detallada sea la respuesta que obtengas, más sólido y realista será el compromiso que puedas establecer con ellos (esto beneficia a ambas partes). Si acabas aceptando el compromiso como voluntario que hará que le prestes menos atención a aspectos de tu vida que también son importantes, acabarás resentido y cansado. Esto no ayuda a nadie. Sé muy claro contigo y con ellos sobre qué sí puedes hacer, y qué no.

Durante tu experiencia de voluntariado… 

Jhia Jackson en una imagen colaborando con la organización 'Kilimanjaro Young Girls in Need'

Jhia Jackson en una imagen colaborando con la organización ‘Kilimanjaro Young Girls in Need’

5. ¿Por qué otras razones podría yo estar haciendo esto?

¡Sueña en grande!. Las experiencias de voluntariado suelen ser de “bajo riesgo y alta recompensa”. Ahora que ya conoces cuáles son tus principales motivaciones para elegir esta experiencia de voluntariado en concreto, familiarízate con la organización, pregúntate si ya estás persiguiendo una meta mayor con la que esta oportunidad te puede ayudar.

Por ejemplo, cuando comencé mi voluntariado con la organización ‘Kilimanjaro Young Girls in Need‘, estaba principalmente interesada en aprender más sobre su cultura, ganar experiencia enseñando y forzándome a mi misma a salir de mi zona de confort. Cuando comencé a conocer más sobre la organización, me di cuenta que mi experiencia en el campo de la danza, representaba más que una buena manera que conectar con las niñas y enseñar, se convirtió en una manera en que pude enlazar mis intereses académicos con una carrera creativa y que me llenaba. Desde entonces, he continuado encontrando maneras de integrar mi pasión por la danza y la educación al mismo tiempo.

6.¿Qué valor real puedo aportar a la organización?

En un mundo ideal, la persona que coordina a los voluntarios te recordará cada día lo valioso que eres y lo que la organización aprecia lo que estás haciendo. Sin embargo, si somos realistas, la mayoría de las veces se pasa el día y no se encuentra el tiempo o todo el mundo anda ocupado en otras cosas. Identifica por qué tu trabajo aporta valor a la misión de la organización y piensa en esto cuando sientas que nadie está notando tu aportación. Ser consciente de tu valor, puede ayudarte a mantener tu motivación en tiempos difíciles.

7. ¿Cuál es mi potencial dentro de esta organización?

Crea una experiencia enriquecedora donde tu aportación personal es valorada notando cuáles son las necesidades no cubiertas de la organización. Esto te ayudará a definir cuál puede ser tu mejor aportación a la organización y comunicarlas al coordinador de los voluntarios. Si tu valor real y tu valor potencial están alineados, entonces considera que lo que puedes aportar puede ir más allá de lo que dura tu experiencia como voluntariado. Puedes acabar siendo donante regular, recomendar la organización a otros, o un día encontrarte en una situación en la que puedas crear oportunidades para la organización que actualmente no existen.

8. ¿Qué hago para mantener el valor que aporto y qué necesito hacer para desarrollar mejor mi potencial?

Analiza todos los puntos: a qué te has comprometido, por qué es importante para ti hacer esto y cómo es que tu participación con la organización puede tener un impacto positivo a largo plazo. Esto puede servirte de ancla cada vez que te sientas perdido en tu rol, o si necesitas motivación para mantener tu compromiso.

9. ¿Con quién dentro de la organización me siento más cómodo cuando tengo que comunicar algo? ¿Quién/quiénes son mis aliados?

Identifica quién puede ser tu confidente y haz uso de él/ella. No te guardes problemas o pequeñas victorias para ti mismo. Compártelas con alguien que te haga sentir cómodo, esa persona puede ayudarte o simplemente celebrar esos pequeños éxitos contigo. Cuanto más te comuniques, más posibilidades de que puedas crear relaciones donde ambas partes obtengan un beneficio.

10. ¿Cómo describiría esta experiencia a alguien cercano a mi?

Intenta reflexionar sobre la experiencia cuando aún estás en en una situación de voluntariado. Si alguien cercano te preguntase sobre lo que haces, ¿tendrías algo malo que decir? Puedes pensar en algo como… “Si lo hubiera sabido antes habría….” o “Me gustaría poder tener…”. Si esto es así, haz algo al respecto mientras puedas. Si tu repuesta incluye demasiados símbolos de exclamación, sonrisas y buenos momentos, entonces simplemente, disfruta y aprecia la experiencia en la que has decidido embarcarte.

___

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , ,



5 interesantes razones por las que las personas no donan

dinero

¿Qué otras razones más allá del dinero llevan a las personas a no donar?

Cuando pensamos en las razones por las que las personas no donan, se nos vienen a la cabeza ideas como la falta de dinero, la poca credibilidad en las instituciones, la falta de información, etc… Sin pensar que quizás existen otros argumentos, que aunque menos comunes, hacen que algunas personas decidan no donar a organizaciones sin fines de lucro.

En esta entrada hablaremos de 5 de las 10 expuestas por la organización The Life You Can Safe y algunos argumentos que podrían desmentir estos ‘mitos’ o razones por las que algunas personas aseguran es mejor no donar.

  1. Ayudar contribuye a la sobrepoblación en el mundo

Varias personas aseguran que la sobrepoblación en el mundo nos llevará a nuestra propia extinción por la falta de recursos, por lo que consideran que ayudar, es de alguna manera ‘perjudicial’ para nuestro futuro. Frente a este argumento, Hans Rosling, doctor, académico y conferencista, asegura que es todo lo contrario: donar o contribuir a salvar a los niños pobres, disminuye la sobrepoblación ya que mediante la reducción de las tasas de mortalidad infantil, la mejora de la calidad de vida y el acceso a la anticoncepción (educación), se puede reducir la tasa de natalidad mientras se lucha contra la pobreza extrema. En este video (en inglés), explica al detalle su posición. 

  1.  La gente debe resolver sus propios problemas como pueda

Esta idea viene de pensar que ayudar o el llamado asistencialismo no genera desarrollo a largo plazo, pues el progreso está estrechamente vinculado con las estructuras políticas y económicas de cada nación, “sin infraestructuras estables, será difícil, si no imposible salir de la pobreza , no importa lo duro que trabajes o el talento que tengas“, Peter Singer, The Life You Can Save.

Quienes se oponen a este argumento aseguran que no se trata de no ayudar, sino de saber hacerlo, construyendo soluciones entre las partes involucradas (organización benefactora y beneficiario), de este modo la comunidad pueda luego caminar por su propia cuenta. Tal como el dicho bíblico ‘enseña a un hombre a pescar y lo alimentarás para toda la vida’.

  1. Mi donación no va a cambiar el mundo 

Un argumento válido para muchos, en especial para aquellos que consideran que en la mayoría de los casos es más el esfuerzo que se necesita para donar, que los resultados que se obtienen. Sin embargo, nuevos conceptos como las donaciones en cadena, en inglés, crowdfunding, demuestran que al unir pequeñas donaciones, sí se puede hacer la diferencia. La madre Teresa de Calcuta decía “a veces sentimos que lo hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara esa gota” haciendo referencia a que todo gesto ayuda, aunque sea mínimo.

Quienes están en contra de esta razón, también aseguran que lo importante es saber cómo destinar tu ayuda. De ello habla precisamente el altruismo efectivo en donde se busca donar inteligentemente, maximizando nuestra capacidad de ayuda. Si eres curioso(a), y te gustaría ‘calcular’ el potencial de tu ayuda, utiliza este calculador, que aunque en inglés y basado en el dólar, te puede dar una idea del impacto que tu pequeña donación puede alcanzar.

  1. Las ONG en realidad no resuelven problemas, solo se focalizan en las causas

Si bien, para resolver problemas complejos como la pobreza o el desplazamiento forzado se necesitan acciones que van más allá de la capacidad y deber de las ONG, también es cierto que el tercer sector es una pieza fundamental que puede lograr cambios a gran escala, incluso cuando los problemas no se erradiquen por completo.

Existen miles de organizaciones a las que puedes donar, en muchos casos puedes inclusive decidir hacia dónde específicamente dirigir tus fondos (administrativos, casos particulares, partes de un proyecto en específico, etc). En este artículo podrás consultar páginas web que te permiten verificar organizaciones sin fines de lucro, acceder a consejos para elegir cómo y dónde donar.

  1. Ayudar es responsabilidad de los gobiernos, no de las personas

Los gobiernos existen para regular y brindar una vida digna a sus ciudadanos, lamentablemente no todos cumplen, por diferentes razones. En base a esto, muchas organizaciones sin ánimo de lucro nacen con el firme propósito de incidir en las políticas públicas, procurando que el gobierno se haga responsable de las necesidades de sus ciudadanos, algunos ejemplos de este tipo de organizaciones son: Project Healthy Children, DemocracyOs, Civio o Ciudadano Inteligente.

También existen movimientos ciudadanos, que aunque informales son sin ánimo de lucro, y buscan incidir políticamente, alzando la voz a favor de los ciudadanos. No olvidemos que los gobiernos están constituidos por personas, y cuando algo falla, siempre es bueno recordarles de forma organizada (a través de organizaciones o movimientos), sus deberes.

Desde tu punto de vista, ¿crees que estás razones son válidas para soportar la falta de donaciones o estás de acuerdo con los contraargumentos planteados anteriormente? ¡Déjanos tus comentarios!

___

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , , , , ,



¿Estás alimentando, sin querer, el círculo de hambruna de las ONG?

struggle

¿Podemos detener el círculo de la hambruna de las ONG?

Pocas subvenciones tienen en cuenta los costos administrativos que se generan cuando se está trabajando en un proyecto o iniciativa social, dejando muy claro en sus convocatorias que el dinero otorgado solo se puede utilizar en el proyecto como tal, sin considerar los gastos indirectos que necesita una ONG y/o un proyecto social para mantener su estructura, (pago de honorarios, viáticos, etc).

Esta falta de recursos orientados a la estructura y mantenimiento de la organización y quienes trabajan en ella, se conoce como  “The Starvation Cycle“, o el círculo de la hambruna, en donde las ONG carecen de una infraestructura digna para funcionar como organizaciones que trabajan por el bien social.

Esto genera según el artículo “The Starvation Cycle“:

  • Falsas expectativas por parte de los donantes que no tienen claro lo que implica y cuánto dinero cuesta mantener una organización.
  • Pagos atrasados y/o pagos inferiores a los colaboradores de las ONG ya que las organizaciones entran en un estado de supervivencia.
  • Contratar personal no calificado ya que no se cuenta con los recursos financieros disponibles para contratar personal especializado.

Esto no solo genera deficiencias en el desempeño de la iniciativa o proyecto social, también estrés organizacional ocasionado por la necesidad de cumplir con las expectativas del donante bajo la presión económica de no poder cubrir todos los gastos en su totalidad. Es así, como se termina alimentando este círculo en donde las fundaciones o donantes siempre esperan que las organizaciones hagan más con menos recursos.

Es claro, nos falta más concientización frente a las necesidades propias de las organizaciones sociales, no solo por parte de las grandes fundaciones sino también de los pequeños donantes, quienes sin tener muy claro lo que se requiere para mantener una organización, prefieren que su dinero se destine en su totalidad al proyecto social de su interés y no a los gastos administrativos, considerados gastos indirectos.

Sin embargo, no solo las fundaciones o donantes individuales alimentan este círculo, también lo hacemos nosotras, las ONG. Según un estudio realizado a más de 220,000 organizaciones, más de la tercera parte de las organizaciones no reporta los costos administrativos, solo 1 de  8 reportó costos generales o administrativos, ya sea por miedo a perder los subsidios o por consejo de sus contables.

Por suerte, el círculo parece estar empezando a dar otro giro, aunque muy lentamente. Un ejemplo reciente es lo que la Fundación Ford ha venido realizando desde principios del 2016, fecha desde la cual ha incrementado las ayudas destinadas a los gastos indirectos asociados con las ONG , con ello se espera, según Darren Walker, presidente de la fundación, “fomentar un diálogo más honesto sobre los costos reales asociados al funcionamiento de las organizaciones“.

Dentro de este panorama, existen tres bloques visibles; las fundaciones, los donantes individuales y las organizaciones, todos hacen parte del círculo de hambruna del tercer sector, ahora la pregunta sería: ¿cuál es tu responsabilidad o papel desde tu posición para romper con este círculo?

___

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , , , ,



3 claves para crear presentaciones efectivas

presentacion

¿De aburrida a excelente?, ten en cuenta estos tres puntos

La diferencia entre una buena presentación y una mala presentación puede determinar que acabes recaudando más fondos, que más voluntarios se sumen a tu causa o conseguir que una empresa local acepte financiar uno de tus eventos. En definitiva, va mucho más allá de la sensación que se lleva el que escucha.

Seguro que alguna vez has asistido a presentaciones. Si has tenido suerte algunas te habrán emocionado, las recuerdas, es posible que hasta cambió algo en ti, tu comportamiento o forma de pensar o incluso te llevaste un buen aprendizaje. Si no fuiste tan afortunado(a), es posible que hayas asistido a presentaciones que no te causaron ni frío ni calor, que te aburrieron, con demasiados números, o demasiadas diapositivas que el presentador lee como si los demás no supiésemos leer.

La pregunta entonces es: ¿cómo podemos crear más presentaciones de las primeras, en lugar de seguir generando y sufrir más de las segundas?

Andy Goodman nos cuenta muchas cosas en su libro “Por qué las malas presentaciones es algo común entre las buenas causas”. Durante mucho tiempo se ha dedicado a recopilar experiencias, tendencias, maneras de hacer… Un día quiso dar respuesta a varias preguntas, la principal: ¿por qué gente que es brillante acaba generando presentaciones tan aburridas? ¿Qué les falta? Fue más allá y comenzó a preguntar a mucha gente: ¿cuál es una o dos cosas que según tú convierte a una presentación en excelente? Estas son las 3 cosas que después de mucho probar, ver, leer y comparar respuestas, Andy Goodman considera las claves para que tu presentaciones pasen del aburrimiento a la excelencia:

  1. Interacción: las personas aprecian y parecen disfrutar cuando el ritmo no lo lleva siempre el que presenta sino que el presentador aprovecha su posición precisamente para generar interacciones con la audiencia y más allá, la audiencia entre ellos mismos.
  2. Claridad: buena estructura, organización, claridad al fin y al cabo sobre lo que se está tratando de transmitir es la segunda de las cosas que agradece quien escucha. Una de las respuestas a la encuesta indicaba “Claridad de tres o cuatro puntos bien estructurados, qué es lo que el presentador quiere que la audiencia se lleve consigo, aderezado con alguna metáfora o anécdota, definitivamente ayuda”
  3. Entusiasmo: las respuestas podían mostrar las palabras pasión, energía, carisma, dinamismo… al final la conclusión es común, los presentadores que comparten su entusiasmo sobre el tema presentado, son los que más capaces son de enganchar a su audiencia.

Más allá de estos tres puntos, la encuesta mostró aspectos como el humor, el uso de historias, la relevancia o el uso de elementos visuales de calidad como aspectos que hicieron para ellos que una presentación fuese relevante.

En tu opinión y pensando en las presentaciones que has tenido la oportunidad de asistir, ¿qué es aquello que te parece más importante para conseguir de tu audiencia aquello que deseas?

___

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

 

Tags: , , , ,



5 cosas que como voluntario debes evitar

124H

¿Eres o quieres ser voluntario? Evita estas 5 cosas…

Como voluntarios, a veces el entusiasmo que nos genera comenzar algo nuevo y serle útil a una causa social no nos deja ver ciertas cosas. No debemos olvidar que nuestra ayuda no debe superar nuestra objetividad y tampoco debe subir nuestro ego a tal punto que terminemos siendo una carga para la organización que nos acoge. En general e idealmente se pide que el voluntario evite:

  • Decir que sabe algo y realice dicha tarea sin la preparación necesaria – a muchos les parecería normal este hecho, sin embargo, puede llegar a ser muy serio si la tarea es especialmente importante y demandante de un conocimiento especifico. Siempre sé sincero sobre lo que puedes o no realizar y si te gustaría hacer algo pero no posees el conocimiento, demuestra tu interés, muchas organizaciones lo apreciarán y te permitirán aprender poco a poco.
  • Involucrarse emocionalmente – debemos respetar los límites de nuestra ayuda como voluntarios, aunque en ocasiones podemos ser testigos de situaciones muy duras y realidades que sin duda nos llegan al corazón, debemos saber mantener las distancias y no permitir que la experiencia como voluntarios afecte nuestra vida personal de manera negativa.
  • Tomarse atribuciones que no le corresponden– estamos allí para ayudar pero no para obstaculizar las tareas de la organización, no te tomes atribuciones que no te corresponden, como pensar que por el hecho de ser voluntario deben tener un trato exclusivo contigo sobre otras personas. Al contrario, la humildad y la sencillez deben ser tus piezas esenciales en este tipo de experiencia.
  • Exigir más de lo que se debe – como voluntario tienes derechos pero también responsabilidades. No exijas más por el hecho de que no estás recibiendo dinero a cambio de tu ayuda, ten en cuenta lo que la organización puede ofrecer y no olvides que si estás allí es porque necesitan que les ayudes, no para ser una carga más a sus labores diarias.
  • No respetar la privacidad de la organización y sus reglas – así como las personas, las organizaciones también necesitan que todos sus colaboradores respeten su privacidad, sé muy precavido con la información confidencial que manejas y ten en cuenta también la información privada de colaboradores y beneficiarios.

Estas son algunas de las reglas generales que debes tener presente. Sin embargo, no olvides que pueden existir reglas especificas que varían según el tipo de voluntariado, tareas a desempeñar, organización con la que colaboras y los programas o proyectos que llevas a cabo. Como organización, ¿qué otras cosas esperarías que tus voluntarios eviten realizar?.

___

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , , , ,



¿Esta tu organización preparada para implementar un programa de voluntariado?

programadevoluntariado

Hazte estas 7 preguntas

El voluntariado es un acto solidario que mueve cientos y miles de organizaciones alrededor del mundo. Sin embargo, no todas se toman el tiempo para sentar una base sólida que les permita no solo sacar lo mejor de sus programas y convocatorias, sino hacer que estas contribuyan al alcance de su misión, y les ayude a ser percibidas como organizaciones auténticas, organizadas y de alto impacto.

Así como las organizaciones necesitamos ayuda, los voluntarios también. Ya sea que quieran sentirse útiles socialmente, deseen aprender cosas nuevas o busquen experiencia profesional, ellos y ellas también tienen expectativas. Es así como trabajar con voluntarios no debe llevarse a la ligera, es conveniente contar con un plan de acción y una estructura de objetivos, expectativas, tareas y métricas de planeación y evaluación.

Antes de pensar en convocar voluntarios o crear programas de voluntariado dentro de tu organización, hazte estas preguntas clave:

  1. ¿Por qué tu organización quiere voluntarios?
  2. ¿Han tenido voluntarios anteriormente?, si así es, ¿qué y qué no funcionó?
  3. ¿Qué características debe tener tu voluntario ideal?
  4. ¿Qué quieres lograr con la ayuda de tus voluntarios?
  5. ¿Cómo crees que un programa de voluntariado ayudará a la realización de tu misión y objetivos?
  6. ¿Tienes a una o más personas (dependiendo el volumen de voluntarios) encargada de guiar/introducir/dar reconocimiento y evaluar el desempeño de los voluntarios?
  7. ¿Tienes claro el tipo de tareas que realizará el voluntario y como contribuirán a alcanzar los objetivos planteados?

Si la respuesta a la mayoría de las preguntas es , da el siguiente paso. De lo contrario, vale la pena parar y reflexionar qué nos falta. Crear un programa o convocar voluntarios sin contar con una estructura puede, entre otras cosas:

  • Perjudicar la imagen de la organización – serás vista como organización desorganizada, que no tiene claro lo que quiere ni cómo establecer objetivos.
  • Pierdes talento – si no conoces qué quieres sacar de tus voluntarios, no podrás sacar lo mejor de ellos.
  • Pierdes colaboración a largo plazo – aunque encuentres voluntarios, es muy posible que pierdas su colaboración e interés rápidamente ya que sus expectativas no serán cumplidas a cabalidad.
  • Se dificulta el logro de los objetivos – quizás logras alcanzar tareas o culminar ciertas actividades pero no objetivos claros y a largo plazo.
  • Pierdes oportunidades de avance – sin medir es muy difícil mejorar, jamás podrás conocer realmente el impacto y alcance de tus voluntarios, así como las fortalezas y debilidades de tu organización.
  • Te vuelves una organización reactiva – planificar te ayuda a prevenir posibles problemas, analizar tu desempeño te ayuda a mejorar. Sin planificar y evaluar empiezas a reaccionar a los problemas a medida que se dan y no aprendes a prevenirlos.

Son muchas las razones que como organización deben llevarte a plantearte si realmente necesitas convocar voluntarios.  Si no necesitas voluntarios de manera recurrente pero aún necesitas ayudas puntuales, déjales saber que es un ayuda puntual y empieza creando una base de datos. Existen tareas que aunque pequeñas te ayudarán a que cuando necesites desarrollar un plan sea más fácil empezar.

___

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , , , ,