“La sensación solo es comparable al momento en el que fui madre”

¿Es posible hacerse rico dando? Voluntarios de aquí y de allá nos comparten sus reflexiones acerca de una pregunta: ¿En qué manera el voluntariado te enriqueció cómo persona, qué te enseñó?

Cada una de sus experiencias les tocaron en una forma especial. Les pedimos que nos las compartan para que más sean los que se animen a ‘enriquecer’ y a ‘enriquecerse’.

Voluntarios de Cruz Roja en España - Del usuario jlmaral vía Flickr http://bit.ly/1GoCaRP

Voluntarios de Cruz Roja en España – Del usuario jlmaral vía Flickr http://bit.ly/1GoCaRP

Mari Luz Villanueva, (España)

Mi voluntariado fue en Cruz Roja española durante tres años aproximadamente. Realizaba todo tipo de servicios, desde ir en ambulancia a accidentes hasta cubrir sanitariamente conciertos, partidos de fútbol y eventos varios. Pero uno de los servicios que más me gustaba era el de ir a la cárcel a recoger a los niños de las presas y llevarlos al colegio. Yo hasta ese momento jamás había sabido que los niños desde bebés hasta los dos ó tres años, podían vivir con sus madres en la cárcel. Nosotros íbamos, los llevábamos al cole y después los recogíamos de nuevo para devolverlos a la cárcel. No te puedes imaginar lo que me enternecía y entristecía verlos tan pequeños entrar y salir a través de aquellas enormes puertas de hierro, sólo porque sus mamás habían incumplido la ley. Se veía la tristeza en sus ojitos aunque creo que se alegraban cuándo nos veían.

Como voluntaria aprendí mucho de la entrega y el cariño desinteresado, además de adquirir conocimientos médicos ya que allí saqué aparte del título de primeros auxilios que es lo básico para entrar junto con un test y unas pruebas físicas. También obtuve el diploma de Ayudante Técnico Sanitario en Ambulancias. Pero lo más importante de todo fue la sensación de ayudar y hacerlo viendo cómo te lo agradecen, cómo confían en ti y cómo satisface el sentir que has hecho algo para que la vida de otra persona sea un poquito mejor. A mí me daba un subidón en el corazón que jamás he sentido con nada más. Solo es comparable al momento en el que fui madre.

Entonces tenía alrededor de los 25 o 26 años y han pasado otros 20 años. Hoy me siento frustrada por no poder hacer más. Padezco varios problemas de salud pero aún así colaboro con una Iglesia de mi barrio ayudando s niños con pocos recursos, sobre todo de raza gitana. Les damos clases de manualidades, dibujo, cocina, canciones, baile …etc . además de colaborar con lo que podemos, ropa, alimentos, juguetes, material escolar y demás cosas que nos sea posible.

___

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , , , ,



Cómo recibir a tus voluntarios en su primer día

"Con el nuevo día llegan nuevas esperanzas y nuevas ideas" - Eleanor Roosevelt

“Con el nuevo día llegan nuevas esperanzas y nuevas ideas” – Eleanor Roosevelt

Generalmente todo comienzo genera gran expectativa y entusiasmo, como nuestro primer día en la escuela cuando estamos deseando utilizar nuestros cuadernos y lápices nuevos, y por supuesto por hacer amigos nuevos. En el voluntariado, la realidad no debería ser un asunto distinto, los voluntarios están frente a un nuevo proyecto en el que sienten que sus habilidades y tiempo pueden ser realmente útiles para la sociedad.

Es en este momento en que están más entusiasmados y es nuestro deber y responsabilidad como organizaciones orientarlos a lo largo de su experiencia y ofrecerles la ayuda necesaria para entender y desempeñar lo mejor posible su labor. En términos generales el primer día de todo voluntario debe estar constituido por cuatro partes:

Primer día de voluntariado

- Introducción – Explícale a tus nuevos voluntarios los valores y objetivos de tu causa, cuál es tu misión y qué herramientas utilizan para la comunicación dentro y fuera de tu organización.

- Aclaración de expectativas – Deja claro cuáles son las expectativas que la organización tiene con respecto a su labor y esfuérzate por conocer las que el nuevo voluntario tiene en cuanto a su función y el papel de la organización.

- Integración – Realiza actividades que permitan que voluntarios y miembros de equipo se relacionen, intercambien puntos de vista, experiencias y empiecen a construir nuevos lazos de trabajo.

- Carta de compromiso – Aunque no existe un contrato de por medio en el voluntariado, deja por escrito los objetivos, el tiempo que se deberá utilizar en el desempeño de las tareas y las actividades que deberá realizar el voluntario así como los derechos/beneficios que este mismo tendrá al ser parte de la organización. El firmar algo aunque no se trate de un documento legal, sustenta la imagen de seriedad con el proyecto o actividad.

No debemos olvidar que este entusiasmo del que hablamos se debe alimentar a lo largo del tiempo, tiene que ser el motor de arranque de un camino constante donde la entrega, la responsabilidad y los resultados sean nuestras señales de tránsito. Nosotras las organizaciones, nos convertimos entonces en el acompañante de volante que estimula y acompaña el camino desde su comienzo. Es nuestro deber:

  • Mantener una comunicación abierta que permitirá que no se creen falsas expectativas o imaginarios mentales, que es lo que comúnmente desencadena la desilusión y falta de entusiasmo.
  • Tus voluntarios son también tu audiencia – si se tiene claro desde un comienzo que el voluntario es tan valioso y representativo como la comunidad con la que trabajaremos, pondremos sus objetivos y las razones que lo llevaron a elegir a tu organización en un primer plano. Se le tendrá en cuenta y se le mostrará el valor de su dedicación sin que sea una tarea más en la lista.
  • Brindar las herramientas necesarias para desempeñar la tarea establecida – no podemos pedir que algo se realice si no ofrecemos los medios, es nuestro deber hacerlo, así como ofrecer un ambiente sano y propicio para desarrollarse como persona y voluntario.

Si eres una organización social que ha tenido experiencia con voluntarios, nos encantaría escuchar de ti. Escríbenos tu experiencia a adriana@idealist.org.

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Encuéntranos también en Facebook y Twitter.

Tags: , , ,



De Latinoamérica y el Caribe, a Estados Unidos. ¡Postula hoy!

América Solidaria / Atlas Corps

Postula hoy para poner tus habilidades profesionales al servicio de organizaciones en Estados Unidos

En la cruzada contra la erradicación de la pobreza, todos los caminos son posibles. Las relaciones norte-sur enriquecen, al igual que pueden enriquecer las relaciones sur-norte. Porque al final, la problemática de la pobreza permea a prácticamente a todo el planeta en mayor o menos medida y cada uno de nosotros, tenemos que ser conscientes de que tenemos y podemos aportar.

Con esta idea y la creencia de que un continente entero se transforme en una América más justa y solidaria, América Solidaria y Atlas Corps lanzan la segunda convocatoria para profesionales voluntarios de Latinoamérica y El Caribe.

Si estás dispuesto a poner tu profesión al servicio de organizaciones que hoy trabajan por los más de 46 millones de estadounidenses que viven en situación de pobreza y exclusión, postula ya al Programa “Atlas Corps – América Solidaria” en Estados Unidos.

El programa tendrá una duración de 12 meses en los cuales los profesionales voluntarios pondrán sus conocimientos y experiencia profesional al servicio de organizaciones locales sin fines de lucro de Estados Unidos que preferentemente trabajan en las áreas de educación, salud y desarrollo productivo.

Una vez finalizado el año de servicio, el profesional voluntario regresara a su país como un ciudadano global, con liderazgo, experiencia de trabajo multi-cultural, con fuertes herramientas técnicas que le permitirán acceder a interesantes oportunidades laborales para el desarrollo y mejoramiento de la calidad de vida de aquellas personas que viven en situación de pobreza en su propio país de origen.

¿Qué requisitos se han de tener para postular?

  • Contar con nacionalidad o residencia permanente de algún país de América Latina y El Caribe.
  • Edad máxima de hasta 35 años.
  • Estar titulado de una carrera de educación superior.
  • Contar con a lo menos dos años de experiencia laboral en el sector sin fines de lucro/ONGs/Sector Social o Público.
  • Dominio del idioma inglés (oral, escrito, lectura)
  • Compromiso para regresar al país de origen una vez finalizado el programa de 12 meses.

¿Qué es lo que incluye?

  • Pasaje desde y hacia el país de origen.
  • Vinculación en una organización local sin fines de lucro, bajo modalidad voluntaria a tiempo completo, por un periodo de 50 semanas en Estados Unidos.
  • Seguro de salud.
  • Participación en Atlas Corps Global LeadershipLab.
  • Jornada de dos semanas de formación en Chile de fortalecimiento de habilidades y conocimientos interculturales, técnicos, de salud y gestión de riesgos.
  • Costos de Visa.
  • Aporte Mensual para cubrir necesidades básicas según un estilo de vida modesto y sencillo acorde a los costos locales de vida (Alimentación, transporte local, Vivienda compartida).
  • Alumni Red de América Solidaria y Atlas Corps.
  • Premio por término exitoso de programa.

¿Cómo me inscribo?

¿Interesad@? Puedes encontrar mucha más información en español aquí y enviar tu postulación a través de esta página.

¡Mucha suerte a los participantes!

___

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , , , , , ,



¿Por qué medir el impacto del voluntariado en tu organización?

Imagen de Shutterstock

Imagen de Shutterstock

Medir el impacto del voluntariado sí es posible, a través de él podemos conocer qué ha funcionado y que no, qué hemos alcanzado y qué practicas debemos continuar realizando. A diferencia de lo que muchos podrían pensar, el impacto no es solo organizacional, sus beneficios se pueden extender hasta a los mismos voluntarios, trabajadores de la organización y la comunidad en general.

Entonces… ¿Cómo podemos medirlo?

Primera Fase 

Si bien es importante medir cada proyecto o programa que manejemos, determinar el número de voluntarios involucrados, el número de actividades, horas contribuidas, entre otros factores. No podemos empezar a medir sino tenemos unos objetivos establecidos. Una vez determinemos lo que queremos lograr, tendremos los parámetros necesarios para medir si el impacto esperado en cada proyecto se ha logrado.

Segunda Fase

Medir el impacto no tiene que ser una tarea complicada, puede ser tan simple como utilizar encuestas, cuestionarios y/o entrevistas grupales con los beneficiarios finales y voluntarios. Puedes utilizar uno o varios métodos de medición, es recomendable que se realice antes y después de cada actividad, con esto podrás conocer las expectativas que los voluntarios y beneficiarios tienen y determinar si los objetivos del voluntario (además de los del beneficiario final) se lograron.

Tercera Fase 

Sin importar el método que utilices para medir el impacto de cada proyecto y actividad, asegúrate de identificar si los cambios originados son el resultado de la actividad o proyecto realizado o si otros factores contribuyeron al cambio. Así mismo, no asumas que todo el impacto es positivo, pregunta y analiza también los aspectos negativos que se originaron o si no se originó ningún cambio. No olvides preguntar cómo se puede mejorar, esto te ayudará en el desarrollo de actividades futuras.

Cuarta Fase

Comparte los resultados, no solo difundirás una imagen de transparencia sino que permitirá que actuales colaboradores y futuros donantes conozcan el impacto que tu organización está generando desde diferentes niveles: comunidad, voluntarios y organizacional. Mantén un archivo de los resultados y visualízalos a través de un gráfico que muestre en el tiempo tanto el desarrollo, avance, los obstáculos y desafíos.

La medición del impacto que nuestros voluntarios tienen en los proyectos y actividades que cada organización debe ser considerado en el momento de la planeación. Estamos seguros que una vez empecemos a involucrarlo no solo mejorará nuestro impacto, valoraremos aún más la labor que realizan nuestros voluntarios.

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Encuéntranos también en Facebook y Twitter.

Tags: , , ,



¿Cómo usar Facebook para reclutar voluntarios?

Imagen de Shutterstock

Imagen de Shutterstock

Alrededor de 100 millones de personas en el mundo usan Facebook. Dado su alcance nos hacemos una pregunta, ¿cómo podemos como ONG reclutar, fidelizar y dinamizar voluntarios a través de la red social más popular del mundo?

En medio de esta temática me encontré con un webinar en youtube que habla del tema. En esta entrada sintetizo los puntos más importantes. Si quieres acceder al webinario completo (en inglés), haz clic aquí.

El reto de Facebook

Estudios han demostrado que los usuarios de esta red social están más preocupados por saber sobre la vida de sus amigos que estar al tanto de lo que pasa con empresas, marcas y organizaciones. Según un estudio realizado por Forrester, solo el 10% de las personas creen en los mensajes que empresas u organizaciones publican en la red social. Sin embargo, el 70% de los usuarios creen en una marca u organización cuando esta es recomendada por sus amigos.

Teniendo en cuenta estas estadísticas , ¿qué podemos hacer?. La respuesta no está tan lejos de lo que pensamos: debemos conocer quiénes son las personas que nos siguen, qué les gusta y qué causas les interesa, solo de esta forma nuestros usuarios pueden identificarse e interactuar con nosotros y a su vez compartir con sus amigos nuestro contenido.

¿Cómo lo hacemos? Aquí te van algunos puntos clave

  1. Comparte imágenes que cuenten una historia – ¿Qué mejor que sea nuestra audiencia la que se imagine una historia tras una imagen? Solo las buenas imágenes pueden lograrlo, un buen recurso que puedes utilizar es Canva o Pixlr.
  2. ¿Qué decir y cuándo? Facebook no lo dice – Para escoger el mejor momento del día para publicar tu contenido solo tienes que acceder a las estadísticas de tu página. Para hacerlo haz lo siguiente: ve a ‘Estadísticas’ en la parte superior de tu página en Facebook, una vez estés allí, haz clic en ‘Publicaciones’, verás la opción ‘Cuando tus amigos están en línea’. Esto te permitirá conocer en qué momentos del día y qué días tus usuarios están conectados.
  3. Crea contenido disponible para celulares – El 71% del uso de las redes sociales se realiza a través de este medio. Asegúrate de que tu contenido se vea bien en tu teléfono. Una forma de hacerlo es manteniendo tus publicaciones entre los 80 y 140 caracteres.
  4. Haz preguntas – Generar conversaciones es una muy buena manera de interactuar con nuestros usuarios, a través de este medio podemos conocer sus opiniones, gustos y aspiraciones. Un reciente estudio sugiere que las preguntas cerradas y cortas generan mayor interacción que las preguntas abiertas.
  5. Incentívales a que compartan tus publicaciones – No basta con solo decir ‘comparte esto con tus amigos’, debes hacer un llamado claro a la acción con el que se sientan identificados, por ejemplo: ‘comparte esto si estás de acuerdo con…’
  6. Personaliza tu página de Facebook – Una forma de hacerlo es agregando aplicaciones, una de ellas puede direccionar al usuario a un formulario para registrarse como voluntario o a la sección de tu página web donde se habla más sobre la experiencia de voluntariado en tu organización. Para saber cómo hacerlo haz clic aquí.
  7. Habla sobre el impacto de tus voluntarios – Las personas que deciden ser voluntarios lo hacen porque se sienten identificados con una causa y sienten que de algún modo, al hacerlo, están cambiando al mundo. Cuéntales cómo las personas que ya están ayudando con la tuya están contribuyendo a un cambio mucho mayor.
  8. Da visibilidad a lo que funciona – Otros canales de comunicación pueden ayudar a mejorar las interacciones en Facebook, puedes enviar un correo electrónico a tu base de datos sobre voluntariado e incluir un post de Facebook que haya tenido gran acogida, invita a que las personas comenten sobre el en Facebook, tus publicaciones llegarán a muchos más cuando tus usuarios comparten tu contenido.
  9. Crea un calendario de contenido – Esto te ayudará a llevar un orden de lo que publicas y asegurarte de que el tono que utilices sea el más apropiado para tu audiencia.

Una vez crees comunidad e interacción en tu Facebook muchas más personas estarán dispuestas a colaborarte cuando lo necesites. Para conocer un poco más sobre el tema, descarga gratis el manual de Facebook para ONG de Wingu.

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Encuéntranos también en Facebook y Twitter.

Tags: , , , ,



“Nunca imaginé qué tanto impactaría mi vida”

¿Es posible hacerse rico dando? Voluntarios de aquí y de allá nos comparten sus reflexiones acerca de una pregunta: ¿En qué manera el voluntariado te enriqueció cómo persona, qué te enseñó?

Cada una de sus experiencias les tocaron en una forma especial. Les pedimos que nos las compartan para que más sean los que se animen a ‘enriquecer’ y a ‘enriquecerse’.

Por Florencia Eraña, (Uruguay)

“Jamás imaginé que esta experiencia pudiera ser tan conmovedora. Desde que entré en contacto con las personas en “Jardim Do Cerrado”, mi perspectiva de la vida ha comenzado a cambiar. Lo que creía que era necesario para tener una vida feliz y confortable, ahora parece innecesario. Lo que creía que era “normal”, ya no lo parece tanto. De a poco me doy cuenta que el mundo es inmensamente más complejo de lo que había imaginado, tanto más increíble y a la vez más aterrador de lo que pensé. Lo más maravilloso es darme cuenta que no solamente estoy aprendiendo acerca de otros, también aprendo más acerca de mi misma. Es tan simple y tan complejo a la vez.”  

jardins_do_cerrado

Florencia con otros voluntarios y personas de la comunidad en Goiania, Brasil

El 7 de enero de 2014, escribí esto en mi diario de viaje. Me encontraba viviendo en una comunidad en las afueras de la ciudad de Goiania, en Brasil; dando clases en una escuela junto con otros ocho jóvenes de distintas partes del mundo. Esa fue mi primera experiencia de voluntariado, y me marcó para siempre. Me puso en contacto con una realidad completamente distinta a la mía, me hizo salir de mi zona de confort, me llevó a cuestionar cosas que hasta el momento daba por obvias. Durante ese tiempo aprendí dos grandes cosas que llevo conmigo hasta el día de hoy: 1) a ver el mundo a través de los ojos de otros, a ponerme en su lugar y 2) a no subestimar el impacto de las pequeñas acciones.

Hoy, sigo siendo voluntaria desde un ángulo distinto: soy parte de AIESEC, la organización de jóvenes más grande del mundo. Trabajo en equipo gestionando experiencias de intercambio voluntario para que otros jóvenes tengan la oportunidad de vivir lo que yo viví. Esta forma de voluntariado me ha permitido seguir en contacto con personas que tienen distintas maneras de ver el mundo, aprender a trabajar con otros, conocerme aún más, y por sobre todas las cosas, actuar y ser protagonista del cambio que quiero ver en el mundo.

Desde siempre supe que mi lugar era ayudando a otros. Fue con ese propósito que tomé las dos grandes decisiones que me marcaron: ser docente y ser voluntaria. Empecé porque quería impactar positivamente la vida de otros, pero nunca imaginé qué tanto impactaría también mi vida. 

 

Si te gustó este testimonio no te pierdas “Es inevitable volver cada martes aunque hayas tenido un mal día

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , , , , , ,



¿Por qué llora tu perro?

perro triste

¿Cuál es tu clavo? Imagen cortesía de Shutterstock

¿Te gustan los cuentos?… este te hará pensar. Muchas conclusiones se pueden sacar del mismo, así que lo compartimos para que nos cuentes qué te parece.

Érase una vez un señor sentado a la puerta de su casa viendo a la gente pasar. Su perro le acompañaba tumbado junto a él con gesto contrariado y constantes gemidos que delataban que algo le pasaba. Gemía y gemía hasta que una de las personas que paseaban por la calle que lo observó preguntó al dueño:

– ‘¿Por qué está llorando su perro?’

‘Porque se ha tumbado encima de un clavo…’ , contestó él.

‘Y si se tumbó sobre un clavo ¿por qué no se mueve y se tumba en otro lugar?’,  preguntó intrigado el paseante…

‘Sencillo, es porque el clavo no le molesta lo suficiente…’

Escuchando este cuento nos preguntamos en qué medida todos estamos tumbados encima de clavos… cuántas son las cosas que nos molestan, nos hacen ruido, nos frustran, pero seguimos nuestro camino o continuamos observando desde la comodidad de nuestro sofá. Enfadados a veces, pero sin levantarnos y hacer algo más que lamentar las situaciones que nos afectan.

¿Qué clavo te molesta? ¿Cuál es esa causa que te toca la fibra sensible? Nunca es tarde, recuerda que en Idealistas.org hay miles de organizaciones trabajando en las más diversas causas. Usa nuestro buscador para ver quién ya está trabajando en los asuntos que más te importan y contacta directamente con la organización para ver cómo puedes dar una mano.

No dejes que el clavo te pinche hasta el punto en el que el daño se haga demasiado grande. Conecta, actúa, comparte. Cuéntanos qué te pareció la moraleja del cuento.

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Encuéntranos también en Facebook y Twitter.

Tags: , ,



7 consejos para sacar lo mejor de tu experiencia de voluntariado

¡Anímate a ser voluntario!

¡Anímate a ser voluntario!

Muchas personas nos preguntan cómo pueden convertirse en voluntarios y la verdad es que la intención de querer ayudar a tu comunidad es el primer paso pero no debe ser el único. Este recorrido de aprendizaje y cambios tanto para ti como para la comunidad con la que has decidido colaborar, no debe ser una tarea que dejemos a la deriva. Podemos seguir ciertas pautas para sacar lo mejor de esta experiencia. Aquí te van algunas de ellas:

  • Busca qué causas te interesan – Aunque todos tengamos las ganas de ayudar, no todos compartimos los mismos intereses. Concéntrate en aquellas causas que se relacionan con aquello que más te preocupa, puede ser pobreza infantil, cuidado de animales o temas relacionados con la educación.
  • Ten en cuenta las habilidades que posees – Contrario a lo que muchos piensan, el voluntariado no solo se trata de ayudar a plantar un árbol o pintar una fachada. Todos tenemos otras habilidades que pueden generar incluso un impacto mucho más grande. Haz una lista de todas las destrezas que posees y que te gustaría poner en práctica durante tu voluntariado.
  • Combina tus propios objetivos – Ser voluntario o ayudar a otros no significa que tienes que olvidarte de ti mismo. Si tu meta a largo plazo es aprender o practicar un idioma o adquirir nuevo conocimiento sobre algo, ésta puede ser una muy buena oportunidad de combinar ayuda mutua. Sin embargo, no olvides que el objetivo primordial del voluntariado debe ser el de ayudar a otros.
  • No te comprometas más de lo que puedes – Sé honesto desde un principio dejándole saber a la organización de acogida tu tiempo disponible así como tu experiencia y conocimiento. Tener esto claro evitará malos entendidos e incentivará la generación de un impacto real y positivo.
  • Tómatelo seriamente – A pesar de que muchas organizaciones puedan estar necesitando voluntarios, esto no significa que no deban o no hagan una selección de los mismos como pasa con una oportunidad de empleo. Se necesita atraer el mejor talento, en este caso la solidaridad, las ganas y el compromiso por sus misiones, al igual que las destrezas específicas para cada oportunidad de voluntariado. Tómate este proceso seriamente. En tus manos está el no solo cambiarle la vida a muchos, sino cambiar tu propia vida.
  • Prepárate para crecer personalmente – Toda experiencia nos cambia y nos renueva. Toma cada una de tus vivencias como parte de un aprendizaje continuo. No siempre podrás relacionarte con personas que piensen igual que tú ni que estén a acostumbradas a tratarte como tú lo haces.
  • Entrega tu corazón y ganas – El voluntariado es una experiencia de doble vía y para que tu labor voluntaria logre el alcance esperado, ¿qué mejor que ponerle pasión y entrega?. Contagia a tu equipo de trabajo con tu entusiasmo, lo que recibirás seguro será incluso más reconfortante que lo que entregas.

 ¿Tienes alguna experiencia de voluntariado que quietas compartir? Si es así, ¿qué la hace diferente a otras y en qué aspectos te ha cambiado como persona?

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Encuéntranos también en Facebook y Twitter.

Tags: , , ,



“Es inevitable volver cada martes aunque hayas tenido un día fatal”

¿Es posible hacerse rico dando? Voluntarios de aquí y de allá nos comparten sus reflexiones acerca de una pregunta: ¿En qué manera el voluntariado te enriqueció cómo persona, qué te enseñó?

Cada una de sus experiencias les tocaron en una forma especial. Les pedimos que nos las compartan para que más sean los que se animen a ‘enriquecer’ y a ‘enriquecerse’.

Por Candelaria Pagella, Buenos Aires, (Argentina)

“Mi nombre es Candelaria y junto con un grupo de compañeros (que ya considero queridos amigos) asistimos a gente en situación de calle, desde la agrupación Caminos Solidarios Argentina. Hace casi dos años me sumé a las recorridas nocturnas que se realizan en el barrio de Caballito (Ciudad de Buenos Aires) y cada martes, nos encontramos con nuestros amigos de la calle para entregarles alimentos, ropa y abrigo (especialmente durante el invierno).

Recorrida nocturna

Candelaria y otros voluntarios en una de las recorridas nocturnas

Esta experiencia para mi significa muchas cosas, pero si tuviera que definirla con una sola palabra, sería con la palabra “transformación”. Cada encuentro, cada contacto genuino y sincero con ese otro (portador de un nombre, dueño de una historia); te modifica. Y, sin duda, también es generador. Impulsa la unión, habilita la escucha, da lugar a la mediación de la palabra, de los gestos, de la mirada y del propio silencio. Permite el ejercicio de ser menos prejuiciosos. Da lugar a las historias personales, a las anécdotas, a la risa y también a la dureza de la realidad que habita en esos relatos en primera persona.

Pero como la transformación es eje, enseguida llega un abrazo o un apretón de manos contenedor, que recompone. Todo es enseñanza y aprendizaje. Por eso, todo lo que ocurre en ese espacio de la noche es transformador. Uno no vuelve a ser quien era hasta hace un instante. Uno no vuelve a mirar la vida, a su entorno, a la rutina de la misma manera. Es inevitable aplicar estos filtros. Del mismo modo en que es inevitable volver cada martes aunque hayas tenido un día fatal. De algún modo la energía se renueva y ahí nos vuelve a encontrar. A pesar de ser conscientes de que la acción ciudadana no es suficiente y saber que los problemas de fondo siguen estando. Sin embargo, algo maravilloso nos concentra en ese espacio que nos atrae como un imán: el amor sincero y la posibilidad de transformarnos.”

¿Sientes que tu experiencia de voluntariado también te enriqueció? Compártela para que sean más los que se animen a aportar su granito de arena. Puedes escribirnos a: comunicacion@idealistas.org.

Si te gustó este testimonio no te pierdas “Ser voluntario es uno de los servicios mejor remunerados

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Tags: , , , ,



Al voluntario no se le remunera pero, ¿se le debe premiar?

A estas alturas pocos discutirían las muchas recompensas que tiene ser voluntario. Algunas de ellas van desde establecer una red de contactos con nuevas personas, aprender habilidades nuevas, compartir tu conocimiento, sentir que estás haciendo en alguna manera la diferencia o incluso hacer más sólido tu currículum. Por supuesto, una constante que escuchamos siempre es como la gente entra al voluntariado pensando que tiene algo que ofrecer, que enseñar… y a menudo “eres tú el que más aprende”.

¿Premiamos o no a los voluntarios?

¿Premiamos o no a los voluntarios?

Sin embargo, más y más estos días nos encontramos con diferentes ejemplos en los que a los voluntarios, más allá de la oportunidad de contribuir y ganar de la experiencia, se les premia de alguna forma tangible. Vemos que cada vez surgen más aplicaciones móviles que te animan a llevar a cabo acciones que se transformarán en puntos que podrás redimir por entradas a eventos, o moneda intercambiable en comercios adheridos, etc.

En otros casos, hay organizaciones como es el caso de Headcount.org, donde el voluntario lleva a cabo su labor de conseguir que más personas se registren para votar. Estos voluntarios reclutan a gente en conciertos de renombre, cuya simple entrada ya pueda representar para muchos una motivación.

Y aquí nos surge la pregunta, ¿cuándo un voluntario es voluntario?, ¿creen que si hay un beneficio tangible, esto desvirtúa o más bien incentiva en una forma positiva a que más gente se sume a aportar su granito de arena? ¿Te harías voluntario si supieses que vas a conseguir descuentos, entradas a eventos o puntos a canjear o crees que el voluntariado no debería estar ligado a una recompensa específica?

Tanto si eres, has sido voluntario o estás pensando en ofrecer tu parte, nos encantaría conocer tu opinión. Déjanos tu comentario.

Si te gustó esta entrada, te interesará…“¿Y si te obligaran a ser voluntario?”

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas. 

Tags: , ,