4 razones para no hacer voluntariado internacional

La industria de los viajes solidarios con sus atractivos casi irresistibles parecen ser una gran alternativa para quienes desean vivir nuevas experiencias y aventuras, y por qué no, ayudar en el camino. Sin embargo, para estar dispuesto a tomar esta decisión es preciso entender si estás o no listo para ello, y de estarlo qué programa es el adecuado para ayudarte a generar el mayor impacto posible en el corto tiempo que estarás en el lugar.

El voluntariado es una apuesta personal y social que hacemos, un contrato emocional cuyo impacto no solo nos afecta, sino que lo hace en la vida de otros. Tomarlo con seriedad y buscar organizaciones que también lo tengan en claro, es el primer paso, pero no el único. Antes de decidir viajar como voluntario fuera de tu país, reflexiona:

1. ¿Quiero viajar y el voluntariado es en realidad solo una excusa? 

Existen programas que por cambio de algunas horas de trabajo voluntario en granjas, fincas o casas rurales, pagan tu estadía y comida, lo cual puede llamar la atención a muchos que no cuentan con muchos recursos para viajar. Sin embargo, si estamos motivados por el viaje tenderemos a no focalizarnos si el tipo de tareas a realizar generarán o no algún tipo de impacto social.

Por otro lado, existen programas que piden pago previo que incluyen viajes de excursión que ocupan gran parte de la estadía, muchas veces dichos programas son más accesibles que los paquetes turísticos regulares, por los que se convierten en una muy buena opción para los viajeros. Ten también en cuenta que muchas agencias de viajes solidarios utilizan el voluntariado como enganche para reclutar tantas personas como les sea posible, con fines de lucro. Por supuesto no es el caso de todas. Pero si estás focalizando tu experiencia en tu enriquecimiento personal (como turista), tenderás a centrarte en este tipo de programas.

¿Estamos entonces alimentando nuevas formas de turismo en lugar de focalizarnos en generar impacto social con sentido? Si tu mayor motivación para realizar un voluntariado es viajar, sin duda algo no está bien. El voluntariado sin importar su modalidad debe ser tu principal motivación, de lo contrario concentrarás tu energía en los paseos y excursiones más que en tu labor voluntaria.

2. ¿Quiero huir de mi realidad?

El voluntario no es ni debe ser tu tiquete de salida para huir de la desesperación o mitigar tus frustraciones. Muchas veces hemos querido salir corriendo de nuestros problemas y la realidad que muchas veces puede ser agobiante, sin embargo, al decidir realizar voluntariado debes estar emocionalmente preparado. Tu principal objetivo es colaborar con una realidad y utilizar tu tiempo, esfuerzo y conocimiento en ello. No es ni debe ser nunca tu escape directo a tus problemas, de lo contrario, terminarás añadiendo tu carga personal a otros.

3. ¿Busco la admiración de otros?

Si bien, el voluntariado es de admirar y cada ayuda y disposición es valiosa, un voluntario legítimo no busca protagonismo. De existir un protagonista, un voluntario procura que sea la comunidad ya que su objetivo es generar un movimiento mayor en torno a la problemática tratada y no la admiración por su labor comunitaria.

Las redes sociales hoy más que nunca invitan a juzgar, elogiar o cuadricular la vida de las personas basadas en las fotos que se publican, los ‘Estoy aquí’ que se comparten y las páginas que se siguen, lo cual puede ser intimidante y desafiante para muchas personas. Sin embargo, buscar la admiración de otros por tus viajes solidarios no es una decisión legítima para decidir emprender uno de estos viajes.

4. No tengo claro el compromiso y lo que supone un voluntariado fuera de mi país

Realizar voluntariado y más fuera de tu país requiere un entendimiento claro de tus responsabilidades en el nuevo lugar en el que estarás, una comprensión de la cultura, lenguaje y lo que se espera de ti. Si no puedes responder preguntas como: ¿de qué se trata el proyecto con el que colaboraré?, ¿cuál ha sido el impacto de la organización a colaborar hasta ahora?, ¿qué debo tener en cuenta antes de ir, (vacunas, certificados médicos, etc)?,  ¿cuál será el impacto que mi tarea o labor espera generar?, ¿quién será la persona responsable de mi?, ¿dónde me hospedare y qué garantías tiene la organización que organiza?, quizás aún no estés list@ para emprender el viaje.

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Encuéntranos también en FacebookTwitter e Instagram.