¿Tengo lo que se necesita para ser voluntario internacional?

Voluntarios de VE Global

Voluntarios de VE Global

Por Mira Kinn

Cuando se trata de trabajar con una ONG generalmente se tiene la idea de hacer algo bueno por alguien. ¿Pero es sólo un acto desinteresado? El voluntariado se ha convertido en una opción popular cuando la idea es tomar un año sabático o simplemente experimentar un cambio en la vida, comúnmente anunciado como una experiencia “excepcional” para la gente del “mundo desarrollado” en el “mundo en desarrollo”.

De este modo, se pagan a veces gigantescas cantidades de dinero para que puedas trabajar gratis, ¿suena paradójico? ¡Lo es!

Ofrecer el voluntariado como una experiencia de vacaciones y utilizarla como un negocio es lo que empaña la imagen de las ONG. Esto podría además dificultar tu búsqueda para encontrar una organización en la que te sientas parte y donde realmente te necesiten. En definitiva, se crea una imagen errónea de lo que significa ser un voluntario.

Este es un pequeño ejemplo de lo que NO debemos hacer ;)

(Para verlo con subtítulos en español haz clic en la parte inferior derecha, en el icono de la rueda junto al logo de YouTube):

Entonces, ¿qué características debe tener una persona que planea hacer voluntariado internacional? Aquí van cinco atributos que indican que estás listo para la experiencia.

1. Compasión:

De hecho, el voluntariado no es una calle unidireccional. Un voluntario debe ser compasivo, humilde y consciente de que él o ella no es el salvador, sino una parte de la relación beneficiosa que se construye durante la experiencia.

2. Flexibilidad:

Cuando vives en el extranjero, los retos inesperados son inevitables. Eso es lógico teniendo en cuenta que te sumerges en un país y una cultura que nunca antes has experimentado. Muchas veces las expectativas no son congruentes con la realidad y por ello es siempre mejor estar abierto a todo lo que se presenta.

3. Persistencia:

A veces las cosas no funcionan en la manera que quieras. Mantén la calma y simplemente recuerda que la vida funciona diferente según donde. Si mantienes una actitud positiva y persistente, automáticamente la situación mejorará.

4. Altruismo:

Aunque sabemos ahora que el voluntariado es también beneficioso para el voluntario, un cierto nivel de desinterés es definitivamente necesario. Idealmente, el bien común viene antes de las propias necesidades, por lo menos para el tiempo del voluntario.

5. Positivismo:

Este último ingrediente para ser un voluntario internacional es esencial no sólo para ti mismo sino también para tu ambiente de trabajo. Aunque puedan haber cosas a las que no estás acostumbrado, un ejemplo evidente sería el estar cara a cara con la pobreza extrema, esto no significa que las personas no sean felices y aunque esto fuese así, tu tristeza no les ayuda.

¿Te identificas con estas características? ¡Excelente! Estás listo para empezar el voluntariado. ¿Aún no todas? No te preocupes, son atributos en los que todos debemos trabajar a diario. De todos modos te aliento a intentarlo ya que la experiencia de voluntariado es una experiencia sin dudas transformadora.

___

VE_Global_logo

Mira Kinn desarrolla su labor en el Departamento de Comunicación de VE Global, una organización sin fines de lucro que apoya a niños en riesgo social que viven en Santiago de Chile. VE no cobra ningún cargo, apreciando tu contribución como voluntario. Para asegurarse que los recursos son distribuidos de la forma más efectiva, apoya a través de una red de diecisiete organizaciones locales. Cuenta con diferentes programas, uno de los más novedosos es “Soy Independiente“, que asegura de que una vez que los niños alcanzan la edad adulta, no se queden solos. Los alienta y guía para que sean capaces de manejar sus ingresos y prepararse para aplicar a diversos trabajos, entre otros aspectos esenciales de la vida. Puedes encontrar más información en su página web.

Tags: , , , , ,



10 preguntas que debes hacerte para sacar lo mejor de tu experiencia como voluntario

Siempre está bien para y hacerse buenas preguntas...

Siempre está bien para y hacerse buenas preguntas…

Esta entrada es una traducción/adaptación de: 10 Questions to Maximize Your Volunteer Experience, escrita por Jhia Jackson para Idealist Careers.

Son numerosas las razones por las que las personas deciden practicar el voluntariado. Apoyar una causa, practicar la empatía o ganar experiencia profesional, pueden ser algunas de ellas.

Emplear tu tiempo, conocimientos y energía colaborando con una organización, puede resultar una buena experiencia, pero puede también acabar siendo agotador si tanto tú como la organización no están totalmente listos para establecer un compromiso. Aquí van 10 preguntas que puedes hacerte antes y durante tu voluntariado para asegurarte que estás preparado para sacar lo máximo de esta experiencia.

Antes de comenzar tu voluntariado…

1.¿Por qué quiero ser voluntario y por qué elegir esta oportunidad?

Ten claro por qué estás eligiendo un voluntariado, qué es lo que vas a ser capaz de aportar y qué quieres ganar de la experiencia. Busca y compara oportunidades hasta que des con aquello con lo que más te interesa involucrarte. Cuando elijas una, identifica el por qué estás eligiendo esa oportunidad en particular. Tener todo esto claro se convertirá en tu guía para tomar decisiones durante tu voluntariado y entender el valor en conjunto de toda la experiencia.

2.¿Qué sé de esta organización?

Familiarízate con aquello a lo que te comprometes con la organización en su conjunto, no solo te fijes en la misión o en cuál es tu interés particular. Aprender todo lo que puedas sobre la organización, sus metas, quienes trabajan o colaboran allí, te ayudará a apreciar mejor tus valores como voluntario e identificar posibilidades para continuar colaborando en el futuro.

3. ¿Qué sé de los programas de voluntariado de esta organización?

Si la organización cuenta con un programa de voluntariado, intenta conseguir toda la información que puedas. Esto te ayudará a identificar oportunidades de las que no eras consciente y crear una relación duradera con la organización. Si no tienen un programa de voluntariado establecido como tal, intenta conocer más cómo trabajan con los voluntarios.

4. ¿A qué me estoy comprometiendo exactamente?

Incluso si tu organización no tiene una descripción formal sobre el trabajo que vas a realizar, trata de tener una conversación con quien vaya a coordinar las labores de voluntariado para clarificar qué es lo que se espera de ti. Cuanto más detallada sea la respuesta que obtengas, más sólido y realista será el compromiso que puedas establecer con ellos (esto beneficia a ambas partes). Si acabas aceptando el compromiso como voluntario que hará que le prestes menos atención a aspectos de tu vida que también son importantes, acabarás resentido y cansado. Esto no ayuda a nadie. Sé muy claro contigo y con ellos sobre qué sí puedes hacer, y qué no.

Durante tu experiencia de voluntariado… 

Jhia Jackson en una imagen colaborando con la organización 'Kilimanjaro Young Girls in Need'

Jhia Jackson en una imagen colaborando con la organización ‘Kilimanjaro Young Girls in Need’

5. ¿Por qué otras razones podría yo estar haciendo esto?

¡Sueña en grande!. Las experiencias de voluntariado suelen ser de “bajo riesgo y alta recompensa”. Ahora que ya conoces cuáles son tus principales motivaciones para elegir esta experiencia de voluntariado en concreto, familiarízate con la organización, pregúntate si ya estás persiguiendo una meta mayor con la que esta oportunidad te puede ayudar.

Por ejemplo, cuando comencé mi voluntariado con la organización ‘Kilimanjaro Young Girls in Need‘, estaba principalmente interesada en aprender más sobre su cultura, ganar experiencia enseñando y forzándome a mi misma a salir de mi zona de confort. Cuando comencé a conocer más sobre la organización, me di cuenta que mi experiencia en el campo de la danza, representaba más que una buena manera que conectar con las niñas y enseñar, se convirtió en una manera en que pude enlazar mis intereses académicos con una carrera creativa y que me llenaba. Desde entonces, he continuado encontrando maneras de integrar mi pasión por la danza y la educación al mismo tiempo.

6.¿Qué valor real puedo aportar a la organización?

En un mundo ideal, la persona que coordina a los voluntarios te recordará cada día lo valioso que eres y lo que la organización aprecia lo que estás haciendo. Sin embargo, si somos realistas, la mayoría de las veces se pasa el día y no se encuentra el tiempo o todo el mundo anda ocupado en otras cosas. Identifica por qué tu trabajo aporta valor a la misión de la organización y piensa en esto cuando sientas que nadie está notando tu aportación. Ser consciente de tu valor, puede ayudarte a mantener tu motivación en tiempos difíciles.

7. ¿Cuál es mi potencial dentro de esta organización?

Crea una experiencia enriquecedora donde tu aportación personal es valorada notando cuáles son las necesidades no cubiertas de la organización. Esto te ayudará a definir cuál puede ser tu mejor aportación a la organización y comunicarlas al coordinador de los voluntarios. Si tu valor real y tu valor potencial están alineados, entonces considera que lo que puedes aportar puede ir más allá de lo que dura tu experiencia como voluntariado. Puedes acabar siendo donante regular, recomendar la organización a otros, o un día encontrarte en una situación en la que puedas crear oportunidades para la organización que actualmente no existen.

8. ¿Qué hago para mantener el valor que aporto y qué necesito hacer para desarrollar mejor mi potencial?

Analiza todos los puntos: a qué te has comprometido, por qué es importante para ti hacer esto y cómo es que tu participación con la organización puede tener un impacto positivo a largo plazo. Esto puede servirte de ancla cada vez que te sientas perdido en tu rol, o si necesitas motivación para mantener tu compromiso.

9. ¿Con quién dentro de la organización me siento más cómodo cuando tengo que comunicar algo? ¿Quién/quiénes son mis aliados?

Identifica quién puede ser tu confidente y haz uso de él/ella. No te guardes problemas o pequeñas victorias para ti mismo. Compártelas con alguien que te haga sentir cómodo, esa persona puede ayudarte o simplemente celebrar esos pequeños éxitos contigo. Cuanto más te comuniques, más posibilidades de que puedas crear relaciones donde ambas partes obtengan un beneficio.

10. ¿Cómo describiría esta experiencia a alguien cercano a mi?

Intenta reflexionar sobre la experiencia cuando aún estás en en una situación de voluntariado. Si alguien cercano te preguntase sobre lo que haces, ¿tendrías algo malo que decir? Puedes pensar en algo como… “Si lo hubiera sabido antes habría….” o “Me gustaría poder tener…”. Si esto es así, haz algo al respecto mientras puedas. Si tu repuesta incluye demasiados símbolos de exclamación, sonrisas y buenos momentos, entonces simplemente, disfruta y aprecia la experiencia en la que has decidido embarcarte.

___

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , ,



10 formas de voluntariado para transformar el mundo

voluntariado

Porque todos y toda podemos ayudar… conviértete en voluntario :)

Si existe la voluntad, la acción es cuestión de decisión. Sin importar a qué nos dediquemos, el tiempo que tenemos libre, nuestra edad o si pensamos que no somos especialistas en nada, todos y todas podemos ayudar. Cada uno de nosotros tenemos habilidades y destrezas únicas desde aquellas que se llaman ‘blandas‘ a conocimientos específicos que hemos adquirido a través de los años.

Las facetas de un voluntariado pueden ser muchas, pueden variar de organización a organización e incluso desempeñar varias dentro de una misma institución. Si quieres ayudar, no dudes en actuar, ¡el momento es ahora!

  1. Voluntario administrativo – escribir cartas, organizar documentación, contestar el teléfono, todas estas son maneras de ayudar, estas tareas diarias en una organización por muy pequeñas que parezcan necesitan ser realizadas. Este tipo de voluntariado requiere una persona organizada, que tenga conocimientos básicos de computación y manejo de oficinas.
  2. Voluntario de prevención – este voluntario se centra no solo en transmitir mensajes sino en llegarle al corazón a las personas. Se puede emplear en campañas informativas sobre educación, salud, etc. Algunas de las destrezas que se necesitan son buena comunicación, empatía y asertividad.
  3. Voluntario para recaudación de fondos – dependiendo de las tareas a realizar, se requerirán diferentes habilidades y conocimientos. En general se busca alguien con excelentes habilidades comunicativas, de investigación y escucha, entre otras.

    preview

    Todos y todas podemos ayudar :)

  4. Voluntariado de atención telefónica –  responder llamadas de orden administrativo o de atención a un público en particular, es una excelente forma de ayudar. Te brinda flexibilidad y te permite tener contacto directo con la comunidad.
  5. Voluntariado virtual – si el problema es desplazarte de un lugar a otro y o tu tiempo limitado, este tipo de voluntariado te permitirá trabajar a tu ritmo. Tus tareas podrán variar dependiendo de la labor que la organización requiera que realices.
  6. Voluntariado de construcción – si trabajar con las manos es lo tuyo y te gusta el movimiento, este voluntario puede ser el ideal para ti. Puedes ver resultados de tu labor casi inmediatos y compartir tiempo con otras personas.
  7. Voluntariado recreativo –  entretenimiento en ancianatos, hospitales, centro de atención especial, etc. son algunos de los lugares en donde puedes desarrollar este tipo de voluntariado. Usualmente su buscan personas con habilidades de motivación, escucha y que les guste trabajar en actividades lúdicas.
  8. Voluntariado de domicilio – varios programas sociales requieren visitas domiciliarias como encuestas personalizadas, seguimiento de casos, adquisición de donantes, etc. Para este tipo de tareas se busca alguien con buenas habilidades comunicativas, que le guste los ambientes externos, sea receptivo y respetuoso.
  9. Voluntariado hospitalario – aunque no tan común como otras áreas, se necesita de ayuda voluntaria para ciertas tareas relacionadas con la salud. Pueden requerir cierta certificación o solo la disposición de su tiempo. Para este tipo de labor se prefiere una persona que se sienta cómoda en situaciones particulares como es la atención a enfermos.
  10. Voluntariado de mentoría – ayudar a que otros sigan ayudando o que lo hagan mejor es una excelente manera de ofrecer tu tiempo. Las organizaciones pocas veces se dan cuenta de esta necesidad pero los resultados pueden ser bastante positivos. Este tipo de voluntariado necesita de personas con experiencia trabajando en planificación y desarrollo estratégico.

Seguro se nos quedan muchos otros tipos de ayuda por fuera de la lista. Lo importante es entender que el voluntariado se puede adaptar a tus capacidades, intereses y modo de vida. Todos y todas podemos ayudar 🙂 Encuentra tu oportunidad! Visita www.idealistas.org.

___

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , ,



5 cosas que como voluntario debes evitar

124H

¿Eres o quieres ser voluntario? Evita estas 5 cosas…

Como voluntarios, a veces el entusiasmo que nos genera comenzar algo nuevo y serle útil a una causa social no nos deja ver ciertas cosas. No debemos olvidar que nuestra ayuda no debe superar nuestra objetividad y tampoco debe subir nuestro ego a tal punto que terminemos siendo una carga para la organización que nos acoge. En general e idealmente se pide que el voluntario evite:

  • Decir que sabe algo y realice dicha tarea sin la preparación necesaria – a muchos les parecería normal este hecho, sin embargo, puede llegar a ser muy serio si la tarea es especialmente importante y demandante de un conocimiento especifico. Siempre sé sincero sobre lo que puedes o no realizar y si te gustaría hacer algo pero no posees el conocimiento, demuestra tu interés, muchas organizaciones lo apreciarán y te permitirán aprender poco a poco.
  • Involucrarse emocionalmente – debemos respetar los límites de nuestra ayuda como voluntarios, aunque en ocasiones podemos ser testigos de situaciones muy duras y realidades que sin duda nos llegan al corazón, debemos saber mantener las distancias y no permitir que la experiencia como voluntarios afecte nuestra vida personal de manera negativa.
  • Tomarse atribuciones que no le corresponden– estamos allí para ayudar pero no para obstaculizar las tareas de la organización, no te tomes atribuciones que no te corresponden, como pensar que por el hecho de ser voluntario deben tener un trato exclusivo contigo sobre otras personas. Al contrario, la humildad y la sencillez deben ser tus piezas esenciales en este tipo de experiencia.
  • Exigir más de lo que se debe – como voluntario tienes derechos pero también responsabilidades. No exijas más por el hecho de que no estás recibiendo dinero a cambio de tu ayuda, ten en cuenta lo que la organización puede ofrecer y no olvides que si estás allí es porque necesitan que les ayudes, no para ser una carga más a sus labores diarias.
  • No respetar la privacidad de la organización y sus reglas – así como las personas, las organizaciones también necesitan que todos sus colaboradores respeten su privacidad, sé muy precavido con la información confidencial que manejas y ten en cuenta también la información privada de colaboradores y beneficiarios.

Estas son algunas de las reglas generales que debes tener presente. Sin embargo, no olvides que pueden existir reglas especificas que varían según el tipo de voluntariado, tareas a desempeñar, organización con la que colaboras y los programas o proyectos que llevas a cabo. Como organización, ¿qué otras cosas esperarías que tus voluntarios eviten realizar?.

___

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , , , ,



Becas para voluntarios hispanohablantes de la Fundación AFIM

Aplica ya para el primer programa de becas de la Fundación AFIM

¿Eres voluntario(a) en cualquier lugar del mundo e hispanohablante? La fundación AFIM acaba de lanzar su primer programa de becas con el fin de facilitar la formación para que los voluntarios puedan llevar a cabo su labor con mayor eficacia, colaboración y bienestar de todos aquellos involucrados en el proceso.

¿A quién están dirigidas?

Las becas están dirigidas a todos los voluntarios que realicen su actividad social en cualquier entidad de interés general como son: Asociaciones, Fundaciones, Protección Civil, Guardia Civil, Bomberos, Bomberos Forestales, Cruz Roja, Médicos sin fronteras, Unicef, etc. Cada voluntario podrá optar a las becas siempre y cuando justifique su pertenencia y participación en una entidad de interés general.

En qué consisten las becas:

Cada beca está formada por un máximo de tres cursos a elegir por el voluntario de los 10 disponibles, a los que se podrá acceder con matrícula totalmente gratuita.

La duración es de seis meses, tiempo durante el cual el voluntario tendrá acceso a la plataforma de formación en www.formacionsinbarreras.com para llevar a cabo los cursos elegidos.

Una vez finalizada la formación en caso de que se desee obtener la titulación de Formación sin Barreras, podrá hacerlo abonando el importe de la titulación.

Pasos para solicitar:

  • Elegir hasta tres cursos afines al interés y necesidad del voluntario.
  • Solicitar la beca a través de la web www.fundacionafim.org.
  • Cumplir los requisitos exigidos en las bases de la convocatoria.
  • Justificar su pertenencia a una entidad de interés general en el caso de que le sea requerida.
  • Comenzar los cursos en un plazo no superior a 10 días laborables, desde la concesión de la beca.

Más información:

Para más detalles se puede consultar la página de la Fundación AFIM o contactar con ellos a través del email: becasvoluntarios@fundacionafim.org

¡Suerte a tod@s! y pasen la voz.

___

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , , , ,



Voluntariado: por qué la ayuda gratis no es la respuesta

voluntarios_gratis

Las organizaciones necesitamos asegurarnos de cumplir también sus expectativas

Responsable, con buen humor, apasionado, que contagie energía, leal, comprometido, que quiera aprender, que tenga el potencial de comprometerse a largo plazo, comprometido con la misión de la organización, que entiendan quién es y cuál es el valor que pueden aportar… No, estas no son las características de una oportunidad de empleo para un director general de una organización, sino para un voluntario.

En un taller al que asistí el otro día al que atendieron organizaciones que trabajan con programas de voluntariado, se les preguntó cuáles dirían que son las características de un buen voluntario… Fueron justo las anteriores. Releyéndolas, ¿no creen que más allá de ser buenas características para un voluntario, serían también fantásticas para un empleado? 

Tras esto se preguntó a los asistentes que habían sido o eran voluntarios, que indicasen qué cosas no habían funcionado en sus experiencias como tales. Alguien en la sala que había hecho voluntariado indicó como uno de los contras de ser voluntario es que a veces, te sientes tratado como ‘ayuda gratis’, y no como una persona. Entonces, por un lado como organización las expectativas son altas pero luego ¿cómo es que estamos cuidando todo ese maravilloso potencial si hay quienes se pueden llegar a sentir como ‘ayuda gratis’ en lugar de como personas?

Traducción del trabajo voluntario a cifras…

De acuerdo, quizás no podemos pagarlo pero lo último que debemos pensar es que el voluntariado es trabajo gratuito. Si lo ponemos en cifras, se estima que un voluntario en Estados Unidos podría costar una media de 26.45$ la hora. En nuestros respectivos países, la cifra probablemente es menor, lo que no quiere decir que el valor sea también menor. Es por eso que somos como mínimo responsables de saber lo que los voluntarios esperan y cómo vamos a recompensarles.

¿Qué debemos tener en cuenta las organizaciones para compensar al voluntario como merece? 

Estas son las tres cosas que un voluntario consciente de que su trabajo es como tal no pagado, espera para sentirse compensado:

Trabajo relevante: hay un dicho que dice, ‘si quieres que las personas hagan un buen trabajo, dales un buen trabajo para hacer’. ¿Simple no? Interésate dentro de las necesidades que tu organización tiene, cuáles son aquellas que harán sentir al voluntario que está haciendo la diferencia. No le asignes simplemente una tarea, trata de identificar si hay algo que quizás le motiva más y puede hacer y nunca olvides resaltar la importancia que tienen su aportación al resultado final. Haz que sientan que realmente su colaboración es relevante.

Realista: comienza por ser muy claro indicando cuáles son las expectativas, eso les ayudará a centrarse y tener sensación de que están cumpliendo algo específico. A partir de ahí recuerda que si sobrecargas al voluntario con expectativas poco realistas, esto puede ser contraproducente.

Compensado: claramente ellos no esperan compensación económica, pero como organización puedes llegar a ser muy creativo con las vías para compensarlos. Algunas de ellas pueden ir desde organizar un evento para que todos los voluntarios se conozcan y que sirva de reconocimiento, a incluir sus nombres en la página web de la organización. Es importante también integrarlos, especialmente si van a estar con nosotros durante tiempo, en reuniones o actos con empleados. No queremos que sientan que están en otro nivel, sino que se tiene en cuenta quiénes son y lo que pueden aportar aunque no estén en nómina. Pregunta periódicamente lo que está funcionando y lo que no, te lo agradecerán.

En función de esto, ¿qué estás haciendo ya y qué vas a hacer para asegurarte que la relación con tus voluntarios es un gana-gana cada vez más sólido para ambas partes?

___

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Encuéntranos también en Facebook y Twitter.

Tags: , , ,



Cómo hacer el bien beneficia a empresa y empleados

Hacer_bien

Muchas razones demuestran que hacer el bien beneficia a múltiples niveles

Tradicionalmente hemos delegado la responsabilidad de nuestra salud al conocimiento de médicos, enfermeras y otros profesionales. Sin embargo, hoy es evidente que tu estado de salud no lo determina solo tu peso, niveles de colesterol o capacidad pulmonar. Nuestra salud está también muy ligada a nuestra salud emocional.

Se ha probado que las personas somos más productivas si física, pero también emocionalmente, nos encontramos bien. En un esfuerzo por tratar de conseguir mejorar el estado físico y emocional de sus empleados, una empresa del campo de la salud de Estados Unidos se preguntó en qué medida  realizar tareas de voluntariado afectaría a su salud emocional. En esta empresa el pasado año, el 81% de sus empleados y el 96% de los directivos, realizaron tareas de voluntariado en sus comunidades. Tras evaluar resultados las conclusiones fueron rotundas.

El estudio que puedes consultar más en profundidad aquí, muestra como gracias al voluntariado:

  • Se genera un gran impacto en la salud: el 76% de las personas que habían realizado labores de voluntariado en los anteriores 12 meses, afirmaban sentirse más saludables. Llegando esta cifra hasta un 94% cuando hablan de si el voluntariado a mejorado su humor y estado de ánimo.
  • Menos estrés: 78% de las personas que hicieron voluntariado durante el último año afirmaron haber disminuido sus niveles de estrés.
  • Un mayor sentido de propósito y calidad de vida: el 96% de quienes hicieron voluntariado afirman que esta acción generó una fuente de propósito en la vida mientras que el 95% afirma sentir que están haciendo de su comunidad un lugar mejor.
  • Control sobre su salud: el 80% de los voluntarios, afirmaron que sentían que tenían un mayor control sobre su salud.

Todo ventajas para los voluntarios… ¿qué pasó en la empresa?

  • Gracias al voluntariado los empleados desarrollaron habilidades que les sirvieron en su lugar de trabajo, como manejo del tiempo, trabajo en equipo u otras cualidades a emplear en el trabajo diario.
  • El 81% de los empleados que hicieron voluntariado afirmaron que cuando el voluntariado fue desarrollado en grupo, esto generó mayores lazos con los compañeros de trabajo.

En definitiva, datos que ponen de manifiesto como el voluntariado corporativo, de creciente interés en las empresas, puede ser un elemento que favorezca a empleados, empresa y beneficiarios. ¿Harías voluntariado si tu empresa te ofreciese la opción o prefieres ir por libre?

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , , , ,



¿Se está mercantilizando el voluntariado?

voluntariado

¿Tenemos hoy muchas más razones para ser voluntarios?

María lleva 20 años colaborando con Cruz Roja, ha hecho de todo, desde recaudar fondos, hasta distribuir alimentos u organizar charlas de preparación en caso de emergencias. Juan busca trabajo, ha escuchado que las empresas ahora valoran en tu currículum que hayas tenido experiencia como voluntario así que encontró una oportunidad con una ONG del barrio y una vez a la semana colabora con ellos dando clases de español a inmigrantes. Marcela nunca hizo voluntariado, pero ahora en su empresa le proponen la opción de ser voluntaria con otra gente de su departamento y se pregunta, ¿por qué no? La próxima semana van a trabajar en una escuela a las afueras de la ciudad.

¿Qué tienen todos estos voluntarios en común o qué es lo que les diferencia? ¿Todo el que haga voluntariado es voluntario o cuando introducimos ciertas motivaciones el voluntariado se transforma? ¿Se está adaptando el voluntariado a los nuevos tiempos o está perdiendo su esencia?

Empecemos por la esencia…

La RAE define la palabra voluntario como “aquello que se hace por espontánea voluntad y no por obligación o deber”.

Si nos basamos en esto habríamos de preguntarnos, ¿cuánto del voluntariado de hoy surge de una forma espontánea y cuánto es provocado por una motivación interna o externa? Aquí van algunos tipos de voluntariado hoy más comunes, mirados desde el punto de vista de las motivaciones:

  • Voluntariado porque es bueno para ti: no hay más que ir a internet y teclear ‘beneficios del voluntariado’ y encontrarás cientos de entradas en una gran mayoría haciéndose eco de todas las cosas buenas que puede aportarte la labor voluntaria.
  • Voluntariado como responsabilidad corporativa: el voluntariado corporativo se ofrece con una opción para que las empresas tengan la oportunidad de hacer su aportación y también ofrezcan a sus empleados una opción para hacer la suya si así lo eligen. Más allá de esto, vemos como más y más empresas que no sean capaces de generar algún tipo de impacto social, competirán ahora con las que sí lo ofrecen con el consecuente efecto en la percepción del consumidor.
  • Voluntariado para ayudarte con tu búsqueda laboral: cierto, el voluntariado ayuda en el aprendizaje de nuevas habilidades, mejora las que ya tenemos y desarrolla valores como la empatía, el trabajo en equipo, la creatividad para generar solucione con pocos recursos. Las empresas están más y más sabiendo ver esto, por lo que un voluntariado ayuda y te ayuda.
  • Voluntariado como ciudadano activo: cada vez más el ciudadano se encuentra en un lugar donde las tecnologías, diferentes herramientas virtuales y la democratización del conocimiento facilitan su empoderamiento. El ciudadano empoderado se convierte en el centro de movimientos que están cambiando la manera en que vemos y nos relacionamos con otros. Desde la economía colaborativa hasta las movilizaciones ciudadanas que derriban gobiernos, se extiende la conciencia de que hoy cualquiera tiene más recursos para tomar acción en las causas que le mueven.
  • Voluntariado probono: se inició como asesoría legal a organizaciones, pero ahora podemos considerar probono a todo servicio profesional que se presta de forma voluntaria, desde alguien que lleve tu comunicación corporativa hasta un contable que te ayude con los números. Son muchas las personas que nos cuentan como tras estudiar y desarrollar carreras profesionales exitosas, sienten que es su momento de aportar a los que no han tenido oportunidades y ahí el probono juega un buen papel.
  • Voluntariado para poderte graduar: en diferentes países vemos como para graduarse la universidad exige un número de horas de trabajo social voluntario.

¿Qué nos dicen estas opciones?

Si nos paramos a pensar qué tienen todas estas opciones en común, podríamos decir que en todas ellas el énfasis por el cual se insta a un potencial voluntario a animarse a serlo, es una necesidad o recompensa externa que afecta directamente a la persona o en algunos casos, la empresa para la que trabaja.

La reflexión aquí para mi es como cuando haces algo más visible, lo vendes como apetecible, muestras los beneficios… más gente se va a mostrar proclive a consumir eso que estás ofreciendo. En este punto me pregunto, ¿hemos convertido el voluntariado en un producto de consumo? Es posible que más personas se planteen hoy en día la opción del voluntariado, en algunos casos motivados por las opciones anteriores, lo que genera un mayor flujo potencial de apoyo a las organizaciones ¿es esto bueno?, ¿dónde está la línea entre el interés común y el nuestro propio?

Particularmente creo que la línea es difusa y que principalmente tenemos que ponerle cuidado cuando decidimos hacer un voluntariado a dónde estamos poniendo el foco. Pienso que el centro de todo este asunto es el beneficiario, es cómo con nuestra aportación estamos agregando un valor tangible y empoderante a aquellos a los que estamos tratando de servir con nuestras acciones. Es por eso, que la primera pregunta que deberíamos hacernos es, ¿estoy haciendo algo por mi, por mi empresa, por conseguir mi titulación, por conseguir un trabajo… o tengo claro que el centro es el otro?

Si tenemos claro esto, no veo nada de malo en que en nuestras acciones de voluntariado exista un gana-gana, todos ganaremos. Esto provocará relaciones duraderas y valiosas, pero ante todo y sobre todo, por favor, no perdamos de vista al que sufre, al que es vulnerable…. La responsabilidad, la primera responsabilidad es para con ellos y sí, debería ser espontánea, salir de dentro como un torrente de generosidad desprendida y no como una estrategia o vía para conseguir ciertos objetivos personales. ¿Qué opinas?

___

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Encuéntranos también en Facebook, Twitter e Instagram.

Tags: , , , , ,



¿Estás ya practicando las claves que tú sí puedes controlar para retener voluntarios?

Aunque algunas cosas no las puedes controlar, otras sí...

Aunque algunas cosas no las puedes controlar, otras sí…

Tus voluntarios rotan, se queman, te cuesta retenerlos, se ven súper entusiasmados un día y al siguiente no aparecen… No sabes qué deberías hacer diferente y no tienes el tiempo o los recursos para siquiera plateártelo, porque el trabajo apremia y te desborda. Necesitas voluntarios pero… no parece que estás sabiendo manejarlos y retenerlos de la mejor manera. ¿Qué hacer?

Según un súper completo informe sobre voluntariado en España (datos de 2013), estas son las razones que dan los voluntarios, cuando se les pregunta por qué dejarían de serlo:

  • Descontento o falta de confianza en la organización
  • Cambio en sus circunstancias personales o laborales
  • Desánimo, pensar que no sirve para nada
  • Falta de tiempo
  • Cambiar de actividad, hacer otras cosas

Contra algunas de estas cosas no podemos luchar. Por ejemplo, si cambian tus circunstancias laborales y de repente esa mañana a la semana ya no la tienes libre… pero ¿qué hay del descontento?, ¿de la necesidad de hacer cosas diferentes?, ¿de pensar que lo que hacen no está haciendo la diferencia?…

Aquí van algunos algunas sencillas pero importantes claves para perder a un voluntario por razones externas, pero ya no más por razones que podemos controlar:

1. Sé súper claro sobre lo que se espera de ellos

Porque lo que no quieres es que comiencen a colaborar con tu organización y luego descubrir que no pueden cumplir tus expectativas. Se honesto y claro, el voluntario lo agradecerá y sabrá a qué se compromete.

2. No cargues demasiado, pero tampoco demasiado poco

Ten en cuenta que tan malo es tener pocos voluntarios haciendo mucho que todo lo contrario, muchos voluntarios que no saben cómo pueden ser útiles. Haz que cada uno se sienta valioso sin cargarle de tareas o haciendo que no le vean el sentido a estar allí.

3. Muestra genuino interés y obtendrás honestidad

No estamos diciendo que te metas demasiado en su vida, pero ciertas palabras de interés nunca hacen daño. Si los voluntarios te sienten una persona cercana, no repararán en ser honestos contigo y decirte lo que funciona o no para ellos, en lugar de simplemente un día desaparecer sin dar explicación.

4. Intercambia responsabilidades

Especialmente cuando se trata de voluntarios que llevan mucho tiempo haciendo algo. Interésate por saber si son el tipo de persona que está contenta desarrollando una labor que ya controla por mucho tiempo, o si quizás está cansado de hacer siempre lo mismo y se está desmotivando. En ese caso, quizás puedas rotar a personas con diferentes responsabilidades pero un interés común en aprender y aportar cosas nuevas y diferentes.

5. Crea buenas oportunidades de voluntariado

Los voluntarios no difieren de cualquier persona como tú o como yo. Cuando a una persona le dan una labor tediosa, repetitiva o aburrida, será fácil que se canse y desaparezca. Sin embargo, si ponemos más cuidado en crear oportunidades de voluntariado atractivas, que generen un impacto directo y visible en la misión y que a nuestros voluntarios les atraigan por diferentes razones, tendremos mucho que ganar, nosotros de ellos y ellos de nosotros.

6. Reconoce su labor

No nos cansaremos de decirlo. Esto no cuesta, al menos no cuesta dinero y puede marcar una gran diferencia. Puedes jugar a ser creativo con esto. Una mañana yo llegué y en mi escritorio había una flor y una nota que decía: ¡GRACIAS! Aún no lo he olvidado. Puedes realizar un reconocimiento a través de las redes, crear un evento aunque sea sencillo para dar las gracias o simplemente acercarte, mirar a los ojos y reconocer la importancia de su labor.

¿Se nos está quedando algo pendiente que como organización te ha funcionado? Agradeceremos si lo compartes. Nunca sobran ideas cuando se trata de hacer que las cosas funcionen mejor y obtener mejores resultados, ¿no te parece?

___

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Encuéntranos también en Facebook, Twitter e Instagram.

Tags: , , ,



Convocatoria: Voluntarios de Latinoamérica y El Caribe para Estados Unidos

a_solidaria

¡Aún estás a tiempo!

Si eres profesional de Latinoamérica o El Caribe, aplica hasta el 28 de marzo para el programa de voluntariado de Atlas Corps y América Solidaria en Estados Unidos y colabora en proyectos de educación, salud y desarrollo económico y social que beneficia a niños, niñas y jóvenes en situación de vulnerabilidad.

Tras completar la experiencia de un año, los participantes habrán ganado habilidades de liderazgo, conocimientos en interculturalidad, y capacidades técnicas que los convertirán en ciudadanos globales.

El programa incluye los costos de viaje y visa, seguro de salud y un monto adicional para cubrir necesidades básicas de alimentación, transporte y alojamiento.

Criterios de Elegibilidad:

  • Ciudadanos o residentes permanentes de Latinoamérica y el Caribe
  • Menores de 35 años
  • Título profesional
  • Dos o más años  de experiencia en organizaciones no gubernamentales, sector público u organizaciones sociales
  • Comprensión de inglés oral y escrito
  • Compromiso de regresar al país natal tras 12 meses

Qué incluye:

  • Viaje ida y vuelta
  • Seguro de salud
  • Costos de visa
  • Cupo de voluntario en una organización anfitriona local  por el periodo de 50 semanas
  • Inscripción en el Laboratorio de Liderazgo Global y en la Iniciativa de Líderes Globales Emergentes de Atlas Corps.
  • Programa de capacitación y orientación en habilidades técnicas, interculturalidad y técnicas de salud y seguridad a desarrollarse en Chile
  • Monto adicional – de acuerdo al costo de vida local- para cubrir necesidades básicas de alimentación, transporte y alojamiento compartido.
  • Pertenecer a la red de ex alumnos de Atlas Corps
  • Galardón de participación tras finalizar el periodo

Proceso de postulación  online:

Registrate hoy y hasta el 28 de marzo en http://www.atlascorps.org/americasolidaria.php

Voluntarios de una pasada edición en Washington

Voluntarios de una pasada edición en Washington

No se aceptarán aplicaciones por correo electrónica o correo certificado.

Nota: A modo de patrocinar candidatos para ingresar a los Estados Unidos como voluntarios, se necesita información detallada de cada persona. El gobierno de Estados Unidos requiere de los antecedentes que solicita en el formulario y las respuestas que cada postulante entregue facilitan el proceso de posicionamiento en una de las organizaciones anfitrionas locales, por lo que  solicitamos responder de manera honesta y rigurosa a cada pregunta. De lo contrario, y de encontrarse antecedentes poco fidedignos, el proceso de postulación será descartado. En caso de haber sido aceptado previamente, deberá regresar a su país inmediatamente.

Cartas de Recomendación:

El programa de voluntarios Atlas Corps – América Solidaria 2016 requiere de dos cartas de recomendación de personas que lo conozcan en su ámbito y capacidad profesional, y por tanto puedan escribir tanto sobre sus habilidades y experiencia como sobre su potencial personal para ser candidato.

Cada postulante deberá solicitar las cartas de recomendación directamente a través del sistema de postulación online y su contacto recibirá un correo electrónico que indica dicha solicitud (para mayores detalles, favor consultar el formulario de inscripción). Las cartas de recomendación deberán ser enviadas dos semanas después de haber entregado su aplicación y deben estar en inglés.

Proceso de Evaluación:

Expertos profesionales con experiencia regional pertenecientes a Atlas Corp. América Solidaria, gobierno y organizaciones internacionales conforman el comité que evaluará todas las postulaciones durante abril y mayo.

Las pruebas de inglés escrito y entrevistas telefónicas serán llevadas a cabo con semi-finalistas y las organizaciones anfitrionas dirigirán entrevistas via Skype con los finalistas seleccionados, para luego entregar sus recomendaciones a Atlas Corp y América Solidaria.

Procedimiento para obtención de Visa:

Tras ser seleccionado, los candidatos deberán acudir a la embajada de los Estados Unidos en sus respectivos países para aplicar a la visa J-1. Atlas Corps entregará apoyo en la obtención de esta.

¡Únete al sueño para combatir la pobreza y unir al continente!. Envía ya tu postulación.

___

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Encuéntranos también en Facebook, Twitter e Instagram.

Tags: , , , , ,