Cambiando el mundo en familia

Voluntariado en familia

Voluntariado en familia

Si te parece una idea fascinante combinar voluntariado con la compañía de las personas que amas, no dejes de hacer parte del voluntariado en familia, una modalidad de voluntariado que te permite participar de actividades solidarias en las que cada miembro de tu familia contribuye a cambiar el mundo mientras todos juntos comparten momentos agradables de ayuda mutua.

Estas son algunos de los principales beneficios de participar en este tipo de voluntariado:

  • Te acerca más a los tuyos de una forma especial
  • Aprendes a conocer nuevas facetas positivas de tus seres queridos
  • Ayuda a las familias a aprender sobre los problemas sociales y ofrece una nueva forma de ver el mundo
  • Adultos y niños adquieren nuevas habilidades
  • El voluntariado a tus hijos les ayuda a construir su carácter y les enseña cómo sus buenas acciones pueden tener consecuencias maravillosas en la vida de otros.
  • Es una excelente oportunidad para transmitir los valores que queremos inculcarle a nuestros hijos 
  • Pasas tiempo de calidad con los tuyos en el que se desarrollan lazos importantes como la confianza, la comunicación interpersonal y una nueva manera de afrontar y resolver los problemas en familia

Algunas formas de involucrarte son:

  • Programas de medio ambiente: este tipo de iniciativas brindan la oportunidad de cuidar de la naturaleza, formar una conciencia sobre la importancia de nuestro papel en el cuidado del mundo y la responsabilidad que tenemos como seres humanos. Algunas actividades pueden ser la limpieza de bosques y playas, plantar árboles o cuidar animales.
  • Vacaciones solidarias: qué mejor que viajar en familia y ayudar en el camino a aquellos que más lo necesitan. De esto se trata las vacaciones solidarias en familia; un espacio de tu tiempo libre destinado a apoyar una causa en el lugar de tu visita.
  • Programas comunitarios: formar parte activa de tu comunidad es sin duda el camino hacia el desarrollo de ciudadanos comprometidos con sus comunidades. Así que si en tu barrio/localidad ofrecen formas de involucrar a tus pequeños en actividades solidarias,  ¡no dudes en intentarlo juntos! Te sorprenderán los beneficios.
  • Voluntariado defensor: como familia, una forma de generar lazos importantes y desarrollar la solidaridad y compasión en tus pequeños es mediante el voluntariado de liderazgo o defensor, el cual propone que las familias y sobre todos los niños alcen la voz sobre algún tema social. Para ello, algunas organizaciones sirven de facilitadores en el proceso de contacto con los gobiernos locales. También puedes hacer parte de charlas y discusiones online o a pie de calle en donde tus pequeños aprendan el valor de ayudar a otros a través de la palabra.

Si te interesa colaborar en familia, piensa qué tipo de acciones sociales les gustaría participar a los tuyos y visita nuestra web www.idealistas.org para contactar con organizaciones de tu interés sobre las oportunidades que tienes tú y tu familia de hacer un cambio positivo en el mundo.

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , , ,



4 lecciones que aprendí como voluntaria fuera de mi país

Esta entrada es una traducción/adaptación de 4 career lessons I learned while volunteering abroad, escrita por Shannon Yarbrough para Idealist Careers.

Voluntariado en el extranjero

Voluntariado en el extranjero

He pasado los últimos cinco meses como voluntaria en Camboya y aunque hace poco que llegué a casa y no tengo un trabajo de tiempo completo, eso no quiere decir que no haya ganado nada valioso en mi carrera profesional. La verdad, es exactamente lo contrario: el activo más valioso que estoy trayendo a mi búsqueda de empleo es que ahora tengo una idea mucho más clara de mi misma que antes de irme.

1. Aprendí a (re) definir mis necesidades

Las “necesidades” son multifacéticas y lo comprobé mientras viajaba con lo básico para vivir. Ahora que he regresado a casa después de vivir con una mochila, he aprendido lo poco que en realidad necesito en cuanto a cosas materiales se refiere. He logrado quitarme un peso de encima en mi búsqueda de trabajo ya que vivo mucho más feliz con menos.

Más allá de las necesidades materiales están  mis necesidades emocionales. Ahora, responder preguntas como: ¿estoy haciendo algo significativo?, ¿mi vida tiene sentido?, son más fáciles de responder que cuando estaba en casa. Durante el viaje, a menudo, la respuesta fue un sí rotundo! Pero en casa, satisfacer estas necesidades requiere más deliberación y constante monitoreo. Es demasiado fácil adoptar viejos hábitos y ser presa del viejo estrés (incluyendo con esto la típica y vieja descripción de trabajo).

Estoy permitiendo que las lecciones que aprendí transformen la forma en que vivo ahora, como vivir con menos, generar nuevas conexiones, y expresar entusiasmo y gratitud frente a cada oportunidad.

2. Aprendí más sobre mis fortalezas, debilidades e intereses

He perfeccionado mis fortalezas y me he dado cuenta de mis debilidades como nunca antes gracias a que constantemente me vi involucrada en experiencias nuevas como explorar nuevos lugares, aprender Khmer (la lengua oficial de Camboya), enseñar nutrición y ayudar en una granja orgánica.  Impartir clases me ayudó a desarrollar mi habilidad para hablar improvisadamente y practicar algunas técnicas en grupo que había aprendido en anteriores experiencias. Detecté cantidad de temas complejos debido a la traumática historia de mi país de acogida, Camboya, incluyendo la seguridad de las mujeres, la pobreza y el genocidio. Hacerle frente a estas problemáticas con mis estudiantes me puso en contacto profundo con la compasión, (mucho más que antes), y me ayudó a darme cuenta de mi gran capacidad y deseo de hacer algo al respecto.

Mis intereses se expandieron también. Además de mi interés sobre la juventud y el empoderamiento de las mujeres, estoy interesada en la promoción del eco-turismo y el derecho de los animales, así como poner fin a la trata de personas. Todos estos temas son los que me encontré durante el viaje y que no había tenido el tiempo de explorar antes.

Ayudar en casa

Ayudar en casa

3. Redescubrí mi hogar

Aunque ayuda el hecho de que mi ciudad natal es Atlanta, (una ciudad en constante cambio), en realidad no importa de dónde eres, al regresar de una experiencia de voluntariado en el extranjero empiezas a ver tu casa de una manera diferente.

Habían algunas actividades que mientras vivía en Atlanta quería hacer pero siempre ya sea por la falta de tiempo o la distancia, jamás hice. Ahora que he regresado desde el otro lado del mundo, no desaprovecho ninguna oportunidades de participar en aquello que me gusta, (después de todo, ¿qué son 45 mins en carro para colaborar como voluntaria haciendo algo que me gusta después de horas en buses durante varios meses?. He descubierto nuevas formas de continuar con los hábitos que desarrollé mientras viajaba, (escribir un diario, tomar fotografías y realizar excursiones), y con la página de Idealist, es más fácil que nunca encontrar diferentes maneras de involucrarse en casa.

4. Estoy (todavía) en transición 

Después de completar mi período voluntario de tres meses y viajar durante dos meses de forma independiente, he ganado un sentido de flexibilidad que me ayuda ajustarme de nuevo a mi regreso a casa. En ambas experiencias, mis planes cambiaron (a menudo) debido al lenguaje, los malentendidos culturales y falta de señalización (literalmente). He aprendido a lidiar con los golpes y seguir adelante sin importar el clima.

Al principio pensé que ser voluntaria en el extranjero era una interrupción en mi carrera, pero he regresado dándome cuenta de que no era así. En realidad, era otra forma de explorar mis intereses, entender mis debilidades y desarrollar mis fortalezas, todo como parte de una vida plena. Ser voluntaria fuera de mi país no me llevó directamente a una nueva carrera, ni me ha dado respuestas totalmente claras sobre lo que estoy buscando en mi trabajo. Pero cuanto más reflexiono sobre la experiencia, más me doy cuenta de que el impacto de este viaje será de por vida. ¡Me emociona pensar en lo que está por venir!

¿Tu voluntariado ha cambiado tu perspectiva sobre la vida? Comparte con nosotros tu experiencia comentando esta entrada.

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: ,



50 becas de 500 USD para proyectos de voluntariado en América Latina

Amigos del Mundo

¿Te animas a cambiar el mundo?

 

Cada año Disney lanza su programa de becas Amigos por el Mundo que brindan a niños y jóvenes la posibilidad de realizar cambios reales y duraderos que beneficien tanto a las personas como a aspectos relacionados con la conservación de nuestro planeta. Este año, la convocatoria se realiza con la contribución también de FundaciónSes y YSA (Youth Changing the World).

¿Qué se busca?

Los proyectos pueden ser variados. Pueden estar relacionados con el reciclaje, la recaudación de fondos para contribuir con proyectos, donaciones de ropa o comida, protección de animales… Niños y jóvenes puedan llevar a cabo sus proyectos de servicio voluntario, junto a sus familiares y amigos. Se valorarán aquellos proyectos que destaquen por su liderazgo, creatividad y compromiso en colaborar con las necesidades de las personas, las comunidades  y el planeta.

Objetivo:

Demostrar que las acciones pequeñas, junto a familiares y amigos, contribuyen para lograr grandes cambios.

¿Quién puede participar en la solicitud de becas?

Niños y jóvenes de entre 5 y 18 años que residan en América Latina.

Para tu referencia, estos son los proyectos que han recibido la beca de Amigos por el Mundo en el 2013. Aquí te dejamos también un video con una de las experiencias del año pasado.

 

¿Hasta cuando se puede aplicar?

La convocatoria está abierta hasta el 2 de Julio de 2014. El formulario de solicitud lo encuentras haciendo clic aquí.

Más información

Si quieres conocer más detalles del programa y del proceso de solicitud de becas, regístrate aquí para participar en una sesión de orientación el 9 de junio a las 6:00pm (EST). (Recuerda verificar la diferencia horaria según el país donde te encuentres.)

Para cualquier pregunta sobre el programa o el proceso de inscripción, aquí podrás resolver tus dudas. Puedes también contactar con Diana Flórez, Grants Manager a través del email: dmelo@ysa.org

Mucha suerte y si conoces a alguien que pueda estar interesado, no dejes de compartir esta información.

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , ,



5 Razones por las que los voluntarios se van de tu ONG

Eres una organización sin fines de lucro, tu objetivo primordial es servir a tu comunidad y unas manos extra no te caen nada mal. Sin embargo, ves que muchos o algunos de tus voluntarios dejan tu organización, ¿por qué?. Estas son las 5 razones más comunes:

¿Por qué los voluntarios se van?

¿Por qué los voluntarios se van?

1. Ambiente tenso: sentirse en un lugar en el que puedas pertenecer, sentirte libre, apreciado, respetado y con la posibilidad de intercambiar ideas no es solo un aspecto importante en un trabajo regular, lo es y debe ser parte de cualquier tipo de voluntariado. Es por ello que para colaborar e impulsar a que otros lo hagan debes brindar un ambiente amigable y cómodo.

2. Confusión: los voluntarios quieren hacer la diferencia, pero si no saben ciertamente qué deben hacer o cuáles son sus tareas primordiales, no podrán priorizar y mucho menos saber hacia dónde van.

3. No valoran mi tiempo y aportación: los voluntarios quieren saber qué están haciendo bien para sentir no solo que su trabajo y tiempo es valorado sino que están aportando a un cambio real. Genera espacios en los que puedas otorgar retroalimentación siempre destacando su aporte a la organización.

4. No hay desafío: algunos voluntarios necesitan sentir que van a obtener algo a cambio de su trabajo, y no es necesariamente dinero, bonos, regalos o descuentos. Su pasión por ayudar los lleva a querer probar nuevas cosas, a intentar y aprender nuevas formas de hacer la diferencia.

5. Demasiado trabajo: También esta el otro extremo, aquellos a los que se les exige mucho y no tienen el tiempo o las habilidades necesarias para desempeñar lo que se les pide. Si se exige demasiado, deja de ser un trabajo voluntario para ser un trabajo forzoso, que muchos lo harán hasta cierto grado pero que tarde o temprano conducirá a que tomen la decisión de irse.

¿Tienes alguna otra razón que quieras compartir?, ¡déjanos un comentario!

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

 

Tags: , ,



A la sombra de una higuera, juntando las monedas…

Por Juan Pablo Eijo (Argentina)

 

featured

Nidia y Eduardo al pie de la higuera. Foto de Juan Pablo Eijo

Su casa de adobe era pequeña y humilde, pero su corazón grande y generoso como la higuera. Entonces no había impedimento. Decoró el patio, dispuso unos almohadones en el suelo y así, contando las monedas al abrigo del follaje, les sirvió el té a un puñado de niños. Eran quince, que de inmediato fueron treinta, y poco después noventa; “hicimos una rifa -“mi hogarcito” y dos o tres frases más- y a raíz de eso empezó a llegar la gente”, recuerda Nidia Soto, Asistente Social de 82 años, no vidente, titular del hogar/comedor Brazos Abiertos de Las Heras (Mendoza, Argentina), el cual brinda alimentos a 600 personas a diario y alberga a 24 niños.

La Asociación Civil se formó en 1995 y desde entonces, además del alimento, provee a los niños una formación integral, tanto intelectual como emocional. “Casi todos mis niños han sido desnutridos; flaquitos y puro vientre. Nosotros les dimos una buena alimentación, ternura, abrazos y el apoyo escolar que necesitaban; sentamos el precedente de que aquí nadie falta a la escuela”, cuenta Nidia, sentada en un sofá, con las manos encimadas sobre la pollera, y se enorgullece de los nueve jóvenes que van hoy día a la universidad. Pero también habla de las dificultades. “Un chico se pregunta el por qué de su abandonó; esa raíz que desconoce lo mortifica”, agrega, ahora con un dejo de sollozo y los ojos claros humedecidos. En estos dieciséis años, Nidia ha hecho veintidós adopciones legales -aunque para ella, todos son “mis niños”.

Un joven rapado interrumpe la conversación de momento; frota las manos de Nidia y pregunta:

- ¿Los anteojos cuando los voy a tener? Me va a costar empezar la escuela si no…

- Hoy hablo, Eduardo; quedate tranquilo… –responde Nidia, templando la voz, y aclara-: Éste es uno de mis hijos.

“Todo es con el esfuerzo de la gente”

Brazos Abiertos cuenta con tres personas que ayudan en la cocina; dos chicas alemanas que enseñan inglés –pero también colaboran con las tareas; “pelan papas”, de ser necesario-; un panadero, profesores de gimnasia, artes marciales y baile, así como otros tantos particulares que la apadrinan. De un tiempo a esta parte, además, se vienen implementando diversos talleres de capacitación técnica: carpintería, electricidad, mecánica, cocina y peluquería; y todo gracias al aporte voluntario y desinteresado de la gente y al trabajo mancomunado. Los vínculos con otras ONGs también se vuelven necesarios. Algunas la proveen de alimentos (EMAUS); con otras, simplemente, comparten experiencias e intercambios culturales (ACCIONAR). “Tratamos de formar una red de ayuda mutua, ya que tenemos necesidades en común”, sintetiza Nidia.

En eso se acerca una mujer morocha, de pelo rizado.

    - ¿Quién está ahí?
    - Soy yo, la Juana.
    - Juana, ¿quién pidió un taxi?
    - Es para mí, Nidia; voy hasta el almacén.

“Yo siempre pienso que la comunicación es muy importante”, continúa Nidia; “de algún modo nos podemos ser útiles los seres humanos; así sea contagiando nuestra energía, que luego genera acción en el otro”.

- Por ejemplo -me dice, virando hacia mí-, el hecho de que vos hayas venido hasta acá, pisado esta tierra, hablado conmigo… eso es energía que se genera. Yo todas las mañanas rezo un padre nuestro –alza la cabeza y restriega la cruz de su pecho- y eso también es energía que se va generando; al igual que la gente que nos desea buenas cosas. Si no, decime vos, cómo se explica que de una casita de adobe, ahora tengamos esto…

La miro… y atisbo una respuesta en sus ojos.

Juan Pablo Eijo es de Ensenada, Buenos Aires, y será a partir de ahora nuestro colaborador especial en rumbo. Es periodista, fotógrafo y las crónicas periodístico-literarias de corte social son su especialidad. En la actualidad viaja por Argentina y otros países de la región a la búsqueda y captura de historias a pie del terreno.

¿Te gustó esta entrada? Puedes compartirla y también acceder aquí a otros ‘posts’ de Juan Pablo Eijo.

Tags: , , , ,



Colaborar para construir más y mejor sustentabilidad

 

manizales

Esfuerzos colectivos para que todos ganen

 

Si hay un caso en el que se demuestra que la unión hace la fuerza ese el Bioplan, o también conocido como Caso Manizales en Colombia, un proyecto en el que voluntariosmunicipalidadorganizaciones de la sociedad civil y universidades trabajaron juntas por el desarrollo sustentable de la región.

Las características geográficas de esta zona, la erupción del volcán Arenas en 1985 y la disminución de la actividad económica de esta región, fueron factores que impulsaron la implementación de la Agenda 21, un plan de acción creado por las Naciones Unidas definido por el Consejo Internacional para las Iniciativas Ambientales Locales, como un “proyecto de fortalecimiento de las capacidades de los gobiernos locales y sus comunidades para desarrollar procesos planificados de desarrollo sustentable”.

A este intento de unir esfuerzos para conseguir resultados se sumaron la Universidad Nacional, los comités de participación, en la que ciudadanos afectados y también los interesados formaban parte de la formulación de las medidas ambientales posteriores a la erupción. En estos espacios se entrenaba a los voluntarios para trabajar en las medidas de prevención de riesgos en zonas de alto riesgo en la municipalidad, la estrategia fue evolucionando a de tal medida que los comités de ciudadanos voluntarios inclusive se encargaban de administrar guarderías, territorios municipales y los llamados “Eco-Parques”, que son áreas verdes dentro de zonas urbanas, espacios de la municipalidad o donados a la misma, en donde sólo edificios para recreación y educación para la conservación ecológica del mismo lugar son permitidos

El poder de la actitud

Cambiar la actitud de la comunidad y que pase de ser un espectador o receptor a estar activamente involucrado y apoye a moldear las políticas alrededor del desarrollo sustentable de las comunidades, es uno de los logros de este caso. A pesar de haber escepticismo por parte de del gobierno y la universidad, se deben de crear lazos para fortalecer la relación e impartir capacitación a las comunidades, para así fortalecer el voluntariado, fomentar liderazgo y activar así, la participación ciudadana a través del voluntariado.

A pesar de que el caso de Manizales tiene factores únicos que empujaron a las comunidades voluntarias y a los diferentes actores a implementar el proyecto en diferentes grados, cada comunidad cuenta con factores de riesgo, necesidades de desarrollo social y definitivamente un área geográfica que preservar. Estos factores pueden incentivar a ciudadanos voluntarios. El punto de partida es entonces la participación y organización de los ciudadanos voluntarios para mejorar su entorno y el de sus futuras generación.

En definitiva, esta experiencia nos muestra como la innovación y la creatividad espontánea de las comunidades se presenta como parte de experiencia de vida para sobrevivir ante las adversidades de su entorno, este punto es el comienzo de un voluntariado estratégico hacia el desarrollo sustentable.

Biografía:
Rodrigo Morales es un profesional de sustentabilidad, realizó sus estudios de Desarrollo Sustentable en el Reino Unido, entre sus actividades profesionales, se encuentran la promoción de la Responsabilidad Social Empresarial, la coordinación de proyectos de voluntariado corporativo y apoyo a IAVE y la coordinación de proyectos multisectoriales en las líneas de desarrollo social, educación y preservación de medio ambiente en el área metropolitana de Monterrey.

Tags: , , , , , ,



6 pasos para seleccionar voluntarios

A medida que el trabajo en equipo, el compromiso y pasión por lo que se hace se convierten en la base impredecibles del éxito, la selección de nuestro equipo de trabajo y en especial la de nuestros voluntarios empiezan a cobrar un papel más importante. A continuación te mostramos 6 pasos fundamentales para seleccionar tu equipo de voluntarios.

Screen shot 2014-04-01 at 1.58.03 PM

Selección de Voluntarios

1. Analiza la actividad, proyecto o tarea. Determina el número de personas que necesita tu proyecto, sus objetivos, el lugar en el que se desarrollará la tarea, el tiempo que requerirá y a quiénes busca beneficiar. Estas variables te ayudarán a delimitar con mayor precisión el tipo de voluntario(a) que vas a necesitar.

2. Crea una descripción de la vacante. Escribe una descripción detallada de las funciones del voluntariado y el tipo de candidato que necesitas. No olvides incluir las expectativas del puesto por parte de la organización para sentar una base clara de los objetivos. También es importante que dejes saber lo que el voluntario recibirá a cambio por su tiempo, por ejemplo: certificado una vez completado el voluntariado, conocimiento en un nuevo sistema, etc….

3. Difunde tu oportunidad de voluntariado. Utiliza cuantos medios te sea posible para dejar saber que estás en busca de ayuda. Uno de estos sitios es www.idealistas.org, el cual es totalmente gratuito para tu ONG. Recuerda ser específico, proporcionar tus datos de contacto y dar a conocer cómo se puede aplicar.  A la par con esto, utiliza tus redes sociales y página web (si la tienes) para difundir tus oportunidades.

4. Examina las aplicaciones recibidas. Revisa las aplicaciones detenidamente y con ojo crítico. El hecho que sea una vacante de voluntariado no significa que la selección sea menos importante. Revisa las credenciales profesionales si la oportunidad de voluntariado así lo requiere, al igual que la experiencia, habilidades, aptitudes y disponibilidad de tiempo.

5. Agradece a los candidatos que aplicaron. No hay nada más triste para una persona que ofrece su tiempo como voluntario que el no recibir respuesta alguna por parte de la organización a la que ha aplicado. Como organización, debes valorar la disposición de ayuda de quienes se tomaron el tiempo para aplicar.

6. Comunica la decisión al voluntario elegido. Sé puntual a la hora de contestar y verifica que el aspirante elegido aún cuente con disponibilidad de tiempo. En muchas ocasiones varios voluntarios aplican a diferentes oportunidades, por lo que es extremadamente importante responder con prontitud a cada postulante, dejar saber el estado del proceso de su aplicación y la decisión final.

Recuerda que puedes agregar otros pasos dependiendo del tipo de proyecto y proceso de selección propio de tu organización. Conoce cómo publicar oportunidades de voluntariado gratis en nuestro portal Idealistas.org haciendo clic aquí. 

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , , , , , ,



Construye un TECHO, construye dignidad

TECHO Países

Países donde la organización TECHO está presente

De cómo juntos somos capaces de generar valor, lazos, crear más allá de intereses propios y construir nunca mejor dicho impacto social en nuestra comunidad, sabe mucho la organización TECHO.

TECHO está presente en Latinoamérica, El Caribe y Estados Unidos y busca superar la situación de pobreza que viven miles de personas en los asentamientos precarios, a través de la acción conjunta de sus pobladores y jóvenes voluntarios construyendo viviendas.

En este momento Buenos Aires se encuentra reclutando voluntarios para la primera construcción del año. La idea es que en un fin de semana entre muchos construyamos dignidad en forma de viviendas y aprendamos sin duda un montón de cosas de la experiencia, además de ofrecer un techo digno a 40 familias. ¿Te sumas?

Involucra a tu familia o anima a un grupo de amigos y participa de un movimiento a muchos ya les ha cambiado la perspectiva.

  • Cuándo: sábado 24 y domingo 25 de Mayo
  • Hasta cuándo puedo confirmar mi asistencia: fecha límite 9 de Abril
  • Construiremos: 40 viviendas
  • Dónde me inscribofamilias.buenosaires@techo.org

¿Estás dudando si esto es para ti? Descubre lo que gente que ha vivido la experiencia extrajo de la misma. Suena totalmente inspirador:

Si no estás en Argentina pero esta causa te ha tocado y quieres participar, aquí puedes explorar en la web de TECHO los países donde tienen presencia y enterarte de la siguiente convocatoria.

¿Alguno de ustedes que nos leen han participado en una de estas construcciones? Nos encantaría poder leer cómo llegaron al lugar y cómo les transformó la experiencia. Compártanla aquí para animar a otros o pasen la voz para que un buen número de manos puedan construir el próximo 24 y 25 de Mayo.

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , , , ,



¿Cuando deberías cuestionarte ser voluntari@?

Cuando no ser voluntario?

¿Cuándo deberías cuestionarte ser voluntari@?

 

El voluntariado nos brinda una fantástica oportunidad de contribuir con otros miembros o problemas de la sociedad, y sin embargo lanzarnos a ello sin considerar ciertas puntos importantes, puede hacer y hacernos más mal que bien. ¿Cuándo entonces deberías de hecho considerar no ser voluntari@?:

1. No te ofrezcas como voluntario si no tienes el tiempo:

Si no puedes comprometer el tiempo necesario, no te comprometas. Haciéndolo estás provocando problemas en los procesos o estructuras de una organización. Especialmente en momentos clave en los cuales se te necesita, que de repente no puedas llegar no ayuda, sino que más bien genera más problemas de último minuto. Siempre es mejor decir que no puedes si no puedes, que ofrecerte y decepcionar.

2. Evita aquellas oportunidades de voluntariado que no van con tu personalidad:

Por ejemplo, no trabajes con niños si te encuentras más a gusto trabajando con adultos. Dale la oportunidad de hacer algo que realmente le gusta a otra persona y tú trata de encontrar aquello que realmente te motiva como voluntario. Es mucho más útil hacer algo que sabes hacer y que haces con gusto y entrega, que pasar tu tiempo haciendo algo que no te llena o con lo que no te sientes identificado.

3. Cuidado si te comprometes con algo que te toca personalmente de cerca:

Para entender este caso, un ejemplo sería el querer colaborar con una organización que por ejemplo, atiende a mujeres que han sufrido abusos por parte de sus parejas. Por muy buena intención que tengas de querer ayudar a quien está pasando por algo que tú pasaste, comprométete solo si sabes que has superado la situación lo suficiente para no acabar pasando tú misma por un mal momento frente a la gente que espera coraje y apoyo de ti. Si no sientes que estás preparada, simplemente toma el tiempo que necesites para estarlo y poder dar el 100% con quien te necesitará.

4. No te ofrezcas como voluntario solo porque un amigo ya lo está haciendo:

La idea de juntarse con un amigo y hacer los dos algo con un significado que impacte positivamente a otros es fantástica solo si los dos tenéis verdadero interés por la causa. No lo hagas por tu amigo, porque él te lo pidió o porque es la salida fácil en lugar de buscar una oportunidad que de verdad se ajuste a ti. Puedes acabar teniendo resentimientos en contra de el trabajo que estés haciendo pero que en realidad no elegiste del todo, o incluso peor, acabar resentido con tu amigo si las cosas no van como esperabas.

5. Cuestiona a quienes dependen demasiado de voluntarios: 

No estamos hablando obviamente de aquellas organizaciones pequeñas, cuya falta de fondos o de recursos es indiscutible, sino de aquellos espacios más grandes, inclusive algunos que no son exactamente ONGs y que pueden tender a hacer uso de voluntarios y abusar de la buena voluntad de la gente, en lugar de contratar personal. Si crees que lo que haces debería hacerlo alguien con un salario que la organización o institución puede pagar, no contribuyas a perpetuar la situación, plantéalo y actúa según creas que es el mejor criterio.

dona

Se creativo a la hora de contribuir

6. Encuentra formas creativas de contribuir:

Si no tienes tiempo pero tienes dinero, dona dinero. Si no tienes dinero pero tienes tiempo, dona tu tiempo. Si no tienes ninguno de los dos, no dejes de ser consciente que animando a la gente, apoyando a quienes ya están haciendo, pasando la voz, compartiendo mensajes que son importantes para las organizaciones, firmando peticiones… también estarás aportando tu granito de arena.

7. No comprometas tu seguridad:

Si se te pide hacer algo con lo que no te sientes cómodo, estás en tu derecho de decirlo. Si lo expones se pueden encontrar opciones. Por ejemplo, si no quieres ir sol@ a una zona de la ciudad porque crees que es peligrosa, siempre puedes quizás pedir que alguien te acompañe, o tratar de ir a una hora del día donde el riesgo pueda ser menor. Si de cualquier forma si no te sientes cómod@, difícilmente vas a ayudar a otros si estás aterrado por tu propia seguridad.

Como voluntario, has experimentado alguna vez una situación en la que te dijiste la próxima vez, si esto es así que no cuenten conmigo. ¿Qué pasó?

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , ,



Voluntariado y Gobierno construyendo desarrollo sustentable

vol_gob

Contribuyendo juntos a la sustentabilidad de nuestro entorno

Por Rodrigo Morales (México)

¿Cómo puede la acción voluntaria participar con instituciones de gobierno en acciones hacia el desarrollo sustentable? ¿Qué mecanismos inter-institucionales pueden utilizarse para vitalizar al voluntariado en pro de los objetivos del desarrollo sustentable?

Estas son dos buenas preguntas para contextualizar como ciudadanos voluntarios en diferentes países participan junto con gobiernos en estrategias para promover democracias participativas y desarrollo sustentable mediante el “Programa Agenda 21 de las Naciones Unidas. La colaboración entre comunidades e instituciones de gobierno ha resultado ser muy efectiva en la implementación de estrategias locales, sin embargo la promoción necesita también de la iniciativa de todas las partes. Es este sentido hay varias piezas claves:

1.   El desarrollo sustentable es también responsabilidad ciudadana

El término de desarrollo sustentable debe aún madurar y adaptarse a las geografías y regiones donde sea aplicado, pero más allá, deberá penetrar en los estilos de vida y mentes de las comunidades. A pesar de que existen organizaciones de la sociedad civil dedicadas al tema, actores importantes son también las comunidades, junto con su acción voluntaria, para generar el trabajo y la presión a las instituciones de gobierno y crear los entornos que lo faciliten.

2. El Contexto Sociopolítico

Es importante tomar en cuenta el contexto socio político dentro de las prácticas de sustentabilidad, los tres pilares: social, ambiental y económico, deberán ser adaptados a la capacidad institucional de cada región y su evolución dependerá en gran medida del involucramiento y las negociaciones que las comunidades podrán llevar a cabo como parte de participación cívica.

Existen estrategias para llevar acabo participación voluntaria de las comunidades que resuelvan temas sociales y ambientales que le afecte. Publicaciones de la Universidad Católica de Chile menciona ejemplos de las llamadas democracias participativas, en las que ciudadanos voluntarios en Brasil fueron pioneros en tomar las decisiones sobre las prioridades de los presupuestos de la municipalidad de Porto Alegre. Otro ejemplo son las Veedurías ciudadanas en Medellín, un mecanismo de democracia participativa en donde es permitida la vigilancia de una gran serie de procesos de gestión pública a los ciudadanos, lo cual contribuye a una reducción en la corrupción y aumento en la productividad y eficiencia de las instituciones de gobierno

3. Fortaleciendo el Voluntariado para el Desarrollo

Surge la pregunta entonces,  ¿qué necesita una comunidad voluntaria potencial para integrarse a la estrategia en torno a la Agenda 21? De acuerdo al nodo del Perú de la Red de la Agenda 21 Local para América Latina y el Caribe, entre las barreras o retos para fomentar el voluntariado se encuentran los siguientes puntos:

  • Valorización: redefinir la manera en que las comunidades valoran los recursos con los que cuentan, ya sean recursos naturales, físicos o intelectuales, para así utilizarlos de manera efectiva para sus propios objetivos en torno a su desarrollo sustentable.
  • Cultura de desconfianza: bebido al involucramiento continuo de gobiernos locales en las iniciativas de Agenda 21, la comunidad voluntaria tendrá que aprender a establecer líneas de comunicación y por consiguiente, de confianza, con las instituciones locales hacia una democracia participativa.
  • Desarrollo Social: involucrarse en los procesos de desarrollo de servicios básicos y disminución de pobreza, con propuestas a las instituciones de gobierno.
  • Preservación Ambiental: parte de la acción voluntaria cívica es promover una cultura ambiental sana en la que el reciclaje, disuasión de la contaminación al entorno, así como el evitar asentamientos en zonas de riesgo.

En definitiva, el esfuerzo compartido de los voluntarios es el único mecanismo que permite el liderazgo permanente del proyecto. Se deberá integrar a la comunidad desde el principio, y no debería ser un simple espectador del proceso o receptor de los resultados. En este sentido, se deberá hacer uso de mecanismos de participación ciudadana para levar a cabo las acciones y obtener recursos.

Sobre el autor:

Rodrigo Morales es un profesional de sustentabilidad, realizó sus estudios de Desarrollo Sustentable en el Reino Unido, entre sus actividades profesionales, se encuentran la promoción de la Responsabilidad Social Empresarial, la coordinación de proyectos de voluntariado corporativo y apoyo a IAVE y la coordinación de proyectos multisectoriales en las líneas de desarrollo social, educación y preservación de medio ambiente en el área metropolitana de Monterrey.

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , , , ,