¿Me voy lejos o ayudo al que tengo cerca?

Del usuario ' United Way of Greater St. Louis' vía Creative Commons

Del usuario ‘ United Way of Greater St. Louis’ vía Creative Commons

¿Qué dirías si te ofrecieran un viaje a Europa o África para servir como voluntario? Probablemente, muchos de nosotros diríamos que sí, sin siquiera pensarlo. Aunque muchos lo neguemos, cuando se dice viajar a otro país somos los primeros en hacer la fila. Pero, ¿somos conscientes de las necesidades de nuestro entorno?, o tan siquiera ¿nos preocupamos por conocer las necesidades de nuestra propia comunidad?.

En Idealistas, nos asombra la gran cantidad de personas interesadas en el voluntariado internacional, lo cual nos llena de alegría; sin embargo, vemos con sorpresa que no pasa lo mismo con el voluntariado local. ¿Por qué?

Quizás, como lo dice un artículo que hace poco leí llamado ‘Why travelers should volunteer in their home countries’ en español, (Por qué los viajeros deberían ser voluntarios en sus países de origen), el mayor obstáculo del voluntariado local es el darnos cuenta que hay un problema. La verdad, es que para muchos de nosotros puede resultar más fácil ver las necesidades de afuera que aquellas que están a la vuelta de la esquina. Pero como con cada tipo de voluntariado, el voluntariado local también trae sus propios beneficios.

Al servir como voluntario en tu comunidad o ciudad:

  • Ayudas a tu gente: esta es la principal función de cualquier tipo de voluntariado: ayudar. Y es también una de las mejores maneras de dejar huella y que mejor que empezar este camino solidario ayudando a los tuyos, ¿no crees?
  • Generas compromiso: el voluntariado local facilita el desarrollo de tu compromiso con tu comunidad, fomentando la cultura solidaria desde sus raíces y generando lazos que pueden durarte toda la vida.

  • Estableces una nueva red de contactos: a medida que trabajas por tu comunidad generas más y mejores conexiones que no solo te servirán para seguir ayudando, sino que te ayudarán personal y/o profesionalmente.

  • Sirves como ejemplo: al invertir parte de tu tiempo para ayudar a tu propia localidad abres caminos a que nuevas personas quieran ayudar. ¿Te imaginas si más y más personas se unen para trabajar por tu comunidad?

¿Cómo puedo encontrar oportunidades de voluntariado local?

  • Observa: observar es una de las vías más faciles para darnos cuenta de lo que está sucediendo a nuestro alrededor. Sin embargo, muchos solemos confundir ver con observar. Cuando observas analizas el por qué de las cosas y las consecuencias de las mismas. Para empezar, toma unos minutos de tu tiempo cada día en tu camino a la escuela o al trabajo para analizar lo que ves. Quizás empezarás a conocer muchas más cosas sobre tu comunidad que antes desconocías.
  • Pregunta: toma un par de minutos y pregúntale a tus vecinos si conocen alguna organización en tu localidad que necesite ayuda. Puede que en la parroquia de tu barrio o quizás en la escuela pública esten necesitando una mano. Existen muchos lugares que siempre están en búsqueda de voluntarios pero desafortunadamente no siempre lo comunican.
  • Busca: existen muchas páginas web que publican oportunidades de voluntariado, muchas de ellas en tu país o ciudad. Idealistas es una de ellas. Es fácil de utilizar y sin costo alguno, solo tienes que ingresar a nuestra página www.idealistas.org y empezar a buscar oportunidades en tu ciudad.

¿Qué pasa si no hay oportunidades publicadas en mi ciudad? ¡Genéralas! tras conocer las necesidades de tu entorno, podrás darte cuenta lo mucho que hay por hacer, arma un grupo, contacta con otras organizaciones y finalmente comienza mejorando tu entorno. ¿Qué esperas?

Tags: , , , , , ,



Formación: cuando la buena voluntad no es suficiente…

featured

Del usuario flickr cambodia4kidsorg vía Creative Commons

Todos estamos llenos de buenas intenciones y pensamos que nuestro esfuerzo y todo el entusiasmo del mundo deberían ser suficientes para trabajar en una ONG. Sin embargo, cada vez más organizaciones buscan y contratan candidatos con formación. La formación no te garantizará el trabajo, pero sí te diferenciará del resto. Prueba de ello es el incremento en los últimos años de programas, talleres, cursos, certificados o masters que se ofrecen a los que aspiran trabajar de forma profesional y no sólo voluntaria, en organizaciones sin fines de lucro.

¿Dónde encuentro esta formación?

Universidades públicas o privadas desde hace un tiempo han puesto en el punto de mira el sector social y ofrecen programas de diferente índole, desde masters a jornadas de trabajo para temas específicos. Por otra parte, muchas fundaciones con experiencia en trabajo de campo, ofertan conferencias, talleres o cursos más o menos extensos. Por último, las propias organizaciones en ocasiones organizan eventos en muchos casos gratuitos donde llevan la voz de un experto en determinado tema, o se habla de un aspecto de interés en el mundo social.

¿Por qué me ayudará obtener formación en el sector?

Ampliarás tus conocimientos:

Cada sector profesional es diferente. Desde fuera puede parecer una cosa, pero es cuando comenzamos a tener un conocimiento más profundo que clarificamos ideas, encontramos respuestas, ajustamos con conocimiento de causa nuestras metas profesionales, discutimos temas con mayor confianza y ofrecemos una mejor presencia profesional.

Ampliarás tu red de contactos:

No nos cansaremos de repetir la importancia de generar contactos de forma paralela a tu búsqueda de empleo. En el mundo de las ONGs, al igual que en el de la empresa privada, conocer a las personas adecuadas sin ser garantía de nada, puede ayudarte mucho. Lugares donde se imparte formación son perfectos para ese fin.

Ganarás experiencia en el terreno:

Algunos de los programas educativos relacionados con el tercer sector ofrecen la opción de colaborar con organizaciones en proyectos relacionados con el estudio. Si no es así, insistimos en la importancia de que si buscas trabajo en ONGs pero nunca has colaborado con ninguna, comiences ¡ya!. Es un punto clave para los que contratan.

Añadirás valor a tu currículum:

Algunos anuncios de trabajo mencionan la importancia de una determinada certificación, titulación, etc. Esto no quiere decir que en todos los casos sea requisito imprescindible, pero en ocasiones un simple curso relacionado con un puesto, puede marcar la diferencia.

Incrementarás tus oportunidades profesionales:

En términos de recibir un salario y hacer de tu trabajo en una ONG tu modo de vida, la educación puede marcar una gran diferencia. No sólo para los que buscan, sino para los que pasan a trabajar para otras organizaciones o los que quieren optar a una promoción.

¿Convencid@? ¿Piensas que la formación es imprescindible y cada vez más necesaria, o que por el contrario no debería tener demasiado peso en los procesos de selección para trabajos en ONGs?

Este post forma parte de la serie Trabajando en el Tercer Sector. Si estás buscando oportunidades en el mundo de las ONGs te ayudamos a definir mejor lo que de verdad quieres hacer, te damos las pautas para que tu búsqueda sea exitosa y compartimos información de primera mano sobre el mundo de las organizaciones sin fines de lucro.

[Esta entrada apareció publicada en la antigua versión de Idealistas; cualquier enlace roto es resultado de haber lanzado una nueva versión de nuestra web en otoño de 2010.]

Tags: ,



El error de sobrevalorar el poder de Internet en la búsqueda de empleo

Sobrevalorar Internet

Del usuario flickr Bombardier vía Creative Commons

Si eres de los que aún piensa que pasando un montón de horas al día delante de la pantalla y enviando currículums indiscriminadamente el trabajo de tus sueños llegará… reconsidéralo. Por cada vacante, la ONG u organización que contrata, fácilmente recibe unas cuantas decenas de solicitudes. Tu perfil quedará enterrado bajo una pila de papeles, o en la cola de la bandeja de entrada antes de que el mejor cazador de talentos pueda percibir ni un poco de tu potencial. Usa internet como herramienta, no como solución.

En qué sí puede ayudarte Internet:

El potencial principal de Internet es su capacidad para que podamos llevar a cabo búsquedas, ya sea a través de sitios específicos que ofrecen empleo como a través de las páginas web de aquellas organizaciones sobre las que tenemos un interés. Definitivamente no olvides revisar las opciones en Idealistas y sobre todo, darte de alta en las alertas por email para mantenerte informado cada vez que surja una nueva oportunidad.

Usa Internet para conseguir toda la información posible sobre el lugar geográfico donde te gustaría trabajar. La clave para llevar a cabo búsquedas a nivel local o en ubicaciones lejos de tu residencia actual, es averiguar todo lo posible sobre el tercer sector allá donde te gustaría encontrar un trabajo. Considera quiénes en tu actual red de contactos pueden ayudarte o facilitarte información, así como todos los recursos que la comunidad puede poner a tu alcance a través de bibliotecas, universidades, organizaciones, asociaciones de vecinos…

Por último, usa Internet para a través de las redes sociales, localizar gente de tu entorno más o menos cercano que ya trabaja para el sector o bien conoce las organizaciones, ciudades o países donde estás pensando poder ir a trabajar.

En qué no te puede ayudar Internet:

Hoy Internet suplanta el cara a cara más de lo que a veces es recomendable. Para llevar a cabo una exitosa búsqueda de empleo hay que salir a ahí fuera, conocer gente, hacer contactos, dejar una buena impresión, asegurarte de que otros te recuerdan. Este trabajo corre de tu parte y es paralelo a la búsqueda a través de la red y el envío de solicitudes de empleo. Recuerda, quien de verdad triunfa en la búsqueda de empleo es quien es pro-activo en el mundo real, no sólo el ciberbuscador. Si te has perdido nuestros anteriores post sobre ‘Claves para fortalecer nuestra red de contactos‘, no dejes de tener en cuenta estos consejos. Combina la búsqueda en Internet con los contactos en el mundo real y ¡mucha suerte!.

[Esta entrada apareció publicada en la antigua versión de Idealistas; cualquier enlace roto es resultado de haber lanzado una nueva versión de nuestra web en otoño de 2010.]

Tags: , , , ,



5 razones por las que ser voluntario te ayuda en la búsqueda de empleo

Búsqueda de empleo

Del usuario Flickr ‘madiko83′ vía Creative Commons

Por Elena Martín

Ser voluntario no significa sólo ofrecer algo de forma desinteresada a los demás y sentirte útil. Ser voluntario es una pieza fundamental si buscas trabajo en ONGs y también un valor en alza para los que contratan en la empresa privada. Si aún no lo eres, presta atención a lo que sigue. Llevar a cabo labores de voluntariado puede ayudarte en tu carrera profesional, además de en tu desarrollo como persona:

  • Estar ahí fuera, apoyando una causa y trabajando con otros te dará la impagable oportunidad no sólo de conocer a gente comprometida e interesante, sino de expandir tu red de contactos. Otros voluntarios o incluso personal que ya trabaja en las organizaciones, se convierten de pronto en referencias inesperadas de un puesto remunerado dentro de una ONG.
  • Cualquier oportunidad es buena para aprender y desarrollar nuevas habilidades. En muchas ocasiones, la necesidad de manejar proyectos con creatividad y pocos recursos, hacen que las organizaciones demanden voluntarios dispuestos a liderar. Esto puede suponer un reto, así como una oportunidad para hacerte cargo de proyectos, desarrollar y demostrar tus habilidades.
  • Ser voluntario te coloca en una situación de ventaja ante posibles vacantes para puestos remunerados. Pero ¡atención!, no creemos que deberías unirte a una causa sólo por una posible oportunidad de empleo. Siempre habrá más voluntarios que puestos y definitivamente tu interés real por la causa, tus ganas de aprender y colaborar, deben ser tu primera prioridad.
  • El voluntariado te da la oportunidad de conocer si lo que de verdad piensas que es el trabajo de tus sueños, verdaderamente lo es. Pongamos que comienzas a colaborar con una organización dando clases de apoyo escolar para niños de familias con pocos recursos. Lo que en principio piensas que será una experiencia enriquecedora e interesante y a lo que te gustaría dedicarte el resto de tu vida, se convierte en algo que no era exactamente lo que esperabas. A través del voluntariado puedes explorar tus opciones laborales e ir dando forma a la que te gustaría que fuera tu carrera profesional.

Ser voluntario es una manera de decir: soy verdaderamente un vehículo para el cambio. El compromiso que estableces te convierte en una persona de cara al exterior que demuestra como de verdad torna sus preocupaciones en acción.

Si todo esto no es suficiente, hay estudios que han demostrado que las personas caritativas cuentan con menores niveles de estrés y mayor sensación de bienestar, factores que contribuyen a la mejora de la salud en general. ¿Aún piensas que deberías posponer la decisión de comenzar a colaborar por el bien de otros y por el tuyo propio? Un montón de oportunidades te esperan en Idealistas. Está a un clic de aportar tu granito de arena al cambio, cambiar tu propia perspectiva de las cosas y quizás abrir la puerta a un trabajo futuro donde lo que hagas por los demás, se convierta también en tu modo de vida.

Este post forma parte de la serie Trabajando en el Tercer Sector. Si estás buscando oportunidades en el mundo de las ONGs te ayudamos a definir mejor lo que de verdad quieres hacer, te damos las pautas para que tu búsqueda sea exitosa y compartimos información de primera mano sobre el mundo de las organizaciones sin fines de lucro.

Tags: , , , ,



Claves para fortalecer nuestra red de contactos (Parte III)

Red de contactos (III)

Del usuario flickr Lucid-Dreams vía Creative Commons

Los imprescindibles: en tu cartera y en tu cabeza.

Después de Claves para identificar y consolidar tu actual red de contactos y Claves para hacer crecer tu red profesional, aquí van los últimos detalles para completar la visión que a partir de ahora tendrás cuando te encuentres ante situaciones potencialmente ventajosas para intercambiar información y contactos.

>> Tarjetas de contacto:

Para tener una tarjeta no necesitas tener un trabajo. Las tarjetas son herramientas de marketing en tu bolsillo muy útiles durante el proceso de búsqueda. Dependiendo de dónde te encuentres, e incluso si llevas currículums encima, estos no son fáciles de portar si de pronto conoces a una persona con quien quieres intercambiar contacto. Además un currículum dice “busco una oportunidad de empleo”, mientras que una tarjeta dice “mantengamos el contacto para una futura colaboración”. Y recuerda, lo más importante de llevar una tarjeta, es que en la mayoría de los casos obtendrás otra a cambio.

>> Tu red de contactos no tiene edad:

Tanto si acabas de graduarte como si ya tienes un poco de andadura en el mundo profesional, es importante a la hora de extender tu red de contactos, que incorpores personas a tu red que no se ajusten sólo a tu perfil de edad. Para los más jóvenes, puede ser intimidatorio tratar de contactar con gente en organizaciones con años de experiencia. Para gente más mayor, quizás no reconocen el valor que alguien más joven puede aportar a su red de contactos. Sin embargo, cuanto más diversa sea tu red, más amplio será también el acceso a información, perspectivas y contactos. En las redes a la gente le encanta hablar de si mismo y ayudar a otros, por lo que siempre tendrás una oportunidad de escuchar y ser escuchado.

>> Dos actividades de networking al día:

Hazte el firme propósito de llevar a cabo dos actividades de networking al día. Estas pueden ser desde hacer una llamanda, mandar un mail o asistir a un evento, hasta investigar más sobre una organización o escribir una nota de agradecimiento. Con esto te aseguras que no te vuelves un buscador de trabajo pasivo. La búsqueda de trabajo debe ser probablemente de todo menos pasiva.

>> Sí, tu perfil público es público:

Internet es una herramienta con un potencial enorme pero debes tener en cuenta que lo que es público es público para todos, también para tus potenciales empleadores. Determinadas redes que tú usas para mantener contacto con tus amigos, son una herramienta que muchos reclutadores usan cuando van a contratar. La regla sería que sólo debes publicar en estos sitios aquella información, fotos u otros materiales que no te importaría que tus padres, hijos o potenciales empleadores pudiesen ver.

>> Cazadores de contactos naturales:

Seguro que conoces a alguna persona de esas que parece que conocen a todo el mundo. Aquellos con los que cuando te encuentras, te cuentan historias de alguien a quien han conocido o incluso tropiezan por la calle constantemente con gente que conocen. Ellos son conectores de forma natural, siempre rodeados de gente con la que interactuan no importa dónde estén. La próxima vez que te encuentres con una de estas personas, obsérvalas en acción, verás que no hay una única manera de desarrollar relaciones sino muchos diferentes estilos naturales de aproximarte a las personas. Sólo de observar, hay mucho que podemos aprender.

Este post forma parte de la serie Trabajando en el Tercer Sector. Si estás buscando oportunidades en el mundo de las ONGs te ayudamos a definir mejor lo que de verdad quieres hacer, te damos las pautas para que tu búsqueda sea exitosa y compartimos información de primera mano sobre el mundo de las organizaciones sin fines de lucro.

[Esta entrada apareció publicada en la antigua versión de Idealistas; cualquier enlace roto es resultado de haber lanzado una nueva versión de nuestra web en otoño de 2010.]

Tags: , , ,



Claves para fortalecer nuestra red de contactos (Parte II)

Red de contactos (II)

Del usuario flickr fullcodepress vía Creative Commons

Haciendo crecer tu red de contactos

Participar en conferencias, talleres, unirse a asociaciones profesionales, asistir a eventos de networking, unirnos a redes sociales como LinkedIn, Facebook, MySpace o recuperar el contacto con personas que pueden aportar un valor a tu búsqueda o metas profesionales, está a la orden del día. El objetivo está claro: relacionarte con gente con intereses afines a tu campo profesional que puedan ayudarte, orientarte o ponerte en contacto con terceros. Te damos algunos consejos para incrementar tu red profesional de forma efectiva.

Más allá del interés

La mala fama de hacer contactos por el puro interés profesional es historia. Estos contactos son una herramienta necesaria para el desarrollo de nuestras carreras. Todo el mundo sabe de su importancia más allá del interés y por ello debemos ver la creación de una red de contactos o network como una estrategia de construcción de relaciones personales. La gente a la que vas a conocer en los lugares anteriormente mencionados saben que conversaciones y contactos sirven para alimentar esta estrategia, pero también para ayudar a propósitos profesionales. Lo cierto es que tú eres una pieza más y también tienes que estar dispuesto a colaborar. Una red o network es un lugar excelente para el intercambio de recursos e información, no sólo contactos, y cada persona con su diferente perspectiva o posición es valiosa.

A la hora de relacionarse con personas y ganar potenciales contactos cuentan tres cosas. Toma nota:

Cuando asistas a un evento, conferencia o taller de estudio donde habrá gente relacionada con tu sector, ve preparado. Si vas a hablar con personas, necesitas ser certero con las preguntas. Cuanto más sepas del tema, del tipo de gente y los puestos que pueden ocupar en sus respectivas organizaciones, mejor podrás aproximarte a ellos, conversar, hacer preguntas y causar una buena impresión.

Para estos breves encuentros cara a cara susceptibles de producirse en conferencias, seminarios, talleres… en poco menos de un minuto debes ser capaz de presentar quién eres, qué buscas, por qué lo buscas y en qué manera crees que esa persona puede ayudarte (como por ejemplo, viéndote más adelante para una entrevista más profunda, consejo, terceros contactos…). Para ayudar a tener esto muy claro y presentarlo de manera fluída en una conversación, pon en orden las ideas por escrito y luego practica en voz alta y delante de otros. Muy importante: se breve, claro y conciso.

Desarrolla un sistema para realizar un seguimiento de los contactos y mantener todos los detalles en orden. De otra forma, puedes acabar perdiendo potenciales buenos contactos y tirando a la basura todo el tiempo que has empleado. Si no lo haces, también corres el riesgo de acabar confundiendo personas, información y dando una pobre impresión que no te ayudará. Haz fichas o usa un cuaderno donde incluyas cosas como nombre de las personas que has conocido, puesto que ocupan en sus organizaciones, organizaciones a la que pertenecen, datos de contacto, lugar del encuentro, si les presentó alguien, etc. Te será muy útil si en un futuro quieres volver a hablar con ese contacto.

En definitiva, deja la timidez a un lado y no te sientas mal por trabajar construyendo tu futuro profesional. Es posible que haya mucha más gente ahí fuera dispuesta a ayudarte de lo que crees. Aún no queda un tercer y último post sobre networking, pero mientras ves preparando ya tu cuaderno de notas.

Si esto te interesó, quizás también te interese la primera parte Identifica y consolida tu red actual

Este post forma parte de la serie Trabajando en el Tercer Sector. Si estás buscando oportunidades en el mundo de las ONGs te ayudamos a definir mejor lo que de verdad quieres hacer, te damos las pautas para que tu búsqueda sea exitosa y compartimos información de primera mano sobre el mundo de las organizaciones sin fines de lucro.

[Esta entrada apareció publicada en la antigua versión de Idealistas; cualquier enlace roto es resultado de haber lanzado una nueva versión de nuestra web en otoño de 2010.]

Tags: , , ,



Claves para fortalecer nuestra red de contactos (Parte I)

Red de contactos

Del usuario flickr WebWizzard vía Creative Commons

Identifica y consolida tu red actual

Seamos realistas, la mezcla de destreza y pasión deben caracterizar a los candidatos que apuesten por conseguir un puesto en una ONG. Sin embargo, ese potencial no siempre es suficiente. En el mundo de las ONGs, como en el del sector privado, quien contrata prefiere decantarse en ocasiones por las recomendaciones personales. Consolidar y construir una red de contactos es imprescindible. Comencemos por tu red actual.

Tu familia y amigos no son tus únicos contactos

“A menudo cuando hablamos de contactos inmediatamente pensamos en el círculo más cercano: familia y amigos íntimos. Sin embargo, estamos menospreciando el valor de lo que el sociólogo Mark Granovetter denominó en 1973 “The Strength of Weak Ties” que podríamos traducir como ‘La fortaleza de los encuentros eventuales’. Se refería a todas aquellas personas con las que coincides varias veces al año: amigos de amigos, la encargada de la biblioteca, antiguos compañeros del colegio o universidad, ex compañeros de trabajo… Estas personas, una vez que conocen tu situación de búsqueda de empleo, pueden abrir puertas que ni imaginabas. Es importate hacer nuevos contactos, pero antes identifica la red o redes en las que ya estás involucrado y consolídalas. ¿Cómo?

  • Tómate un tiempo para pensar quiénes son y te sorprenderá ver cómo ya perteneces a diferentes grupos que debes comenzar a ver como potenciales redes y no sólo como gentes que pasan por tu vida de alguna que otra forma. Además de familia y amigos, piensa en vecinos, compañeros de clases a las que asistes, colegas de tu equipo de fútbol o de tu clase de gimnasia, asociaciones profesionales, asociaciones de padres, de alumnos…
  • Tags: , ,