¿Voluntariado internacional o neocolonialismo?

voluntariado_inter

¿Voluntariado internacional o neocolonialismo?

El interés creciente por el voluntariado internacional cuenta con sus voces a favor y en contra. Entre estas últimas, un punto de vista nos hizo reflexionar: ¿los viajes de voluntariado sirven para acercar o separar culturas?

En el mundo de la solidaridad nos encontramos con el que puede y está dispuesto a ayudar, y por otro lado, con el que necesita. En el caso del voluntariado internacional esta dualidad adquiere otra dimensión en la que queremos destacar dos puntos interesantes:

  • Por un lado encontramos a menudo como no  son las poblaciones a las que se va a servir las que deciden qué es lo que necesitan. Existen programas diseñados a veces desde organismos internacionales de renombre, que se llevan a cabo sin tener en cuenta estas necesidades, basando el trabajo en lo que se supone que las personas de esa comunidad necesitan a menudo sin realmente haber involucrado a la comunidad en estas decisiones.

  • Del otro lado, y por parte de las comunidades o países receptores, encontramos a veces la creencia de que los voluntarios por el hecho de ser en muchos casos occidentales, ya son expertos. En algunos casos esto no deja de ser cierto, pero ¿es esta afirmación siempre certera?, no necesariamente.

En realidad entonces, mirando estos dos puntos de vista, encontramos que si bien uno de los objetivos del voluntariado internacional sería el generar lazos, estas creencias lo que hacen es potenciar más la idea del diferente, del otro separado de mi.

Tanto es así que algunos incluso hablan del término ‘neocolonialismo solidario’, una curiosa posición de poder que los países “desarrollados” adoptan al participar en procesos de ayuda de países en vías de desarrollo. Esta perspectiva puede ser tan poco afortunada entonces como el hecho de que quien recibe se vea asimismo en una posición donde no mira al otro de igual a igual, sino que más bien se ve mirando al otro de abajo a arriba.

En definitiva, el fascinante mundo de las creencias, suposiciones, contextos… continúa a menudo mucho más arraigado de lo que parece a primera vista. Sin embargo, no será hasta que no dejemos prejuicios y creencias de lado y seamos capaces de mirarnos de igual a igual, que podremos de verdad hablar de lazos culturales en lugar de ataduras mentales que más que juntarnos, nos separan.

Y tú, ¿en qué medida crees que el voluntariado internacional facilita el intercambio de culturas de igual a igual, en lugar de perpeturar las diferencias?

Tags: , , ,





Add Your Comment

¿Quieres ver tu foto en los comentarios?Haz clic aquí para actualizar tu foto en Gravatar.