¿Te para el miedo al fracaso o al éxito?

Indecisión

Del usuario Flickr ‘DeeAshley’ vía Creative Commons

Obstáculo #5 para transformar tus buenas intenciones en acción: ¿Y si fracaso?…

Entre los obstáculos que impiden a las personas pasar de la intención a la acción, encontramos a menudo el miedo al fracaso. La otra cara de la moneda y quizás no tan común, es no tanto el miedo al fracaso, sino el miedo al éxito. Vayamos por partes:

Miedo al fracaso: la imagen social

Arrastrando en muchos casos lastres culturales o hábitos y creencias ampliamente extendidas, existen culturas en las que el fracaso está estigmatizado. Muchos son los que querrían intentarlo pero piensan cosas como estas:

  • “Y si lo intento y me sale mal, ¿qué van a pensar de mi?”

  • “¿Y si la gente piensa que esta idea es absurda?”

  • Los hay que lo intentan, fracasan y se dicen: “Ves, ya sabía yo que esto no iba a salir bien”, reafirmándose en su propia incapacidad en lugar de valorar lo aprendido.

  • La ‘capacidad de sacrificio’ juega también una parte importante: “Uff, empezar de cero es mucho trabajo… ¿y si luego no funciona?”. 

 

Miedo al fracaso: mundo de oportunidades

Otras culturas sin embargo, miran el fracaso como una herramienta para poder lograr la excelencia, una oportunidad para aprender y seguir adelante. Son capaces de transformar algo potencialmente ‘negativo’ como el fracaso, en una herramienta a su favor.

Esta forma de mirar el fracaso, entiende que sin equivocarte no podrás entender ciertas cosas y sin entender ciertas cosas, no podrás intentarlo otra vez, mejorarlo y hacer realidad tu idea. Es más, en estas culturas hay inversores que cuando tienen que apostar por una idea, afirman que solo lo hacen por proyectos que ya han experimentado el fracaso previo. Entienden que solo intentando y entendiendo qué falló, la persona será capaz de hacer funcionar aquello que se propone.

En definitiva, en este tipo de culturas fundamentalmente anglosajonas, está mejor visto tener una intención, intentarlo y fracasar, que no intentarlo en absoluto.

 

Miedo al éxito: responsabilidad y compromiso

pulgares arriba

Del usuario “Shelly T.” vía Creative Commons

Un tercer tipo de miedo a intentarlo, es el de aquellos que no dan el paso no por miedo a fracasar, sino por miedo a triunfar. ¿Nunca has tenido la sensación de que si comenzaras algo y trabajases a conciencia en ello, funcionaría?. Entonces ¿por qué no lo intentaste? Quizás pueda ser debido a alguno de estos pensamientos:

  • “Si sale bien, ¿estoy dispuesto a asumir el trabajo y responsabilidad que esto puede suponer?”

  • “¿Y si comienzo a desarrollar esto, funciona y me doy cuenta que tampoco es realmente lo que quiero?”.

  • “En realidad mi vida no está tan mal así”. Te autoconvences de que es mejor lo que tienes que lo que pueda venir.

Como ven, nuestros pensamientos a menudo condicionan lo que nos atrevemos o no a hacer en función de nuestros miedos. Si cambiamos nuestros pensamientos, podemos cambiar el mundo.

Es por eso que te invitamos a preguntarte qué te está parando para pasar a la acción. Idéntificalo y pregúntate ¿y cuál es el coste de no intentarlo?, ¿es mejor seguir imaginando lo que pasaría y no hacer nada?. Acabo la entrada con esta frase de Thomas Edison, el cual probó hasta 10.000 bombillas para finalmente conseguir que la primera luciese.

“No he fracasado, he encontrado 10.000 formas de generar electricidad que no funcionan”.

¿Qué te sugiere?. En qué lado estás, ¿tienes miedo al fracaso, al éxito o quizás desde hoy pondrás más atención a lo que quieres que a los pensamientos que te paran?

En la serie “De la intención a la acción” analizaremos cuáles son los obstáculos más comunes que las personas encuentran y que les impiden transformar sus buenas intenciones en acción. Trataremos de encontrar las claves para revertir el obstáculo y ayudarte a seguir adelante.

Tags: , ,





Comentarios (3)


  1. Malú escribió:
    2 July, 2013 a las 10:22 pm

    Toda la razón,
    la palabra fracaso nos asusta, yo prefiero decir solo “intentos”
    * Varios intentos te llevarán al éxito
    * cada intento es un escalón
    * Inténtalo todas las veces que sea necesario
    * Si no lo intentas, nunca sabrás si lo lograrías.
    Aquí en México cuesta trabajo, es la vergüenza de que los demás digan que no la hiciste.
    Prefiero volverme una desvergonzada.


  2. Elena Martin escribió:
    10 July, 2013 a las 6:37 pm

    Me encanta la idea de sustituir la palabra fracaso por ‘intento’. Mil gracias por compartir y enriquecer este espacio de reflexión y acción.


  3. […] following is a translated excerpt from Elena Martín’s original post on Idealist’s Spanish language site, […]


Add Your Comment

¿Quieres ver tu foto en los comentarios?Haz clic aquí para actualizar tu foto en Gravatar.