¿Estás alimentando, sin querer, el círculo de hambruna de las ONG?

struggle

¿Podemos detener el círculo de la hambruna de las ONG?

Pocas subvenciones tienen en cuenta los costos administrativos que se generan cuando se está trabajando en un proyecto o iniciativa social, dejando muy claro en sus convocatorias que el dinero otorgado solo se puede utilizar en el proyecto como tal, sin considerar los gastos indirectos que necesita una ONG y/o un proyecto social para mantener su estructura, (pago de honorarios, viáticos, etc).

Esta falta de recursos orientados a la estructura y mantenimiento de la organización y quienes trabajan en ella, se conoce como  “The Starvation Cycle“, o el círculo de la hambruna, en donde las ONG carecen de una infraestructura digna para funcionar como organizaciones que trabajan por el bien social.

Esto genera según el artículo “The Starvation Cycle“:

  • Falsas expectativas por parte de los donantes que no tienen claro lo que implica y cuánto dinero cuesta mantener una organización.
  • Pagos atrasados y/o pagos inferiores a los colaboradores de las ONG ya que las organizaciones entran en un estado de supervivencia.
  • Contratar personal no calificado ya que no se cuenta con los recursos financieros disponibles para contratar personal especializado.

Esto no solo genera deficiencias en el desempeño de la iniciativa o proyecto social, también estrés organizacional ocasionado por la necesidad de cumplir con las expectativas del donante bajo la presión económica de no poder cubrir todos los gastos en su totalidad. Es así, como se termina alimentando este círculo en donde las fundaciones o donantes siempre esperan que las organizaciones hagan más con menos recursos.

Es claro, nos falta más concientización frente a las necesidades propias de las organizaciones sociales, no solo por parte de las grandes fundaciones sino también de los pequeños donantes, quienes sin tener muy claro lo que se requiere para mantener una organización, prefieren que su dinero se destine en su totalidad al proyecto social de su interés y no a los gastos administrativos, considerados gastos indirectos.

Sin embargo, no solo las fundaciones o donantes individuales alimentan este círculo, también lo hacemos nosotras, las ONG. Según un estudio realizado a más de 220,000 organizaciones, más de la tercera parte de las organizaciones no reporta los costos administrativos, solo 1 de  8 reportó costos generales o administrativos, ya sea por miedo a perder los subsidios o por consejo de sus contables.

Por suerte, el círculo parece estar empezando a dar otro giro, aunque muy lentamente. Un ejemplo reciente es lo que la Fundación Ford ha venido realizando desde principios del 2016, fecha desde la cual ha incrementado las ayudas destinadas a los gastos indirectos asociados con las ONG , con ello se espera, según Darren Walker, presidente de la fundación, “fomentar un diálogo más honesto sobre los costos reales asociados al funcionamiento de las organizaciones“.

Dentro de este panorama, existen tres bloques visibles; las fundaciones, los donantes individuales y las organizaciones, todos hacen parte del círculo de hambruna del tercer sector, ahora la pregunta sería: ¿cuál es tu responsabilidad o papel desde tu posición para romper con este círculo?

___

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , , , ,



3 claves para crear presentaciones efectivas

presentacion

¿De aburrida a excelente?, ten en cuenta estos tres puntos

La diferencia entre una buena presentación y una mala presentación puede determinar que acabes recaudando más fondos, que más voluntarios se sumen a tu causa o conseguir que una empresa local acepte financiar uno de tus eventos. En definitiva, va mucho más allá de la sensación que se lleva el que escucha.

Seguro que alguna vez has asistido a presentaciones. Si has tenido suerte algunas te habrán emocionado, las recuerdas, es posible que hasta cambió algo en ti, tu comportamiento o forma de pensar o incluso te llevaste un buen aprendizaje. Si no fuiste tan afortunado(a), es posible que hayas asistido a presentaciones que no te causaron ni frío ni calor, que te aburrieron, con demasiados números, o demasiadas diapositivas que el presentador lee como si los demás no supiésemos leer.

La pregunta entonces es: ¿cómo podemos crear más presentaciones de las primeras, en lugar de seguir generando y sufrir más de las segundas?

Andy Goodman nos cuenta muchas cosas en su libro “Por qué las malas presentaciones es algo común entre las buenas causas”. Durante mucho tiempo se ha dedicado a recopilar experiencias, tendencias, maneras de hacer… Un día quiso dar respuesta a varias preguntas, la principal: ¿por qué gente que es brillante acaba generando presentaciones tan aburridas? ¿Qué les falta? Fue más allá y comenzó a preguntar a mucha gente: ¿cuál es una o dos cosas que según tú convierte a una presentación en excelente? Estas son las 3 cosas que después de mucho probar, ver, leer y comparar respuestas, Andy Goodman considera las claves para que tu presentaciones pasen del aburrimiento a la excelencia:

  1. Interacción: las personas aprecian y parecen disfrutar cuando el ritmo no lo lleva siempre el que presenta sino que el presentador aprovecha su posición precisamente para generar interacciones con la audiencia y más allá, la audiencia entre ellos mismos.
  2. Claridad: buena estructura, organización, claridad al fin y al cabo sobre lo que se está tratando de transmitir es la segunda de las cosas que agradece quien escucha. Una de las respuestas a la encuesta indicaba “Claridad de tres o cuatro puntos bien estructurados, qué es lo que el presentador quiere que la audiencia se lleve consigo, aderezado con alguna metáfora o anécdota, definitivamente ayuda”
  3. Entusiasmo: las respuestas podían mostrar las palabras pasión, energía, carisma, dinamismo… al final la conclusión es común, los presentadores que comparten su entusiasmo sobre el tema presentado, son los que más capaces son de enganchar a su audiencia.

Más allá de estos tres puntos, la encuesta mostró aspectos como el humor, el uso de historias, la relevancia o el uso de elementos visuales de calidad como aspectos que hicieron para ellos que una presentación fuese relevante.

En tu opinión y pensando en las presentaciones que has tenido la oportunidad de asistir, ¿qué es aquello que te parece más importante para conseguir de tu audiencia aquello que deseas?

___

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

 

Tags: , , , ,



5 cosas que como voluntario debes evitar

124H

¿Eres o quieres ser voluntario? Evita estas 5 cosas…

Como voluntarios, a veces el entusiasmo que nos genera comenzar algo nuevo y serle útil a una causa social no nos deja ver ciertas cosas. No debemos olvidar que nuestra ayuda no debe superar nuestra objetividad y tampoco debe subir nuestro ego a tal punto que terminemos siendo una carga para la organización que nos acoge. En general e idealmente se pide que el voluntario evite:

  • Decir que sabe algo y realice dicha tarea sin la preparación necesaria – a muchos les parecería normal este hecho, sin embargo, puede llegar a ser muy serio si la tarea es especialmente importante y demandante de un conocimiento especifico. Siempre sé sincero sobre lo que puedes o no realizar y si te gustaría hacer algo pero no posees el conocimiento, demuestra tu interés, muchas organizaciones lo apreciarán y te permitirán aprender poco a poco.
  • Involucrarse emocionalmente – debemos respetar los límites de nuestra ayuda como voluntarios, aunque en ocasiones podemos ser testigos de situaciones muy duras y realidades que sin duda nos llegan al corazón, debemos saber mantener las distancias y no permitir que la experiencia como voluntarios afecte nuestra vida personal de manera negativa.
  • Tomarse atribuciones que no le corresponden– estamos allí para ayudar pero no para obstaculizar las tareas de la organización, no te tomes atribuciones que no te corresponden, como pensar que por el hecho de ser voluntario deben tener un trato exclusivo contigo sobre otras personas. Al contrario, la humildad y la sencillez deben ser tus piezas esenciales en este tipo de experiencia.
  • Exigir más de lo que se debe – como voluntario tienes derechos pero también responsabilidades. No exijas más por el hecho de que no estás recibiendo dinero a cambio de tu ayuda, ten en cuenta lo que la organización puede ofrecer y no olvides que si estás allí es porque necesitan que les ayudes, no para ser una carga más a sus labores diarias.
  • No respetar la privacidad de la organización y sus reglas – así como las personas, las organizaciones también necesitan que todos sus colaboradores respeten su privacidad, sé muy precavido con la información confidencial que manejas y ten en cuenta también la información privada de colaboradores y beneficiarios.

Estas son algunas de las reglas generales que debes tener presente. Sin embargo, no olvides que pueden existir reglas especificas que varían según el tipo de voluntariado, tareas a desempeñar, organización con la que colaboras y los programas o proyectos que llevas a cabo. Como organización, ¿qué otras cosas esperarías que tus voluntarios eviten realizar?.

___

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , , , ,



¿Esta tu organización preparada para implementar un programa de voluntariado?

programadevoluntariado

Hazte estas 7 preguntas

El voluntariado es un acto solidario que mueve cientos y miles de organizaciones alrededor del mundo. Sin embargo, no todas se toman el tiempo para sentar una base sólida que les permita no solo sacar lo mejor de sus programas y convocatorias, sino hacer que estas contribuyan al alcance de su misión, y les ayude a ser percibidas como organizaciones auténticas, organizadas y de alto impacto.

Así como las organizaciones necesitamos ayuda, los voluntarios también. Ya sea que quieran sentirse útiles socialmente, deseen aprender cosas nuevas o busquen experiencia profesional, ellos y ellas también tienen expectativas. Es así como trabajar con voluntarios no debe llevarse a la ligera, es conveniente contar con un plan de acción y una estructura de objetivos, expectativas, tareas y métricas de planeación y evaluación.

Antes de pensar en convocar voluntarios o crear programas de voluntariado dentro de tu organización, hazte estas preguntas clave:

  1. ¿Por qué tu organización quiere voluntarios?
  2. ¿Han tenido voluntarios anteriormente?, si así es, ¿qué y qué no funcionó?
  3. ¿Qué características debe tener tu voluntario ideal?
  4. ¿Qué quieres lograr con la ayuda de tus voluntarios?
  5. ¿Cómo crees que un programa de voluntariado ayudará a la realización de tu misión y objetivos?
  6. ¿Tienes a una o más personas (dependiendo el volumen de voluntarios) encargada de guiar/introducir/dar reconocimiento y evaluar el desempeño de los voluntarios?
  7. ¿Tienes claro el tipo de tareas que realizará el voluntario y como contribuirán a alcanzar los objetivos planteados?

Si la respuesta a la mayoría de las preguntas es , da el siguiente paso. De lo contrario, vale la pena parar y reflexionar qué nos falta. Crear un programa o convocar voluntarios sin contar con una estructura puede, entre otras cosas:

  • Perjudicar la imagen de la organización – serás vista como organización desorganizada, que no tiene claro lo que quiere ni cómo establecer objetivos.
  • Pierdes talento – si no conoces qué quieres sacar de tus voluntarios, no podrás sacar lo mejor de ellos.
  • Pierdes colaboración a largo plazo – aunque encuentres voluntarios, es muy posible que pierdas su colaboración e interés rápidamente ya que sus expectativas no serán cumplidas a cabalidad.
  • Se dificulta el logro de los objetivos – quizás logras alcanzar tareas o culminar ciertas actividades pero no objetivos claros y a largo plazo.
  • Pierdes oportunidades de avance – sin medir es muy difícil mejorar, jamás podrás conocer realmente el impacto y alcance de tus voluntarios, así como las fortalezas y debilidades de tu organización.
  • Te vuelves una organización reactiva – planificar te ayuda a prevenir posibles problemas, analizar tu desempeño te ayuda a mejorar. Sin planificar y evaluar empiezas a reaccionar a los problemas a medida que se dan y no aprendes a prevenirlos.

Son muchas las razones que como organización deben llevarte a plantearte si realmente necesitas convocar voluntarios.  Si no necesitas voluntarios de manera recurrente pero aún necesitas ayudas puntuales, déjales saber que es un ayuda puntual y empieza creando una base de datos. Existen tareas que aunque pequeñas te ayudarán a que cuando necesites desarrollar un plan sea más fácil empezar.

___

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , , , ,



5 errores graves que las ONG cometen en la medición de campañas online

mediciondeestrategias

¿Qué podría estar pasando por alto?

Diseñar e implementar campañas online ya sea para un evento, una estrategia de concientización o de recaudación fondos, puede suponer mucho tiempo y esfuerzo. Para asegurarnos que nuestros esfuerzos vayan en la dirección correcta, es necesario realizar medición de impacto, pero no cualquiera, una medición que te permita obtener datos claves que nos lleven a lograr los resultados que deseamos.

Estos son algunos errores que como organizaciones podemos estar pasando por alto:

1. Querer medirlo todo o no medir nada – irse a cualquier de los extremos es un error común, para mejorar es necesario medir, pero siendo cauteloso, sabiendo qué tiene más sentido medir dependiendo de aquello que se quiere conseguir. Por ejemplo, si es una campaña online para adquirir voluntarios, qué tendría más sentido medir, el número de retweets de tus tweets o el número de personas que te han contactado porque han visto tus tweets y están interesadas en ser voluntarios. Trata de medir de 3 a 5 métricas que tengan sentido dependiendo de tu estrategia.

2. Poner más énfasis en adquirir que en retener usuarios – con frecuencia se piensa que más es mejor, pero no siempre es así, a veces menos es más cuando se le agrega calidad. Por ejemplo, en el caso de nuestras campañas de recaudación de fondos, aunque la adquisición de donantes es importante, no debemos restarle importancia a la retención. Tener donantes constantemente motivados a donar, con trayectoria y que se identifican con la causa es más importante que esforzarse en adquirir nuevos. Lo mejor es balancear los dos, y a la hora de medir el éxito de una campaña, tener en cuenta cuántos de nuestros voluntarios, donantes o usuarios regresan.

3. Olvidar evaluar de dónde vienen los resultados – ¿qué canal es más exitoso, no solo en clics sino en interacción y tasa de conversión? La respuesta no puede basarse solo en una apreciación a simple vista ‘sentimos que nos funciona más Facebook o Twitter’. Debes basarte en números que puedan brindarte información clave para saber el tipo de mensaje y canal que debes utilizar de acuerdo al tipo de resultados que quieres obtener. No necesitas subscribirte a una herramienta de gestión de medios para adquirir estos números. En el caso de Facebook, puedes acceder a sus métricas gratuitas o utilizar bittly para crear enlaces personalizados por red social y que luego podrás analizar sin costo.

4. No tener en cuenta la relación costos vs. el retorno – en ocasiones aunque se cuente con un monto específico para una campaña, no se tiene en cuenta los costos individuales por tarea. Por ejemplo, tiempo invertido en elaborar gráficas para los medios sociales o programas utilizados para enviar comunicaciones masivas a través de correo, etc. Si no tienes en cuenta el primer punto (qué tipo de resultados se obtienen mejor en cada canal online), no podrás hacer la correcta distribución de tus costos y por ende, no medirlos al final de tu campaña.

5. Cómo los resultados de tu campaña ayudan a alcanzar la misión de tu organización – todo lo que hace tu organización debe tener una lógica, que no puede ser otra que ser coherente con su misión. Analizar qué tanto se ha ayudado a cumplir la misión de la organización en cada campaña o proyecto es un ejercicio maravilloso, que permitirá no solo recordar hacia dónde deben dirigirse los esfuerzos, sino obtener métricas que lleven a mejorar las actividades y proyectos que se realicen en el futuro.

Ser estratégicos en la medición de nuestras campañas nos ayuda a incrementar nuestro alcance, ahorrar esfuerzos, destinar mejor las tareas y adquirir los resultados que buscamos. En tu organización, ¿cuál ha sido su mayor enseñanza al medir el éxito de tus campañas online? 

___

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Encuéntranos también en Facebook y Twitter.

Tags: , , , , , ,



¿Eres ONG y necesitas asesoría legal gratuita?

Un modelo aplicado en otros países que las organizaciones en Iberoamérica ya pueden usar también

Un modelo aplicado en otros países que las organizaciones en Iberoamérica ya pueden usar también

Tienes que revisar los documentos constitutivos de tu organización, o necesitas consejo sobre la constitución legal de una empresa social. Quizás lo que andas buscando es orientación sobre las cosas a tener en cuenta si quieres contratar personal o simplemente necesitas entender cómo funcionan los temas de propiedad intelectual para que tu ONG siga trabajando en su último proyecto… pero no sabes dónde acudir, o simplemente piensas que asesoramiento legal de este tipo te va a costar un dinero que la organización no tiene o que se necesita para otras cosas. ¿Qué hacer?

Es posible que si nunca oíste hablar del concepto de Pro-Bono, te estás perdiendo una oportunidad de poder avanzar con el asesoramiento adecuado y sin coste por ser una organización de la sociedad civil. ¿Es tu caso? Presta atención.

El pro bono se utiliza para designar trabajo generalmente jurídico (aunque no siempre) realizado voluntariamente y sin retribución monetaria, que se lleva a cabo por el bien del interés público. De esta forma, un abogado que decide ofrecer sus servicios pro bono, puede asistir a una organización en aquellos temas en los que sea necesario asesoramiento legal.

Lo normal es que este tipo de trabajo lo lleven a cabo firmas de abogados de reconocido prestigio, que desde hace tiempo entienden (como lo están haciendo otras empresas), que pueden aportar también su granito de arena desde el sector privado. Es por ello que ofrecen como firma un número de horas anual de sus empleados que pueden ser destinadas a este tipo de servicios.

¿Por qué es gratuito?

Es gratuito porque el despacho de abogados asume el costo, que es cero para la organización. En muchas ocasiones se hace en el marco de sus programas de responsabilidad social corporativa, por lo que podemos confiar en que recibiremos el servicio y que no hay ‘truco’, el compromiso de la firma no supone coste para la organización.

¿Eres tú una de esas organizaciones y necesitas asesoramiento legal?

La Fundación Thomson Reuters a través de un programa llamado TrustLaw lleva años ofreciendo este servio en más de un centenar de países. Han comenzado a ofrecer esta opción a organizaciones en nuestros países hablantes de español han establecido un representante en Madrid, España (para España, Portugal, Francia y el norte de África) y dos más en Nueva York, EE.UU y Buenos Aires, Argentina que cubren América Latina. Si necesitas resolver dudas o tienes cualquier consulta, contáctalos y te indicarán cómo proceder para que tu organización reciba el asesoramiento que necesita:

Para España, Portugal, Francia y Norte de África: 

José Raúl Celda (Madrid),  joseraul.celda@thomsonreuters.com

Para Latinoamérica:

Agustina O’Farrell (Buenos Aires),  agustina.ofarrell@thomsonreuters.com

Carolina Henriquez-Schmitz (Nueva York), carolina.h.schmitz@thomsonreuters.com

Sigamos aprovechando como organizaciones los recursos que existen y que nos ayudan a avanzar. A veces no lo hacemos por desconocimiento. Si eres organización o conoces una organización con este tipo de necesidades, por favor no dejes de compartir este recurso con ellas.

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Encuéntranos también en Facebook y Twitter.

Tags: , , , , , , ,



¿Qué tiene que ver el hornear pan con recaudar fondos para una causa social?

290H

Los ingredientes, la consistencia, la calidad y el tiempo…

No podemos mezclar uno o dos ingredientes como la harina y el agua, ponerlas en el horno y esperar un delicioso, caliente y crujiente pan. Hornear pan requiere de tiempo y mezclar varios ingredientes que combinados adecuadamente, generen la consistencia y el sabor deseado. Con esta analogía empieza uno de los capítulos del libro ‘Social Change, anytime, anywhere, en español: ‘Cambio social, en cualquier momento y en cualquier lugar’ de Alison Kapin y Amy Sample Ward.

En este capítulo se habla mucho de los detalles que motivan a las personas a donar y que muchas veces pasamos por alto.  Tal cual como cuando horneamos pan y necesitamos de la consistencia de la masa, en nuestra estrategia de recaudación de fondos, necesitamos una base sólida para crear tácticas con sentido.

Aunque para algunos puede parecer obvio las razones que lleven a la gente a donar (contribuir a un cambio, ser parte de algo especial para ayudar a otros, etc), varios estudios han encontrado tendencias particulares:

  • Donaciones

    Donaciones

    Según Peter Singer, profesor de la Universidad de Princeton y autor del libro ‘The Life You Can Save: Acting Now to End World Poverty, la gente dona porque quiere salvar a una persona, en otras palabras, las personas se motivan cuando ven a una persona en necesidad con la que ellos puedan identificarse personal y emocionalmente. Razón por la que las campañas de recaudación de fondos que tienen más éxito son aquellas en las que se muestran cómo cambiaría la vida de una persona en particular al realizar el donativo. En general la gente conecta emocionalmente con individuos y no con grupos grandes de personas.

  • El deseo de donar es emocional y empático, no analítico y racional, este ha sido el resultado de varios estudios realizados por psicólogos y economistas. Cuando nos focalizamos en la parte racional en lugar de los sentimientos perdemos la oportunidad de conectar emocionalmente con nuestros posibles donantes. Michal Ann Strahilevitz, investigador sobre el tema, asegura que parte del trabajo de la persona en la organización dedicada a recaudar fondos es vender felicidad a los donantes, al referirse a que no solo se están recaudando fondos para una causa, también se busca contribuir a que los donantes se sientan mejor consigo mismos.
  • Los donantes son influenciados por otros. Un estudio realizado evidenció que la presión social en diferentes ámbitos genera un compromiso. Por ejemplo, en un evento especial de recaudación de fondos las personas tienden a donar en igual o mayor cantidad que quienes les precedieron en sus donaciones, esto puede pasar porque sienten que quien ya donó valida la importancia de la causa y/o sienten la obligación de dar un aporte similar.
  • Si una de las tácticas utilizadas en la elaboración de la estrategia de recaudación de fondos son las redes sociales, debes tener en cuenta la claridad de tus mensajes en cada uno de los canales que utilices. Como cuando haces pan, si no tienes claro la precisión de lo ingredientes y tiempo de mezcla perderás consistencia y calidad, así pasa cuando no existe correlación en nuestros mensajes.
  • Los donantes quieren saber cómo se utiliza su dinero, a pesar de que donen guiados por sus emociones, quieren saber cómo será utilizada su donación. Aunque saben que su aporte no cambia por completo una realidad, saben que junto con otras donaciones sí se pueden lograr cambios. Por otro lado, mostrar cómo utilizas tus donaciones te ayudará a incrementarlas ya que demostrarás ser una organización transparente y orientada a los resultados.

  • Las personas quieren que se les aprecie, de esta forma los donantes quieren que se les respete y se les reconozca, sin importar que tan pequeño que sea su aporte. Por ejemplo, la organización Greenpeace Internacional, sin importar el monto de las donaciones, llaman a cada uno de sus donantes para darles las gracias, además de contar con una linea exclusiva para atender sus inquietudes. Otras organizaciones como ‘Water’ felicita a sus donantes el día de sus cumpleaños, de nuevo, sin importar cuánto hayan donado.

Como al hornear pan, cada paso es esencial y no se trata solo de mezclar los ingredientes para obtener el pan más crujiente y delicioso, en nuestras campañas de recaudación de fondos debemos tener en cuenta los detalles; aquello que quizás podemos estar pasando por alto. No todos los panes son iguales y para todo el mundo, así como no todas las estrategias lo son. Conoce a tu público y escoge los ingredientes a su medida.

___

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Encuéntranos también en Facebook, Twitter e Instagram.

Tags: , , , , , , ,



5 maneras de impulsar una economía colaborativa entre ONG

voluntarios222

Los recursos de unos son los recursos de todos

¿Qué podemos hacer las ONG para ayudarnos más entre nosotras? La respuesta la podemos encontrar en la economía colaborativa, un sistema que está de ‘moda’. Y aunque muchas modas son pasajeras, esperamos que esta dure, y para rato. No es un secreto que compartir no solo nos hace aprovechar aún más los recursos que tenemos, sino que nos hace más proclives a ser recursivos y solidarios.

El Consumo Colaborativo o Economía Colaborativa empieza a gestarse con la frase “Lo que es mío es tuyo” tratando de facilitar el acceso que las personas tienen a bienes y servicios. En una definición más precisa encontrada en Wikipedia, “es un sistema económico en el que se comparten y se intercambian bienes y servicios a través de plataformas digitales“. Suena fantástico, ¿verdad? Muy pocos seguramente podríamos imaginarnos unos cuantos años atrás poder acceder a productos y servicios sin tener que pagar dinero por ellos. Hoy es una realidad.

El cambio de mentalidad y de comportamiento gracias al internet es indiscutible, nos ha permitido generar interacciones con otras personas sin importar el lugar en donde nos encontremos, lo que según Pablo Majluf, periodista y coordinador de información digital del Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY) puede significar que “en unos años quizá lo único que necesitemos para ganarnos la vida sea una humilde conexión a Internet”.  Conexión que por ahora, nos permite enterarnos de los recursos disponibles y compartir aquellos que tenemos, en conclusión nos permite crear un sistema en donde los recursos de unos son los recursos de todos. 

Pero esta forma de consumo puede ir más allá de usos personales específicos (uso compartido de autos, casas, intercambio en cuidado de mascotas, etc), su modelo puede ser introducido en el día a día de nuestras organizaciones. Aquí te compartimos algunas ideas:

  1. Comparte herramientas – en ocasiones las ONG buscan los recursos en la empresa privada, pero sus pares también pueden ayudar a encontrar aquello que más necesiten. Puedes acercarte a diferentes ONG en tu barrio, localidad o ciudad y crear un sistema que les permita compartir recursos, por ejemplo: uso de computadoras por días específicos o por necesidades particulares, materiales, espacios comunes, etc.
  2. Solidaridad en común – podemos ser solidarios con nuestros pares en pequeñas dosis y no siempre el aporte tiene que ser monetario, podemos ayudar con la difusión de eventos, o incluso pensar en cómo podemos organizar programas conjuntos. Pasar la voz no te cuesta nada, y puedes ayudar a otros que como tú, están contribuyendo a que este mundo sea un mejor lugar para todos.
  3. Intercambio de conocimiento – tus colaboradores pueden también ayudar a otras ONG en temas específicos, y luego ellos a ti. Estamos seguros que todos siempre tenemos algo que ofrecer y algo que estamos necesitando. Si tu ONG puede pagar por un comunicador social, quizás la ONG del lado no. Permitir que tu colaborador les ayude en temas específicos y luego ellos te ayuden a ti en otras áreas, genera sinergia y avance. Juntos somos más fuertes.
  4. Voluntarios por causa y no por organización – parecido al punto anterior, puedes compartir la solidaridad de tus voluntarios con otras organizaciones sociales. Por ejemplo, si tu voluntario tiene disponibilidad de ayudarte 10 horas semanales pero por alguna razón en algún momento específico no lo vas a necesitar todas esas horas, quizás otra ONG pueda necesitar su ayuda. Lo mismo en tu caso, quizás solo necesites que alguien te colabore 1 o 2 horas para una tarea puntual, la economía colaborativa puede darte la ayuda que necesitas.
  5. Intercambio de ideas – imagina que una organización esté trabajando en una campaña y tu ONG tenga experiencia desarrollando campañas. ¿No sería increíble poder contar con ayuda de expertos, en tu mismo sector, y de forma colaborativa?. A la vez, ellos pueden ofrecerte ayuda con nuevas ideas para algo específico, por ejemplo, nuevas maneras de generar contenido, llegar a nuevos donantes, etc. Siempre es bueno contar con la visión de alguien de fuera de la organización.

Ayudar colaborativamente puede ser una excusa perfecta para impulsar la solidaridad, y por qué no, crear conexiones entre ONG que trabajen temas similares. Con frecuencia olvidamos que a veces el problema no es la falta de recursos, sino saber en dónde se encuentran. Si sabemos dónde están y existe la intención de compartirlos, tendremos ahora muchas más razones para pasar a la acción.

___

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Encuéntranos también en Facebook, Twitter e Instagram.

Tags: , , ,



Análisis FODA: 5 claves para evaluar el progreso de tu proyecto u organización

09

Pautas de evaluación FODA

Existen herramientas de trabajo que al utilizarlas adecuadamente pueden ayudarnos a avanzar en nuestras tareas diarias. Como organizaciones podemos hacer uso de muchas de estas alternativas, una de ellas, es el análisis  SWOT o FODA/DOFA en español, un método simple que examina de manera organizada los factores positivos y negativos de un proyecto, programa, iniciativa o una organización entera, y en donde se tienen en cuenta aspectos tanto internos como externos.

Este análisis se divide en 4 partes, todos aspectos necesarios para lograr un mejor entendimiento del estado de nuestro proyecto y la dirección a la cual debemos dirigirnos.

Screen Shot 2016-02-09 at 2.52.19 PM

  1. Fortalezas: aquello que tu organización o tu equipo de trabajo hacen muy bien.
  2. Oportunidades: maneras en que puedes aprovechar las ventajas que tiene tu organización para alcanzar el éxito.
  3. Debilidades: aquello que tienen que mejorar y/o aquello que otras organizaciones o proyectos hacen bien y que a tu organización le falta.
  4. Amenazas: todo aquello que puede interrumpir, demorar o dañar el proceso de tu proyecto o iniciativa.

A primera vista, la reflexión no se ve complicada. Las fortalezas y las debilidades son aspectos internos, y las oportunidades y amenazas son analizadas desde una perspectiva externa.

Sin embargo, muchos podemos tender a caer en la simplicidad, dejando de lado las posibilidades que este análisis permite. Por ello, para sacarle su mayor provecho, es necesario tener en cuenta 5 claves básicas:

  • Procura que cada miembro de tu equipo realice el ejercicio por su cuenta, esto permitirá tener presente ideas que no son fácilmente percibidas por todo el mundo. Luego, puedes reunirte en grupo y discutir los resultados (semejanzas y diferencias).
  • Evita dar conceptos o apreciaciones generales, si una de las fortalezas de tu proyecto es la comunicación, para sacarle el provecho a este análisis, no será de gran ayuda. Sé específico, a qué comunicación te refieres (envío de comunicados, manejo de redes sociales, relaciones externas) y cómo esta fortaleza ayuda al avance de tu proyecto.
  • Al momento de analizar las debilidades, investiga la causa. No hagas solo una lista de lo que te falta, reflexiona por qué ha llegado a ser una debilidad. Por ejemplo, si el problema es la falta de planeación o delegación de tareas, quizás la razón sea falta de compromiso o un liderazgo inadecuado. Analizando puedes llegar a la raíz del problema.
  • Ofrece tiempo para la discusión organizada, en la que todos los miembros tengan la oportunidad de expresar sus opiniones, recuerda que una amenaza puede considerarse, en muchos casos, una oportunidad de avance.
  • Comprométete, a menos de que no quieras avanzar, ninguna herramienta de evaluación te será útil si no pones en práctica un plan de acción. Una vez finalizaste con el análisis de evaluación, asegúrate de seguir un plan. Muchas organizaciones caen en el mismo error: evalúan y dejan solo sobre el papel los aspectos encontrados.

Sé analítico y dale espacio a que tu equipo exprese su opinión de forma separada, no olvides tratar de entender sus razones y dar cabida al intercambio de ideas para desarrollar un plan de acción que potencie las fortalezas de tu proyecto, le haga frente a las debilidades y explore nuevas oportunidades.

___

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Encuéntranos también en Facebook, Twitter e Instagram.

Tags: , , , , , , ,



5 cosas que debes saber antes de buscar trabajo en el tercer sector

Esta entrada es una traducción de 5 Things to do before Switching to the Nonprofit Sector, escrita por Cris Antonio para Idealist Careers.

Atrévete a dar el salto, no sin tener en cuenta algunas consideraciones

Atrévete a dar el salto, no sin tener en cuenta algunas consideraciones

Cada vez más son los profesionales a los que su propósito, pasión y potencial les está llevando a repensar sus carreras. Si descubrir qué es lo siguiente surge después de hacer un viaje, de servir como voluntario por un tiempo fuera de tu país, tras un reto personal o simplemente de la esperanza a encontrar algo que te llene más, es totalmente normal reconsiderar tu carrera y descubrir qué otras oportunidades hay ahí fuera. De hecho, según la revista Business Insider, llevar a cabo varios cambios en tu carrera que han sido cuidadosamente planeados, no afecta en negativo a quienes trabajan en recursos humanos, especialmente si tienes una razón válida por la que dejaste tu último trabajo.

Si crees que trabajar por una causa es lo que te motiva, quizás contemplar la posibilidad de trabajar en el tercer sector sea lo que necesitas. Aunque sin duda no pueden prometerse salarios altos, las personas que cambian de sector experimentan un nivel diferente de satisfacción, además de encontrar un sentido de propósito.

No dejes que la inseguridad se apodere de ti si estás considerando un cambio de rumbo, pero antes de renunciar a tu actual trabajo, estas son las cosas que debes tener en cuenta:

#1 Comienza por identificar potenciales organizaciones

Empieza por investigar un poco. Lo que quieres es encontrar aquellas organizaciones cuya misión se identifique con tus valores e intereses. Además de ver sus páginas web y posibles oportunidades de trabajo, no dejes de ver qué pasa también en las redes sociales, ya que allí puedes encontrar grupos a los que te puede interesar unirte además de información actualizada sobre eventos que se pueden llevar a cabo, si tienen vacantes abiertas, etc.

Comienza una lista de las causas que te interesan y comienza a investigar organizaciones afines, cómo se trabaja en esas organizaciones, busca hablar con alguien que trabaja dentro. Ofrécete como voluntario o busca una pasantía o prácticas para comenzar a familiarizarte y que te conozcan.

#2 Actualiza tu currículum / carta de presentación

Aunque te sientas estancado, todo trabajo ofrece beneficios. Es sorprendente la cantidad de habilidades nuevas, valores o contactos que seguro has ganado con el tiempo. Comienza a recopilar toda esta información antes de enviar curriculums o hacer entrevistas. Mejora tu currículum, también tus perfiles en redes sociales y asegúrate que todo está en orden y actualizado.

En tu currículum, haz coincidir las cosas que sabes y tu experiencia con las necesidades de la organización en la que quieres trabajar. Además de esto, las organizaciones siempre están abiertas a personas que puedan ofrecer algo nuevo.

#3 Pide su opinión a aquellas personas que te importan

Incluso cuando estás preparado(a) para salir, seguro que te atacan dudas. Esto es perfectamente normal, y es por eso que hablar con amigos o gente que te quiere antes de tomar una decisión final, puede ayudarte a navegar sobre tus dudas y ofrecerte puntos de vista positivos o negativos que no habías sido capaz de ver antes.

Es importante hablar con tu familia y explicarles por qué quieres cambiar de sector y qué retos esperas encontrar por el camino. Son ellos posiblemente quienes mejor puedan apoyarte en el proceso. No olvides que trabajar por una causa a menudo, puede ser mucho más exigente que cualquier trabajo en el sector corporativo.

#4 No pierdas tus contactos

No te aisles de tus actuales contactos profesionales solo porque tienes planeado cambiar de sector o de carrera. Ellos son las personas que te han ayudado a ser quien eres hoy y quién sabe, quizás algún día en el futuro, necesitas de nuevo que te den una mano.

El ‘networking’ va a ser esencial antes, durante y después de que consigas un empleo en una nueva organización. Tu círculo de amigos y compañeros, contribuirán a tu aprendizaje, crecimiento personal y pueden ser una gran fuente de apoyo para futuros proyectos.

Debes esperar que trabajar en el tercer sector puede afectarte en algún momento, incluso si te apasiona tu trabajo. Posiblemente acabarás desarrollando múltiples tareas a la vez que pueden llegar a agobiarte en cierto punto. Saber que mantienes buenas relaciones quiere decir que siempre habrá alguien con quien puedas compartir tus frustraciones.

#5 Queda bien con el lugar donde has estado trabajando

¿Has ofrecido ya tu carta de renuncia? ¿Todo aclarado con tu jefe? Bien, estás casi listo(a) para comenzar un nuevo capítulo de tu vida. Es posible que aún tengas que pasar días o semanas antes de que llegue tu próxima oportunidad. Usa este tiempo para completar tareas.

No dejes cosas importantes sin acabar. Puede reflejarse mal en tus hábitos de trabajo, dejando una mala impresión en tu antiguo empleador. Haz todo lo que esté en tu mano para dejar una buena impresión en las personas con las que has trabajado.

¿Seguro que estás listo(a)?

Tanto si has estado en tu trabajo durante meses o durante años, seguro has desarrollado un nivel de comodidad con lo que te rodea. Los recuerdos y habilidades que has acumulado permanecerán siempre contigo. Mirando atrás, es posible que hasta hayas disfrutado tu trabajo. Desafortunadamente, debemos plantar cara a la verdad si nuestro trabajo actual ya no nos está ayudando a conseguir nuestras metas en la vida. La gente cambia y a veces nuestros trabajos no cambian con nosotros.

Cada vez es más normal cambiar de carrera o sector, además de ser algo sano. Te darás cuenta de que aunque trabajar por una causa quizás no resulta tan rentable económicamente, la sensación de estar haciendo algo con significado, no tiene precio.

___

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Encuéntranos también en FacebookTwitter e Instagram. 

Tags: , , , , , ,